Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2009

El manejo del brote de gripe porcina en Mxico: exagerar para asustar (de nuevo)
La influenza de los medios

Hctor Gmora
Rebelin



Van algunas lneas acerca de lo que tanto ha mantenido nuestra atencin en las semanas inmediatas anteriores: el surgimiento de una nueva cepa del virus de la gripe.

Siguiendo un nefasto ejemplo

A mi modo de ver, lo que ha sucedido recientemente en Mxico en relacin con el brote de la influenza porcina es un ejemplo de cmo un gobierno autoritario, urgido de legitimidad, se colg de un problema cuyas verdaderas dimensiones an no se conocen bien; y al decir esto no me refiero a que quiz sea ms grande y grave de lo que se dice, sino incluso MENOS. De hecho, pienso que hay buenos motivos para al menos sospechar que esto ha sido exagerado. No se puede afirmar que este brote es una fantasa: claro que existe. Sobre algunos sealamientos en el sentido de que fue creado en laboratorio, no conozco hasta ahora muchas fuentes informativas que permitan trabajar a fondo tal hiptesis, as que mejor ni meternos en esoaunque vale decir que si fuera cierto no sera la primera vez; hay informacin seria de que Estados Unidos realmente ha desarrollado armas biolgicas, como en 1971, cuando la CIA proporcion a exiliados cubanos un virus de fiebre porcina africana. Seis semanas despus, el gobierno cubano tuvo que sacrificar medio milln de cerdos por la epidemia desatada. Puede parecer extrado de una enfermiza pelcula de ficcin, pero de verdad hay seres humanos los seores del mundo- con la mente lo suficientemente torcida como para hacer tales cosas.

Pero volviendo a nuestro asunto, hay evidentes similitudes entre el gobierno de El Ilegtimo en Mxico y el de George W. Bush. Ambos se montaron en un proceso electoral lleno de suciedad que les cubri de ilegitimidad. Luego llega un suceso que les permite buscar legitimidad a travs de inocular miedo a su poblacin, ya que cuando la gente tiene miedo es comn que busque el cobijo del poder.

En el caso de Bush, los atentados del 11 de septiembre de 2001 le permitieron convertirse en todo un paladn de la seguridad, y sa fue de hecho la palabra mgica en la cual bas su mandato. Le permiti coartar libertades democrticas esenciales, sin que nadie en los medios hiciera ningn comentario crtico, mientras que siempre se han dedicado a escandalizarse y rasgarse las vestiduras por las acciones de Hugo Chvez, que definitivamente no son comparables en gravedad.

De la misma forma, El Ilegtimo esgrime el pretexto de la lucha contra el crimen organizado para lanzar iniciativas que le dan poderes especiales, viola la Constitucin al sacar al ejrcito de sus cuarteles y deja impunes abusos y asesinatos cometidos por las diferentes fuerzas del orden. En ambos gobiernos la propaganda de los medios ha mantenido a la gente pensando que lo prioritario es la seguridad, y de esa forma les evita pensar en la verdadera necesidad apremiante: la economa. Bush hundi la de su pas y aqu todo apunta en la misma direccin, pero muchos slo querrn verlo cuando tengan el agua hasta el cuello.

El asunto de la influenza porcina ha venido a constituir otra magnfica oportunidad para meter miedo a la gente, darle presencia al gobierno y, quiz, sentar bases que le sern tiles en el futuro.

El tema es largo y complejo, as que slo comentar algunos aspectos, que sin embargo son suficientes para ver que hay cosas bastante turbias.

Por qu la alarma?

La pregunta va en serio. De este virus se ha comentado su carcter altamente contagioso y que puede causar la muerte. Esto es cierto, pero lo que ya no se dice es que tales caractersticas son comunes a cualquier tipo de gripe, incluida la estacional, la que se da anualmente. Y otra cosa: esta gripe estacional mata mucha gente cada ao: decenas o incluso centenas de miles. Si uno le da una revisada a las cifras que se han publicado durante varios das sobre los fallecimientos por la nueva cepa de influenza, resulta que son una cantidad mnima en comparacin. Entonces, por qu la alarma?

No creo que quienes se han hecho tal pregunta deban ser descalificados que no refutados- con el argumento visceral de que si hubieran perdido a un ser querido pensaran diferente, o que no valoran todas esas vidas. Este tipo de cosas, como todo aspecto social, no se analizan de esa forma, ni con base en experiencias puntuales del tipo a una hermana de un amigo o a una vecina ma Leamos a un experto en el tema (cuidado con tantos que slo por ser doctores o trabajar en el ramo los medios han presentado como expertos!). El sito The Fox Forum public el 25 de abril el artculo El virus ms poderoso no es la gripe, sino el miedo, del Dr. Marc Siegel, profesor de medicina asociado en el Centro Mdico NYU Langone autor de libros sobre el tema (http://foxforum.blogs.foxnews.com/2009/04/25/dr-marc-siegel-the-most-powerful-virus-is-fear-not-flu/).

Despus de establecer, sabiamente, que el mejor antdoto contra el miedo son los hechos, Siegel va primero contra la facilidad con que se ha usado el trmino pandemia y las igualmente fciles comparaciones con el pasado: Una pandemia significa un nuevo virus de gripe que est infectando gente en varias reas del mundo al mismo tiempo. Puede ser suave, moderado o severo. Todos saben acerca de la Muerte Azul de 1918, que mat ms de 50 millones de personas en todo el mundo, pero cuntos saben que la ltima pandemia, en 1968, atenuada por vacunas, antibiticos y medidas de salud pblica, mat solamente a 32,000 en Estados Unidos y 700,000 en el mundo, MENOS QUE MUCHOS BROTES ANUALES (maysculas mas). Y afirma que en caso de llegar a ser una pandemia, ser por mucho ms parecida a la de 1968, gracias a las modernas medidas de sanidad pblica y porque hemos sido expuestos antes a varias partes de este virus y tenemos una memoria de inmunidad a l.

Resalta tambin el constante cambio de las gripes, de modo que el surgimiento de una nueva cepa no es realmente una sorpresa; que como todas las gripes, sta ocasiona fatiga, dolores musculares, fiebre, dolor de garganta, congestin nasal y trastornos estomacales, pero que en general es curable. El riesgo est en infecciones secundarias como neumona o infecciones en los odos. Adems, un factor importante es la poca del ao: Es el final de la estacin de gripe, no el principio. Los virus de la gripe prosperan con la baja humedad del invierno, no en verano. Es muy factible que este brote muera en cuanto llegue el verano. Ser necesario rastrearlo, porque es posible que reaparezca en otoo, pero es muy poco probable que ocasione una pandemia este verano. Y remata con esto: Me da gusto que este brote sea una gripe porcina ms que aviar; no porque los porcinos sean ms seguros que los aviares, sino porque la mayor leccin que ahora nos gua viene de la histeria porcina de 1976, y no de la plaga aviar de 1918.

Lo ltimo es importante adems porque en ms de una ocasin, como parte de la estrategia del miedo, se ha citado la terrible epidemia de la llamada Gripe Espaola de 1918 (que Siegel refiere como la Muerte Azul), pero se trata de una comparacin demasiado libre, pues aqulla era de tipo aviar y se dio en una poca donde las tcnicas mdicas y los medios de comunicacin no tenan el nivel actual.

El doctor Germn Velsquez, director del Secretariado de Salud Pblica, Innovacin y Propiedad Intelectual de la OMS, hizo consideraciones similares en una entrevista publicada apenas el 20 de mayo. Dice sin tapujos que "estamos ante un fenmeno en que hay una serie de intereses: los especficos, puros y netos de salud pblica que debemos defender desde aqu, pero que se mezclan y a veces se enredan a nivel global o nacional con intereses que tambin son comerciales". Recuerda que tan slo por la gripe estacional en USA hay 30, 000 muertos al ao, y si se hace paralelismo con la gripe A, ya habra 1.200 muertos en ese pas y 25 000 en Europa. Incluso afirma (les va a sonar increble) que "sta es una gripe bastante benigna y con poco riesgo de muerte, pero que hay que tener cuidado para que al mezclarse todos esos intereses no se cree pnico.

A pesar de pertenecer a la OMS, expresa abiertamente que sta ha mantenido su alerta en la fase 5 por los llamamientos de varios gobiernos. "La OMS est al servicio de los pases, y stos han hecho UN LLAMAMIENTO DE MODERACIN, e incluso algunos han preguntado la justificacin (que hubo) para pasar de la fase 4 a la 5, dando a entender que les pareca que no estaba totalmente claro" (maysculas mas).

http://www.adn.es/sociedad/20090520/NWS-2150-Experto-economicos-intereses-mezclados-gripe.html

Considrese tambin que las cifras de contagios y defunciones fueron bastante irregulares. Desde luego, se puede recurrir a los pretextos del tiempo que se tardaban los exmenes, la revisin de cada caso, los problemas con los flujos de datos cuando hay premuras de este tipo, etc. Sin embargo, cito esto por otra razn: finalmente el gobierno de Mxico tuvo de admitir, de facto, que infl las cifras. El 28 de abril baj de 20 a 7 la cantidad de vctimas mortales sin explicar qu pas con las dems. Y a pesar de esto, todava el 29 la directora general de la OMS, Margaret Chan declar: Hasta el momento han muerto 176 personas en Mxico (?).

Resulta pues que los estragos de la nueva gripe han sido MUCHO MENORES de lo que medios y muchos funcionarios mexicanos y de la OMS alertaban (o debera decir asustaban?), y seguramente por ello hacan tanto ruido con las cifras de contagios y defunciones, que obviamente crecen, pero no en la forma que se haba dicho insistentemente.

Una referencia ms. El diario Los Angeles Times public las declaraciones de expertos como el Dr. Christopher Olsen, virlogo molecular de la Escuela Veterinaria de la Universidad de Wisconsin, estudioso de las gripes. No perdamos de vista dice- que la influenza estacional normal es un enorme problema de salud pblica que mata decenas de miles de personas slo en Estados Unidos y cientos de miles en el mundo. Y luego da una esplndida respuesta a quienes le acusaran de no valorar a las vctimas: Cada vez que alguien muere es doloroso para sus familiares y amigos, pero nosotros debemos mantener la perspectiva. Lo que est diciendo es que esta clase de asuntos no se analiza caso por caso, sino como algo integral, con una visin global, dndole a cada cosa el peso QUE DENTRO DE ESA VISIN GLOBAL tiene. Tambin se cita al Dr. Richard Webby, virlogo en jefe del Hospital de Investigacin Infantil Saint Jude, de Memphis, quien es contundente: Este virus no se compara en absoluto con la capacidad asesina del de 1918.

(http://www.latimes.com/features/health/la-sci-swine-reality30-2009apr30,0,3606923.story )

Podramos seguir leyendo a expertos manifestndose en el mismo sentido, expertos que jams fueron citados en radio y televisin comerciales. Sin embargo, dejmoslo aqu y pasemos a otra cosa.

El turbio asunto de los tapabocas

ste fue uno de los aspectos donde mejor se pudo ver la fuerza de la propaganda del temor. Desde luego, podra discutirse si el uso de estos chismes realmente era necesario y en qu condiciones, pero quiero referirme al doble discurso maoso del gobierno de Mxico sobre el tema. No tard en filtrarse a la prensa un informe elaborado en Nueva York, de tipo restringido, slo para uso de funcionarios de la ONU en Mxico. Ah se establecen medidas en relacin con la situacin de influenza en el pas, la cual est siendo atendida por la Secretara de Salud en coordinacin con la Organizacin Panamericana de la Salud y la Organizacin Mundial de la Salud. Si uno lo revisa (columna de Ren Avils, La Jornada, 25 de abril), resulta que el tapabocas no est entre las medidas preventivas iniciales, sino que aparece despus, bajo el encabezado En caso de corroborarse la enfermedad; es decir, slo para los infectados, para evitar que expulsen el virus al toser o estornudar.

Desde luego, puede surgir una objecin: por qu no debera usarlo la gente sana? En su edicin del 30 de abril el diario espaol El Pas public un artculo, donde se resea la entrevista del reportero con Miguel ngel Lezana, Director General de Vigilancia Epidemiolgica y Control de Enfermedades de la Secretara de Salubridad y Asistencia: Nadie lleva mascarillas. Ni la recepcionista, ni nadie del servicio de limpieza, ni las secretarias, ni el jefe de Prensa ni, por supuesto, el doctor Lezana. As que la primera pregunta no puede ser otra. Por qu no llevan ustedes mascarillas? Porque la porosidad que tienen permiten fcilmente el paso de las partculas, y porque adems es muy poco viable que el virus pueda transmitirse por el aire sin estar en contacto con ninguna superficie. Y entonces -la siguiente pregunta tambin es obvia-, por qu han repartido millones de mascarillas? Bueno, es ms una demanda de la poblacin. La gente se siente ms segura llevndolas, ms tranquila, y no les hace ningn dao.

(http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Nadie/lleva/mascarillas/secretaria/mexicana/Salud/elpepisoc/20090430elpepisoc_9/Tes)

Tenemos aqu una muestra clara de que esta gente nos considera unos menores de edad. Una sociedad madura acepta la verdad y acta en consecuencia; por el contrario, estos funcionarios nos trataron como mascotas a las que se les echa una pelota para que se entretengan. Adems no es creble eso de que fue la gente quien quiso ponrselos, dado que los medios estuvieron machacando con los trapos sos sin que el gobierno les reconviniera, adems de que la misma propaganda gubernamental introdujo los tapabocas en sus mensajes. Y desde luego, fue notorio que casi al da siguiente de que apareciera la nota del El Pas, el Secretario de Salud incorpor el tapabocas como parte de su atuendo pblico, a pesar de que un importante colaborador suyo acababa de admitir que su utilidad era muy limitada.

Desde luego, sera infantil suponer que esta gente es tonta y no se da cuenta de tales incongruencias. Lo ms lgico es pensar que hay una intencin. Resulta que el gobierno, junto con los medios, NOS CRE UNA NECESIDAD y luego generosamente nos la atendiestrategia bastante bushiana. Con ello se dio imagen, pero adems provoc en la poblacin una ansiedad por conseguir tales adminculos; y por supuesto, permiti que muchos rufianes hicieran su agosto vendindolos a precios infames.

En la entrevista Lezana admiti que el virus slo es capaz de vivir en el aire unos segundos, pero que sobre los objetos puede aguantar 24 e incluso 48 horas. Por eso concluy- lo importante es lavarse mucho las manos, limpiar mucho los objetos que otras personas han tocado". Y efectivamente, sa era una de las medidas que realmente se debieron observar con mayor celo.

As, el que mucha gente todos lo pudimos constatar- usara los tapabocas en el exterior, pensando que era el momento ms riesgoso -cuando que era lo contrario-, puso claramente de manifiesto la indecente labor des-informativa de la radio y tele comerciales.

Resulta que entonces fue aqu en Mxico, con el gobierno, donde se decidi incluir los tapabocas como artculo de primera necesidad, a pesar de que la autoridad mxima en el tema por parte del Gobierno Federal admita su reducida o nula utilidad. Insisto en que podemos discutirlo, pero el doble discurso del gobierno es claro e inevitablemente arroja sospecha en todo esto.

De nuevo la sombra de intereses oscuros

Ya se han difundido versiones de que este asunto fue un enorme montaje para apoyar econmicamente a los laboratorios trasnacionales. De nuevo, desde mi punto de vista no se tiene al menos no todava- informacin suficiente para esgrimir esta idea, pero no se pueden dejar de comentar ciertos detalles inquietantes.

Podra pensarse que una prueba de la seriedad del asunto es que la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) ha convalidado toda esta alerta. Sin embargo, no desconozcamos que estos organismos, supuestamente por encima de intereses, realmente no lo estn. Incluso la ONU es permanente sumisa de polticas como las estadounidenses. Ejemplos sobran. Y los enormes poderes financieros ya han logrado extender su control a organismos como la OMS; y eso es algo que se viene diciendo desde hace aos, no slo ahora. Es una muestra de que no debemos quedarnos en el debe ser, y suponer que as sucede. Por el contrario, se trata de informarnos para saber cmo son realmente las cosas. Desde luego, eso significa saber que el mundo no es como nos lo pintan, pero es mejor que seguir siendo engaados, basando nuestros juicios en supuestas verdades incuestionables.

Bien, vamos a esto: el medicamento al cual la OMS le da mayor confianza para el tratamiento de la influenza es el llamado Tamiflu, que actualmente es producido por los laboratorios suizos Roche; pero resulta que ellos compraron los derechos de su fabricacin, porque realmente fue desarrollado por los laboratorios Gilead, donde est involucrado un nombre: Donald Rumsfield, un personaje verdaderamente negro en la poltica estadounidense, Secretario de Defensa de Geoge W. Bush y uno de los principales arquitectos de la invasin a Irak, de la cual se beneficiaron enormemente negocios en los que l participa. Rumsfield fue presidente de Gilead y actualmente conserva su participacin como accionista. Las ventas de Tamiflu siguen generando ganancias para los creadores del medicamento y para los accionistas de la empresa.

No s ustedes, pero yo no creo mucho en las coincidencias. Sin embargo, habr que estar al pendiente y ver qu ms se da a conocer.

La duda plausible

Quedan muchos puntos obscuros que difcilmente podrn ventilarse en el futuro. La complejidad del tema es, paradjicamente, una de las mejores armas del gobierno de Mxico, porque le permite justificarse mediante conjeturas. Tambin el diario El Pas public en su edicin del 29 de abril un artculo llamado Lo que Mxico no responde (http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Mexico/responde/elpepisoc/20090429elpepisoc_6/Tes), con ms cosas ignoradas por los medios mexicanos, hasta donde yo s. De nuevo fueron declaraciones de Miguel ngel Lezana. Y su versin de la realidad dice el reportero espaol- es que, en contra de lo que se haba dicho hasta ahora incluso por el presidente Felipe Caldern, de los 152 casos de muertes sospechosas de haber sido causadas por el virus de la influenza slo existe la confirmacin plena de siete, ni siquiera de 20, como tambin se haba asegurado oficialmente. Y el resto? El resto slo huelen a influenza, reconoci Lezana. Podra pasar que, de las 159 muertes anunciadas, finalmente slo fuesen atribuibles a la influenza 10 20? Podra ser posible. Entonces, le preguntaron los periodistas, toda esta alarma mundial... "Era la nica manera de actuar, si no lo hubisemos hecho as, en vez de 30 muertes podramos haber tenido 3.000..."

Como ven, el funcionario avienta por delante un argumento difcil de demostrarpero tambin difcil de refutar. No hay forma de saber con total certeza que habra pasado, as que el gobierno podr decir siempre que est completamente convencido de que si no hubieran actuado as la cosa habra sido terrible. Quin puede demostrarles lo contrario? sa es la duda que muchos considerarn plausible. Y cada quien querr quedarse con su verdad, ms all de lo que la informacin SERIA diga.

Contra el sndrome del caballo desesperado

Y muchos querrn creer a pesar de que datos y criterios como los que he citado anteriormente aportan elementos para inclinarse por la idea de que a nivel mundial la OMS actu con exageracin respecto al virus (muy probablemente por cumplir intereses monetarios muy, muy grandes) y en particular en Mxico en gobierno puso en marcha una campaa intimidatoria, que sonar muy familiar a quienes dedicaron alguna parte de su tiempo a leer sobre la forma en que el gobierno de Bush trabaj para darse legitimidad y convertirse a los ojos de la gente en su salvador y protector.

De la misma forma, el sujeto que se hace llamar presidente de Mxico mantiene como eje de su poltica intimidar a la gente con amenazas como el secuestro, el crimen organizado y ahora, una epidemia. Y est trabajando para que este ltimo factor tambin se vuelva una preocupacin permanente. Ya le baj a su nivel de alarma, pero insiste en mantener restricciones sociales disfrazadas de medidas sanitarias que no se corresponden plenamente con lo que expertos (incluso del mismo gobierno) han dicho al respecto. El mensaje es simple: sigan sintiendo miedo. Y es que cabe la posibilidad de que, ms adelante, el gobierno anuncie de otro brote preocupante de esta nueva cepa del virus y lance una nueva alertade la misma forma en que el gobierno de Bush Jr. anunciaba ocasionalmente indicios de nuevos atentados terroristas, con lo cual mantena vivo el miedo de la gente despus de lo ocurrido el 11 de septiembre de 2001.

Comparto la preocupacin de quienes han visto en este asunto un posible ensayo de manejo de la poblacin. No tengan duda de que desde ya hay gente estudiando lo ocurrido, tanto para darle un uso como otro. Probablemente con el paso del tiempo irn viendo la luz anlisis importantes que necesitaremos conocer y meditar con seriedad.

Esto es preocupante porque corremos el riesgo de caer en lo mismo que los vecinos del norte: aceptar el recorte de derechos y la imposicin de un ambiente opresivo. Seguridad es la lnea poltica ideal para los gobiernos antidemocrticos, porque nos dicen que slo con la fuerza se puede garantizarla y el autoritarismo slo puede basarse en la fuerza. Esto hace evocar una fbula que mete Isaac Asimov en su novela Fundacin, respecto al caballo que tema al lobo y, desesperado, pide ayuda a un hombre, y acepta la condicin de ste de que lo deje montarlo, colocndole silla y brida. Cuando el lobo est muerto y el caballo pide al hombre que desmonte y le quite los adminculos, ste le dice sonriendo: Al diablo con eso. Arre!, clavndole duramente las espuelas.

Es el problema de acogerse a la proteccin de quienes no aman la libertad o el respeto a los dems. Si se les da el poder para intervenir en nuestras vidas, despus no lo soltarn por la buena. No es su naturaleza. Siempre que decimos No me gusta esto, pero lo aguanto porque lo necesito estamos siguiendo el ejemplo del caballo desesperado.

Ojal que este proyecto no cuaje en nuestra sociedad, que el miedo no haga races. Tampoco se trata de no tener ninguna precaucin o negar todo, pero encontrar el equilibrio siempre requiere un cierto esfuerzoque siempre valdr la pena.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter