Portada :: Europa :: Elecciones europeas 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2009

Ante el juntos podemos que no deja de invocarse desde Iniciativa Internacionalista
La unidad de la izquierda est por forjar

Javier Mestre
Rebelin


Iniciativa Internacionalista es una opcin con toda la legitimidad del mundo para concurrir a a las elecciones como cualquier otra, pero me temo que no representa la unidad de la izquierda revolucionaria. Es un acuerdo hecho rpidamente y sin contar con amplsimos sectores de todo el estado espaol. Del hecho de que pretenda contar con una parte considerable de los votos de la izquierda independentista y pueda estar cerca la consecucin de un eurodiputado no podemos derivar la conclusin de que necesariamente va a representar a todas las izquierdas transformadoras. Ms bien, desde una posicin de relativa fuerza, se est llamando al voto til.

Para invocar la unidad de las izquierdas de todo el estado espaol se han de dar algunas condiciones que estn muy lejos de cumplirse en el caso de II. Cuando se habla de que por fin se ha conseguido aunar a las fuerzas revolucionarias con las independentistas, se obvia que no se ha producido el debate y el cambio de orientacin que muchos esperamos de la izquierda abertzale para poder marchar juntos. Para contar con una buena parte de la gente que lucha da a da por un verdadero cambio social en las catacumbas espaolas, II no se puede limitar a aceptar las condiciones de quienes dejan de plantearse algunas cosas, como por ejemplo la actitud ante el dao, entre otros muchos, que hace para nuestras luchas en territorio enemigo, en la Espaa profunda, el proceder descerebrado de ETA, para ms bien eludir la patata caliente invocando el derecho a callarse. ste es un escollo que est lejos de salvarse y sobre el que queda mucho trabajo por hacer. Me temo que si ese proceso de reflexin y reconfiguracin no se da urgentemente, al caudal poltico del independentismo vasco le puede acabar pasando como a los acuferos de La Mancha, puede terminar agotndose por sobreexplotacin.

Por otro lado, la unidad se forja de abajo arriba, en un proceso paulatino de implantacin y organizacin, de dilogo abierto y sincero, sin precipitacin. Entre otras cosas, hay que preguntarse a quin rendira cuentas un diputado o diputada de la coalicin, si lo que queremos es basarnos en la confianza histrica en ciertas personas o forjar un tejido real con implantacin amplia que conecte la representacin con las luchas, todas las luchas, no slo ciertas luchas. El oportunismo es enemigo de la unidad de accin, porque la unidad de voto puede que sirva para algunos intereses estratgicos muy concretos, pero est muy lejos de representar el proceso que verdaderamente necesitamos, como clase social en tiempos de brutal derrota histrica, para conseguir avanzar hacia el socialismo (y no otra cosa).

Queda entonces mucho por hacer y dialogar para poder decir que juntos somos un volcn o que vamos a hacer historia, o para pedir a otras candidaturas que se retiren en nombre del verdadero proyecto de unin de las izquierdas del estado espaol. Si Iniciativa Internacionalista obtiene un buen resultado, muchos nos alegraremos, porque estamos cerca de la mayor parte de sus postulados, pero tengo derecho a decir, sin que se me acuse veladamente de divisionismo o traicin, que no es mi voto, que no cumple algunas condiciones elementales para que lo sea, ni es por el momento el marco de accin conjunta que la clase trabajadora necesita.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter