Portada :: Mundo :: Elecciones en Irn 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2009

Irn: gritos y susurros

Yasaman Baji
IPS

Tehern, 27 de junio. Tras muchos das de convulsiones, las calles de Tehern muestran una aparente calma. Pero la permanente presencia de policas y de "basiji" (paramilitares) ha instalado un ambiente sofocante en la capital iran. Cuesta respirar.


Aunque no hubo anuncio oficial, el clima es de ley marcial. Los agentes del rgimen, que se pasean armados, son suficientes para que parezca una ciudad ocupada.

Las reuniones de ms de tres personas son ilegales. "No se detenga, circule" es la consigna. El sistema de mensajera celular todava no funciona y los sitios de Internet son intensamente controlados y filtrados.

Las fuerzas de seguridad estn en centros mdicos grandes y medianos y en la morgue, donde interrogan a la gente que va en busca de seres queridos desaparecidos. Se dice que el personal mdico ha recibido la orden de elaborar informes sobre las personas heridas en las manifestaciones opositoras de los ltimos das, dedicadas a denunciar un presunto fraude en las elecciones presidenciales del 12 de este mes.

Las autoridades rechazaron las impugnaciones y declararon ganador al actual presidente, Mahmoud Ahamadineyad.

En las protestas del lunes en la plaza Haft-e Tir y frente a la sede del parlamento, la presencia de miembros del Basij --temido grupo paramilitar que se atribuye la funcin de "polica moral"-- superaba a la de los manifestantes.

Para evitar la divulgacin de fotografas y vdeos que documentaron en las ltimas jornadas la brutalidad policial, en Haft-e Tir las autoridades decidieron detener a los manifestantes e impedir cualquier registro de imgenes. Los telfonos celulares fueron confiscados.

Los detenidos fueron subidos a un autobs estacionado por all, que pronto qued repleto y parti con rumbo conocido. Era evidente la presencia de personal de inteligencia y agentes de civil dedicados a identificar a los que eran arrestados.

Pese a todo, los manifestantes se dispersaban y reagrupaban rpidamente al grito de "Al-o-Akbar" (Dios es grande).

Muchos sostienen que inclusive sin manifestaciones masivas la presencia en las calles debe mantenerse o, por lo menos, los gritos nocturnos de "Dios es grande".

La aparicin de los basiji en las calles expone un aspecto interesante de la forma en que el gobierno enfrenta las manifestaciones: hombres de civil de mediana edad conducen y jvenes cumplen rdenes y golpean. IPS ha visto a jovencitos de no ms de 16 o 17 aos.

Varios de ellos que respondieron las preguntas de IPS permiten inferir que la mayora son jvenes sin empleo de pequeas ciudades que fueron acarreados a Tehern con la promesa de recibir una buena paga.

Los opositores comentan cidamente que ste es, en efecto, el plan gubernamental de creacin de empleos.

Los rumores corren por doquier. La ausencia de peridicos y la desconfianza hacia los medios de comunicacin estatales, en especial la televisin, han llevado a que cada ciudadano se convierta en portador de toda clase de versiones.

La ms difundida sostiene que el ex presidente Akbar Hashemi Rafsanyani (1989-1997), uno de los polticos ms capaces y consumado conocedor de las acciones tras bambalinas, ha reunido firmas de 40 clrigos islmicos de alto rango para descalificar a Ahmadineyad.

Tambin hay rumores sobre una larga conversacin que sostuvo con el ayatol Makarem Shirazi, quien indic en un comunicado publicado el viernes: "se deben realizar esfuerzos para que no queden brasas encendidas bajo las cenizas y para convertir la maldad y el pesimismo en buena voluntad y la competicin entre grupos en amistad y cooperacin...".

Cuando la calma retorne, agreg, habr "formas de alcanzar la reconciliacin nacional".

Mientras Rafsanyani guarda silencio, ste ha llevado a muchos a creer que debe estar actuando en las sombras y que pronto se conocern los resultados.

Otros rumores se refieren al segundo hijo del lder supremo de la Repblica Islmica de Irn, Ali Jamenei, Mojtaba, un clrigo que tambin se ha mantenido fuera de la escena pblica.

Su nombre emergi en los comicios de 2005, cuando el entonces candidato presidencial Mehdi Karroubi, dijo en una carta al ayatol Jamenei que su hijo estaba involucrado en lo que muchos observadores crean sera un fraude.

Se dice que Mojtaba Jamenei espera reemplazar a su padre como lder supremo y que ha sido l quien ha propalado los rumores sobre la fortuna y corrupcin de la familia Rafsanyani.

Ahora, se especula con que el firme mensaje que Jamenei envi la semana pasada el gobierno britnico podra estar vinculado al hecho de que Londres dispuso congelar 1.600 millones de dlares de cuentas bancarias iranes, algunas de las cuales podran estar a nombre de su hijo.

La idea de que hay negociaciones secretas para resolver la crisis est muy extendida y se ve respaldada por noticias oficiales sobre una delegacin del comit parlamentario de seguridad nacional y relaciones internacionales, encabezada por su presidente Alaeddin Borujerdi, que se reuni en forma separada con tres de los candidatos presidenciales derrotados y con Rafsanyani, el mircoles y el jueves.

Se sabe muy poco del contenido de esos encuentros, pero muchos lo vinculan al anuncio del Consejo de Guardianes de que un comit de cinco "personas independientes" --entre ellas el ex canciller Ali Akbar Velayati y el ex presidente del parlamento Gholamali Haddad Adel-- se reunira con representantes de los candidatos para conversar sobre sus preocupaciones.

Supuestamente, dos de esos postulantes, Mohsen Rezaie y Karroubi, habran aceptado la oferta. Si esto es cierto, constituye un dilema para el candidato reformista Hossein Moussavi, quien no debe sentirse cmodo con los cinco miembros del comit, pues todos se han alineado detrs de Ahmadineyad.

Moussavi, segundo de acuerdo con el escrutinio oficial, debe decidir cmo equilibrar su intento de mantener la movilizacin callejera, por una parte, y su aspiracin simultnea de construir alguna resistencia a Ahmadineyad dentro de la elite gobernante.

Se trata de un equilibrio complicado, dadas las expectativas populares. En su ltima carta pblica, Moussavi prometi mantenerse firme en su reclamo de un resultado electoral justo y transparente. Las calles iranes lo estn observando.

* Yasaman Baji es el seudnimo de un periodista que escribe desde Tehern.

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=92557


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter