Portada :: Economa :: Especial "El capitalismo cruje"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-06-2009

Slo una crisis financiera?

Joseba Felix Tobar-Arbulu
Berria

Traducido por Daniel Escribano para Rebelin


El estado de Dakota del Norte tiene poca poblacin (menos de 700.000 habitantes), clima fro y muchos campesinos dispersos por el territorio. No obstante, he aqu algunos datos de inters: desde el ao 2000 el Producto Interior Bruto ha aumentado el 56%, las rentas personales, el 43%, y los salarios, el 34%. Este ao el estado tiene un supervit presupuestario de 1,2 dlares por cada 109 (vase Ellen Brown: Turning the tables on Wall Street: North Dakota shows cash-starved states how they can create their own credit, http://www.webofdebt.com/articles/state_bank_option2.php).
 
Por qu tiene el estado de Dakota del Norte lo que los dems estados no tienen? Parece que la respuesta es su banco. (De los 50 bancos de los EEUU 46 son insolventes.) Segn la legislacin de Dakota del Norte, el estado debe guardar todos sus fondos en el banco y garantizar sus depsitos. La funcin del banco es ofrecer servicios financieros con sentido que impulsen la agricultura, el comercio y la industria. En efecto, la clave est en la calidad de los crditos. El banco funciona a modo de banco de bancos, compartiendo con los bancos privados la concesin de prstamos a los promotores de bienes inmuebles, a las escuelas y a las empresas pequeas y medianas. Pero cmo se resuelve el problema de la solvencia? No est el estado limitado a gastar slo el dinero que tiene? La respuesta es no. Los bancos pueden crear crdito utilizando las entradas contables de sus libros de cuentas. Desde ese punto de vista, puede decirse que los bancos pueden crear dinero del aire mediante un libro. Pero toda creacin de dinero es la forma de una deuda. No existe dinero sin deuda. (Los bancos venden deudas, cosa que muchos economistas no entienden. La cuestin es sta: dinero = crdito = deuda.)

Por otro lado, ya sabemos cmo muchos (demasiados) derivados de crdito se han utilizado para juegos especulativos. Esto es precisamente lo que descarta el banco de Dakota del Norte, para evitar la especulacin y los crditos basura. Esto es, al conceder crditos debe considerarse la calidad de los crditos y nada ms. Y ah mismo radica, precisamente, un gran error. Algunos piensan (la propia Ellen Brown) que los crditos pblicos por s mismos resolveran el problema. An ms, a juicio de algunos economistas, el problema estara resuelto si se nacionalizaran todos los bancos. Pero ese carcter pblico no implica garanta de tipo alguno. Tampoco la nacionalizacin de los bancos. Por ejemplo, el premio Nobel Paul Krugman (http://www.nytimes.com/2009/02/23/opinion/23krugman.html) cree que la nacionalizacin y reorganizacin de los bancos gigantes de Wall Street es una salida aplicable y realizable. (Sobre ese double talk o doble lenguaje ya hemos escrito algo: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=2469.)

Hace tiempo que sabemos que la nacionalizacin que se menciona implica subvenciones astronmicas a los mismos que han puesto a los bancos en crisis. Mientras tanto, los trabajadores y la industria, junto con la inflacin de precios de activos (es decir, la burbuja de de los precios de los activos ya existentes), sufren las consecuencias de la deflacin.

Una especie de solucin la propuso Michael Hudson en su conferencia en el Pas Vasco. Como dice una y otra vez, la crisis no es slo financiera, sino que tambin es poltica. La democracia toda est en crisis, estamos ante un tipo especial de oligarqua. Por ello, la respuesta tiene que ser poltica.

En efecto, por un lado la crisis no corresponde a los ciclos econmicos habituales y no se resolver mediante otro nuevo ciclo. La crisis es financiera y corresponde al nuevo capitalismo financiero que se ha apropiado del capitalismo industrial. Por otra parte, la crisis es de todo punto poltica, corresponde a una guerra poltica que se libra en toda Europa (tambin en Rusia y en los estados del Bltico) contra la fuerza de trabajo.

Por tanto, de modo totalmente sinttico, he aqu algunas tareas: tener a los bancos centrales bajo control parlamentario. Poner en marcha mercados verdaderamente libres: no permitir la barra libre y convertir este objetivo en tarea urgente del estado, es decir, del gobierno. Como los sectores financiero, asegurador y de bienes inmuebles reales son extractivos, como son cargas externas sobre la economa, gravarlos impositivamente con dureza. Finalmente, tener el control del sistema impositivo. Aumentar los impuestos de posesiones. Gravar el patrimonio inmobiliario real y la especulacin bancaria. Para ello, la funcin del Tesoro Pblico tiene que ser urgente, fundamental y extraordinaria. No gravar a la fuerza de trabajo y la industria. En lugar de los actuales bancos basados en hipotecas, formar bancos industriales, similares a los que se formaron en Europa (sobre todo en Alemania y Centroeuropa) antes de la Primera Guerra Mundial. Desfinanciarizar los fondos de pensiones. (Actualmente, el dinero que se ahorra se va a la Bolsa para alzar los precios.)

Por nuestra parte, aadiramos lo siguiente: la experiencia bancaria en Dakota del Norte es muy interesante para aplicarla en estados pequeos. Aprendamos de esa experiencia e intentemos poner en marcha experiencias semejantes en el estado vasco independiente de maana.

Joseba Felix Tobar-Arbulu es ingeniero, miembro del Departamento de Filosofa de la Universidad del Pas Vasco y autor, entre otros, deInflazioaren aurka: bankugintza berriaren jarduerak (2004) y Moneta-teoria berrirantz (1999).


http://www.berria.info/paperekoa/iritzia/2009-04-26/004/006/Soilik_finantza_krisia.htm


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter