Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-06-2009

Espas, mentiras y la muerte de Seor Lbano
Quin mat a Rafiq Hariri?

Rannie Amiri
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens



Israel sufri dos derrotas en el Lbano, y ambas fueron contra Hezbol. La primera ocurri en mayo de 2000 cuando las tropas israeles fueron expulsadas (o se retiraron, dependiendo del lado de la frontera en el que uno se encuentra) del sur del Lbano despus de 22 aos de ocupacin. La segunda fue la premeditada, pero desastrosa, guerra de 34 das librada en el verano de 2006. Puede haber logrado arrasar el Lbano pero ciertamente no venci a Hezbol. Enfrent al poderoso ejrcito israel hasta lograr un empate, y en las mentes de muchos esto en s constituy una victoria.

Israel nunca ha perdonado ni olvidado esas prdidas. Para ellos, la guerra contra el Lbano y Hezbol no termin en 2000 o en 2006, sino contina actualmente, pero de modo diferente. Y los eventos de las ltimas semanas revelan exactamente lo que ha estado haciendo Israel.

Espas

Siempre ha habido ciudadanos libaneses que han actuado como espas para Israel, pero eso no debiera sorprender a nadie. Despus de todo combatieron por su cuenta durante dos dcadas, como miembros del ahora difunto Ejrcito del Sur del Lbano durante la ocupacin del sur.

Aunque inicialmente recibi poca atencin, una razzia contra esas redes de espas comenz a fines del ao pasado. Evidentemente han ocurrido rpidos progresos en su desarticulacin, ya que docenas de sospechosos han sido detenidos desde abril.

Si las autoridades libanesas dicen que han capturado a espas israeles, es muy probable que as sea, dijo Shlomo Brom, ex jefe de planificacin estratgica de las fuerzas armadas israeles.

El gobierno libans retiene actualmente a 30 sospechosos y ya ha acusado a 21 de espionaje para Israel en una investigacin que se ampla continuamente. Los detenidos incluyen a un coronel del ejrcito, a un general en retiro, un vice-alcalde, un conductor de camin y un vendedor de telfonos mviles, mientras dos lograron escapar a travs de la frontera hacia Israel antes de que pudieran ser capturados. Posteriormente se hizo una exposicin en la Seguridad Interna Libanesa de equipamiento confiscado de alta tecnologa y electrnica utilizado para transmitir informaciones al Mossad.

Ya que la informacin suministrada por ciertos agentes puede haber llevado a un aumento de la destruccin en la guerra de 2006 (en la que murieron 1.200 libaneses, en su vasta mayora civiles), Nasral pidi la pena de muerte contra los que sean considerados cmplices. Como declar en su discurso en el Da de la Resistencia y la Liberacin:

Mentiras

En medio del desenmaraamiento y del desmantelamiento de esas redes de espionaje en el Lbano, apareci un informe escrito por Erich Follath en el semanario sensacionalista alemn, favorable a Israel, Der Spiegel, implicando a Hezbol en el asesinato en 2005 del primer ministro Rafiq Hariri. La afirmacin fue inmediatamente rechazada por Hezbol que afirm que no era ms que un intento de mancillar su imagen antes de las elecciones parlamentarias de junio, as como de sembrar la discordia entre sunes y chies.

Pero tiene algn mrito?

No se present ni un poco de evidencia verosmil para sustanciar la afirmacin de Follath. No se identificaron las fuentes, no se presentaron documentos y el Tribunal Especial para el Lbano encargado de investigar el asesinato de Hariri neg haber llegado a esas conclusiones (y que siquiera las haya discutido con Follath).

Segn Nasral: Los israeles y los estadounidenses se preguntaron cmo poder sabotear la eleccin e influenciar su resultado. Der Spiegel fue su respuesta.

El caso contra Hezbol no es slo endeble, sino probablemente fue inventado por las fuentes annimas del autor. Fue descartado o simplemente ignorado en el Lbano, incluso por los oponentes a Hezbol; Saad Hariri se neg a comentar y Walid Jumblatt advirti que podra descarrilar la justicia.

Recomendamos a los lectores el penetrante informe del doctor Franklin Lamb, quien denunci con claridad los inmensos vacos, y las preguntas sin respuesta en el artculo de Follath.

Seor Lbano

Es importante que se aprecie que el asesinato de Seor Lbano en febrero de 2005, conmovi al pas y termin por llevar a la creacin de las dos alianzas opuestas 8 de marzo y 14 de marzo. Dividi profundamente al Lbano siguiendo lneas sectarias y condujo a recriminaciones mutuas y a una prolongada parlisis poltica.

La confluencia de los eventos mencionados el descubrimiento de la extensin de las redes de espionaje israeles en el Lbano, seguido por la publicacin del artculo en Der Spiegel dos semanas antes de cruciales elecciones, acusando a Hezbol de ordenar el ataque contra Hariri no es una coincidencia.

Cmo se relacionan ambos eventos?

Nasral lo dijo con franqueza:

Es posible que la informacin pasada de Israel a un peridico alemn amigo haya tenido el propsito no slo de fomentar la tensin entre sunes y chies antes de la eleccin de junio o desviar la atencin de la implosin de una red de espionaje, sino para ocultar el papel de Israel en el asesinato de Hariri (que podra ser revelado por sus espas capturados)?

A diferencia de su hijo Saad en la actualidad, Rafiq Hariri tena en general buenas relaciones con Nasral y Hezbol hechos que Follath pas convenientemente por alto lo que hace que su participacin en su asesinato sea especialmente improbable.

Pero la divisin y la desestabilizacin en el Lbano benefician a Israel, y su modus operandi ha sido siempre la instigacin del desorden poltico y del caos civil. Por cierto, las consecuencias del asesinato de Hariri casi provocaron otra guerra civil.

Sin embargo, si Israel estuviera implicado en su muerte, todos los partidos polticos y grupos confesionales del Lbano se uniran instantneamente en su contra.

Los casos contra cuatro generales pro-sirios de los que se supuso que estuvieron involucrados en el crimen y que fueron detenidos durante cuatro aos sin acusacin, fueron recientemente descartados por el Tribunal Especial por falta de evidencia y por testimonios repudiados. Una vez que quede claro que el caso contra Hezbol tambin carece de mrito y las redes de espionaje israeles que operan en el Lbano sean totalmente desenmascaradas, el Tribunal Especial no debiera perder tiempo e investigar a Israel por su posible participacin en el asesinato del primer ministro Rafiq Hariri.

-------

Rannie Amiri es un comentarista independiente sobre Oriente Prximo. Para contactos, escriba a: rbamiri AT yahoo DOT com.

http://www.counterpunch.org/amiri05292009.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter