Portada :: Europa :: Izquierda europea
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-06-2009

Entrevista con Sahra Wagenknecht, eurodiputada de Die Linke
Con el SPD no se puede hacer una poltica en inters de la mayora"

Miriam Hollstein
Die Welt

Traducido por ngel Ferrero


La izquierda alemana adoptar su programa electoral definitivo bajo la sombra de las peleas entre las diferentes alas del partido. Sahra Wagenknecht habl con Welt Online sobre los objetivos, la superacin del capitalismo, su rechazo a aproximarse al SPD y el supuesto antagonismo entre Este y Oeste en el partido.

WELT ONLINE: Mucho se hablado ltimamente de las disputas entre radicales y pragmticos en el seno de la Linke. Espera algn altercado en el congreso del partido?

Sahra Wagenknecht: No, se le ha dado demasiada importancia a eso. Obviamente, hay ciertas personas en la Izquierda que tienen sus objeciones a un programa claramente anticapitalista, que habrn de discutirse. Pero nada de eso romper al partido.

WELT ONLINE: Espera algn rechazo de importancia en el contenido del programa?

Wagenknecht: Espero que el programa para las elecciones al parlamento mantenga su esencia. Es un programa claramente de izquierdas. No hay ninguna razn para atenuar las reivindicaciones que contiene.

WELT ONLINE: Usted ha redactado un borrador alternativo, con una retrica mucho ms drstica. Permitir que rebajen su contenido?

Wagenknecht: No, no lo creo. Lo he entregado para que se formulen en el programa del partido reivindicaciones sociales consecuentes y se sealen las causas de la crisis econmica, que descansan en las relaciones de poder y propiedad capitalistas. Por esa razn no nos encontramos solos en nuestro objetivo no de embridar al capitalismo, sino de superarlo. Eso es lo que all se explica.

WELT ONLINE: El conflicto de fondo del partido -la cuestin de si se perfila como un partido de gobierno o un partido fundamentalmente de oposicin- sigue irresuelta.

Wagenknecht: Yo reformulara la cuestin del conflicto en otros trminos. No estoy en contra de entrar en el gobierno si se da la mayora correspondiente, pero siempre he estado en contra de acercarnos al SPD en la formacin de un gobierno. El SPD actual es neoliberal, con Steinmeier y compaa no se puede hacer una poltica en inters de la mayora. Prueba de ello es la prdida de votos del SPD en las elecciones europeas.

WELT ONLINE: Pero tampoco la Izquierda queda muy lejos, pues no ha conseguido los resultados que esperaba, y eso en plena crisis del capitalismo. A qu se debe?

Wagenknecht: Muchos de quienes ven una amenaza en la actual Unin Europea de las multinacionales y la libertad de capitales se quedaron simplemente en casa durante las elecciones. Para nosotros no ha sido, claramente, ningn xito no haber dado una respuesta a su sentir, que es el de una izquierda que preste su voz y plantee un enrgico discurso de protesta contra estas circunstancias. se fue el problema fundamental.

WELT ONLINE: Su respuesta como europarlamentaria?


Wagenknecht: El contenido de nuestras consignas era el correcto, pero tuvimos tambin que llevar unas elecciones marcadas por las protestas y la oposicin.

WELT ONLINE: Estas elecciones las han ganado, sobre todo, los liberales. A usted y a otros polticos de izquierda se les responsabiliza del descontento social. Quiz debera la Izquierda aceptar que la mayora de la poblacin quiere mejorar el capitalismo ms que superarlo.

Wagenknecht: Pero la mayora de la poblacin est intranquila, tiene miedo. Nosotros les pusimos en guardia ante la poltica dominante, les advertimos de que la crisis la pagaran los trabajadores y no los especuladores ni los accionistas, en quienes debera buscarse la responsabilidad y a quienes se debera plantar cara resistindoles y con huelgas generales. Eso siempre me ha parecido de lo ms urgente.

WELT ONLINE: De momento parece que est sucediendo otra cosa, mientras ustedes se despedazan entre s en vez de movilizar a las masas. Recientemente han visto una espectacular sangra de militantes.

Wagenknecht: Espectacular? Algunos que se han marchado a la tercera fila. Es algo que tiene que ver con el contenido, pero tambin con que, para muchos, un partido, cuando sus escaos parlamentarios peligran, pierde su valor rpidamente. Aquellos que ahora tan duramente nos critican pueden llevarse si quieren sus conceptos de vuelta a un partido de izquierdas como el PDS [el extinto Partido del Socialismo Democrtico, N.T.], y entonces, como en el 2002, se hundirn por debajo del 5%. No deberamos permitir que volviese a ocurrir algo as.

WELT ONLINE: A propsito del Comit Nacional: el presidente del partido, Oskar Lafontaine, ha sido nuevamente criticado por su estilo de direccin. El trmino lafontainismo ha saltado una vez ms a la palestra.

Wagenknecht: Es ya un lugar comn decir que con Oskar Lafontaine se garantizan titulares en los medios de comunicacin. Lo ltimo que busca la Izquierda es un desmantelamiento para la poblacin, en quienes siempre ha pensado. Sin Oskar Lafontaine la Izquierda no estara donde hoy se encuentra.

WELT ONLINE: La Izquierda celebra su segundo ao de existencia, con una mayor consolidacin entre Este y Oeste, aunque muchos dentro del partido no lo piensan as, sino todo lo contrario.

Wagenknecht: No existe ninguna oposicin abstracta Este-Oeste. Conozco a muchos militantes del Este que estn increblemente contentos de que la Izquierda se abra camino, formule posiciones de izquierda consecuentes y no se deje llevar por una inconsecuente obsesin por entrar en el gobierno, como ocurri antes en Berln.

WELT ONLINE: En una ocasin usted dijo que consideraba el sistema poltico de la RDA como mejor que el de la RFA. Lo sigue creyendo?

Wagenknecht: Eso debi de ser hace mucho tiempo. La pregunta es, de todos modos, irrelevante, pues la RDA hace ya 20 aos que muri. Naturalmente, no dira nunca que el sistema poltico represor era lo mejor de la RDA. Pero el sistema educativo ofreca una mayor igualdad de oportunidades, y el sistema sanitario no dependa de la cartera de cada uno. Una afirmacin as s que la suscribira.

WELT ONLINE: Fue en su opinin la RDA un estado injusto (Unrechtsstaat) [1]?

Wagenknecht: Sin ninguna duda la RDA no fue un estado de derecho y se daban flagrantes injusticias. Pero la nocin de estado injusto (Unrechtsstaat) procede del debate sobre el fascismo hitleriano. Todo comparacin apresurada de la RDA con la dictadura asesina nazi es una falsificacin de la historia.

WELT ONLINE: Usted misma aspira a un escao en el parlamento [por Renania del Norte-Westfalia, N.T.]. Cul es su objetivo principal cuando lo consiga?

Wagenknecht: Naturalmente, poltico, y por encima de todo, proporcionar una alternativa a la poltica econmica a la que hoy tenemos.

WELT ONLINE: El diario Bild recientemente la ha elegido como una de las 100 mujeres ms erticas de Alemania. Le halaga?

Wagenknecht: Ya he estado antes en todo tipo de listas, incluida una desafortunada de las 100 mujeres menos sexys. Afortunadamente all estaba en la parte baja de la lista. En fin. Lo ltimo que quisiera es convencer a la poblacin por mi ertica en vez de por mis ideas polticas.


Sahra Wagenknecht es miembro del Comit Nacional de la Izquierda (Die Linke) y europarlamentaria. Forma parte de la comisin encargada de redactar el programa electoral de la Izquierda.

Nota de traductor: [1] Juego de palabras intraducible entre Rechtsstaat (estado de derecho) y Unrechtsstaat (Unrecht, injusto; Staat, estado).

Este artculo se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, el traductor y la fuente.

Enlace original: http://www.welt.de/politik/article3954333/Sahra-Wagenknecht-verspottet-neoliberale-SPD.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter