Portada :: Europa :: Elecciones europeas 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-06-2009

Desencanto y derechizacin en el este

Pavol Stracansky
IPS

La incapacidad de los polticos para separar los asuntos nacionales de los regionales y para contrarrestar el desprestigio de las instituciones multilaterales explica, segn expertos, la baja participacin en las elecciones al Parlamento Europeo de los ciudadanos del este del continente.


Las consecuencias de la crisis econmica en la regin y la falta de informacin sobre el funcionamiento del Parlamento Europeo desalentaron la concurrencia a las urnas o hicieron que la gente se inclinara por pequeos partidos extremistas, en protesta contra sus gobiernos.

La participacin de la ciudadana en las elecciones realizadas de jueves a domingo en los 27 pases miembro de la Unin Europea (UE) fue la ms baja de su historia y termin con un giro a la derecha.

Segn datos de este martes, los grupos ms votados fueron el centroderechista Partido Popular Europeo (PPE), que se asegur 264 de los 736 europarlamentarios. En segundo lugar qued el Partido Socialista Europeo (PSE) con 162 representantes.

Europa oriental no se apart de la tendencia. En Eslovaquia votaron 19 por ciento de los habilitados a sufragar, la menor concurrencia a las urnas en la regin. En Lituana fueron 20,5 por ciento y en Polonia, 24 por ciento.

"Los polticos son los principales responsables del resultado electoral. Fueron incapaces de difundir informacin sobre el Parlamento Europeo y otros asuntos" de inters para el bloque, dijo a IPS Grigoriy Meseznikov, del Instituto de Asuntos pblicos de Bratsilava.

En Repblica Checa, 28 por ciento de los habilitados emitieron su voto, en Hungra, 36 por ciento, por debajo del 38 por ciento que particip en las elecciones de 2004.

Hace tiempo que los ciudadanos de Europa oriental consideran que el Parlamento Europeo, y en general las instituciones de la Unin Europea (UE), son rganos lejanos e intiles, donde los polticos ganan salarios generosos.

El sueldo de un europarlamentario asciende a 7.000 euros (alrededor de 9.700 dlares) al mes durante los cinco aos de mandato, adems de otros importantes gastos que deben costear los contribuyentes.

Los candidatos no hicieron nada en las campaas electorales para modificar esa percepcin, segn analistas.

"La gente no cree que instituciones como el Parlamento Europeo vayan a cambiar gran cosa en sus vidas", dijo a IPS Nils Muiznieks, director de Instituto Avanzado de Investigacin Poltica y Social, de Riga.

"Algunas personas creen que es un club de polticos bien pagados y que Letonia no gana mucho con las instituciones europeas", apunt. "No hubo mucho debate pblico durante la campaa. No se entiende bien de qu se trata, qu hace ni cules son sus responsabilidades."

Algunos analistas atribuyen la situacin a la falta de contacto entre los europarlamentarios y la gente, propiciada por la distancia que existe entre su lugar de residencia y las sedes de Parlamento Europeo (Estrasburgo, Bruselas y Luxemburgo). Eso los lleva a sentir que no tienen mucho que ver con ellos.

"Muchas personas en Hungra y en Europa oriental sienten que las instituciones europeas estn lejos. No entienden para qu sirven ni cmo funcionan. Creen que el Parlamento Europeo y los eurodiputados no tienen mucho que ver con su vida cotidiana", seal Peter Kreko, del grupo de estudio Capital Poltico, de Budapest.

El Parlamento Europeo comenz a funcionar con un mandato limitado. Pero desde las primeras elecciones en 1979, cuando votaron 62 por ciento de los habilitados, sus facultades se ampliaron y ahora examina ms de dos de cada tres leyes de la UE, relativas a asuntos de economa, transporte, derechos de los trabajadores, comunicaciones, ambiente e inmigracin.

En algunos pases de Europa oriental, la campaa electoral se centr en cuestiones internas ms que en asuntos del bloque. Eso llev a que la gente se desilusionara de la poltica en general, segn encuestas realizadas antes de las elecciones de la semana pasada.

Muchos polacos dijeron que la campaa termin siendo un intercambio de crticas entre los partidos locales, segn la prensa de ese pas, en vez de propiciar un debate sobre cuestiones como el uso de fondos de la UE y la aplicacin de la legislacin europea.

Dos de cada tres polacos entrevistados para un estudio divulgado a fines de mayo por la Fundacin de Estudios Futuros, con sede en Alemania, piensan que los polticos les mienten, en tanto la mitad de los encuestados dijeron estar desilusionados con los partidos.

"El hecho de que los asuntos internos se hayan colado en la campaa tuvo su expresin en la votacin. Los resultados fueron ms un reflejo de las coyunturas locales que de la situacin europea", dijo Meseznikov a IPS.

"El mensaje para los polticos es que tienen que dar mayor visibilidad a la poltica europea", aadi.

Pero el resultado electoral tambin se vio muy influido por la crisis econmica, segn los analistas.

Europa oriental se vio especialmente golpeada por la crisis. Pases como Hungra, Letonia y Rumania debieron pedir asistencia al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Eso llev a que aumentaran las opiniones negativas de instituciones polticas locales e internacionales, consideradas incapaces de evitar el descalabro social y econmico. Muchos de los partidos que gobiernan los pases de esta regin tuvieron muy pocos votos.

Muchas agrupaciones populistas de extrema derecha, que acusan a los inmigrantes y a otras minoras de dejar sin trabajo a los ciudadanos y de agotar el sistema de bienestar, tambin sostienen que las instituciones supranacionales como el Parlamento Europeo socavan la soberana de los estados.

Esas agrupaciones recibieron muchos votos a raz del desencanto de la gente con la poltica.

Los partidos polticos radicales de Europa oriental recibieron muchos votos. El extremista Jobbik, de Hungra, tuvo 14 por ciento de los votos que le permitirn ocupar tres asientos en el Parlamento Europeo.

El Partido Nacional Eslovaco obtuvo su primer escao y, en Rumania, la agrupacin de extrema derecha PRM se qued con dos asientos. En Bulgaria, el partido xenfobo antieuropeo Ataka recibi 11 por ciento de los votos.

Las consecuencias de este giro a la derecha es que el discurso de los eurodiputados puede volverse ms polmico, y el Parlamento continental puede llegar a oficiar de plataforma pblica para los debates de extrema derecha, segn los analistas.

"Los partidos radicales de extrema derecha lograron fortalecer sus posiciones", indic Meseznikov. Pero "son muy diferentes y es poco probable que tengan un peso numrico o que logren unirse como para incidir en los procesos de decisin."

"Pero s cabe esperar que hayan declaraciones y discursos mucho ms polmicos. Eso puede influir en el pensamiento derechista y pueden llegar a lograr adeptos", aadi.

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=92364


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter