Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-05-2009

Repblica Dominicana
No a la cementera! Salvemos Los Haitises: un eco necesario

Julio Mieses


Los Haitises es la zona ms importante para la acumulacin de agua en el pas. El Parque Nacional se encuentra en territorios de Saman, Hato Mayor y Monte Plata que convergen en un espacio natural que posee cavernas y forma ros subterrneos que proveen alrededor del 40% del agua que consumimos los dominicanos y aporta agua para la agricultura y ganadera de Monte Plata y San Pedro de Macors. Adems cuenta con el 70% del agua potable subterrnea en Repblica Dominicana.
Actualmente se discute el hecho de que se plantea construir una cementera prxima al territorio del parque. Expertos plantean que el funcionamiento de la cementera y minera afectar cinco kilmetros cuadrados de zona rica en cavernas y sumideros que originan lagos y corrientes en la zona donde nace el ro Socoa, que aporta al Ozama.
El parque est protegido por la Ley 64-00, que protege los lugares de nacimientos de ros y cavernas. Se considera una injusticia que una zona de amortiguamiento y de recursos hdricos que en un futuro podrn ser del provecho para el pas ante el agotamiento de otros recursos, se plantee construir una cementera que afecta el entorno natural del parque.
Adems, luego de que se ha trabajado para desalojar personas que cultivaban en el rea protegida, se otorga con tanta facilidad un terreno a una empresa privada, lo cual constituye una violacin moral y tica al derecho a la vida, y no me refiero al aborto, sino que cuando afectamos un espacio que es el sostn de la vida en un territorio estamos poniendo en riesgo el desarrollo de especies y la sanidad de los recursos acuferos que podemos ingerir.
El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Jaime David Fernndez Mirabal, autoriz la instalacin de la Cementera de Los Estrella en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Los Haitises y ha defendido el proyecto porque segn los del Consorcio Minero Dominicano utilizarn tecnologa verde certificada y todos sabemos que la tecnologa verde para la produccin de cemento no es cero emisiones.
Los peligros que enfrenta la zona de los Haitises son muchos:

1. Es la reserva de agua potable subterrnea ms importante de Repblica Dominicana y tiene de 15 a 20 mil cavernas que funcionan como almacenes del agua que suple ros, arroyos, y lagunas.:

2. Zona arqueolgica: se encuentra en una zona donde no se ha explorado totalmente las posibles cuevas de los aborgenes y algunas ya se encuentran descubiertas.

3. Las altas emisiones de CO2 que produce una cementera podra hacer que no llueva el alrededor de 280 das al ao que llueven en los Haitises.

4. Dentro de la zona donde se plantea construir la cementera existen mogotes y adems el agua subterrnea tiene posibilidades de ser contaminada en la explotacin minera.

Los empresarios propietarios del proyecto se han encargado de difamar a los ecologistas que han acampado en el lugar de construccin de la cementera hasta pagndole a gente para que los acuses de actos delictivos en Gonzalo, la comunidad cercana al lugar. Esto se debe a que los Estrella, propietarios del proyecto, poseen un peridico de nombre El Caribe y CDN un canal de noticias de mucho reconocimiento en el pas.
Es as como los empresarios que siempre quieren ms y ms han llegado a corromper medios de comunicacin, campesinos para que acusen a los ecologistas y han llevado al ms grande peligro a la reserva ms importante de agua que tiene el pas y que podra servir para generaciones futuras.
Qu es lo que les queda a los dominicanos? Qu le queda a un pas corrompido por oligarcas y sectores que apoyan inversiones de este tipo para promover los suyos de por medio? Y la iglesia catlica que nunca se queda afuera, con el Monseor Agripino Nuez Collado en la rueda de prensa acompaando a los empresarios en la presentacin del proyecto
Es de esperarse que el ambiente sea protegido de forma activa y el inters de las personas que se preocupan por el medio ambiente, se contraponga a los intereses clientelistas y polticos a favor de la destruccin de las reas protegidas que tiene nuestro pas que es uno de los puntos claves de biodiversidad el planeta.

Una oligarqua depredadora en los Haitises. Despidindome de la Cueva de Gumersindo.   Una oligarqu[ia depredadora en Los Haitises. Despidindome de la cueva de Gumercindo

Por Ftima Portorreal.


En una visita reciente al poblado de Gonzalo me enfrent al panorama ttrico de lo temible: dos humedales sucumben y un nuevo manantial aflora producto de las perforaciones de las retroexcavadoras que rompieron el nivel fretico en el centro donde actualmente estn trabajando en pos del desarrollo y del progreso de los Haitises. A qu nos enfrentamos hoy?, a un informe ambiental que rechaza el proyecto y un estudio de impacto ambiental que tal parece nos muestra que slo es un paraje yermo, pues as lo comentan las autoridades estatales pertinentes.
Conozco a los/as tcnicos/as que realizaron el estudio y hasta hoy reconozco su seriedad. No han permitido el acceso al documento, pero qu realmente pas con el estudio?; presentaron un anlisis ambiental de alternativas?, se logr realizar un buen anlisis de interesados que muestre a los distintos actores que forman parte del conflicto, tomando en cuenta inclusive a los/as ambientalistas de la zona y los que estn fuera del rea?. Se evalu el impacto arqueolgico y espeleolgico de la zona?. Son muchas las interrogantes que cualquier ciudadana se hace en tales circunstancias sobre todo cuando presenciamos la envergadura del conflicto.
Indagando en el Museo del Hombre Dominicano, pregunt a su Director Juan Rodrguez si los consultores ambientales que realizaron el estudio referido informaron sobre el arte rupestre en la cueva de Gumersindo y otras reas de inters arqueolgico que se encuentra muy cercana al proyecto de la cementera en Gonzalo. Su respuesta fue contundente: m pregunta fue la que le inform de la situacin!. Sorprendida no estoy, por la forma de cmo se han manejado las autoridades al respecto del conflicto.
Estamos presenciando mltiples violaciones a los reglamentos y procedimientos establecidos. Con la destruccin de la Cueva de Gumersindo se estara violando la Ley No 564, la que designa al Museo del Hombre Dominicano como el nico que est facultado para realizar cualquier estudio si as aparecieran restos arqueolgicos. Tambin se viola el artculo 101 de la Constitucin vigente, la ley 41-00 que crea la Secretaria de Estado de Cultura y la ley No 64-00 que protege las cuevas en reas protegidas.
Se descalabra el sistema de reas protegidas? O es una nota ms de un acorde incongruente de las autoridades. Ahora la famosa cementera se llevar consigo la Cueva de Gumersindo para hacernos olvidar la memoria histrica de nuestros ancestros.
Tal parece que los Haitises no solo es una cuestin de pajaritos o hierbas que se mueven tras los pasos del desarrollo. Qu le pasa a la vieja y rancia oligarqua dominicana?, tambin nos quieren quitar el canto del Inriri (carpintero) en los pramos de Gonzalo y tierras aledaas de los Haitises. Tenemos antecedente de daos a cavernas, del mismo consorcio que pretende saltar en pedazos la caliza de los Haitises, pues explota este recurso en la zona del El Pomier. Ya se dao la Cueva Furnia No. III, la cual qued fuera del polgono de proteccin por los daos que sufri tras la explotacin minera.
Aqu va una pelota ms a la canasta de Leonel Fernndez Reina. Acompaados estarn los oligarcas de la cementera por 12 petroglifos antropomorfos de 26 y 8 centmetros de alto, una pictografa en negro ornitomorfa (representacin de un ave) que se encuentra a 12 metros de la boca Oeste y otras todava no estudiadas (Domingo Abreu, 2009). Ni la presencia de los indios se qued fuera del juego, como tampoco las golondrinas de cuevas (Petrochelidon fulva), los murcilagos, los guabas (Amblipgidae sp) y las araas.
Se escuchar ahora el mayohuacan (tambor arawaco)! para anunciar los areitos de protesta. Llamo a Uxmatex (Cacique de los Haitises), Caonabo, Enriquillo, Anacaona y espero que nos de la mano, la Diosa Guabancex (huracn) para que aletee sobre los cimientos de la cementera. Qu dice usted seor ministro, perderemos la Cueva de Gumersindo?.
antroploga

*La autora es Arqueloga y Miembro del Consejo de Ancianos/as Guabancex, Viento y Agua.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter