Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2009

La privatizacin ocasionar un problema de imprevisibles consecuencias en la Selva Amaznica
La selva amaznica est en grave peligro

Norberto Ovando
Diagonal


El Presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, ratific la llamada Medida Provisoria 458 en beneficio de los grileiros, como se denomina a los ocupantes irregulares de estas tierras selvticas que se asentaron en territorios fiscales y no cuentan con ttulos de propiedad.

La decisin afecta a unas 67 millones de hectreas de floresta en la Amazonia Legal, una extensin que equivale a dos veces la superficie de la provincia de Buenos Aires.

Tal como fue ratificada la ley por el Ejecutivo brasileo, una persona que llega a la Amazona y reclama como propia una porcin de tierra de hasta 400 hectreas, podr recibir un ttulo sin que nadie verifique si realmente es ocupante de esa extensin.

Como se puede leer en la ley, tierras de hasta 100 hectreas de superficie se daran sin cobro a los ocupantes, de 101 a 400 saldran a la venta con un precio simblico y de 401 a 1500 hectreas seran vendidas a precio de mercado.

Las de mayor extensin como las que iran de 1501 a 2500 hectreas saldran a subasta pblica y las de ms de 2500 hectreas pasaran a manos del estado las que podran ser vendidas con autorizacin del Congreso.

Las tierras "privatizadas" podrn ser explotadas para diversos cultivos y cra de ganado. Pasados tres aos, sus dueos podrn ponerlos a la venta.

Un veto parcial
La sancin de la ley se hizo con pocas reservas: el ejecutivo ejerci su derecho al veto en dos puntos de la norma, que haban sido incluidos durante el debate parlamentario. El artculo 7, contemplaba la transferencia de tierras a personas jurdicas, o a individuos que no habitan en la regin y administran sus terrenos mediante terceros o testaferros. De esta manera, slo las personas que viven en las tierras selvticas de manera permanente, y que se han instalado all antes de diciembre de 2004, pueden reclamar la posesin legal. El Presidente Lula elimin, adems, el punto que extenda la posibilidad de adquirir ttulos de propiedad a nombre de empresas. Deforestacin

Prestigiosos climatlogos piensan que la Amazona sufrir ms sequas este siglo por efecto del cambio climtico y por lo tanto ser ms vulnerable a los incendios, por eso se debe controlar la deforestacin que hasta el momento promedia en un 1% anual de su superficie.

La Amazona brasilea perdi entre febrero y abril de 2009, 197 Km2. de cobertura selvtica, un rea similar al territorio de una isla como Aruba.

Es 90,1% inferior a la devastada en el mismo perodo del ao 2008 (1.992 Km2), segn el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), pero se aclar que el rea selvtica destruida en el perodo puede ser muy superior a la anunciada debido a que la gran nubosidad en el trimestre afect los clculos realizados con imgenes de satlite.

Del total del Amazonas brasileo, el 25 % ya est en manos privadas - hacendados, forestadotes, cultivadores, etc. -, y cerca del 28 % lo constituyen reservas ambientales y tierras indgenas. Es decir, resta un 48 por ciento. Sobre ese porcentaje el gobierno brasileo estara privatizando 67 millones de hectreas, poniendo en peligro la biodiversidad.

La palabra "biodiversidad" se compone de la palabra griega "bios" (vida) y la palabra latina "diversitas" (diversidad o diferencia). De manera general, por consiguiente, biodiversidad quiere decir: diversidad de la vida.

Brasil y sus compromisos
El Gobierno de Brasil firm el Convenio sobre la Diversidad Biolgica (CDB), comprometindose a proteger lo que la biodiversidad nos da: recursos para alimentacin, agua, bosques, materia prima, etc., sabiendo que sta se encuentra amenazada por diferentes causas, entre las que se destaca la intervencin del propio ser humano. La Secretaria General de la Organizacin del Tratado de Cooperacin Amaznica (OTCA), Rosala Arteaga Serrano, dijo que la firma del convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2005 para la sostenibilidad del Amazonas es de extrema importancia para la Amazona, dado que la biodiversidad es un tema estratgico. El programa se realiza en el marco del Tratado de Cooperacin Amaznica, adoptado por Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Per, Surinam y Venezuela.

La Accin Global para la Biodiversidad, Cuenta Atrs 2010, liderada por la Oficina de la UICN para Europa (UICN-ROfE) http://www.countdown2010.net/, invita a los gobiernos a conservar la biodiversidad, promoviendo y apoyando la implementacin de los compromisos existentes relacionados a la conservacin de la misma. Amrica del Sur es una regin clave, con el 40% de la biodiversidad, 25% de los bosques y 26% de fuentes renovables de agua dulce de todo el planeta.

Durante la reunin de expertos que se realiz en Lima, Per el 19 de junio de 2009, Mara Luisa del Ro, Directora General de Diversidad Biolgica del Ministerio de Ambiente de Per, afirm que no podemos pensar y tomar acciones como si viviramos en un mundo homogneo; somos heterogneos en clima, diversos en especies, en lenguas, en etnias, expresiones culturales. Nuestro reto es buscar esa expresin comn, esa unin dentro de la biodiversidad, puesto que la biodiversidad es salud, alimentacin, cobijo, industria, turismo es nuestra razn de ser.

La Asociacin Amigos de los Parques Nacionales - AAPN - le solicita al Gobierno de la Repblica Federativa del Brasil, que asuma el compromiso de proteger a perpetuidad la totalidad de la Selva Amaznica por poseer un "valor universal excepcional", y se declare Patrimonio de la Humanidad. Conclusin

Un pas, aunque soberano, no debe disponer unilateralmente sobre el futuro ecolgico y ambiental de la humanidad.

El problema de privatizar y acabar con el ecosistema de la Amazona, no es solo un problema de las sociedades de los pases en donde est esa mega-reserva ecosistmica de la tierra, sino del planeta y de la humanidad en su conjunto, expres Omar Cabezas Lacayo, Presidente de la Federacin Iberoamericana del Ombusdman (FIO). El bilogo Edward O. Wilson dijo en la dcada de los 80 Lo peor que puede suceder es la prdida gentica y de diversidad de especies motivadas por la destruccin de habitats naturales.

Esta es una locura que difcilmente nuestros descendientes jams puedan perdonarnos."

ste puede ser el comienzo de la devastacin masiva de la selva pluvial amaznica, como lo fue, aos atrs, la devastacin de las selvas ecuatoriales, las de Borneo e Indonesia y los bosques tropicales africanos.

Las selvas no se deben vender, las selvas se deben conservar.


Norberto Ovando, vicepresidente / Asociacin Amigos de los Parques Nacionales AAPN Martes 30 de junio de 2009. Nmero 105

http://www.diagonalperiodico.net/spip.php?article8391



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter