Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-05-2009

Cuba: Homofobia y los nuevos mercenarios

Carlos Antonio Ramrez
Rebelin


 El trabajo realizado por el Centro Nacional de Educacin Sexual (CENESEX) ha ocupado en numerosas ocasiones los titulares de las noticias de los principales medios de prensa internacionales desde el ao 2004. El seguimiento detallado de estas noticias y ser testigo presencial de las actividades desarrolladas por el centro dirigido por Mariela Castro Espn me permiten decir, como ciudadano comn, que aprecia un crecimiento en madurez del tratamiento del sensible tema de la homofobia en Cuba, asunto que por fin se asoma a los discursos pblicos de nuestra sociedad.

La conmemoracin en 2007 del Da Internacional contra la Homofobia, con un cine debate en el cine 23 y 12 despus de la proyeccin del filme Boys dont cry, basado en la desgarradora historia real del asesinato de un transexual masculino, result un primer intento -exploratorio quizs- de comenzar a hablar seriamente sobre homofobia fuera de los contextos acadmicos y cientficos.

La parada se subi, a niveles nunca antes visto en la historia de Cuba, en mayo de 2008, cuando se celebrara la primera jornada cubana de lucha contra la homofobia. La audacia con que el equipo liderado por Mariela logr unir esfuerzos de personalidades de la cultura, instituciones juveniles entre ellas la Unin de Jvenes Comunistas-, la Fundacin Ludwig, el Centro de Prevencin de las ITS-VIH/Sida conllev al apoyo gubernamental y del Partido Comunista a la propuesta expuesta entonces: eliminar todos las formas de discriminacin por orientacin sexual e identidad de gnero. En ese mismo ao se producan dos hechos fundamentales con repercusin en las polticas sociales: la firma de una resolucin del Ministerio de Salud Pblica que estableca todos los procedimientos para atender a las personas transexuales, incluyendo la ciruga de cambio de sexo y la firma por el gobierno cubano de la Declaracin de Naciones Unidas que condena todas las formas de discriminacin hacia las personas homosexuales y transexuales.

Todo esto ha provocado algo de revuelo. Hacia lo interno, estos avances, a mi modo de ver, enfrentan muchas resistencias, incluso en personas revolucionarias, profesionales, con pensamientos de avanzada y progresistas. Lo interesante es que se discute como nunca antes y el discurso homofbico en general no est cargado de tintes polticos ni ideolgicos como en pocas pasadas. La gente va ms a la esencia del problema y se escucha cada vez ms aquello de que no soy homofbico pero quiero que me respeten, que mantengan ese asunto la homosexualidad- en privado.

El revuelo se aprecia tambin en zonas ms oscuras del acontecer nacional e internacional, pero las razones son otras. En 2007, el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Amrica, incluy en su reporte anual sobre Derechos Humanos el acoso policial hacia los homosexuales y travestis que se renen todas las noches en el malecn habanero. Ese mismo ao se public por algunos blogs y sitios webs anticubanos la creacin de la organizacin Movimiento de Liberacin Homosexual Cubano en la barrida de Lawton.

En Junio de 2008, un mes despus de la exitosa celebracin de la Jornada contra la homofobia en el Pabelln Cuba donde asistieron miles de personas homosexuales y travestis; la organizacin Unity Coalition of Florida, asentada en Miami, distribuy por correo electrnico una nota en la que convocaba a realizar una Marcha por el Orgullo Gay desde el Parque del Quijote, hasta el Ministerio de Justicia. Segn la nota, que an circula por el ciberespacio, entregaran una serie de demandas de los homosexuales cubanos en la sede de ese Ministerio. Los manifestantes, representaban a seis organizaciones que de pronto aparecieron de la nada, participaran en un concierto en una sede diplomtica en La Habana. El lector inteligente no necesita que se le especifique cul.

La frustrada payasada nunca fue marcha, tampoco conga- solo termin con la asistencia de dos manifestantes, que palidecan ante ms de 20 periodistas de los medios de prensa internacionales. El modus operandi es harto conocido: aparentan formar parte de un movimiento espontneo de la sociedad civil cubana que es reprimido violentamente. Sin embargo, la realidad es bien distinta: reciben dinero por servir a grupos aupados por una nacin extranjera, lase entonces, mercenarios.

Resulta curioso, por ejemplo, que uno de los (homo?) mercenarios sea el personajillo Aliomar Janjaque Chivs, ahora presidente de un engendro llamado Fundacin LGBT Reinaldo Arenas In Memoriam. En 2007, Janjaque apareca en un sitio web contrarrevolucionario como miembro del Bur de Informacin Juvenil, Coalicin Juvenil Martiana. Su travestimo reciente perdonen los travestis quienes son sin dudas personas dignas- hacia el activismo por la liberacin homosexual es muestra de que cumple orientaciones del organismo superior , quien sabe si con doble sueldo. Tambin participa de esta farsa el tristemente clebre c amajn, Elizardo Snchez, quien sigue con la misma tontera sosa de opinar sobre temas de los que no conoce y que siempre deja el beneficio de la duda por sus oscuros antecedentes, al hacerse pblica su condecoracin por la Seguridad del Estado Cubana por sus inestimables servicios, hace ya algunos aos.

La celebracin de la 2da Jornada contra la Homofobia result superior en la calidad de los planteamientos, donde cientos de personas llamaron la atencin nuevamente hacia la necesidad de crear espacios para que las personas homosexuales y travestis puedan socializar. El comportamiento de algunos agentes del orden hacia las personas homosexuales y travestis se seal como un problema que requiere una revisin urgente, pues es violatorio de las leyes cubanas. All tambin se critic la pobre cobertura que los medios nacionales hicieron de la Jornada, que en este ao es parte de una campaa sistemtica que incluye debates en las Universidades. Esta resistencia a favorecer la educacin en estos temas le cede espacios a estos grupsculos contrarrevolucionarios, que persiguen la confrontacin poltica para boicotear los esfuerzos que se vienen realizando.

Estos burdos mercenarios han encontrado recientemente quien les publique sus diatribas. La espaola Carla Antonelli, activista transexual, quien fuere notoria por pertenecer al rea transexual del PSOE y lograra, despus del triunfo de Zapatero muchos avances en el reconocimiento de los transexuales en su pas, contina administrando un Diario Digital de Informacin Transexual, a travs del cual le ha dado espacio a estos personajes. Despus de abandonar, segn ha dicho, el activismo poltico y dedicarse por entero a la actuacin, publica con una inmediatez asombrosa, lo que otros sitios, quizs ms cuidadosos, ticos y serios no se molestan en incluir en sus pginas. Claro, ella tiene el legtimo derecho a publicar lo que desee, slo que con su actitud de vocera ojala que sea inconsciente- daa el trabajo que se realiza en Cuba a favor de las minoras sexuales y sobre todo de la mayora del pueblo cubano que necesita educarse en los temas de la sexualidad.

El artculo del periodista Michel Suarez, radicado en Espaa y publicado en Cubaencuentro y en el Diario Transexual de Carla, est plagado de mentiras reportadas por estos mercenarios. No me explico cmo fue posible arrestar a 60 personas en la Playa del Chivo lugar que queda muy cerca de mi centro de trabajo- un da tan muerto en actividad como un martes y no se arrestara a cientos de gays, lesbianas y trans, que se encontraban en la playa Mi Cayito -all estaba yo- un da despus de la celebracin de la Jornada. En fin, ms de lo mismo. Una accin pblica notoria y a continuacin una pataleta de estos grupitos para cobrar sus honorarios.

Espero que no se atrevan a aparecer en eventos multitudinarios como el del Da 16 de Mayo. La reaccin del pblico fue apotesicamente favorable al aplaudir frenticamente a uno de los participantes en el debate que coment sobre los sucesos del Quijote y dijera que no necesitamos que nadie desde el exterior nos tiene que venir a decir lo que tenemos que hacer para avanzar en el reconocimiento de nuestro derechos. Tiempo al tiempo, ya veremos quienes ocuparn los espacios donde se hace Revolucin de verdad.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter