Portada :: Europa :: Elecciones europeas 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-06-2009

Paradoja

Jos Saramago
El cuaderno de Saramago


Otras veces me he preguntado dnde est la izquierda, y hoy tengo la respuesta: por ah, humillada, contando los mseros votos recogidos y buscando explicaciones al hecho de ser tan pocos. Lo que lleg a ser, en el pasado, una de las mayores esperanzas de la humanidad, capaz de movilizar voluntades simplemente apelando a lo que de mejor caracteriza la especie humana, y que cre, con el paso del tiempo, los cambios sociales y los errores propios, sus propias perversiones internas, cada da ms lejos de las promesas primeras, asemejndose ms y ms a los adversarios y a los enemigos, como si esa fuese la nica manera de hacerse aceptar, acab cayendo en meras simulaciones, en las que conceptos de otras pocas fueron utilizados para justificar actos que esos mismos conceptos haban combatido. Al deslizarse progresivamente hacia el centro, movimiento proclamado por sus promotores como demostracin de una genialidad tctica y de una modernidad imparable, la izquierda parece no haber comprendido que se estaba aproximando a la derecha. Si, pese a todo, fuera todava capaz de aprender una leccin, sta que acaba de recibir viendo a la derecha pasarle por delante en toda Europa, tendr que interrogarse acerca de las causas profundas del distanciamiento indiferente de sus fuentes naturales de influencia, los pobres, los necesitados, y tambin los soadores, que siguen confiando en lo que resta de sus propuestas. No es posible votar a la izquierda si la izquierda ha dejado de existir.

Curiosamente, y esta es la paradoja, el poltico al que el ttulo de este comentario se refiere, es precisamente el que en este momento preside los destinos del pas que desde hace muchsimo tiempo viene desarrollando una poltica en todos los aspectos imperial y conservadora: Barack Obama. Da que pensar. Una accin poltica que, como vengo diciendo, pretende poco ms que salvar los muebles de un capitalismo sin reglas que estuvo a punto de devorarse a s mismo, nos parece ahora casi, casi, la realizacin del sueo de la izquierda. Apuesto que mucha gente, progresistas, socialistas, comunistas, anda por ah preguntndose: Y si Obama fuese presidente de mi partido? Tal vez lo que llamamos irona de la Historia sea algo as como esta situacin Tal vez sea, solamente, la importancia del factor personal.

http://cuaderno.josesaramago.org/2009/06/09/paradoja/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter