Portada :: Mundo :: Elecciones en Irn 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-06-2009

Irn
Es posible una transicin pacfica?

Nazanin Amirian
Pblico


Deca Marx, en 18 brumario de Luis Bonaparte que los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, dos veces, una vez como tragedia y la otra como farsa. Salvadas las diferencias, aquel francs y Ahamdineyad comparten tcnicas de gobernar y adems se apoyan en la misma base social, con la diferencia de que el irani aun est a tiempo para escribir el final de su historia. O no. Las singularidades de la teocracia que domina Irn desde 1979, deja en papel mojado las experiencias de las transiciones de Sudfrica, Chile o Espaa, que exigan acuerdos entre los grupos fcticos y reales alojados en el poder. El sistema electoral de la Republica Islmica (RI) impide el traslado del poder de un grupo a otro. La crisis al que se enfrenta Irn hoy es el resultado de dos conflictos principales: el choque entre las instituciones de un sistema pltico basado en el Califato, contra los organos que los ayatols adoptaron de los sistemas representatives, como la Republica; pues, bajo la prison de millones de personas que haban derrocado la monarqua y exigan una repblica, tuvieron que cambiar su plan de instaurar un Estado Islmico a una Repblica Islmica. As, la institucin no electa de Welayat Faghih, Lider religioso (figura inexistente en corrientes no chiitas del Islam), hoy represnetada por Al Jamenei, concentra practicamente todos los poderes que tena el Sha: el militar, el politico, el legislativo y el juridico-, adems de facultad de vetar las decisions de los representantes del pueblo. Hasta estas elecciones, las familias de la RI, en un teatro electoral, presentaban como candidatos a hombres, chiitas y fieles al Lider (excluidos los no creyetes, ateos, minoras religiosas y las mujeres), y ste entregaba el ejecutivo a uno de ellos. Sin embargo, y all el segundo conflicto, el pulso entre dos pesos pesados de esta teocracia, Jamenei y Rafsenjani, ha llegado a tal punto que uno debe eliminar al otro, cumpliendo la profesa de que dos reyes no caben en un mismo reino. Tension acumulada desde las eleccioens del 2005, cuando Rafsenyani, candidato favortito en las encuestas, perdi en favor de un desconcoido Ahmadineyad, atravs de un escandaloso fraude electoral. Los ciudadnos ya acostumbrados a estas luchas, no derramaron ni una lgrima por la encarnacin de la corrupcin por excelencia. Hoy, la situacion es otra: el paro, la inflacion, las tensiones en la politica exterior, la dura represion sobre las minorias religisoas y etnicas, las molestias de las patrullas del moral religioso, y la falta de perspectiva para salir de esta situacin, han llevado a la sociedad la borde de tal colapso, por lo que, los reformsitas decidiceron volver a probar sus suetre para salvar a la RI de un estallido, culpndo a Ahmadineyad-Jamenei. Por lo que Mohammad Jatami decidi presentarse, aunque semanas despues renunci, al parecer por las presiones del Lider. Luego junto con Rafsenyani apoyaron al ex ministro Musavi, con el fin de crear un amplio frente de no ms Ahmadineyad, quin tena la intencin de cambiar la Constitucin para poder disputar infinitos mandatos. Las acusaciones abiertas de corrupcin por Musavi hacia Ahmadineyad, demostraba que los reformistas iban en serio. Fue cuando gran parte de los cuidadnos decidi apoyarle. Que a pesar de una sin precedente participacin, saliera Amadineyad de la urnas, significaba que por tercera vez el ncleo duro de la RI impida una salida pacfica a la crisis. La priemra vez fue en 1996, al rechazar un referndum para separar la religion del Estado, y la segunda, cuando pusieron fin a la ficcin de la democracia religiosa promovida por el presidnete Jantemi (1997-2005). Hoy, el lema donde est mi voto, adems de la denuncia de un fraude chapuza, es la expresin de la conciencia de ciudadanos que se niegan a admitir figuras incuestionables y por encima de la ley.

Con el apoyo del Lider a Ahmdineyd no solo se cierran las vas de una salida pacifica a la crisis, sino que Jamenei cometi un grave error: ha enlazado su destino con el de su portegido.

Las fisuras se profundizan. El peligro de un enfentamiento civil aumenta. Pues, los previlegios que gozan varios millones de integrantes de los cuerpos paramilitares, -como entrar en la universidad sin pasar por la selectivdad o convertirse en funcionarios sin aporbar las oposiciones, sueldos atractivos, etc. dificultan una renuncia voluntaria por parte de ellos, por lo que lucharan con capa y espada hasta el final. Jamenei pretende hacer teimpo, cansando a los manifestantes, o acusarles de provocar disturbios para declarar Estado de sitio, y emprender masivas deteciones y ejecuciones. Hay temor de que atenten contra la vida de los lidres del movimiento, como se hizo a Binzair Buthoo en Pakistn.
Jamenei ha responsabilizado a Musavi del derramamiento de sangre, lo que se ha interpretado como dar luz verde a los militares para que castiguen sin piedad a los protestantes. Muchos detenidos han sido obligados a confesar -tras recibir duras torturas-, ante las cmaras de haber quemado edificios publicos por ordenes de la CIA y Mossad (aos atrs tambin incluan a la KGB). Truco que la RI viene utilizando desde su nacimiento para desacreditar y luego ejecutar por traicin al Islam-, a sus adversarios.

Aun estn a tiempo: convoquen nuevas elecciones con garantas y en presencia de observadores el tempo se agota, la paz se aleja, y los enemigos de Irn se preparan para pescar de las aguas revueltas.

http://www.nazaninamirian.es/?p=1062


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter