Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-06-2009

La coyuntura decisiva de Ekaterimburgo
Desdolarizacin o desmantelamiento del Imperio financiero-militar de EE.UU.

Michael Hudson
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


La ciudad de Ekaterimburgo, la mayor de Rusia al este de los Urales, puede llegar a ser conocida no slo por ser el sitio en el que murieron los zares sino tambin la hegemona estadounidense y no slo el sitio en el que fue derribado en 1960 el piloto del U-2 de EE.UU., Gary Powers, sino donde fue abatido el orden financiero mundial centrado en EE.UU.

El cuestionamiento de EE.UU. ser el enfoque primordial de las reuniones ampliadas de hoy y maana (15 y 16 de junio) en Ekaterimburgo (antes llamada Sverdlovsk) para el presidente chino Hu Jintao, el presidente ruso Dmitry Medvedev y otros mximos responsables de la Organizacin de Cooperacin de Shanghi (SCO), de seis miembros. La alianza est formada por Rusia, China, Kazajstn, Tayikistn, Kirguistn, y Uzbekistn, con estatus de observador para Irn, India, Pakistn y Mongolia. El martes se les sumar Brasil para discusiones comerciales de las naciones del BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

Los participantes han asegurado a diplomticos estadounidenses que su objetivo no es desmantelar el imperio financiero y militar de EE.UU. Simplemente quieren discutir la ayuda mutua pero de un modo que no contenga un papel para EE.UU., la OTAN o el dlar de EE.UU. como vehculo para el comercio. Es posible que los diplomticos de EE.UU. pregunten lo que esto significa en realidad, si no es una accin para convertir en obsoleta la hegemona de EE.UU. Es, despus de todo, lo que significa un mundo multipolar. Para comenzar, en 2005, la SCO pidi a Washington que fije una lnea de tiempo para el retiro de sus bases militares de Asia Central. Dos aos despus, los pases de la SCO se alinearon formalmente con las antiguas repblicas de la CEI pertenecientes a la Organizacin del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO), establecida en 2002 como contrapeso para la OTAN.

Sin embargo la reunin slo ha provocado un bostezo colectivo de la prensa estadounidense e incluso europea a pesar de que su orden del da es el reemplazo del estndar global del dlar por un nuevo sistema de defensa financiero y militar. Un portavoz del Consejo de Relaciones Exteriores ha dicho que le cuesta imaginar que Rusia y China puedan superar su rivalidad geopoltica, [1] sugiriendo que EE.UU. puede utilizar la poltica de dividir y conquistar que Gran Bretaa utiliz con tanta habilidad durante muchos siglos para fragmentar la oposicin extranjera a su propio imperio. Pero George W. Bush (soy un unificador, no un divisor) se bas en el legado del gobierno de Clinton para impulsar a Rusia, China y sus vecinos a encontrar un terreno comn cuando se trata de encontrar una alternativa al dlar y por lo tanto a la capacidad de EE.UU. de mantener ad infinitum dficits de la balanza de pagos.

Lo que puede representar la extremauncin de la hegemona estadounidense ya comenz en abril en la conferencia del G-20, y se hizo an ms explcito en el Foro Econmico International de San Petersburgo el 5 de junio, cuando el seor Medvedev llam a China, Rusia e India a edificar un orden mundial cada vez ms multipolar. Lo que esto significa en lenguaje comn es: Hemos llegado a nuestro lmite en el subsidio del cerco de Eurasia por EE.UU. mientras tambin permitimos que EE.UU. se apropie de nuestras exportaciones, compaas, acciones y bienes races a cambio de papel moneda de un valor cuestionable.

El sistema unipolar artificialmente mantenido, aclar el seor Medvedev, se basa en un gran centro de consumo, financiado por un dficit creciente, y por lo tanto deudas acrecentadas, una moneda de reserva que sola ser fuerte, y un sistema dominante de evaluacin de activos y riesgos. [2] A la raz de la crisis financiera global, concluy, est que EE.UU. produce demasiado poco y gasta demasiado. Especialmente perturbadores son sus gastos militares, tales como el aumento de la ayuda militar de EE.UU. a Georgia recin anunciado la semana pasada, el escudo de misiles de la OTAN en Europa Oriental, y el refuerzo de EE.UU. en Oriente Prximo y Asia Central ricos en petrleo.

El escollo para todos estos pases es la capacidad de EE.UU. de imprimir cantidades ilimitadas de dlares. El gasto exagerado de los consumidores de EE.UU. para importaciones en exceso de las exportaciones, las adquisiciones estadounidenses de compaas y bienes races extranjeros, y los dlares que el Pentgono gasta en el exterior, terminan todos en bancos centrales extranjeros. Estos organismos entonces enfrentan una decisin difcil: reciclar esos dlares de vuelta a EE.UU. mediante la compra de bonos del Tesoro de EE.UU., o dejar que el libre mercado imponga un aumento del valor de su divisa respecto al dlar haciendo as que sus exportaciones no sean competitivas en los mercados mundiales y creando al hacerlo desempleo e insolvencia de negocios en el interior.

Cuando China y otros pases reciclan sus entradas de dlares comprando bonos del Tesoro de EE.UU., para invertir en EE.UU., esta acumulacin no es realmente voluntaria. No refleja su fe en que la economa de EE.UU. enriquezca a bancos centrales extranjeros con sus ahorros, o alguna preferencia por una inversin calculada, sino simplemente una falta de alternativas. Libres mercados al estilo de EE.UU. acoplan a pases a un sistema que los obliga a aceptar dlares sin lmites. Ahora quieren terminar con esa situacin.

Esto significa la creacin de una nueva alternativa. En lugar de hacer slo cambios cosmticos como lo quisieran algunos pases y tal vez las propias organizaciones financieras internacional, el seor Medvedev termin su discurso de San Petersburgo diciendo: lo que necesitamos son instituciones financieras de un tipo completamente nuevo, en el que no dominen temas y motivos polticos particulares y pases en particular.

Cuando los gastos militares en el extranjero llevaron al dficit a la balanza de pagos de EE.UU. e hicieron que EE.UU. abandonara el oro en 1971, los bancos centrales se quedaron sin el recurso tradicional utilizado para saldar desequilibrios en los pagos. La alternativa por defecto fue invertir sus ingresos de pagos subsiguientes en bonos del Tesoro de EE.UU., como si estos fueran tan buenos como el oro. Los bancos centrales ahora poseen 4 billones de dlares en esos bonos en sus reservas internacionales y esos prstamos han financiado la mayor parte de los dficits presupuestarios internos del gobierno de EE.UU. durante ms de tres dcadas! Ante el hecho de que cerca de la mitad de los gastos discrecionales del gobierno de EE.UU. es para operaciones militares incluyendo ms de 750 bases militares en el extranjero y operaciones cada vez ms costosas en pases de produccin y transporte de petrleo el sistema financiero internacional est organizado de tal manera que financia al Pentgono, junto con las adquisiciones estadounidenses de activos extranjeros de los que se espera que rindan mucho ms que los bonos del Tesoro en poder de los bancos centrales.

El principal tema poltico que enfrentan los bancos centrales del mundo es por lo tanto cmo evitar que se agreguen an ms dlares a sus reservas y que al hacerlo sigan financiando an ms gastos deficitarios de EE.UU. incluidos los gastos militares ante sus fronteras?

Para comenzar, los seis pases de la SCO y del BRIC tienen la intencin de comerciar en sus propias divisas a fin de tener el beneficio del crdito mutuo que hasta ahora EE.UU. ha monopolizado para s mismo. Con este fin, China ha cerrado acuerdos bilaterales con Argentina y Brasil para asignar el valor de su comercio en renminbi en lugar del dlar, libras esterlinas o euros, [3] y hace dos semanas Chinas lleg a un acuerdo con Malasia para realizar el comercio entre los dos pases en renminbi. [4] El ex primer ministro Mahathir Mohamad me explic en enero que en su calidad de pas musulmn, Malasia quiere evitar hacer algo que pueda facilitar la accin militar de EE.UU. contra pases islmicos, incluida Palestina. La nacin ya tiene demasiados dlares, explicaron sus colegas. El gobernador del Banco del Pueblo de China (central) Zhou Xiaochuan, escribi una declaracin oficial en su sitio en Internet que el objetivo es ahora la creacin de una moneda de reserva que est desconectada de naciones individuales. [5] Es el objetivo de las discusiones en Ekaterimburgo.

Aparte de evitar el financiamiento de la adquisicin de su propia industria y del cerco militar del globo por EE.UU., China, Rusia y otros pases quisieran indudablemente obtener el mismo tipo de viaje gratuito que ha estado consiguiendo EE.UU. Tal como estn las cosas, ven a EE.UU. como una nacin sin ley, tanto desde el punto de vista financiero como militar. De qu otra manera se puede caracterizar a una nacin que fija un conjunto de leyes para los dems sobre la guerra, el pago de la deuda y el tratamiento de prisioneros pero las ignora cuando se trata de ella? EE.UU. es ahora el mayor deudor del mundo, pero ha evitado el dolor de los ajustes estructurales impuestos a otras economas deudoras. Las reducciones de tasas de inters y de impuestos ante la explosin de los dficits comerciales y presupuestarios son vistas como el colmo de la hipocresa ante los programas de austeridad que Washington impone a otros pases a travs del FMI y otros instrumentos de Washington.

EE.UU. dice a las economas deudoras que vendan sus servicios pblicos y recursos naturales, que aumenten sus tipos de inters y que aumenten los impuestos mientras aniquilan sus redes de seguridad social para exprimir dinero a fin de pagar a los acreedores. Y dentro del pas, el Congreso bloque la compra de Unocal por CNOOK de China por motivos de seguridad nacional, as como bloque a Dubai en su intento de comprar puertos de EE.UU. y a otros fondos de riqueza soberana de la compra de infraestructura clave. Se invita a los extranjeros a que imiten la compra japonesa de elefantes blancos como el Centro Rockefeller, en el cual los inversionistas perdieron rpidamente mil millones de dlares y terminaron por abandonar.

En realidad EE.UU. no ha dejado muchas alternativas a China y a otros pases con supervits de pagos fuera de encontrar una forma de evitar ms acumulacin de dlares. Hasta la fecha, los intentos de China de diversificar su tenencia de dlares ms all de los bonos del Tesoro, no han tenido mucho xito. Para comenzar, Hank Paulson de Goldman Sachs orient a su banco central hacia valores de mayor rendimiento de Fannie Mae y Freddie Mac, explicando que eran obligaciones pblicas de facto. Colapsaron en 2008, pero por lo menos el gobierno de EE.UU. se hizo cargo de esas dos agencias hipotecarias, agregando sus 5,2 billones de dlares en obligaciones a la deuda nacional. De hecho, lo que provoc el rescate fue en gran parte la inversin oficial extranjera. La imposicin de una prdida a las agencias oficiales extranjeras hubiera quebrado instantneamente el estndar del bono del Tesoro, no slo a travs de la terrible destruccin de la credibilidad de EE.UU., sino simplemente porque no hay suficientes bonos del gobierno como para absorber los dlares que inundan la economa mundial por los crecientes dficits de la balanza de pagos de EE.UU.

Buscando una mayor posicin participativa para proteger el valor de sus posesiones en dlares, mientras la burbuja crediticia de la Reserva Federal haca descender los tipos de inters, los fondos de riqueza soberanos de China trataron de diversificar a fines de 2007. China compr participaciones en el bien conectado fondo de valores Blackstone y en Morgan Stanley en Wall Street, Barclays en Gran Bretaa, Standard Bank en Sudfrica (otro afiliado con Chase Manhattan durante los aos sesenta del apartheid) y en Fortis, el conglomerado financiero belga, se derrumb poco despus. Pero el sector financiero de EE.UU. estaba colapsando bajo el peso de la pirmide de deudas, y los precios de las acciones de bancos y firmas de inversin cayeron en todo el mundo.

Los extranjeros ven al FMI, al Banco Mundial y a la Organizacin Mundial de Comercio como sustitutos de Washington en un sistema financiero respaldado por bases militares y portaaviones estadounidenses que cercan el globo. Pero esta dominacin militar es un vestigio de un imperio estadounidense que ya no puede regir a travs de su fuerza econmica. El poder militar se apoya en la fuerza, se basa ms en el armamento atmico y en ataques areos a larga distancia que en operaciones terrestres, que se han hecho demasiado impopulares desde el punto de vista poltico para ser realizadas en gran escala.

En el frente econmico no hay un modo previsible para que EE.UU. pueda librarse de los 4 billones de dlares que debe a gobiernos extranjeros, sus bancos centrales y a los fondos de riqueza soberana establecidos para deshacerse de la abundancia global de dlares. EE.UU. se ha convertido en un moroso y por cierto, en un moroso agresivo en lo militar que trata de conservar el poder nico que otrora gan por medios econmicos. El problema es cmo restringir su conducta. Yu Yongding, ex asesor del banco central chino, y que ahora est en la Academia de Ciencias de China, sugiri que se aconsejara al Secretario del Tesoro de EE.UU., Tim Geithner, que EE.UU. comenzara por ahorrar ante todo mediante la reduccin de su presupuesto militar. Es poco probable que los ingresos por impuestos de EE.UU. aumenten a corto plazo por el bajo crecimiento econmico, los gastos inflexibles y el coste de librar dos guerras. [6]

Actualmente son los ahorros del extranjero, no los de los estadounidenses, los que financian el dficit presupuestario de EE.UU., comprando la mayor parte de los bonos del Tesoro. El resultado es la tributacin, sin representacin para votantes extranjeros en cuanto a cmo el gobierno de EE.UU. utiliza sus ahorros obligados. Por ello es necesario que los diplomticos financieros amplen el alcance de sus decisiones polticas ms all del mercado del sector privado. Los tipos de inters son determinados por muchos factores aparte de consumidores con tarjetas de crdito, el eufemismo usual que los medios de EE.UU. citan para el dficit de la balanza de pagos de EE.UU. Desde el siglo XIII, la guerra ha sido un factor dominante en la balanza de pagos de los principales pases y en sus deudas nacionales. El financiamiento con bonos del gobierno consiste sobre todo de deudas de la guerra, ya que los presupuestos en tiempos de paz tienden a ser equilibrados. Esto vincula directamente el presupuesto de guerra con la balanza de pagos y las tasas de inters.

Las naciones extranjeras acumulan pagars impagables bajo condiciones en las que, si actan para detener el viaje gratis del que goza EE.UU., llevaran a una cada del dlar y sus posesiones en dlares bajaran de valor en relacin con sus propias monedas nacionales y otras divisas. Si la moneda de China sube en un 10% respecto al dlar, su banco central sufrir el equivalente de una prdida de 200 millones de dlares respecto a sus posesiones de 2 billones de dlares denominadas en yuan. Esto explica por qu, cuando las agencias de calificacin de bonos hablan de que los valores del Tesoro de EE.UU. pierdan su calificacin AAA, no quieren decir que el gobierno no pueda simplemente imprimir los dlares de papel para compensar esos bonos. Quieren decir que los dlares se depreciarn en su valor internacional. Y es precisamente lo que est sucediendo. Cuando Geithner puso una cara seria y dijo a una audiencia en la Universidad de Beijing a principios de junio que cree en un dlar fuerte y que por lo tanto las inversiones en EE.UU. de China estaban sanas y salvas, fue recibido por risas sarcsticas. [7]

La anticipacin de un aumento en la tasa de cambio de China suministra un incentivo para especuladores que tratan de pedir prestado en dlares para comprar renminbi y beneficiarse de la apreciacin. Para China, el problema es que esa entrada llevara a una profeca que se cumple a s sola al forzar la apreciacin de su moneda. De modo que el problema de las reservas internacionales est inherentemente ligado al de los controles de capital. Por qu iba a contemplar China cmo sus compaas lucrativas son vendidas por an ms dlares libremente creados de EE.UU. que el banco central debe utilizar para cumplir bonos de bajo rendimiento del Tesoro de EE.UU. o para perder an ms dinero en Wall Street?

Para evitar ese dilema es necesario revertir la filosofa de mercados abiertos de capital que el mundo ha mantenido desde Bretton Woods en 1944. En ocasin de la visita del seor Geithner a China, Zhou Xiaochuan, ministro del Banco del Pueblo de China, el banco central del pas, dijo intencionadamente que por primera vez desde que las conversaciones semestrales comenzaron en 2006, China tiene que aprender de los errores estadounidenses as como de sus xitos en lo que tiene que ver con la desregulacin de mercados y el desmantelamiento de controles. [8]

Por lo tanto una era llega a su fin. Ante los continuos gastos deficitarios de EE.UU., la desdolarizacin amenaza con obligar a los pases a volver al tipo de dobles tasas de cambio comn entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial: un tipo de cambio para el comercio en materias primas, otro para los movimientos de capital e inversiones, por lo menos en las economas del rea del dlar.

Incluso sin controles de capital, las naciones que se renen en Ekaterimburgo estn tomando pasos para evitar que se conviertan receptores renuentes de an ms dlares. Al ver que la hegemona global de EE.UU. no puede continuar sin el poder adquisitivo que ellos mismos suministran, los gobiernos se apresuran a acelerar lo que Chalmers Johnson ha llamado las aflicciones del imperio en su libro de ese nombre la bancarrota del orden mundial financiero-militar de EE.UU. Si China, Rusia y sus aliados no-alineados se salen con la suya, EE.UU. ya no vivir de los ahorros de otros (en la forma de sus propios dlares reciclados) ni tendr el dinero necesario para sus ilimitados gastos y aventuras militares.

Funcionarios de EE.UU. quisieron asistir como observadores a la reunin de Ekaterimburgo. Les dijeron que No. Es una palabra que los estadounidenses oirn frecuentemente en el futuro.

Notas

1 Andrew Scheineson, The Shanghai Cooperation Organization, Council on Foreign Relations,

Actualizado el: 24 de marzo de 2009: Aunque algunos expertos dicen que la organizacin ha emergido como un poderoso baluarte contra EE.UU. en Asia Central, otros creen que fricciones entre sus dos mayores miembros, Rusia y China, imposibilitan efectivamente una SCO fuerte y unificada.

2 Kremlin.ru, 5 de junio de 2009, en Johnsons Russia List, 8 de junio de 2009, #8.

3 Jamil Anderlini and Javier Blas, China reveals big rise in gold reserves, Financial Times, 24 de abril de 2009. Vea tambin Chinese political advisors propose making yuan an intl currency. Beijing, 7 de marzo de 2009 (Xinhua). La clave para la reforma financiera es convertir el yuan en una divisa internacional, dijo [Peter Kwong Ching] Woo [presidente de Wharf (Holdings) Limited basado en Hong Kong] en un discurso ante la Segunda Sesin del 11 Comit Nacional de la Conferencia Poltica Consultativa del Puebo Chino (CPPCC), el mximo organismo poltico asesor del pas. Eso significa utilizar la moneda china para saldar pagos comerciales internacionales

4 Shai Oster, Malaysia, China Consider Ending Trade in Dollars, Wall Street Journal, 4 de junio de 2009.

5 Jonathan Wheatley, Brazil and China in plan to axe dollar, Financial Times, 19 de mayo de 2009.

6 Another Dollar Crisis inevitable unless U.S. starts Saving - China central bank adviser. Global Crisis Inevitable Unless U.S. Starts Saving, Yu Says, Bloomberg News, 1 de junio de 2009. http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601080&sid=aCV0pFcAFyZw&refer=asia

7 Kathrin Hille, Lesson in friendship draws blushes, Financial Times, 2 de junio de 2009.

8 Steven R. Weisman, U.S. Tells China Subprime Woes Are No Reason to Keep Markets Closed, The New York Times, 18 de junio de 2008.

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=13969



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter