Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Masacre en Per. Junio 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2009

La carta del Presidente Evo Morales a la IV Cumbre Continental de los Pueblos y Nacionalidades Indgenas

Jorge Echazu Alvarado
Rebelin


La carta que el presidente Evo Morales remiti a la IV Cumbre Continental de los Pueblos y Nacionalidades Indgenas, constituye un documento histrico que vale la pena analizar para indagar si efectivamente es un instrumento subversivo y atentatorio contra la soberana del estado peruano.

La Carta, por el contrario tiene el carcter de un mensaje de humanidad, de defensa de la vida, de la tierra, de los recursos naturales, de las naciones y pueblos que viven en consonancia con la naturaleza y por ello mismo, no puede confundirse con un instrumento sectario.

Copiamos algunos prrafos que constituyen, en realidad verdaderas enseanzas de respeto a la supervivencia del gnero humano y de nuestro planeta.

Hoy en da, sentimos los efectos devastadores del sistema capitalista transnacional neoliberal que destruye aceleradamente nuestro planeta.

El sistema capitalista, imperialista y colonial, se basa en formas de vida de dominacin, sometimiento y subordinacin de unos sobre los otros. Por eso, hermanas y hermanas, para preservar el planeta, la vida y la propia especie humana, debemos enfrentar al capitalismo.

La censura del capitalismo y de su forma imperial tiene un carcter general, terico y poltico y no tiene nada que ver concretamente con el Gobierno peruano. Es pues una postura muy digna de anticapitalismo y anti-imperialismo que caracteriza a nuestro gobierno y al proceso de cambio que representa en estos momentos Evo Morales. Vincular estos puntos de vista tan generales y al mismo tiempo tan nobles con una coyuntura poltica de un pas determinado es realmente una verdadera aberracin.

Nos dijeron que hubo descubrimiento cuando hubo una invasin, que hubo una conquista cuando hubo un genocidio..La historia oficial ha pretendido que olvidemos que durante esos siglos resistimos y nos rebelamos. Nosotros somos herederos de los Amaru, las Bastidas, los Apaza, los Katari, las Sisas y tantos otros.

Como un avanzado catedrtico de historia crtica Morales, destaca la lucha centenaria de los pueblos de nuestra Abya Yala contra el agresor extracontinental. Quin podra objetar estos razonamientos histricos que son la expresin ms cabal de las luchas liberadoras de los indgenas de todo nuestro continente? Qu tienen que ver estos prrafos singulares y profundos con el miserable gobierno peruano de Alan Garca?

No olvidemos que para la liberacin de nuestros pueblos, debemos reconocer que la tierra no nos pertenece, sino ms bien nosotros pertenecemos a la tierra.

A propsito de este prrafo, cmo no recordar la clebre carta del Cacique Piel Roja Seattle, dirigida al Presidente norteamericano Pierce cuando le dice que la tierra no pertenece al hombre, sino que el hombre pertenece a la tierra? (*)

A continuacin tenemos los prrafos ms criticados pero que constituyen la posicin ideolgica propia del presidente en cuanto al problema poltico:

Nos toca ahora garantizar nuestros derechos y los derechos de la Madre Tierra a travs de la toma democrtica del poder.

Se puede sostener con la mnima seriedad que el documento del Presidente es subversivo, cuando est planteando precisamente aquello de la toma del poder por las vas democrticas? Por otro lado, tiene algo que ver esta declaracin democrtica con los conflictos del genocida Garca con su propio pueblo.

Finalmente esta histrica Carta del Presidente, concluye con una declaracin revolucionaria y de profundo contenido democrtico, porque la verdadera revolucin es el hecho democrtico ms profundo en la historia de los pueblos:

Este es el momento para que todos sepan que nuestra lucha no termina, que de la resistencia pasamos a la rebelin y de la rebelin a la revolucin. Este es el momento de la segunda y definitiva independencia.

Evo Morales, emulando con el viejo Fidel que cuando tomaba al poder en Cuba en 1959, anunciaba para Amrica Latina su segunda y definitiva independencia, proclama ahora nuevamente a medio siglo de distancia, la aspiracin suprema de nuestros pueblos

Efectivamente Amrica Latina, el Caribe y las Antillas, esperan su Segunda Independencia, ya que la primera, la del siglo XIX, ha sido embargada y confiscada por una patria del criollo y el mestizo que la desnaturalizaron por completo.

Suscribimos entusiastamente la Carta del Presidente constatando que el ridculo y miserable gobierno peruano del genocida Alan Garca est escupiendo a la luna cuando se siente aludido directamente por la memorable Carta.

La Carta esta ubicada a miles de kilmetros de altura con respecto a ese engendro de la maldad y el crimen que representa el actual rgimen peruano.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter