Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-06-2009

Observaciones sobre el Islam de Obama

Nazanin Amirian
Rebelin


En lneas generales, el discurso del presidente Obama en El Cairo, si por un lado anunciaba el regreso a la poltica tradicional de alianzas de EEUU con la derecha religiosa, por otro, recoga las directrices del segundo mandato de Bush respecto a Oriente Medio.

En dicho marco, podemos resaltar los siguientes puntos:

1.Que el intento de acercarse al llamado mundo musulmn es una respuesta al fracaso parcial de la poltica exterior de EEUU respecto a Irak, Afganistn, Irn y Palestina, pero tambin a la bsqueda de alianzas, conforme a las exigencias de la actual agenda de Washington que da prioridad a la contencin del avance de China y Rusia en Asia y frica. Al igual que durante la Guerra Fra, un EEUU cristiano pide la cooperacin de los gobiernos e instituciones religiosas para luchar contra los ateos. Positiva experiencia, ya que a travs de la ultraderecha cristiano-musulmana consigui golpear el bloque socialista desde Afganistn hasta Polonia, mientras desacreditaba a los telogos de liberacin.

Hoy, no se les cae la cara de vergenza al confesar su participacin en la creacin de los grupos terroristas como Al Qaeda y Talibn.

Para este objetivo, Obama ha necesitado reformar la seudo doctrina de Choque de civilizaciones de Huntington. Confeccionada para justificar las guerras de Bush, y en ella se adverta del peligro de un pacto entre las civilizaciones budistas, musulmanes y ortodoxos, - o sea, entre China, el mundo islmico y Rusia- contra EEUU, el mximo representante de la civilizacin judeo- cristiana. Ahora, Obama incluye al Islam dentro del bloque de amigos del imperio para reducir a sus enemigos infieles.

2. El que Obama eligiera una universidad teolgica, y no una cientfica para lanzar su discurso, es una de las manifestaciones de su intento de mantener la religin como actor poltico en Oriente Medio, en perjuicio de las fuerzas seculares y progresista, duramente discriminadas y perseguidas.

3. Su insistente referencia al respeto a la libertad religiosa, y rehusar a exigirlo en el terreno poltico y social, tena el objetivo de no herir a los dictadores amigos jeques, sultans caudillos-, que aplastan con total impunidad los mnimos derechos humanos. Claro que el seor Obama no poda pedir la suspensin de la Ley de Emergencia Nacional que impera en Egipto desde 1981, mientras en su propio pas mantiene el Patriot Act en funcin desde la oscura era de Bush.

Podra EEUU utilizar y saquear un pas y sus recursos a su antojo, teniendo aquellos cuidadnos libertades polticas y el derecho a reclamar su soberana sobre sus riquezas?

4. Si la separacin entre el Estado y la religin es uno del primeros pasos para sentar las bases de un Estado democrtico, y el Occidente afirma que sufre las consecuencias del protagonismo del Islam en la escena pblica, Por qu tras derrocar los gobiernos laicos de Irak y de Afganistn, Washington ha implantado en su lugar gobiernos islamistas?

5. El presidente Obama, igual que la Administracin Bush, confunde la opinin publica al presentar los conflictos mundiales, -que se libran por el control sobre los recursos-, como disputas de carcter religioso, ocultando, de paso, la naturaleza clasistas de los mismos. Sin duda, una herramienta estril para explicar la alianza sagrada entre los reyes sauds, fundamentalistas islmicos, con Bush y su equipo, fundamentalistas cristianos, para destruir a un musulmn rabe como Saddam Husein, o el apoyo de Mubarak a la ltima agresin israel contra los palestinos de Gaza.

6. La eleccin de Egipto para lanzar este discurso, obedeca a los intereses de EEUU: se trata de uno de sus principales aliados, y es el pas rabe que ha firmado la paz con Israel. Nada importaba que el presidente-caudillo, Hosni Mubarak, sea uno de los tiranos ms dspotas de la zona. Podra haber elegido Indonesia, mayor pas musulmn del mundo, con instituciones democrticas, y elecciones regulares.

7. El Presidente, al puro estilo de los fundamentalistas, puso la fecha de la civilizacin de los pueblos de Oriente Medio en el nacimiento del Islam, borrando de un manotazo la milenaria historia pre islmica de los persas, babilonios, kurdos o egipcios, cunas de la civilizacin humana, negndoles una identidad tnica propia desligada de su religin.

8. Considerar a Arabia o Egipto, como pases

moderados, ha sido el colmo. Claro que los adjetivos que reparte el mandatario estadounidense cobran sentido en relacin a los intereses de su gobierno. Quienes no se sometan, sin ser musulmanes, como Evo Morales, llevarn la etiqueta de radicales

9. Obama justifica la ocupacin de Afganistn con el 11s, como si la presencia de una banda terrorista en un pas fuese motivo de su bombardeo y ocupacin! Claro que cuesta mantener la sonrisa y confesar que han vulnerado la soberana de un pas miembro de la ONU, por su importancia geoestratgica.

10. Es obvio que hasta que Washington y sus aliados fabriquen otro enemigo, tirarn del carro de Al Qaeda -que con Obama ha sustituido al terrorismo islmico de Bush. As mientras lo combaten, ocuparn las ms codiciosos del planeta.

11. El enorme trauma que sufri el presidente de EEUU por la muerte de cerca de 3 mil personas en aquellos atentados, no lo sufre, ni como persona humana ni mucho menos como miembro de la elite gobernante de su pas, por la destruccin de la vida de cerca de 50 millones de personas solo en Irak y en Afganistn, matando bajo los bombardeos a decenas de miles de sus gentes, torturndoles a cientos, dejando a millones de viudas y hurfanos, y todo eso sin pagarles ninguna indemnizacin ni siquiera pedir el perdn. De Nuevo, la macabra idea xenfoba de vidas con distintos valores.

12. Respecto al conflicto palestino israel, sin reconocer la responsabilidad de su pas por apoyar a los causantes de la tragedia palestina, ni una palabra sobre la devolucin de las tierras ocupadas y anexionadas ilegalmente por Israel. Ms perverso, el compadecimiento del Presidente hacia los palestinos por su bsqueda de una patria. Ser la primera vez, creo, que alguien niega que palestinos han tenido una patria desde hace miles de aos, y que han sido expulsados de ella, con el apoyo del Occidente, y a lo largo de un proceso de limpieza tnica. Tampoco mencion la poltica de Apartheid aplicada por Tel Avive a los ciudadanos rabes, ni el bloqueo genocida a Gaza. Seor Obama se emociona al recordar el terror que sufren los nios hebreos con el ruido de los misiles inocuos palestinos, mientras se muestra insensible hacia la muerte de cientos de nios de este pueblo, masacrados por las armas sofisticadas israeles, algunas incluso prohibidas.

13. El presidente si por un lado se queda sin la autoridad moral para mediar en este conflicto, tomando partido en favor de su aliado, por otro se equivoca si piensa que complaciendo a los mandatarios fantoches rabes, neutralizar la lucha de sus pueblos por la justicia y libertad.

14. En cuanto a Irn, dentro de su estrategia de formar un frente unido rabe contra este pas, Obama, al querer referirse al Golfo Purisco, omiti el adjetivo Prsico, satisfaciendo de esta manera a sus aliados rabes que pretenden cambiar el nombre de una de las ms antiguas referencias y geogrficas del mundo, en un intento de reducir la influencia iran en la regin. De paso, retom la acusacin sin fondo de Israel y su antecesor Bush, sobre las armas nucleares de Irn, ignorando el informe de los servicios de inteligencia a de su pas, publicado en 2007, que reconcomera la inexistencia de tales programas militares. Est claro que la preocupacin de Obama por las mencionadas armas no incluye, como de costumbre, al arsenal ilegal y existente de Israel, el nico que posee estos hongos mortferos en Oriente Medio.

*Todo orden mundial que eleve a una nacin o grupo de personas sobre otro fracasar inevitablemente, es de lo poco que se puede rescatar de su discurso y sus planes para mantener la hegemona mundial de EEUU sobre el palneta, a toda costa.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter