Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-05-2009

Realizado con orgullo y motivado por el miedo
El segundo ensayo nuclear de Corea del Norte

Manuel Garcia, Jr.
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El Servicio Geolgico de EE.UU. detect un evento ssmico de magnitud 4,7 a las 00.54 tiempo medio de Greenwich el 26 de mayo en Hwaderi, cerca de la ciudad de Kilju en la provincia Harnkyung del Norte en la Repblica Democrtica Popular de Corea (Corea del Norte, RDPC) a 10 kilmetros bajo la superficie. La naturaleza de las seales ssmicas indic que es la segunda prueba nuclear realizada por la RDPC, y que el rendimiento del artefacto fue entre 10 kT y 20 kT, (kT kilotoneladas de poder explosivo de TNT, 1 kT = 4.184 x 10 elevado a la potencia de 12 Joules). La bomba de Hiroshima tuvo 13 kT y la de Nagasaki 21 kT. La RDPC tambin realiz tres ensayos de misiles de corto alcance el mismo da, unas pocas horas despus de su detonacin nuclear.

El ltimo prrafo resume los hechos pblicamente disponibles sobre el ensayo nuclear nmero 2 de la RDPC (vea notas 1 y 2 para informes noticiosos). El comentario sobre el significado de este ensayo fue escrito en realidad hace 3 aos, con ocasin del ensayo nuclear nmero 1 de la RDPC el 9 de octubre de 2006 (vea notas 3 y 4).

Mi comentario de 2006 todava vale porque ni los objetivos polticos de EE.UU. y de las potencias nucleares del Consejo de Seguridad, ni los temores de la dirigencia de la RDPC han cambiado desde 2006. En los trminos ms simples, el capitalismo mundial bajo la direccin de EE.UU. quiere que los norcoreanos desmantelen su Estado, la RDPC, e integren su economa y su fuerza laboral a las de una expandida Repblica de Corea (Corea del Sur) de manera similar a la disolucin del Estado comunista alemn oriental (Repblica Democrtica Alemana, 7 de octubre de 1949 al 3 de octubre de 1990). La poltica exterior de la RDPC, de la cual forman parte sus armas nucleares y sus programas de misiles balsticos, se orientan a combatir la amenaza existencial a la elite gobernante de la RDPC.

Primero, consideremos algunos de los aspectos fsicos del ensayo No. 2 de la RDPC.

Un rendimiento de hasta 20 kT es claramente un xito e indica la verificacin de un diseo de un sistema de implosin (descontando la posibilidad de un ensamblaje de tipo can como en la bomba de Hiroshima). Supongo, pero no lo s, que esta bomba es un artefacto experimental que no es ni suficientemente compacto ni liviano, ni suficientemente robusto, para ajustarse a las limitaciones de carga y de espacio del delgado cuerpo de un misil, y para resistir las fuerzas de aceleracin necesarias para la ojiva nuclear de un misil balstico. Cualquier programa orientado a ese objetivo requerir otro ensayo (tal vez en unos tres aos?) de un embalaje militarizado del pit (el centro nuclear y su embalaje de altos explosivos) probado hoy.

La sorprendente profundidad del entierro a 10 km probablemente asegure la contencin total de la radioactividad del ensayo de la RDPC. Las pruebas subterrneas de EE.UU. se ubicaban a menudo a entre 0,3 km y 0,5 km. Por la rpida atenuacin de las partes de alta frecuencia de una seal elctrica con su desplazamiento por un cable, el programa nuclear de EE.UU. dise sus tests subterrneos con la mnima profundidad necesaria para asegurar la contencin, a fin de tener la mxima fidelidad posible de los sistemas de deteccin y registro que transmitan y almacenaban datos experimentales de sensores cercanos al artefacto. La optimizacin de la profundidad para lograr fidelidad de las seales requera un acomodamiento sofisticado de obturadores y relleno para sellar el tnel de emplazamiento. Me pregunto si el programa de ensayos de la RDPC se da por satisfecho con simples datos de baja fidelidad (el ms simple es la sensacin de un terremoto artificial), o si tiene una alcoba subterrnea con equipos de grabacin de alta fidelidad en una caverna cercana al punto de detonacin. Puede ser que la RDPC haya querido evitar el espionaje por satlites de inteligencia de EE.UU., por lo que enterr toda la operacin de ensayo. Tambin es posible desacoplar parcialmente de la tierra circundante la fuerza de una explosin enterrada, colocando la bomba en el centro de una cavidad mayor; esto transmitir una seal ssmica ms dbil, y podra engaar las mediciones de rendimiento de potencias extranjeras.

Evidentemente, los cientficos del programa nuclear de la RDPC evaluaron los datos de su ensayo de octubre de 2006, hicieron nuevos clculos, indudablemente construyeron nuevos sistemas para pruebas hidrodinmicas (perfeccionando la dinmica de la implosin de metal pesado impulsada por altos explosivos qumicos), y se decidieron por un diseo que produjo un rendimiento considerable. Es igualmente obvio que desde 2006 su programa de materiales nucleares pudo producir suficiente material fisible de grado de armas para por lo menos un nuevo artefacto (tal vez 10 kg), y probablemente varias veces esa cantidad.

En general, es evidente que ahora la RDPC es un miembro hecho y derecho del club de las armas nucleares. La reaccin ms honesta del Consejo de Seguridad de la ONU, y de las principales potencias mundiales sera decir: felicitaciones!

Ahora, especulemos sobre las consecuencias polticas.

La RDPC ha hecho la declaracin ms clara posible de que la mejor defensa contra la dominacin por potencias superiores es el armamento nuclear. El mayor cuidado con el que EE.UU. y las potencias nucleares del Consejo de Seguridad tratan a la RDPC confirma ese argumento. Al considerar las situaciones de Palestina, Iraq e Irn, la mayor parte del resto del mundo tendr que admitir la validez del argumento.

La poltica de EE.UU. es alentar a otras naciones a acatar los trminos del Tratado de No Proliferacin Nuclear y renunciar a armas nucleares mientras dicho pas se excepta de l; esencialmente desrmense para que podamos gobernar con ms facilidad. La posicin de la RDPC es un rechazo de la poltica de EE.UU., y un custico ejemplo de rebelin que apela al resto del mundo.

Otro aspecto de la poltica de armas nucleares de la RDPC es que representa una advertencia a sus vecinos cercanos de que no piensen en colonizarla. Este mensaje se dirige particularmente a Corea del Sur, vista como extensin del capitalismo de EE.UU., y a Japn. Todava viven coreanos que recuerdan haber sido brutalmente esclavizados por Japn imperial, que anex por la fuerza a Corea entre 1910 y 1945. An ms coreanos recuerdan la guerra de 1950 a 1953 entre China y EE.UU. sobre su pennsula. Las vctimas de esa guerra en las fuerzas anticomunistas dirigidas por EE.UU., fueron 474.000; las bajas mortales combinadas para las fuerzas chinas comunistas y norcoreanas fueron de entre 1,19 y 1,58 millones; y la cantidad total de civiles coreanos muertos o heridos es calculada en 2 millones (5).

Actualmente, Japn contraataca diciendo que podra tener que producir sus propias armas nucleares (dentro de un ao!) para contrarrestar las de la RDPC, y Corea del Sur emiti declaraciones parecidas para calmar preocupaciones interiores sobre los eventos nucleares en el norte. Hay pocos motivos para temer una agresin de la RDPC. Si alguna vez llegara a tener la posibilidad de lanzar unas pocas ojivas nucleares hacia Corea del Sur, Japn y hacia bases y flotas de EE.UU. en el Pacfico, semejantes ataques aseguraran la rpida destruccin de la elite de la RDPC mediante acciones de represalias de las fuerzas militares ms modernas del planeta. No se necesitaran armas nucleares para hacerlo: olas de misiles, guiados por GPS, con ojivas de altos explosivos convencionales, seguidos por bombardeos areos con sistemas de gua semejantes erradicaran a la nomenclatura de la RDPC y toda su infraestructura militar. Tambin es muy probable que misiles lanzados por Corea del Norte fueran inmediatamente detectados por radares y satlites de EE.UU. y naciones aliadas, y derribados por misiles antimisiles (el equivalente actual del fuego antiareo lanzado en la Segunda Guerra Mundial). Es ms probable que semejantes defensas sean efectivas contra misiles de largo alcance ya que hay ms tiempo para reaccionar. La dirigencia de la RDPC sabe por su propia historia que la accin militar dirigida por EE.UU. no tiene consideracin por la prdida de vidas coreanas, de modo que es totalmente consciente de que su arsenal nuclear no es ms que una estratagema limitada estrictamente al juego diplomtico sin llegar a una verdadera guerra.

Por lo tanto qu espera ganar la dirigencia de la RDPC al blandir armas nucleares? El ms profundo deseo de la dirigencia de la RDPC es el de todas las elites en cualquier parte: una garanta a largo plazo de su posicin privilegiada dentro del campo sereno de su dominio. La RDPC quiere interactuar con el resto del mundo de un modo que sustente la existencia fsica y econmica de su Estado, pero sin introducir ninguna idea o fuerza social que debilite el control por la dirigencia de la RDPC, y la fidelidad de la poblacin hacia esa dirigencia. Evidentemente, el actual rgimen de la RDPC es escptico respecto a que pueda seguir el ejemplo chino de introducir una forma dirigida por el Estado de capitalismo mientras mantiene el control ideolgico y suficiente obediencia popular, por lo que se resiste a permitir que la poblacin tenga una exposicin ms amplia a influencias extranjeras. El arsenal nuclear de la RDPC es el equivalente de un muro de 3,3 metros de alto, cubierto de trozos de vidrio, que rodea una propiedad protegida por perros de presa. Es un escudo construido con orgullo y motivado por el miedo.

Lamentablemente, instar a la dirigencia de la RDPC a involucrarse en el desarme nuclear es equivalente a instarla a disolverse; la naturaleza de su frgil estructura de poder no podra resistir los efectos corrosivos de las fuerzas psicolgicas, culturales y econmicas del capitalismo mundial. Lo sabe, de ah su obsesiva lnea defensiva actual. La poltica ms humana hacia la RDPC sera dejarla sola. Con el pasar del tiempo, si no es acosada ni provocada, reducir lentamente muchos de sus temores. Una vez que sean razonablemente disminuidas las aprehensiones de la RDPC, porque ya no es presionada y urgida a ajustarse a una agenda capitalista extranjera, es probable que la sociedad de la RDPC se desarrolle hacia ms armona con el consenso mundial sobre numerosos temas. Una tal poltica denotara respeto por la integridad de otra sociedad y no interferencia. No es definitivamente la poltica con la mayor esperanza de rendimiento de la inversin (ROI) ni la retribucin ms rpida, pero es la poltica con la menor probabilidad de daar al pueblo coreano y a sus vecinos. Hay que imaginar la posibilidad de llegar al desarme nuclear como consecuencia inevitable de la obsolescencia de las armas nucleares: ya no seran mantenidas y se corroeran porque sus dueos habran pasado a tener otras actividades.

Internacionalmente, un respeto paciente terminar por ablandar el orgullo temeroso de un Estado que en lo dems no es agresivo. La solucin real a la proliferacin nuclear es la expansin de la justicia social y econmica dentro de nuestras propias naciones, porque las armas nucleares son sobre todo un sntoma de la guerra econmica de clases combinada con racismo. Que el pueblo de Corea del Norte se ocupe de su elite econmica, y nosotros reformemos la nuestra; y de esa manera podemos eliminar las armas nucleares extradas del trabajo colectivo popular por nuestras diversas ambiciosas y parasticas clases gobernantes.

----------

Manuel Garcia, Jr., ex fsico en el Lawrence Livermore Nuclear Laboratory, puede ser contactado escribiendo a: [email protected]

Notas

[1] http://news.bbc.co.uk/2/hi/asia-pacific/8066615.stm

[2] http://news.bbc.co.uk/2/hi/asia-pacific/8067438.stm

[3] http://www.counterpunch.org/garcia10172006.html

[4] http://www.counterpunch.org/garcia10192006.html

[5] http://en.wikipedia.org/wiki/Korean_War

http://www.counterpunch.org/garcia05262009.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter