Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-06-2009

Las luchas de los pueblos originarios y los retos de Latinoamrica

Fernando Dorado
Rebelin


Amrica Latina est en el centro de la revolucin mundial. Y a su cabeza, estn los pueblos indgenas que defienden el territorio, la biodiversidad y los recursos naturales. La selva - El Amazonas -, no se vende. La selva se defiende, es la consigna de los pueblos masacrados del Per que ondea como smbolo no slo de la resistencia a la poltica depredadora de las transnacionales sino que va ms all: recoge la conciencia planetaria de rechazo a la poltica capitalista neoliberal que est llevando a la humanidad a una crisis ambiental que pone en peligro la existencia misma de la vida en la tierra.

De tal tamao es esa gesta heroica que sostienen los pueblos amaznicos peruanos y dems comunidades indgenas de los Andes sudamericanos. Hace ya 15 aos los pueblos chiapanecos de Mxico haban trazado el camino con el alzamiento zapatista contra el TLC-NAFTA. Los Nasas (Colombia), Mapuches (Chile), Kiwches (Ecuador), y tantas otras comunidades amerindias, son su vanguardia. Pero el reto que tenemos los pueblos latinoamericanos en su conjunto (originarios, afros, mestizos, blancos) si lo asumimos - es de mayor trascendencia y cobertura. Todo depende de nosotros.

La crisis que vive la humanidad es de hondo calado. No es slo financiera y econmica. El desequilibrio ambiental es de grandes dimensiones; pero la crisis va ms all. El modelo no es sostenible. Los pueblos arrasados por dcadas de coloniaje devastador y por las polticas neoliberales empiezan a cobrar la cuenta. Las migraciones de hambrientos y desempleados recorren el mundo industrializado. Los gobiernos europeos emiten leyes restrictivas y estimulan la xenofobia. No saben qu hacer y reaccionan como fieras enjauladas. Lo mismo hace EE.UU., construyendo, adems, el muro de la indignidad en su frontera sur.

Amplios sectores de sus propias sociedades hiper-industrializadas sufren las consecuencias del modelo consumista: la crisis de valores lleva al derrumbe moral y tico. Sus gobernantes y directores de monopolios corporativos son el prototipo a mostrar: Bush, Berlusconi, Sarkozy, Madoff, y dems socios, todos sumidos en la ms indecente descomposicin general. La droga, cocana y mltiples narcticos, son los paliativos a la dependencia psicolgica. El consumo compulsivo de tecnologa es otro calmante. El ser humano producto del modelo capitalista occidental est entrampado. La superabundancia material no satisface sus necesidades existenciales. Por ello, amplios sectores de la poblacin examinan salidas, lo cual explica el auge de las iglesias y la bsqueda de espiritualidad.

Barack Hussein Obama, es expresin de esa bsqueda y esperanza. Los demcratas y socialistas norteamericanos no son conscientes todava de que son parte de un movimiento en crecimiento. La fuerza del cambio crece tambin en las entraas del imperio. No importa que el presidente negro, con nombre musulmn, est preso de los inmensos intereses que se mueven tras bambalinas. En contraste, en Europa, el ideal de un mundo mejor hace rato marchit. Mayo del 68 qued atrs, sus principales lderes fueron asimilados por el mundo capitalista y el pragmatismo enterr los ideales. Adems, la realidad poco estimulante del socialismo real en que deriv el proyecto del proletariado ruso, ayud a enterrar esos sueos.

Lo ms avanzado de la humanidad busca seales renovadoras. Al mirar hacia China se encuentra con un modelo de industrializacin y de consumo que es una fotocopia imperfecta del mundo occidental. Los herederos de Mao siguieron los pasos de su apagado rival japons. Su pasado y cultura milenaria parecieran haberse perdido en ese mar de vehculos, tecnologa y apariencia de desarrollo. La revolucin cultural anticapitalista de los aos 70 involucion hacia un corporativismo con apariencia comunista. Las reservas transformadoras orientales deben estar en algn lugar como un dragn dormido. Ya despertarn.

La India (y el Tibet), con sus religiones integradoras y holsticas, fueron un gran referente en la poca del hipismo y de lucha pacifista contra la guerra del Vietnam. Tal parece que el ideal unificador y transformador de Gandhi sobrevive en medio de diferencias religiosas y tnicas estimuladas desde Occidente, pero la actual dirigencia compite con el pragmatismo chino, tratando de convertir al pas en el call center (subalterno tecnolgico) del mundo industrializado. Las fortalezas culturales y espirituales de los innumerables pueblos indios e hindes, estn all, en el mundo urbano y rural de esa gran civilizacin, y algn da habrn de renacer con bro avasallador.

Para donde mirar? El mundo rabe-musulmn no encuentra su ruta. Las elites de esas naciones no pudieron construir un verdadero proyecto poltico supra-nacional. Las expresiones fundamentalistas islmicas avanzan en algunos pases pero no son alternativa consistente para los pueblos del Cercano y Medio Oriente. Los pueblos africanos, los ms vapuleados por el colonialismo imperial, han perdido hasta sus ms preciadas tradiciones. frica, cuna del homo sapiens, est arrasada. Habr que ayudarla algn da - a recobrar su vitalidad y riqueza.

Por ello el mundo mira hacia Latinoamrica. Somos la parte menos contaminada del Nuevo Mundo. Amrica Latina se alza como una posibilidad. De all la atencin que hay sobre lo que ocurre en nuestra regin. Aqu sigue sobreviviendo a mil batallas - el ideal de independencia y autonoma sostenido durante 50 aos por el pueblo cubano, con un Fidel a la cabeza, cual Quijote, pujando por mantener las banderas del socialismo. La gesta bolivariana de Chvez, el liderazgo de un obrero metalrgico al frente de una potencia como el Brasil, el ascenso por primera vez de un verdadero dirigente indgena representativo de los pueblos originarios con Evo Morales en Bolivia, y los/as dems presidentes/as que representan las mayoras mestizas de la regin, complementan el atractivo de este subcontinente americano en pleno redescubrimiento e incipiente integracin. Es claro que profundas fuerzas colectivas son las que impulsan los cambios democrticos.

Hacia donde conducir este gran barco? Tendr timn y posibilidades de navegar? Nos contentamos con seguir el camino de los dems? O, inventamos? Tenemos material de donde alimentarnos terica y espiritualmente? Cmo hacer para no morir en el intento? Impulsamos un desarrollismo sin ideales que acabe con nuestras esencias? Nos lanzamos a construir un socialismo estatista que acabe con la frescura y diversidad de nuestras culturas? Ser este el escenario donde renazca lo mejor de Europa, frica y del planeta entero? Cmo impulsar una gran confederacin que no tenga una Rusia impositiva e imperial que pretenda hegemonizar esa alianza? Esas y otras preguntas nos deberemos responder en medio del ir haciendo. Ese es nuestro reto.

La tarea inmediata, urgente, es la sobrevivencia. Los pueblos latinoamericanos debemos exigir la accin inmediata, unida y sostenida de los presidentes progresistas de Amrica Latina. Es hora de que convoquen una nueva versin del movimiento de los No Alineados, pero ahora debe ser de los pases no alineados con el modelo depredador que est acabando con la humanidad y con la existencia misma de la tierra.

Los pueblos debemos exigir la abolicin de las polticas que estn detrs de la matanza de Bagua. Se debe acabar el sistema que sustenta el narcotrfico y la violencia en Colombia, Mxico, Centroamrica, Afganistn y tantos otros pases. Hay que derrotar el modelo que hambrea a todo un continente como el africano y a millones de personas de otras regiones. Se requiere una accin permanente contra la poltica que sirve de eje a los TLCs. La reestructuracin completa de la OMC es apremiante.

Si Fidel, con Mugabe y otros presidentes, fue capaz de relanzar y desarrollar ese gran movimiento, ahora Lula, Chvez, Evo, Correa y dems, pueden y deben liderar ese nuevo proceso. La poltica criminal que gira alrededor de la produccin de agrocombustibles y el control monoplico de las semillas y alimentos, debe ser abolida. Construir condiciones de seguridad alimentaria a nivel mundial debe ser la prioridad de ese gran movimiento.

Adenda: las preguntas planteadas estn siendo respondidas desde el movimiento real, pero el debate est planteado hace rato. Trataremos de aportar a las respuestas en prximos artculos.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter