Portada :: Mundo :: Elecciones en Irn 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-06-2009

Quin es Hossein Mussavi, el "combatiente por la libertad" de Irn

Alejandro Teitelbaum
Argenpress


I. La lgica electoral de las potencias occidentales

Con relacin a las elecciones, en la lgica occidental existe un principio de validez universal: cuando triunfan amigos de las grandes potencias son elecciones libres y cuando las ganan partidos o movimientos hostiles son fraudulentas.

En el caso actual de Irn se aplica este principio universal con el complemento de una especie de silogismo : 1) El candidato opositor Musavi tena que ganar las elecciones, como queran los occidentales; 2) Musavi perdi las elecciones (un tercio de los votos contra dos tercios del actual presidente); 3) Conclusin: hubo fraude.

Conclusin asumida por las grandes potencias, sus lderes polticos y los grandes medios masivos de comunicacin.

El resultado final, comunicado oficialmente fue, sobre 40 millones de votantes: Ahmadinejad 62.63% (25 millones de votos); Musavi 33.75% (13.500.000) Rezai 1.73% (692.000) Karoubi 0.85% (340.000).

Para que un resultado dando una ventaja tan terminante a Ahmadinejad sea el producto del fraude ste tiene que haber sido monumental y nadie ha aportado las pruebas de una manipulacin de tal envergadura.

Pero la comunidad internacional, que es como denominan los medios de comunicacin a las grandes potencias, quiere desembarazarse, sea como fuere, del actual gobierno iran.

Esa es la razn por la cual Musavi se ha convertido en un combatiente por la libertad..

Pero poco se habla de su currculo.

II. Quin es Musavi?

Musavi fue Primer Ministro de Irn durante la guerra con Irak (1981- 1989) Tiene en su currculum haber ejecutado la orden de la matanza de miles de presos polticos. Fue durante su mandato cuando la totalidad de partidos y organizaciones polticas, sindicatos, organizaciones feministas, etc. fueron perseguidos, sus miembros miles de ellos jvenes estudiantes de institutos y universidades-, detenidos , torturados y ejecutados. Se trata de la mataza ms grande de la historia contempornea de Irn. Entre las vctimas, unos 53 miembros del comit ejecutivo del partido comunista, Tudeh, de los cuales 4 haban pasado 25 aos de su vida en las prisiones del Sha. Poetas, escritores, profesores de universidad, profesionales de medicina, decenas de militares (entre ellos el comandante en jefe de las fuerzas marinas de Irn, Genral Afzali, acusado de pertenecer al partido comunista), los principales representantes de las minoras religiosas en el parlamento (todos de izquierda), fueron ejecutados tras sufrir inimaginables torturas fsicas y psicologicas (como ser forzados a dispararles el tiro de gracia a sus compaeros). Las reivindicaciones de las minoras tnicas, que componen alrededor del 60% de la poblacin del pas, por una autonoma administrativa, fueron duramente aplastadas, y cientos de kurdos y turcomanos fueron ahorcados en las plazas publicas. La magnitud de la represin poltica, religiosa, tnica y de gnero del rgimen islamista oblig a unas 4 millones de personas a tomar el rumbo de exilio, en el que ha sido el mayor xodo de iranes de toda su historia. Se estima en unas 30.000 las personas asesinadas en pocos meses en el ao 1988.

En 2008, en ocasin del 20 aniversario de la matanza, Amnesty International public un informe en el que pide que rindan cuentas los responsables de la llamada matanza de las prisiones porque buena parte de las vctimas estaban ya en prisin cuando fueron asesinadas. No todos en Irn durante la campaa olvidaron ese sangriento episodio. Cuando Mussavi fue a hacer campaa electoral a algunas universidades (Zanjan en el nordeste de Irn y Qazvine en el centro) , los estudiantes le exigieron explicaciones sobre su papel en la matanza de 1988.

III. Porqu molesta tanto el rgimen iran a las potencias occidentales, que prcticamente no abren la boca cuando se trata de dictaduras o de democracias amigas que violan sistemticamente los derechos humanos?

En primer lugar, porque el Gobierno de Irn constituye un obstculo considerable en la regin a la estrategia imperialista y de su gendarme local, el gobierno derechista y racista de Israel.

En segundo lugar porque Irn, con todo derecho, resiste la enorme presin de las grandes potencias y mantiene su programa de desarrollo de la energa nuclear.

El artculo IV del Tratado de no proliferacin nuclear, del que Irn es parte, dice :Nada de lo dispuesto en este Tratado se interpretar en el sentido de afectar el derecho inalienable de todas las Partes en el Tratado de desarrollar la investigacin, la produccin y la utilizacin de la energa nuclear con fines pacficos sin discriminacin y de conformidad con los artculos I y II de este Tratado. El tratado tiene por fin impedir que otros pases, fuera de los cinco Estados que las poseen oficialmente (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaa y Rusia) fabriquen armas nucleares. Se estima que Estados Unidos posee 6000 misiles nucleares, Rusia 5000, China 400, Francia 350 y Gran Bretaa 200.

Pero India, Pakistn e Israel , que nunca firmaron el Tratado de No Proliferacin y probablemente Corea del Norte, que se retir del Tratado en 2003, tambin poseen y fabrican armas nucleares. Se estima, con bastante certeza, que India posee unos 70 misiles nucleares, Israel entre 100 y 300, segn las fuentes y Pakistn 45.

Las potencias occidentales afirman (sin pruebas) que el programa nuclear iran tiene por objetivo desarrollar armas nucleares, cosa que el Gobierno de Tehern niega.

Pero si fuera cierto lo que afirman los occidentales cabe preguntarse si no es legtimo que Irn trate de restablecer el equilibrio en esa materia en la regin dado que Israel posee un arsenal nuclear.

Es obvio que, en inters de la humanidad, tendra que comenzar el desmantelamiento de los arsenales nucleares existentes y tambin habra que garantizar la no proliferacin de las armas nucleares. En el planeta sigue existiendo un gigantesco arsenal nuclear y su progresiva liquidacin siempre queda para ms adelante. Pese a que el Tratado de No proliferacin, en vigor desde hace 45 aos, establece en su artculo VI que los Estados que tienen armas nucleares deben comenzar un proceso de destruccin de dichas armas hasta su total eliminacin.

En cuanto a la no proliferacin, se han celebrado varios acuerdos regionales de proscripcin de las armas nucleares: El Tratado de Tlatelolco para la proscripcin de las armas nucleares en Amrica Latina y el Caribe (1967); el Tratado de Rarotonga sobre la zona desnuclearizada del Pacfico Sur (1985); el Tratado de Bangkok sobre creacin de zona libre de armas nucleares en el Asia sudoriental (1995) y el Tratado de Pelindaba sobre la creacin de una zona libre de armas nucleares en Africa (1996).

Pero, pese a que la seguridad y la estabilidad regional en el Medio Oriente requieren la total eliminacin de armas nucleares y otras armas de destruccin masiva y a que existe una Iniciativa Arabe en favor de la creacin de una Zona Libre de Armas de Destruccin Masiva en el Medio Oriente, en esa regin no hay Tratado en perspectiva, pues la regla no escrita impuesta de hecho por los Estados Unidos y otras grandes potencias es mantener el statu quo que consiste en que Israel posea armas nucleares y que sus vecinos no pueden siquiera desarrollar una tecnologa nuclear.

http://www.argenpress.info/2009/06/quien-es-hossein-musavi-el-combatiente.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter