Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-06-2009

Honduras y el diario El Pas
Un editorial que parece que condena un golpe

Pascual Serrano
Rebelin


() los problemas de la poltica los solventan los polticos, y el Ejrcito, calladito y encerrado en sus cuarteles.. As terminaba el editorial del lunes 29 de junio del diario El Pas en referencia al golpe de Estado en Honduras. Y es que desde aquel otro del 13 de abril de 2002, tras el golpe de Estado en Venezuela, ya han aprendido en este peridico que puede salir caro defender un golpe como hicieron entonces con un editorial que terminaba as:

Sera bueno que Chvez y algunos de sus colaboradores detenidos rindieran cuentas de sus desmanes autoritarios y corruptos ante los tribunales de su propio pas. Su experiencia, como la de Fujimori, debe servir para que se difunda la leccin de que la democracia no son slo votos, sino tambin usos.

Pero este cambio no quiere decir ni mucho menos que el rigor y la honestidad haya dominado en la forma en que el rotativo madrileo ha informado ese da del golpe de Estado en Honduras. El titular al que hemos hecho referencia es toda una cadena de malas intenciones que comienza por el subttulo El Ejrcito hondureo derroca al presidente Zelaya para evitar un referndum reeleccionista. Qu podramos considerar un referndum reeleccionista? Parece claro que sera un referndum vinculante en el que se preguntase a los ciudadanos si reeligen al presidente. Como Ignacio Escolar recordaba ese da en Pblico, lo que haba convocado para el domingo

no era la reeleccin permanente de Zelaya ni la presidencia vitalicia. Ni siquiera la reforma de la constitucin. Lo que se votaba era un referndum no vinculante para preguntar a los hondureos si les gustara que en las prximas elecciones, en las de noviembre, se votase tambin la creacin de una asamblea constituyente que reformase la carta magna. En resumen: era algo en apariencia tan inofensivo como preguntar si se poda preguntar por reformar la constitucin.

Pero adems -continuaba Escolar-, la actual constitucin de Honduras establece un mandato nico a los presidentes de cinco aos. Zelaya termina el suyo en noviembre y, en cualquier caso, no se podra presentar a la reeleccin porque en esa fecha no estara aprobada la reforma constitucional que l propone. Como mucho, habra sido posible que en noviembre se votase la posibilidad de una reforma constitucional. Adems, el propio Zelaya se lo haba aclarado al diario El Pas en la entrevista que publicaban el da anterior: Mire... Honestamente. No tengo ninguna opcin de quedarme en el poder. La nica sera romper el orden constitucional y no lo voy a hacer. Es su palabra? inquiere el periodista-. S, yo voy a terminar mi gobierno el 27 de enero del 2010. Eso es lo que voy a hacer, responde el presidente hondureo. De modo que un jefe de Estado responde con unas afirmaciones al peridico y al da siguiente el editorial da por buenas las intenciones contrarias.

Pero sigamos con el editorial, porque ms adelante ponen a la misma altura al presidente democrticamente elegido y a los militares que lo derrocan fusil en mano y lo expulsan del pas:

Y lo cierto es que ayer domingo el presidente o los militares, unos u otros, iban inevitablemente a violar la legalidad. Zelaya, con una consulta no prevista por la Constitucin, y a la que se haban opuesto el Congreso, la autoridad electoral y el Supremo, y los militares tomndose por su mano una justicia que no les corresponde.

Omite el editorial que lo que pretenda el presidente hondureo era una simple encuesta: no era obligatorio responder (mientras que el voto s lo es en ese pas), no supona tomar ninguna decisin vinculante para ningn organismo pblico y lo organizaba el Instituto Nacional de Estadsticas. Lo que el diario denomina Tribunal Supremo, es el Tribunal Supremo Electoral, que no forma parte del poder judicial puesto que lo nombra el Parlamento y su funcin es regular las elecciones no derrocar presidentes y mandarlos en un avin a Costa Rica.

Para el editorial de El Pas lo que entraba en colisin en Honduras no era la democracia contra el golpismo militar:

Lo que aqu se dirima era, en definitiva, el equilibrio de fuerzas en Amrica Latina, de forma que si Zelaya se sala con la suya en la consulta reeleccionista, ganaba terreno el chavismo en Amrica Central, donde ya la Nicaragua de Daniel Ortega hace las veces de fiel escudero del presidente venezolano.

Es decir, lo que nos jugbamos (podra haber recurrido a la primera persona el diario) era permitir otro presidente chavista. Hasta ah podamos llegar!

Y aunque el editorial, como dijimos al principio, condena el golpe, en las pginas del diario de ese mismo da proponen la solucin mediante una entrevista a Miguel ngel Bastenier , especialista en Amrica Latina, editorialista de El Pas y ex responsable de relaciones internacionales del diario. En lugar de incluir su opinin como artculo lo presentan como una entrevista para que no se note que es la voz del peridico. As termina la entrevista:

La solucin? Para Bastenier, "que vuelva Zelaya, que se olvide del referndum, y que las presidenciales de noviembre decidan hacia dnde quiere ir el pas". "El nico presidente de Honduras es Manuel Zelaya," concluy, "todo lo otro es una farsa".

Ahora lo entendemos todo. El golpe no se puede defender, eso lo sabe hasta El Pas. De lo que se trata es de que los militares devuelvan al presidente con la condicin de que ya no haga lo que quera el presidente, sino lo que queran los militares: que no convocase la consulta. Por si alguno no se haba enterado en qu consiste la democracia: en que los gobernantes pueden hacer lo que quieran siempre y cuando estn de acuerdo las oligarquas y los militares (y el diario El Pas). Mira que lo tienen dicho.

www.pascualserrano.net

Nota:
En realidad no acaba aqu la operacin desinformativa del diario El Pas de ese da con Honduras. Un reportaje titulado La tentacin de la presidencia vitalicia , an carga ms las tintas en la responsabilidad del presidente hondureo. A todo ello se suma la calificacin recurrente de populista para Zelaya en las informaciones de los das anteriores, algo a lo que ya estamos acostumbrados cuando se trata de presidentes incmodos. Pero todo ello lo dejamos para otro momento que con lo analizado ya tenemos bastante.

Pascual Serrano acaba de publicar Desinformacin. Cmo los medios ocultan el mundo . Mayo 2009. Editorial Pennsula.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter