Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-07-2009

Ms sobre la crisis iran tras las recientes elecciones presidenciales de junio
Musavi o Ahmadinejad?

Hamid Davarpanah
Rebelin

Traduccin y comentario preliminar de Antonio Antn


Comentario del traductor: Por motivos de seguridad he ocultado el verdadero nombre del autor de este artculo. Hamid Davarpanah no es ms que un pseudnimo inventado. Se trata de un ingeniero de 50 aos en situacin de desempleo, que vive en Tehern y que, para ms seas, es comunista, lo cual es algo bastante peligroso en el Irn actual. La versin que nos ofrece es, por supuesto, personal e intrasferible (cmo podra ser de otra forma?), pero tiene la ventaja de proceder de alguien que conoce y respira el da a da de Irn sobre el terreno, lo cual contrasta con los artculos de intelectuales de izquierda que escriben sobre ese pas desde Occidente.

* * * *

Espero poder expresar bien mis ideas en ingls. Lo intentar, aunque no puedo ser demasiado preciso.

Me sorprendi tremendamente leer el artculo de James Petras; me dej completamente descolocado: no saba si era el mismo James Petras de siempre o un ultraconservador fundamentalista; podra parecer incluso un neoliberal, un miembro del equipo de propaganda de Ahmadinejad... o simplemente un escritor que de un da para otro se haba quedado ciego polticamente.

...Pareca no observar mtodo cientfico alguno, o datos estadsticos, por no decir la documentacin bsica para una simple investigacin periodstica. Si le escuchase decir lo mismo a cualquier otro, le dira que es pura y llanamente mentira.

Pasado y presente

Despus de cien aos, todava intentamos pasar de una etapa democrtico-burguesa de desarrollo. Existi la posibilidad de sobrepasar esta etapa despus de la Segunda Guerra Mundial y durante la liberacin de los pases del "tercer mundo" del yugo colonial; tras sta, se abrieron perspectivas de progreso con el socialismo en el horizonte. Muchos pases viraron hacia un modo de desarrollo no-capitalista, y pudieron preparar cierta infraestructura para la construccin del socialismo (tras el colapso de la URSS, esta posibilidad se desvaneci).

Hace treinta aos, los comunistas iranes creyeron que la revolucin iran contena fuertes elementos democrticos, aunque se hiciera ms hincapi en ciertos "derechos democrticos" que en la "libertad democrtica". Hussein Musavi es un hombre que cree que la democracia pasa por el establecimiento de los derechos del pueblo. Su enfoque de la economa pasa por el artculo 44 de la Constitucin, que establece que la porcin principal de la estructura econmica debe ser estatal. La segunda porcin debe basarse en cooperativas y la tercera seccin -auxiliar- en la empresa privada.

En los ltimos veinte aos, contemporneamente a la derrota del modelo sovitico de socialismo y la victoria del neoliberalismo, muchos lderes iranes de la revolucin cambiaron de opinin, entre ellos Jamenei, Rafsanyani, y casi todos los reformistas. No debemos olvidar que ya el gobierno de Jatam emprendi el camino neoliberal hacia la OMC. La mentira ms grande contada en Irn recientemente fue que el gobierno de Jamenei (segn sus palabras) "estaba actuando en base al artculo 44", cuando en realidad se estaban subastando las instituciones pblicas.

Ahmadinejad

Ahmadinejad es la marioneta del lder supremo. La gente le conoce como "el mentiroso"... "dice que es de noche cuando el sol est bien arriba en el cielo!" No es nacionalista ni reformista ni un fundamentalista; tampoco antiimperialista o antisionista. Los hechos sealan que acta en sintona con las polticas econmicas reales de Israel y de los neoconservadores de todo el mundo; ha distribuido aproximadamente 40 mil millones de dlares entre los ms pobres, s, pero malgastando o malversando otros 250 mil millones de dlares.

Acta como Napolen: se apoya en los hombros del pueblo mientras crece a su alrededor una nueva clase de militares burgueses enriquecidos a su costa. Sus intentos de eliminar los pocos subsidios que quedan estn en completa consonancia con las instrucciones del FMI y el BM.

Jatam pospuso estas medidas, pero Ahmadinejad y los suyos las tenan de nuevo preparadas desde 2003.

Hussein Musavi

Aunque creo que Musavi no es precisamente el lder que llevar al pueblo hacia el socialismo, sin embargo no solamente simboliza, entre todos los candidatos, un NO rotundo al fascismo, sino que adems podra abrir un sendero para escapar del neoliberalismo.

Y ms importante an: en caso de que contine, Ahmadinejad acabar definitivamente con la Repblica. Su postura y la de su preceptor, Mesbah Yazdi, es la de eliminar lo que sta representa.

Est claro que sta que vivimos es una revolucin de la "clase media" o pequeo-burguesa: contra las carencias democrticas, el conservadurismo, la corrupcin... y contra el poder omnipresente del ejrcito (la "Sepah Pasdaran" tiene poder ilimitado sobre la vida econmica, poltica, y cultural, incluido el ciber-espacio), etc.

Esto es por lo que la mayoria de gente ms acomodada apoya a Musavi, mientras que las capas ms pobres de la poblacin apoyan a Ahmadinejad. Pero el hecho es que el ratio es al menos de 2:1 para Musavi; es un hecho que Petras no quiere o no puede ver. Acta exactamente como un defensor del fraude.

No importa que las clases ms pobres (obreros y campesinos) no coincidan plenamente con esa pequeo-burguesa. En ausencia de un lder proletario fuerte, es Musavi el que expresa los deseos comunes a todo el pueblo.

Ahmadinejad ha invertido dinero en "dispersar" y calmar la demanda social proveniente de los sectores ms empobrecidos; por debajo de la mesa, sin embargo, entreg en manos de la Sepah contratos de varios miles de millones de dlares y ayud al surgimiento de una nueva clase social (burguesa-militar) a travs de la fundacin de grandes empresas comerciales, importando millones y millones de dlares en artculos de consumo.

La produccin de petrleo en los ltimos 4 aos rondaba los 290 mil millones de dlares. Cerca de 40 mil millones se repartieron entre los ms pobres. Cmo? Estableciendo organismos econmicos de pequea escala como medio para crear empleo. Pero esta decisin unilateral e irracional ha llevado a un colapso econmico, creando una deuda bancaria de 33 mil millones de dlares. La economa est en completa bancarrota.

La respuesta a esto son mentiras: "Musavi es proamericano", "Musavi quiere desviar la revolucin", "Musavi est contra la Revolucin Islmica"... Ahmadinejad es un maestro de la demagogia...

En la ltima semana, la verdad se ha mostrado ms clara que nunca a muchos trabajadores iranes.

Pero, pese a todo, Musavi no ayudar a profundizar nuestra lucha; las limitaciones, debidas a su ideologa y posicin de clase, son numerosas.

Antonio Antn es miembro de Rebelin y Tlaxcala.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter