Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2009

Asume Mauricio Funes y rompe con un pasado de derecha
El Salvador empieza a cambiar

Blanche Petrich
La Jornada/Pgina12


En medio de una crisis global como sta, iniciar un nuevo gobierno que representa una ruptura con la derecha histrica del pas significa, por lo menos, entrar en la jaula del tigre que el presidente electo Mauricio Funes, del Frente Farabundo Mart para la Liberacin Nacional (FMLN), se gan en la rifa electoral del 15 de marzo.

Por eso, para poder sobrevivir en el primer ao del nuevo gobierno opin Hctor Silva, ex alcalde de la capital durante dos perodos y que ser uno de los artfices de la poltica social tendremos que hacer como Barack Obama: aterrizar y echar a correr. Sabemos que no tendremos perodo de gracia, necesitamos presentarle al pueblo resultados en un ao.

Lo que s va a tener Funes a sus 49 aos y ocupando por primera vez desde hoy un puesto de eleccin popular, ya que salt directamente del periodismo a la presidencia, es un enorme capital poltico.

La ltima encuesta de aceptacin le dio un porcentaje de 82 por ciento. Es un ndice de popularidad muy poco comn. No lo tuvo Obama, no lo ha tenido en los ltimos aos ningn gobernante latinoamericano. Si lo utiliza bien, lo va a poder invertir para que en el corto plazo la gente nos tenga paciencia y valore los pequeos pasos que demos, agreg Silva.

El equipo de transicin haba anunciado que el viernes se dara a conocer el futuro gabinete, pero finalmente la noticia del da qued en suspenso. Ser, afirma Hctor Silva, un gabinete en que al menos 85 por ciento de nosotros nos sentiramos muy cmodos si nos llaman de izquierda.

Ya se anunci el gabinete econmico, diverso y pluripartidista, en el que Funes busca una mezcla de equilibro y mxima eficiencia, con peso del FMLN en puestos importantes, pero tambin se destacan otros sectores. Por ejemplo, Alexander Segovia ser una especie de superministro en su carcter de secretario tcnico, pero no sale de las filas del FMLN sino de la estructura ciudadana Amigos de Funes.

Por la cuota no militante figura adems el ministro de Hacienda, Carlos Cceres, ex presidente de la Asociacin de Banqueros; Hctor Dada Hirezi, del Partido Socialdemcrata; y Guillermo Lpez, empresario gerente de Pollo Campero que fue ministro en el gabinete de Antonio Saca, quien estar al frente de la administracin de puertos y aeropuertos.

Ellos tendrn que coordinarse con funcionarios de signo opuesto, como Gerson Martnez, nombrado ministro de Obras Pblicas, sector clave para la estimulacin del empleo intensivo. Gerson fue uno de los jefes de los comandos urbanos que dirigieron las operaciones insurgentes en la ofensiva de San Salvador en 1989.

Ese anuncio ya tiene tres das y no hemos recibido crticas negativas. Lo mximo que ha dicho el partido perdedor, Arena, en boca de su lder Alfredo Cristiani, es que habr un comps de espera antes de opinar, dijo el ex alcalde.

Otros nombramientos son comentados extraoficialmente. Por ejemplo, el viceministro electo Leonel Gonzlez, el nico lder histrico que an sigue como dirigente activo en el partido, ser ministro de Educacin, en atencin a su pasado como maestro rural.

Pero el nombramiento ms significativo para marcar los nuevos tiempos que corren en el pas es el de Manuel Melgar, al frente del Ministerio de Seguridad Pblica, posicin estratgica ante la crisis de criminalidad que se vive. Melgar form parte del Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos, una de las cinco formaciones armadas del FMLN, y comand un operativo en la Zona Rosa de esta ciudad, en 1985, en la que se dio muerte a varios marines estadounidenses.

Al conocer anticipadamente este nombramiento, la embajada estadounidense resping y de Washington lleg el consabido veto. Se negoci y se acord. Al final, Melgar va a Seguridad Pblica.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-125911-2009-06-01.html

Funes deber construir el pacto social que El Salvador nunca tuvo

Blanche Petrich

El pollo de la nia Trnsito picotea sus granos en el patio de una casita de tejas en Suchitoto, ajeno a su destino. En breve morir para ofrecer un rico caldo con el que la anciana piensa celebrar, a su humilde manera, la llegada del Frente Farabundo Mart de Liberacin Nacional a la presidencia.

Ella y la nia Chali, amorosas abuelas, prepararon durante la guerra muchos caldos para los compas, aunque fueran de puras hierbas, cuando ambas se convirtieron en el alma de la guerrilla que libr cruentas batallas en el frente de Guazapa. Ser un banquete ntimo, expresin de esperanza que Trnsito comparte con millones de salvadoreos. Lleg el cambio, dice con su boquita desdentada y se pone a llorar.

Eduardo Sancho, que se define como un ciudadano intelectual, ofrece en entrevista su propia interpretacin del motivo que tiene la anciana de Suchitoto para sacrificar su pollo. Este es el momento para que Mauricio Funes pueda construir el pacto social que El Salvador nunca tuvo. Es ahora y es con l. No va a ser fcil que la historia nos regale otro momento como ste.

Sancho ha hablado poco en pblico en los ltimos tiempos. Fue, con su seudnimo Fermn Cienfuegos, fundador del primer ncleo guerrillero en 1972; tras una escisin por la ejecucin del poeta Roque Dalton, comand las Fuerzas Armadas de la Resistencia Nacional, una de las cinco organizaciones militares que conformaron en 1980 el FMLN y despus de construir uno de los ejrcitos rebeldes ms eficaces del siglo XX y llevar al Ejrcito regular asesorado por Estados Unidos a una situacin de empate en el teatro de guerra, particip con el resto de la comandancia nacional en las negociaciones de paz que culminaron en enero de 1992.

En el periodo de la posguerra, sin embargo, su liderazgo se desdibuj. Dentro del FMLN, reconvertido en partido poltico, dominaron las Fuerzas de Liberacin Nacional y el Partido Comunista de Shafick Handal. l y Joaqun Villalobos fueron aislados. l opt por la academia. Villalobos tom el camino hacia la derecha, asesor de lvaro Uribe y del procurador Eduardo Medina Mora, entre otras consultoras. Cienfuegos no deja resquicio de duda sobre su aval a Funes: Darle el beneficio de la duda me parece una posicin mediocre. Lo que hay que hacer es apoyar activamente a este gobierno que, quirase o no, la crisis global obliga a ser de unidad en la prctica.

Hace unos das, el peridico digital El Faro, que representa el producto meditico de la transicin entre la guerra y la paz, defina su interpretacin del momento con un editorial que titul Fin de la postguerra.

Su director, Carlos Dada, comenta que aqu la guerra termin hace 16 aos, un lapso mayor que los once aos que dur el conflicto armado. Pero la retrica blica nunca sali del vocabulario del grupo gobernante, de marcada factura anticomunista, porque durante dos dcadas le dej muy buenos dividendos para descalificar a la oposicin del FMLN como los secuestradores, los que hicieron la guerra, los terroristas.

Viejas herramientas del voto del miedo que en el pasado funcionaron se vieron obsoletas en el actual proceso electoral. Las advertencias del caos por venir que esgrimieron el presidente Antonio Saca y su candidato Rodrigo vila, los empresarios y los medios de comunicacin conservadores ya no sintonizan ni con la sociedad ni con las empresas trasnacionales que dominan la economa salvadorea.

Un buen ejemplo es el mexicano Carlos Slim. Sus intereses empresariales en este pas son importantes y adems simpatiza enormemente con Funes, al grado de que lo ha invitado dos veces a viajar con l en su avin privado. Otro empresario mexicano, Ricardo Salinas Pliego, que como patrn de Funes orden su despido, se ha apresurado a recomponer su relacin con l.

Carlos Dada, periodista e hijo del que ser ministro de Economa Hctor Dada Hirezi, advierte de que Funes tomar el timn en un contexto de triple crisis: criminalidad e inseguridad extremas, crisis econmica y poltica de las fuerzas tradicionales.

Esta ltima ha demolido la imagen de Elas Saca. Su gestin es acusada de corrupcin, hasta el punto de que el ex ministro de Gobernacin y fundador de Arena, Mario Acosta Oertel, revel a El Faro que un grupo del partido evala solicitar que se le retire el ttulo de presidente honorario.

El haber perdido las elecciones despus de tres triunfos sucesivos de su partido ya le cost la direccin de Arena. En su lugar fue nombrado el ex presidente Alfredo Cristiani. A l le toc ser el firmante de los acuerdos de paz, pero en su hoja de servicio tambin consta que, bajo su mandato, murieron los seis sacerdotes jesuitas de la Universidad Centroamericana. Fue el nico mandatario latinoamericano que mand bombardear intensivamente la ciudad capital, una de las ciudades de mayor densidad poblacional del continente. Es, adems, uno de los hombres ms ricos del pas. Perteneciente a las rancia oligarqua cafetalera y algodonera, por cuna y matrimonio, pas al mundo de los negocios y la banca. Fue dueo de Banco Cuscatln, vendido luego a Citibank, y domina el mercado de las farmacias en este pas donde los medicamentos se venden a la poblacin a los precios ms altos de la regin.

A diferencia de sus antecesores, que acataron lo establecido en los acuerdos de paz -que dejan fuera de la disputa poltica a los militares-, Saca permiti que algunos oficiales veteranos de guerra con fuertes intereses econmicos participaran en la campaa electoral en favor de vila.

Pero la crisis del ahora opositor Arena no es la nica. En el FMLN, la administracin de la victoria tambin ha creado tensiones y fricciones. Por lo pronto, como el caldo de la nia Trnsito, en San Salvador hay cohetes y baile en cada barrio.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter