Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-06-2009

Rechazo del desahucio

Miguel Riera
El Viejo Topo


La insistencia de Rodrguez Zapatero en defender los gastos sociales ante las arremetidas de la patronal y la derecha poltica es encomiable. Lo sera ms si la poltica econmica del gobierno no hubiera estado caracterizada en estos ltimos aos por un marcado sesgo neoliberal, lo cual genera cierta desconfianza hay elecciones a la vista en relacin con las declaraciones presidenciales. Pero, en cualquier caso, esa insistencia debe ser bienvenida.

Hay un aspecto, sin embargo, que el gobierno de Zapatero est descuidando, el que hace referencia a los desahucios e impagos de hipotecas.

Es cierto que se impulsaron algunas medidas para los hipotecados que hubieran perdido el empleo, pero dichas medidas se han revelado ineficaces, sobre todo porque son discrecionales y es la banca quien decide que sean o no aplicadas. Por otra parte, y contradictoriamente con la supuesta buena voluntad del ejecutivo, hace unos meses se aprob lo que ya ha sido denominado el desahucio-exprs: la reduccin del tiempo necesario para poner a una familia de patitas en la calle.

Echar a una familia de su vivienda se me antoja que debera ser algo anticonstitucional. Si incluso Franco impeda el desahucio de las familias por impago de deudas!

Y existen formas de suavizar el tema de los impagos hipotecarios (en este mismo nmero Antonio Almazn propone algunas) y de evitar los desahucios. O es que las ayudas slo hay que drselas a los bancos y a la industria del automvil?

Algunas Cajas y entidades bancarias estn aflojando, de motu propio, el collar hipotecario que ahoga a tantos trabajadores. Lo hacen en general reconvirtiendo la hipoteca en otra de mayor duracin en el tiempo (es decir, traspasando la hipoteca a hijos y nietos), lo cual, como solucin de emergencia, no est mal.

Pero slo conceden ese aplazamiento a quien puede acreditar una solvencia suficiente. Y quien no, a la calle! Algo que en una sociedad rica (rica al menos hasta hace cuatro das) y solidaria no puede consentirse. Quizs, el hecho de que los primeros en verse despojados de su hogar hayan sido mayoritariamente inmigrantes haya embadurnado de insensibilidad la piel de nuestros gobernantes. La inmigracin se ha convertido en la carne de can de la guerra econmica de nuestros das. No creo que sea necesario subrayar la inmoralidad y la crueldad de semejante ignominia, si fuera ese el caso. Pero es que, adems, la amenaza de desahucios masivos se cierne ya sobre miles de familias autctonas, de modo que a quienes nos gobiernan no les vale ya mirar para otro lado. Dejar a alguien sin abrigo, pudiendo evitarse, es asunto grave, me atrevera a decir que de lesa humanidad. Al gobierno, a las fuerzas polticas de izquierda, les corresponde evitarlo. Y si hay que legislar, que lo hagan, porque es para eso, para legislar protegiendo a los ciudadanos para lo que les hemos votado.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter