Portada :: Economa :: Especial "El capitalismo cruje"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-06-2009

Estado de parlisis en California, presagio para todo el pas?

Paul Krugman
Visiones Alternativas



Siempre se ha dicho que California es el lugar al que primero llega el futuro. Pero sigue eso siendo cierto? Si es as, que Dios ampare a Estados Unidos. La recesin ha golpeado con fuerza al Estado Dorado. La burbuja inmobiliaria era all mayor que en casi cualquier otro lugar, y el desastre tambin ha sido mayor. La tasa de paro de California, del 11%, es la quinta ms alta del pas. Y por consiguiente, los ingresos del Estado se han resentido.

Sin embargo, lo que es realmente preocupante acerca de California es la incapacidad del sistema poltico para hacer frente a la situacin.

A pesar de la depresin econmica, a pesar de las polticas irresponsables que han duplicado la carga de la deuda del Estado desde que Arnold Schwarzenegger se convirti en gobernador, California tiene unos recursos humanos y financieros inmensos. No debera tener una crisis fiscal; no debera estar a punto de recortar servicios pblicos esenciales y de negar la cobertura sanitaria a casi un milln de nios. Pero as es, y uno tiene que preguntarse si la parlisis poltica de California es un presagio del futuro que le espera a todo el pas.

Las semillas de la actual crisis de California se plantaron hace ms de treinta aos, cuando la inmensa mayora de los votantes aprob la Propuesta 13, una medida electoral que coloc una camisa de fuerza al presupuesto del Estado. Se limitaron los tipos de inters sobre la propiedad, y los propietarios de viviendas se vieron protegidos de los aumentos en sus bases imponibles aunque el valor de sus casas estuviera subiendo.

La consecuencia fue un sistema de impuestos que es tan injusto como inestable. Es injusto porque los propietarios de vivienda ms mayores suelen pagar muchos menos impuestos sobre la propiedad que sus vecinos ms jvenes. Es inestable porque la limitacin de los impuestos sobre el patrimonio ha obligado a California a ser mucho ms dependiente que otros Estados de los impuestos sobre la renta, que caen en picado durante las recesiones.

Sin embargo, es ms grave an el hecho de que la Propuesta 13 ha hecho que sea extremadamente difcil subir los impuestos, incluso en momentos de emergencia: no se puede subir ningn impuesto estatal sin una mayora de dos tercios en las dos cmaras legislativas del Estado. Y la reaccin recproca entre esta disposicin y las tendencias polticas del Estado ha sido desastrosa.

Porque California, donde los republicanos iniciaron la transformacin mediante la que dejaron de ser el partido de Eisenhower y se convirtieron en el partido de Reagan, es tambin el lugar en el que iniciaron su siguiente transformacin, la que les convirti en el partido de Rush Limbaugh. A medida que la marea poltica se ha ido volviendo en contra de los republicanos de California, los miembros restantes del partido se han vuelto cada vez ms radicales, cada vez menos interesados en la labor de gobernar.
Y mientras el creciente extremismo del partido lo condena a una situacin de minora aparentemente permanente (Schwarzenegger era y es una excepcin), el remanente republicano sigue conservando escaos suficientes en la asamblea legislativa para bloquear cualquier medida responsable para atajar la crisis fiscal.

Le suceder lo mismo al pas en su conjunto? La semana pasada, Bill Gross, de Pimco, el gigante de los fondos de bonos, adverta de que el Gobierno de EE UU podra perder su triple A en la calificacin de la deuda en unos cuantos aos, por culpa de los billones que se est gastando en rescatar la economa y los bancos. Es sta una posibilidad real?

Bueno, en un mundo racional la advertencia de Gross no tendra sentido. Los dficit previstos para EE UU pueden parecer grandes, pero slo sera necesaria una pequea subida de los impuestos para compensar el aumento que se presagia en los pagos de los intereses (y ahora mismo, los impuestos estadounidenses estn muy por debajo de los de la mayora de los pases ricos). En otras palabras, las consecuencias fiscales de la actual crisis deberan ser controlables.

Pero eso parte de la suposicin de que, desde el punto de vista poltico, seremos capaces de actuar de forma responsable. El ejemplo de California demuestra que esto no est ni mucho menos garantizado. Y los problemas polticos que han atormentado a California durante aos cada vez se estn poniendo ms de manifiesto a escala nacional.

Dicho sin rodeos: los ltimos acontecimientos indican que el Partido Republicano se ha vuelto loco al perder el poder. Los pocos moderados que quedaban han sido derrotados, han huido, o se les est obligando a marcharse. Lo que queda es un partido cuyo comit nacional acaba de aprobar una resolucin que declara solemnemente que los demcratas estn "empeados en reestructurar la sociedad estadounidense conforme a los ideales socialistas" y de publicar un vdeo que compara a la presidenta de la Cmara de Representantes, Nancy Pelosi, con Pussy Galore [la piloto personal de Goldfinger en la pelcula de James Bond].

Y ese partido todava tiene 40 senadores.

As que la pregunta es si Estados Unidos seguir los pasos de California hacia la ingobernabilidad. Bueno, California tiene algunos puntos dbiles particulares que el Gobierno federal no comparte. En concreto, las subidas de impuestos a escala federal no requieren una mayora de dos tercios y en algunos casos pueden esquivar las maniobras obstruccionistas. As que actuar de forma responsable debera ser ms fcil en Washington que en Sacramento.

Pero el precedente de California sigue inquietndome. Quin iba a decir que el Estado ms grande de EE UU, un Estado cuya economa es ms grande que la de la mayora de los pases, a excepcin de unos cuantos, podra convertirse tan fcilmente en una repblica bananera?

Por otra parte, los problemas que afligen a la poltica californiana tambin afectan al conjunto del pas.

Paul Krugman es profesor de Economa de Princeton y premio Nobel de Economa en 2008.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter