Portada :: Europa :: Elecciones europeas 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2009

Victoria de la derecha en toda Europa

Daniel Basteiro
Pblico


Ms conservador, ms fragmentado y con la irrupcin de la ultraderecha. ste es el retrato robot de un Parlamento Europeo con una izquierda en estado de coma, que coleccion derrotas notables (Francia, Austria, Holanda, Italia y Reino Unido segn las encuestas) o erosiones (en Espaa y Portugal).

Las elecciones al Parlamento Europeo confirmaron una vez ms la incapacidad de las instituciones europeas para arrastrar a ms votantes a las urnas. Pese a asistir en primera lnea a los efectos de la crisis econmica ms grave desde la Segunda Guerra Mundial, la participacin continu avanzando hacia el abismo y registr un 43,39%, un punto menos que en 2004.

La apata de los votantes europeos, que comienzan a escasear tras dos dcadas menguando, coincide paradjicamente con unos aos en los que Eurocmara ha conquistado ms cotas de influencia y decisin.

En varios pases baj considerablemente. Es el caso de Italia, con un 66% (frente al 71,72% de 2004), o Irlanda, donde fue cuatro puntos menor. Tras conocer el dato europeo, el presidente saliente de la institucin, Hans Gert Pttering asegur desde Bruselas que "habr que reflexionar" sobre la alta abstencin, la ms alta de toda la historia. "No es tiempo para la complacencia", asegur el presidente de la Comisin, Jos Manuel Durao Barroso.

La derecha sigue en cabeza

La derecha sigue mandando en el nuevo hemiciclo, fiel al color actual de los grandes Gobiernos europeos, y vence en las urnas a una izquierda sin armas ni capacidad movilizadora.

En Francia, la UMP de Nicolas Sarkozy sube 12 puntos mientras los socialistas pierden 18, segn los resultados provisionales. En el Reino Unido, el escndalo de los gastos de los parlamentarios y las dimisiones de miembros de su Gobierno sitan a los laboristas muy por debajo de los tories de David Cameron, segn las encuestas.

Al cierre de esta edicin, el Reino Unido an contaba sus papeletas, tres das despus de haberse producido la votacin, algo que levant todo tipo de crticas y dudas sobre el procedimiento de recuento.

La derecha que domina el Parlamento Europeo no es compacta. Est muy fragmentada en mltiples partidos que buscarn desde hoy superar el mnimo de 25 diputados de al menos siete pases que permiten disponer de un grupo parlamentario propio en la Eurocmara.

La primera fuerza europea seguir siendo el Partido Popular Europeo (PPE), donde se integran los partidos de centro derecha ms importantes del continente, entre ellos el Partido Popular espaol.

El PSE sigue en segundo lugar

El PPE ocupar entre 267 y 271 de los 736 escaos que se eligieron anoche, frente a los 288 que tena en la anterior legislatura, donde la Cmara contaba con 785 diputados.

El Partido Socialista Europeo, incapaz de rentabilizar la crisis, seguir ocupando la segunda posicin, con 157-161 escaos y una cada de un 5%. "Es una noche triste para la socialdemocracia", asegur el presidente de los socialistas europeos, Martin Schulz, que reconoci que esperaba "mejores resultados". Schulz insisti en la necesidad de "mercados mejor regulados o una poltica mejor para el clima" y atribuy a los "factores internos" y la ausencia de un debate europeo el descalabro socialista.

Grupo propio tory

El principal grupo conservador perdi ayer escaos en una Eurocmara con menos sillas para repartir que en 2004, pero est ideolgicamente ms arropado que nunca. Su retroceso numrico se explica por la marcha de los conservadores o tories britnicos, que han anunciado la creacin de un grupo propio, posiblemente con partidos checos y polacos.

El espacio ideolgico ms radical del centro-derecha europeo fue aprovechado ayer por pequeos partidos que avanzaron posiciones, desde los pases con ms tradicin europea hasta los miembros del Este.

En la nueva Eurocmara, la presencia de la ultraderecha dejar de ser anecdtica. Ya no se reducir a la inspiracin del reelegido Jean-Marie Le Pen, del Frente Nacional, y diputados afines. En Holanda, el Partido por la Libertad, del anti-Islam Geert Wilders, se convirti el jueves en la segunda fuerza del pas, con un 15,3% de los votos. En Austria, los herederos de George Haider junto a la Unin por el Futuro suman el 18% de los sufragios.

En Finlandia, Dinamarca o Hungra, los partidos que piden ms mano dura con la delincuencia, ms control de la inmigracin o la paralizacin de las ampliaciones avanzan posiciones, alimentndose del descontento popular con los grandes partidos.

Escaso voto de castigo

Tras PPE y PSE se sitan los liberales, que ocuparn entre 80 y 82 escaos y los Verdes (54), dos grupos a menudo imprescindibles a la hora de ganar votaciones en una cmara sin una disciplina de voto estricta. Los Verdes avanzaron en Finlandia, Blgica y en Francia.

Los resultados muestran que, pese a una crisis econmica sin precedentes en el ltimo medio siglo, los ciudadanos europeos no han optado de manera masiva por el voto de castigo a los gobiernos. En algunos casos, como en Francia, el partido en el poder ha visto multiplicar sus votos gracias a una oposicin dividida cuyo mensaje no cuajaba. En otros, como en Alemania o Espaa, el partido gobernante cedi varios puntos sin cosechar una drstica derrota.

Irlanda y Grecia son quizs la excepcin a la regla. Segn los primeros sondeos, el partido Fianna Fail, liderado por el primer ministro, Brian Cowen, sufri un descalabro en favor de la oposicin. Irlanda es uno de los pases que ms est sufriendo la crisis econmica, pasando de una creacin de empleo y riqueza ejemplar a abanderar el furgn de cola de una Europa en recesin.

La baja participacin ha dejado hueco en Bruselas a los partidos minoritarios

El caso ms paradigmtico es el del Partido Pirata en Suecia, que logr un escao pese a no contar con oficinas y organizarse ntegramente en la Red. Sus lderes lograron convencer al electorado ms joven con las promesas de reforma de las leyes de propiedad intelectual y la defensa de los valores de Internet.

Barroso, el presidente de la Comisin, sigui ayer con especial inters el desenlace de las elecciones europeas, que lo han colocado ms cerca de repetir mandato. No era candidato por ningn partido, pero en el Ejecutivo comunitario nadie oculta que su campaa ha sido ms larga que la de ninguna fuerza poltica europea. Su continuidad al frente de la Comisin, respaldada de momento por Espaa, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia, depende de una mayora de derechas en la Eurocmara, que debe ratificar su nombramiento.

Sin alternativa a Barroso

Aunque en los ltimos meses han surgido dudas sobre el apoyo de Sarkozy, Barroso es, de momento, el nico candidato a un puesto que deber renovarse antes de final de ao.

Pese a criticar su escasa actividad frente a la crisis o sus extremas cautelas para no enfadar a ninguno de los grandes pases, la izquierda europea no ha logrado presentar un candidato alternativo y ha afrontado las elecciones dividida entre los partidarios de "cualquiera menos Barroso", como reza una campaa en Internet, y los firmes defensores del antiguo primer ministro de Portugal, entre ellos Jos Scrates, su sucesor en el cargo, Zapatero o Brown.

 

http://www.publico.es/eleccioneseuropeas09/230779/merkel/sarkozy/victoria




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter