Portada :: frica :: Denuncia genocidio ruands
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2009

Por qu Ruanda vacila al eliminar la ideologa del genocidio?

Anil Kija
Fundacin Sur


Cmo puede cambiar a una persona ciertos pensamientos ideolgicos ya establecidos, que son peligrosos para la unidad nacional, y que se espera que Ruanda acabe con ellos en 15 aos y consiga un pas ms unido, sin tener en cuenta que el genocidio todava es una amenaza, aunque remota?

Esta parece ser la cuestin que ms preocupa a los funcionarios ruandeses que participaron en un taller de evaluacin y consulta de dos das, organizado por el National Unity and Reconciliation Commission (NURC) (Comisin nacional de la unidad y de la reconciliacin). Los representantes de 35 divisiones de los tres distritos de Kigali mostraron muchas ms dudas que confianza en el fin de la ideologa del genocidio.

Ya que se supona que el taller deba realizar la evaluacin y consulta, haba una pregunta que se tena que contestar al final, aunque fuese de forma titubeante, acerca de si haba una esperanza de que el pas acabase con esa ideologa.

Una razn por la que todava haba problemas, segn los participantes, es que los funcionarios de los tribunales tradicionales, que juzgan a los responsables del genocidio mucho ms rpido que el Tribunal Penal Internacional de Arusha, tienden a aceptar sobornos y ocultan las pruebas de individuos que haban participado en el genocidio. La idea propuesta fue que por ejemplo este problema podra desaparecer con la movilizacin y estableciendo castigos.

Es difcil decir si los participantes conciben diferencias entre los pensamientos establecidos y las ideologas, y si hay mucho trabajo que hacer para acabar con las ideologas, y que tipo de campaas de movilizacin pueden conseguirlo.

Qu es lo que hace que las personas retengan algunas ideas en sus mentes tras aos de arenga y trabajo para eliminar una situacin as? Hay algn sector de la poblacin ruandesa que desee que se repita en el futuro lo que ocurri en 1994?

Hubo un intento en el pasado, no en Ruanda, sino en Tanzania, de descubrir lo que puede llegar a conseguir o no la ideologa. Sus resultados fueron ms o menos certeros, aunque las autoridades no los haban previsto muy bien.

Quizs Mwalimu Nyerere saba que los resultados del estudio eran certeros, pero no tena ninguna razn para darlos a conocer, mientras que por ejemplo, en la Universidad de Dar es Salaam eran muy escpticos sobre el estudio. Dicho estudio estuvo dirigido por John R. Nellis y fue publicado alrededor de 1972, durante el apogeo de la ideologa Ujamaa.

Lo que descubri el Dr. Nellis, tanto en trminos de un muestreo de opiniones como del uso de modelos que han sido utilizados en otras partes, fue que dicha ideologa podra triunfar, pero sera algo difcil ya que significara cambiar la forma que tienen las personas de pensar y hacer las cosas, es decir, convertirse en personas nuevas, como luego ocurri.

No es muy raro or en la retrica socialista la cuestin de crear un nuevo hombre sin el egosmo del capitalismo, incluso el lema fight against fisads (lucha contra los demasiado corruptos) est encerrado en ese pensamiento establecido, que hace que nos dediquemos a trabajar para aumentar la asistencia social de la poblacin, pero poco. De esta manera consiguen dinero en efectivo por el mtodo de financiacin BOT*.

Por supuesto, el tema en Ruanda es diferente, pero si hay una premisa suficiente para llamar ideologa al pensamiento del genocidio, significa que hay suficientes y profundas races para que se tome a dicho pensamiento establecido como un factor independiente en el carcter social del pas.

La bsqueda de la forma de solventar la cuestin est condicionada a dos opciones que aparecen en la historia del pas, pero que no han sido desarrolladas oficialmente. Hasta ahora el esfuerzo consiste en movilizar a las personas para que abandonen los prejuicios sobre ser Hutu o Tutsi, pero la realidad refuerza diariamente el pensamiento establecido.

En 1987, en el Centre for Black African Studies, en la Universidad de Burdeos I, en Francia, un investigador que haba pasado algunos aos en la parte este de frica, present un documento sobre el conflicto de destruccin mutua entre los Tutsis y los Hutus, en los estados del frica central.

Expuso su punto de vista, basado en un concepto de grandes olas de sentimientos histricos, del terico francs de principios del siglo XX, Fernand Braudel, en el que los pensamientos establecidos en una zona etnopoltica dada, como por ejemplo, pensamientos nacionalistas, raciales o religiosos, se mantienen durante largos perodos de tiempo. El agente crucial para la continuacin de los sentimientos es la memoria de las guerras, catstrofes y esperanzas.

Hay momentos en los que las catstrofes cambian los pensamientos ya establecidos, por ejemplo, la II Guerra Mundial fue un catalizador que produjo un gran cambio en los pensamientos de los pases del Eje, pero que permanecieron intactos en los pases aliados, al reforzar sus opiniones en algunos aspectos.

Alemania y Japn, as como Italia, cambiaron profundamente, mientras que Francia mantuvo su estructura e intent recuperar su orgullo perdido tras haber sido abordada por las fuerzas del mariscal Keitel durante seis meses (no los cuatro aos de la I Guerra Mundial). As luch durante dos largas guerras coloniales en Vietnam y Argelia, mientras que Gran Bretaa acept el cambio y supervis la descolonizacin.

La cuestin es si el genocidio ruands de 1994 es uno de los cambios de los pensamientos ya establecidos, como los pases del Eje tras la II Guerra Mundial, o si refuerza aquellos prejuicios como con Francia, adems de Estados Unidos y el Reino Unido, ya que aceptaron la democracia y la descolonizacin.

Habra parecido que los hechos de 1994 no son tan sustanciales para cambiar los pensamientos ya establecidos, en comparacin con las catstrofes de Uganda con Idi Amin y el rgimen militar de Obote-Okello, y con los cinco largos aos de guerra para acabar con este rgimen. En adelante, Uganda fue mucho menos tribalista.

La razn por la que los hechos de Ruanda no cambiaron suficientemente los pensamientos establecidos est reflejada en un comentario, a menudo rebatido, del economista de desarrollo britnico Geoffrey Kay, que caus un alboroto en crculos marxistas en 1976 al decir que frica estaba subdesarrollada como consecuencia del colonialismo, no por haber sido explotada, sino por no haber sido explotada lo suficiente.

El sufrimiento de Uganda lleg a todos los sectores de la sociedad, a todas las tribus y a todas las distintas opiniones, mientras que en Ruanda el asesinato de masas fue paralizado tras 100 das, sin el hambre que golpe a los Hutus durante el genocidio. Tambin sufrieron represalias por parte del ejrcito patritico de Ruanda, en gran parte Tutsis, y que an permanece de esta manera.

Los acontecimientos histricos tienen una manera de conseguir mayores efectos para que los pases pierdan su orgullo y acepten la ley de Cristo de amar al prjimo, y as la I Guerra Mundial tuvo que ser recreada de nuevo, con la II Guerra Mundial, para que Alemania y Francia dejasen de entrar en guerras.

Los sunes y los chiitas lucharon por primera vez en la guerra entre Irn e Iraq durante ocho aos y despus repitieron el conflicto tras el derrocamiento de Saddam Hussein por parte de Estados Unidos. El objetivo principal fue realizado en menos de un mes, pero la guerra civil continua tras cinco aos. Si las guerras tnicas de Ruanda y Burundi no se han satisfecho con sangre, el Seos obliga.

 

(Publicado en This Day, Tanzania, el 18 de junio de 2009) Traducido por Patricia Herrero Pinilla, alumna de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid Traduccin /Interpretacin, colaboradora en la traduccin de algunos artculos.

* Las siglas BOT se refieren a Build-Operate-Transfer, una forma de financiacin, por la que una entidad privada recibe una concesin, ya sea del sector privado o del pblico, para financiar, disear, construir y operar unas instalaciones establecidas en el contrato de concesin. Esto permite al que propone el proyecto de financiacin recuperar su inversin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter