Portada :: Ecologa social :: Agua, el oro del siglo XXI
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2009

Colombia
El agua, un derecho o una mercanca?

ngela Castellanos Aranguren
SEMlac


La posibilidad de que los colombianos vayan a las urnas a pedir que la Constitucin Nacional consagre el acceso al agua potable como derecho humano fundamental y que, por tanto, el Estado lo garantice, todava es posible.

El pasado 28 de mayo, la Cmara de Representantes (o Cmara baja) acept la apelacin al texto del referendo aprobado por el legislativo, dado que la letra se apartaba de manera fundamental del originalmente presentado al Congreso y que fuera respaldado por ms de dos millones de firmas.

El texto original, avalado por unas 1.200 organizaciones sociales lideradas por el no gubernamental fondo ambiental Ecofondo, propone que el Congreso someta a referendo un proyecto que consagre el acceso al agua como un derecho humano fundamental; la declare bien comn, as como los ecosistemas que lo generan; ponga fin a la privatizacin del servicio de acueducto y garantice el suministro gratuito de un mnimo vital del lquido a toda la poblacin, sin discriminacin y con equidad de gnero.

El artculo original especifica la equidad de gnero, pues la necesidad del lquido no es igual para hombres y mujeres, como lo explica Lida Posada, de la ONG Vamos Mujer, que integra las organizaciones que respaldan al referendo por el agua.

"Somos las ms afectadas por la escasa provisin del agua, pues conlleva una sobrecarga en el trabajo reproductivo -del que seguimos siendo responsables. Ello implica ms tiempo y, en ocasiones, recorrer largas distancias para acceder al lquido, con el consecuente deterioro en la salud y la disminucin de disponibilidad para participar en otras actividades, como la comunitaria y la recreacin", explic Posada.

Adicionalmente, prosigue Posada, las mujeres deben ser consultadas en las instancias de toma de decisiones sobre el agua pues, adems de ser consumidoras, tambin participan de manera mayoritaria en la gestin de acueductos comunitarios.

Pese a que Colombia ocupa el sptimo lugar en el mundo en cuanto a reservas de agua dulce, de los casi 45 millones de personas que conforman la poblacin colombiana, 14,4 millones viven en riesgo de escasez del lquido, en grados alto y medio alto; y ms de 20 millones registran una situacin de vulnerabilidad alta o muy alta de abastecimiento de agua futura, segn la Defensora del Pueblo.

Adicionalmente, ms de nueve millones no tienen acceso a acueducto y 13,5 no cuentan con alcantarillado.

La campaa por el Referendo por el Agua recogi, durante 2008, ms de dos millones de firmas de apoyo, con las cuales presentaron la iniciativa al Congreso Nacional, a travs de su Comit Promotor del Referendo, compuesto por representantes de los sectores ambientalistas, sindicales, de usuarios de los servicios pblicos, acueductos comunitarios y minoras tnicas.

No obstante, como resultado de los debates en la Comisin Primera de la Cmara, adelantados en 2009, el texto del proyecto sufri cambios que, al decir del Comit Promotor del Referendo, eran sustanciales y equivalan a una negativa.

De acuerdo con un comunicado del Comit Promotor, "los cambios introducidos por la mayora gubernamental excluan el carcter de bien comn y pblico del agua, el derecho humano fundamental al agua potable y la destinacin prioritaria de los ecosistemas esenciales al ciclo hdrico a esta finalidad natural".

"Al tiempo, reducan el mnimo vital a un 'mnimo gratuito', apuntalaban la privatizacin del servicio pblico de acueducto y alcantarillado e introducan una nueva modalidad de aquella, al convertir en privadas las aguas que 'nacen y mueren' en un mismo predio", apunt la declaracin del Centro Promotor.

La reciente admisin de la apelacin implica que el referendo vuelve a empezar su debate desde el texto original. No obstante desde ya, la viceministra de Agua, Leyla Rojas, coment a medios locales que aprobar la iniciativa con el mnimo vital gratuito sera inconveniente para el fisco de la Nacin por los gastos que conllevara.

Rafael Colmenares, director ejecutivo de Ecofondo y vocero del Comit Promotor, explic a SEMlac que el mnimo vital es una medida sealada por la Organizacin Mundial de la Salud y que omitir el adjetivo vital implica que puede ser cualquier cantidad de agua.

"Seguramente el tema del mnimo vital gratuito volver a generar debate. El gobierno se opone no por razones financieras, pues ya demostramos que es viable financieramente, sino porque no es conveniente para los amigos de las privatizaciones, ya que no es lo mismo suministrar agua cuando el lquido es un derecho de la ciudadana, a hacerlo como una mercanca. En el primer caso, se les daa el negocio", afirm Colmenares.

En efecto, la Superintendencia de Servicios Pblicos, durante el pasado debate, objet la provisin gratuita del mnimo vital, afirmando que "sera totalmente inconveniente" para las finanzas pblicas, y agregando que los particulares lograron 90 por ciento de cobertura de acueducto en ciudades donde "se aglomera 70 por ciento de la poblacin".

Ante ello, los promotores del referendo argumentan que, en las tres ciudades ms populosas (Bogot, Medelln y Cali), los prestadores del servicio son empresas del Estado, y que la inversin de recursos privados entre 1995 y 2003 fue de apenas 15 por ciento del total del sistema, mientras 85 por ciento correspondi al presupuesto pblico.

Segn dicha Superintendencia, las cantidades de agua que hoy se subsidian a los segmentos de poblacin de menores ingresos son suficientes, y estima el valor del gasto al ao con este propsito en 1,2 billones de pesos (1.050 millones de dlares, aproximadamente).

Mientras, clculos de los promotores del referendo contenidos en el documento "Es factible un mnimo vital de Agua para las Familias Colombianas", al que tuvo acceso SEMlac, indican que "si se toman recomendaciones mundiales, que establecen el mnimo vital entre seis y 10 metros cbicos mensuales, al multiplicar por estos factores el valor general de la propuesta, se aforara entre 400.000 y hasta 750.000 millones de pesos (entre 187 millones y 351 millones de dlares). En el 'peor' escenario, sera un tercio del clculo de la Superintendencia".

El trmite que debe reiniciar el proyecto de referendo implica pasar por otra Comisin de asuntos constitucionales de la Cmara de Representantes. De acuerdo con los promotores de la iniciativa, esto permitir un debate al margen de aquel generado por el referendo para la reeleccin presidencial por tercer perodo consecutivo.

En este sentido, analistas y periodistas consideraron que el visto bueno del Presidente de la Repblica al texto modificado del referendo por el agua y al proyecto del referendo de hasta cadena perpetua a violadores de menores -en abril pasado-- buscaba hacer coincidir los tres, de manera que ms personas salieran a votar y, por ende, favorecer el caudal electoral requerido para el referendo reeleccionista.

Noticia relacionada:

La lucha por el agua en Colombia



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter