Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Masacre en Per. Junio 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-06-2009

Ante las protestas por la normas que promueven la privatizacin de la Amazonia
El Congreso suspende leyes de la selva

Carlos Noriega
Pgina 12

Tras la represin a los indgenas, el oficialismo junto al fujimorismo y la derechista Unidad Nacional decidieron dar marcha atrs con dos leyes que los aborgenes rechazan porque ponen en riesgo sus tierras. Las marchas siguen en pie.


El gobierno peruano dio ayer un paso atrs en un intento por descomprimir la tensin que se vive en la Amazonia y desactivar la huelga y las marchas convocadas para hoy en todo el pas, en protesta por la violenta represin contra los indgenas de la selva peruana, que el viernes pasado dej una cantidad de muertos todava indefinida, que entre nativos y policas superara el medio centenar. En el Congreso, el oficialismo, con el apoyo de sus aliados del fujimorismo y de la derechista Unidad Nacional, decidi dejar en suspenso la vigencia de dos de las nueve leyes que promueven la privatizacin de la Amazonia y que los indgenas rechazan porque ponen en riesgo sus tierras ancestrales. Pero la rebelin indgena, que ha ganado apoyo en importantes sectores polticos, sociales y sindicales, no cedi.

La convocatoria a la huelga amaznica y a las marchas de protesta en Lima y las principales ciudades del pas fue ratificada luego de conocerse la decisin del Congreso de suspender, pero no derogar, las llamadas leyes de la selva. Los indgenas mantenan bloqueadas varias vas, entre ellas la importante carretera que une las ciudades de Yurimaguas y Tarapoto.

Ayer, el enfrentamiento se traslad al Parlamento. Durante cinco horas, el oficialismo y la oposicin, encabezada por el Partido Nacionalista (PN), se enfrascaron en un intercambio de acusaciones y ataques. Los gobiernistas acusaron a los nacionalistas de promover la violencia y de manipular a los indgenas para desestabilizar la democracia. La oposicin, que insisti en todos los tonos para que las cuestionadas leyes sean derogadas, acus al gobierno de desconocer los derechos de los indgenas para favorecer a las transnacionales y exigi una comisin investigadora independiente para determinar responsabilidades por la violenta represin contra los nativos amaznicos y la cantidad de indgenas muertos.

El gobierno slo admite nueve muertes entre los indgenas, pero las informaciones llegadas desde la zona de la matanza hablan de ms de treinta muertos y en la Amazonia ha comenzado a correr la versin de que los nativos muertos seran ms de cien. Pobladores de la zona aseguran haber visto helicpteros arrojando cadveres a los ros. Organismos nacionales e internacionales de derechos humanos han condenado la violencia contra los indgenas y exigido una investigacin de lo ocurrido. Las Naciones Unidas expresaron su profunda preocupacin por los violentos sucesos en la Amazonia peruana.

Aprobada la suspensin de las leyes sobre la Amazonia por 57 votos a favor y 47 en contra, se de- sat el escndalo. Los congresistas del PN protestaron indignados y tomaron el centro del hemiciclo con cartelones y gritos en apoyo a los indgenas y exigiendo la derogatoria de las cuestionadas leyes, que ya han sido calificadas como inconstitucionales por dos comisiones del propio Congreso y por la Defensora del Pueblo, opiniones que la mayora no quiso tomar en cuenta. Varios parlamentarios levantaron frente a la mesa de la presidencia del Congreso una gran banderola en la que se poda leer Tierra y agua no se venden. Escuchen a los pueblos andinos y amaznicos. Las congresistas Hilaria Supa y Mara Sumire, representantes de los pueblos indgenas andinos, se sentaron, vestidas con trajes tpicos de sus comunidades, en medio del hemiciclo exhibiendo carteles escritos a mano en los que se peda por la vida, la paz y la democracia. No ms muertos por nuestros recursos. Los parlamentarios nacionalistas colocaron en medio del recinto una corona de plumas de un Apu (jefe) indgena y encendieron velas, en seal simblica de apoyo a los nativos amaznicos. Los congresistas decidieron pasar toda la tarde y la noche en el Congreso, en una vigilia de protesta contra el gobierno.

La selva no se vende, la selva se defiende, era una de las consignas ms escuchadas que salan desde el hemiciclo parlamentario. La suspensin de las leyes en lugar de su derogatoria es una maniobra del gobierno para que los indgenas se desmovilicen y luego esas leyes se vuelvan a poner en vigencia. Pero los indgenas no van a caer en esa trampa. Estas leyes son parte esencial del proyecto neoliberal y autoritario del gobierno. Los indgenas han aparecido para enfrentar este proyecto y por eso son reprimidos y satanizados por el gobierno, le seal a Pgina/12 Rger Rumrrill, escritor e investigador sobre la Amazonia peruana. El oficialismo y la oposicin se acusaron mutuamente por la violencia que podra darse en la selva por la protesta indgena.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter