Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-06-2009

Los golpistas no logran un solo apoyo internacional

G. Castillo/Agencias
Pblico


El dulce panorama internacional que presuma el Gobierno golpista de Roberto Micheletti comienza a transformarse en un trago amargo. La reaccin general de repulsa e indignacin ha sorprendido en Amrica Latina.

Una muestra sin mcula del rechazo unnime a la destitucin del presidente de Honduras Manuel Mel Zelaya fue la decisin de un presidente conservador como el mexicano Felipe Caldern de acompaar a Managua a la depuesta canciller hondurea, Patricia Rodas, expulsada el domingo tras ser secuestrada en su propia casa por militares encapuchados.

"Ms que un gesto simblico de cara a la galera, es una importante seal de que Micheletti se encuentra solo", asegur a Pblico un alto diplomtico suramericano. Ms an. Ni un slo pas en el mundo ha movido una ceja a favor del golpe. La condena es total y la exigencia para la restitucin de Zelaya, abrumadora.

Zapatero reitera su rechazo al Ejecutivo de Micheletti y da su apoyo a la OEA

Este lunes, el primero en subirse al ring de las condenas cargado con los ms cidos calificativos fue Hugo Chvez. El lder venezolano tild de "trogloditas" a Micheletti y al jefe de las Fuerzas armadas hondureas, Ramiro Vsquez. El presidente de facto de Honduras esperaba el golpe. Micheletti despert este lunes templando gaitas en la soledad diplomtica de un diario hondureo al asegurar que el regreso del depuesto Zelaya "sera aceptado siempre y cuando lo haga sin Chvez". Pero la maquinaria internacional ya est en movimiento.

En la reunin extraordinaria de la Alianza Bolivariana para las Amricas (ALBA) celebrada en Managua, el ecuatoriano Rafael Correa lanz con furia todo tipo de descalificaciones contra el Gobierno golpista y concluy sealando que ahora "slo la resistencia civil podr restaurar el orden democrtico y sacar a ese grupo de usurpadores de la residencia presidencial".

Los ocho paises que integran el ALBA negaron la ms mnima posibilidad a una hipottica negociacin con Micheletti que facilite el retorno de Zelaya y anunciaron la retirada de todo el personal diplomtico de Tegucigalpa. El propio presidente destituido indic que no renunciara "nunca al mandato que el pueblo hondureo me otorg".

El nuevo presidente dice que Zelaya tena que haber sido encarcelado

La respuesta de su sustituto lleg en Radio Caracol: "El Ejrcito fue benevolente al permitir que el ex presidente saliera del pas, cuando en realidad tena que haber entrado a las crceles nacionales por los delitos cometidos en diferentes circunstancias". Pero todos sus esfuerzos para lograr un slo apoyo a la asonada son papel mojado.

La chilena Michelle Bachelet adelant solemnemente que su gobierno "no reconocer" al Ejecutivo de Roberto Micheletti. An ms contundente se mostr el brasileo Luiz Incio Lula da Silva al revelar que su pas "estudia" la retirada del embajador de Honduras "si no se restituye al presidente Zelaya, el nico que reconocemos".

Brasil contra el golpe

Fuentes cercanas al Gobierno de Brasilia aseguraron a este diario que su diplomacia mantiene "reuniones al ms alto nivel para lograr salida inmediata del poder de Micheletti". Estas mismas fuentes indicaron que el gigante latinoamericano ha decidido ejercer su liderazgo continental de forma contundente: "El golpe desestabiliza el continente y abre la puerta a otros movimientos similares que son inaceptables".

 

http://www.publico.es/internacional/235624/golpistas/logran/apoyo/internacional




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter