Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-05-2009

Las complicidades de lvaro Uribe y Felipe Caldern

Gilberto Lpez y Rivas
La Jornada


Los crmenes de Estado de lvaro Uribe siguen causando vctimas, con la complicidad de quien ocupa ilegtimamente el Poder Ejecutivo en Mxico, Felipe Caldern. Las amenazas de extradicin a Ecuador de Luca Morett lvarez y la detencin ilegal del socilogo colombiano Miguel ngel Beltrn Villegas cuando realizaba trmites migratorios, y su expulsin inmediata a Colombia, son dos sucesos ms que lamentar de la cadena que se inicia con la accin militar del gobierno colombiano en territorio ecuatoriano el primero de marzo de 2008, en la que fueron asesinados, adems de Ral Reyes y sus compaeros de armas, cuatro estudiantes mexicanos.

lvaro Uribe se responsabiliz pblicamente de este hecho violatorio del marco jurdico internacional y el que rige los actos de guerra y el derecho humanitario, sin que hasta la fecha se le finquen cargos por este y los innumerables crmenes de lesa humanidad cometidos contra el pueblo de Colombia, como los denunciados en esta columna sobre los cientos de ejecuciones extrajudiciales, mal llamadas falsos positivos (La Jornada, 21 de marzo de 2009).

Paradjicamente, Luca Morett, herida gravemente en ese bombardeo, es inculpada en un juicio de extradicin por Wirmar Gonzabay Prez, agente fiscal del distrito Sucumbos, y Orellana, del Ministerio Pblico de Ecuador (fallecido en una zona de tolerancia de Lago Agrio, vctima de un paro cardiaco), por el delito contra la seguridad del Estado, sin que hasta la fecha se conozcan acusaciones y trmites judiciales similares en contra de los militares colombianos y su comandante en jefe, lvaro Uribe, quienes son los delincuentes confesos de la incursin en territorio ecuatoriano. El juez local de la provincia asimismo dict una orden de llamamiento a juicio en contra de Luca. La larga mano de Uribe llega al aparato judicial ecuatoriano, tan sospechosamente sesgado que responsabiliza a las vctimas y no a los victimarios; pero tambin llega a Mxico, cuyo gobierno no ha condenado el homicidio de esos jvenes estudiantes que desarmados y sin uniforme se encontraban en el campamento, y cuyo presidente se dispone a visitar Colombia para ser recibido como un hroe de la lucha contra el terrorismo.

Los padres de esos estudiantes afirman en carta a Felipe Caldern, fechada el primero de marzo de este ao: Mltiples ataques e infundios se han manejado para desprestigiar a nuestros hijos asesinados y a Luca como testigo, pretendiendo con ello desviar la responsabilidad que los asesinos tienen por los delitos cometidos. Categricamente reiteramos, nuestros hijos ingresaron y transitaron legalmente por Ecuador. Su visita como civiles en un campamento de las FARC no constitua ningn delito. Eran jvenes entusiastas, interesados en conocer los procesos sociales latinoamericanos. Su derecho a realizar investigaciones acadmicas in situ fue reivindicado por autoridades, profesores, trabajadores y estudiantes de la UNAM. Se destaca en este documento la negativa de Patricia Espinosa y el titular del Ejecutivo federal a recibir a los padres, no obstante la gravedad de lo sucedido y los diversos documentos enviados sobre la masacre de Sucumbos. Se sealan la falta de una defensa efectiva para los mexicanos vctimas de delitos en el extranjero y el nulo inters del gobierno de Caldern para que los culpables materiales e intelectuales de los homicidios de mexicanos sean juzgados. Tambin se hace un enrgico extraamiento a que la investigacin de las autoridades mexicanas se ha centrado en los jvenes y sus acciones, y no en la incursin extraterritorial colombiana. Se denuncian el carcter persecutorio del interrogatorio de la Procuradura General de la Repblica (PGR) a Luca Morett y los dos procesos penales abiertos contra ella y otros ciudadanos sin pruebas ni fundamentos. Sobre todo, se demanda que el gobierno mexicano no otorgue la extradicin de Luca Morett, con base en el artculo 3 del tratado de extradicin entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno de la Repblica de Ecuador, que es muy claro en negar dicho acto si existen razones fundadas para considerar que una solicitud de extradicin ha sido formulada con el propsito de perseguir o castigar a una persona por motivos de su raza, religin, nacionalidad, creencias polticas o cualquier otro tipo de discriminacin prohibida por la legislacin interna de cada una de las partes, as como por los tratados internacionales vigentes para ambas partes. Luca es perseguida por sus creencias polticas en favor de la solidaridad entre los pueblos de Mxico y Colombia y en defensa de los derechos humanos de los colombianos violentados gravemente por lvaro Uribe Vlez.

Convenientemente, los aparatos de inteligencia colombianos encontraron en la ya legendaria computadora de Reyes todo un expediente contra Miguel ngel Beltrn Villegas, maniobra que con precisin el editorial de nuestro peridico del 24 de mayo califica de montaje elaborado por la administracin uribista. Ahora se tratar de relacionar a este peligroso terrorista con Luca Morett y con otros mexicanos y extranjeros de la supuesta red internacional de la guerrilla colombiana, acadmicos, intelectuales y activistas que han manifestado desde nuestro pas posturas crticas hacia el gobierno uribista y que podran, por tanto, estar incorporados en la lista negra de Bogot (Ibid.).

Apoyo a Luca Morett y a la negativa de su extradicin; a los padres de los estudiantes masacrados en Ecuador. Indignacin por la obsecuente complicidad de Felipe Caldern y su gobierno con Uribe Vlez en la detencin y expulsin de nuestro colega Beltrn Villegas, a quien envo un saludo solidario. Alto a las agresiones a la Universidad Nacional Autnoma de Mxico.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2009/05/29/index.php?section=opinion&article=024a1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter