Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Masacre en Per. Junio 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2009

Indgenas acusan a Garca por las muertes

Milagros Salazar
IPS

Una mujer nativa vestida de negro grita entre sollozos apenas nos ve llegar: "mi hijo, mi hijo, me lo han matado". Es Andrea Rocca Vishu, la madre de Felipe Sabio, un joven que muri en los enfrentamientos con policas en la protesta indgena de la nortea regin peruana de Amazonas.


Mujeres, hombres y nios de la comunidad de wawas estaban reunidos en la puerta de la familia Sabio cuando lleg IPS este sbado junto a otros periodistas.

Hay consternacin y temor por la muerte de Felipe, a quien consideraban como uno de los pocos hombres ilustrados de esta comunidad ubicada a cuatro horas de viaje de la ciudad de Bagua, cabecera de la provincia de igual nombre en la Amazonia.

"l era un defensor de las comunidades, ha puesto el pecho por defender nuestros territorios", dice Germn Llagkuag, to del nativo fallecido, quien exige a los periodistas que se conozca la versin de los indgenas a quienes el gobierno nacional de Alan Garca acusa de violentos por el cruento desenlace de la huelga que comenzaron hace dos meses.

Los indgenas protestan contra la promulgacin de decretos legislativos para la implementacin del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que promueven la inversin privada en sus territorios y abre la posibilidad a proyectos de explotacin de recursos naturales y otras actividades econmicas que generan temor entre la poblacin amaznica.

Debido al derramamiento de sangre de policas e indgenas, el Congreso legislativo suspendi el mircoles la aplicacin de dos de los decretos cuestionados por los nativos y calificados por expertos de inconstitucionales. Pero los indgenas insisten en que se deroguen.

Garca dijo el viernes que lo sucedido en Bagua fue un "genocidio de policas por parte de elementos extremistas que quieren entregarnos a modelos extranjeros de desarrollo". Se refiri as a la muerte de 24 uniformados el 5 de este mes en los enfrentamientos con los nativos en la Estacin Nmero 6 del Oleoducto Norperuano de Petroper y en la denominada Curva del Diablo en la carretera Fernando Belaunde Terry.

En respuesta y al sentirse aludido, el presidente de Bolivia, el indgena Evo Morales, calific al da siguiente lo ocurrido en la Amazona como "el genocidio del TLC".

La Defensora del Pueblo de Per asegura que murieron cinco indgenas, pero los participantes en las protestas aseguran que fueron muchos ms, por lo cual se contina con la bsqueda de los cuerpos y los comits de ms de 300 comunidades de la zona elaboran un registro de las personas que an no retornan a sus lugares de residencia.

Salomn Aguanash, presidente del comit de lucha regional por el respeto de los derechos de los pueblos indgenas y quien lider las acciones en la Curva del Diablo, identific ante IPS a otro nativo muerto en la lista de vctimas elaborada por la Defensora. Se trata de Jess Carlos Timias de la comunidad de Uracuza, con lo cual la cifra fatal ascendera a seis por lo menos en la cuenta oficial. A ellos se suma el fallecimiento de cinco mestizos.

En total, hay un saldo de ms de 30 muertos, unos 50 nativos detenidos hasta el viernes segn organizaciones de derechos humanos, y 85 indgenas que no han vuelto a las comunidades de Santiago, Nieva y Cenepa, asegur Aguanash.

ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

"Mi esposo no era cualquier hombre, era inteligente y preparado. Solucionaba los problemas de la gente aqu, y si l fue a la lucha era porque Alan Garca nos quera quitar nuestras tierras con una ley para drselas a los empresarios. l es el culpable", dice a IPS Violeta Pitug Wanpush, de 27 aos, tendida sobre una cama pues hace slo un da que dio a luz.

Pitug Wanpush es la viuda de Felipe Sabio y esta semana ha tenido que enfrentarse a la vida y a la muerte.

El da 6 vio el cuerpo de su esposo muerto, que fue trado desde la ciudad de Bagua con una herida de bala en el lado izquierdo del pecho y cinco das despus naci su hija. Tiene otros tres hijos pequeos.

"Mis hijos lloran todo el da y preguntan dnde est mi pap? Cmo los voy a cuidar ahora sin mi esposo. Con ese pensamiento, con ese sufrimiento estoy aqu", sealaba entre sollozos con su beba en brazos y rodeada de sus otros tres hijos que tienen entre dos y cuatro aos.

Felipe Sabio Csar, a quien la Defensora registr equivocadamente su segundo apellido como Snchez, trabaj como corresponsal en una radio local y comunicaba a las comunidades el avance de la lucha indgena en coordinacin con la Organizacin Regional de los Pueblos de la Amazona Norte (Orpian).

Muri en las inmediaciones de la plaza de armas de Bagua el da 5, cuando la polica intentaba disuadir a los pobladores que reclamaban airadamente por la muerte de los nativos que se haban registrad pocas horas antes en la carretera Fernando Belaunde Terry y en las quebradas aledaas.

"ESTBAMOS A PUNTO DE VOLVER"

El dirigente Aguanash narr a IPS que 15 das antes del trgico viernes 5, unos 2.600 nativos de las cinco comunidades de la provincia de Concorcanqui se trasladaron a la Curva del Diablo. A ellos se sumaron 140 de la provincia de San Ignacio, de la regin Cajamarca, y un millar de Pautn, del distrito de Nieva en Amazonas.

Entre los manifestantes en la carretera estaba David Jausito Mashigkash, de 19 aos, de la comunidad de La Curva, quien fue el primero que muri en los enfrentamientos en la Curva del Diablo, segn Aguanash.

"La polica empez a disparar primero desde los helicpteros y luego llegaron dos tanquetas por la carretera. Todo era bala y cayeron varios hermanos, pero l, David, fue el primero", asegur a IPS el dirigente indgena.

La madre de David nos mira en silencio, no quiere hablar. Su padre, Moiss Jausito Lucinda, habla, pero poco. "Se fue para ver cmo era la lucha, no pensamos que lo iban a matar", dijo mientras nos enseaba una foto en la que su hijo aparece vestido de enfermero.

David Jausito vivi en Chiclayo desde los 11 aos y en febrero lleg a Bagua para estudiar tcnica de enfermera en un instituto tecnolgico de la zona. Su cadver lleg a la comunidad el mircoles y fue enterrado a pocos metros de su casa.

La tumba de Jausito Mashigkash representa la humildad de esta comunidad amaznica: su cuerpo yace bajo un pedazo de terreno protegido por una calamina, una cruz de madera pintada de blanco y flores alrededor.

"Cuando uno muere en la comunidad, afecta a todos", asegur el primo del fallecido awajun, Lucio Rocca Autukai, quien cont que la mayora de los pobladores de La Curva participaron en el entierro en solidaridad con el reclamo indgena.

Rocca Autukai estuvo junto a su primo en los enfrentamientos en La Curva. "Los disparos fueron de frente, al cuerpo. La polica nos gan, porque nosotros ya bamos a retirarnos ese da antes de las 10 de la maana, ese era el acuerdo. Estbamos a punto de volver", asegur a IPS.

Aguanash aval esa versin, que tambin fue narrada a IPS por otros nativos que participaron en las protestas.

Comentarios periodsticas sostienen que en la Estacin N 6 de Petro Per, los policas habran suscrito un acuerdo de no agresin con los indgenas. En ese lugar, a cuatro horas de Bagua, los nativos habran degollaron a los efectivos el da 5, segn la informacin oficial.

"Los hermanos policas al igual que nosotros no tenan la culpa. Esto se ha producido por la orden del gobierno", asegur el lder aguajun, quien adems pidi a Lima que cese las denuncias contra los nativos que encabezaron las protestas.

Cinco dirigentes de la Asociacin Intertnica de Desarrollo de la Amazona, entre ellos su lder, Alberto Pizango Chota, fueron acusados por la fiscal Silvia Sack Ramos del delito contra la "tranquilidad pblica en agravio al Estado, en la modalidad de apologa de la sedicin y motn".

Segn Sack, los dirigentes podran ser condenados hasta seis aos de prisin.

El conflicto sigue latente, mientras el ejrcito vigila las comunidades de Bagua y contina el toque de queda.

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=92422


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter