Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2009

Intervencin de Marta Harnecker en el CIM
Metas y tiempos impiden necesaria maduracin de los procesos

Marta Harnecker
Rebelin


 

1. ndice

1. El Presidente busca la crtica 2

2. Los gobiernos pueden potenciar enormemente la participacin popular 3

3. Papel facilitador, no suplantador 4

4. No confundir poder popular con militancia poltica 4

5. metas y tiempos impiden necesaria maduracin de los procesos 4

6. Un abismo entre las maravillosas ideas y la realidad 5

7. El culto a la improvisacin 6

8. Educadores populares y no suplantadores del protagonismo popular 6


3. 1. El Presidente busca la crtica

Perdonen por haber llegado tarde, vengo llegando de San Salvador, donde asist a la asuncin del mando de presidente del FMLN, Mauricio Funes. Yo estoy en este pas por ser crtica. No se si ustedes saben que cuando yo le hice la entrevista al presidente Chvez que fue publicada bajo el nombre Hugo Chvez Fras: Un hombre un pueblo, aprovech, como aprovecho en general en mis entrevistas, de hacer las preguntas desde las dudas y la crtica de la izquierda y, adems, aprovech para trasmitirle las criticas que en aquel momento recog del pueblo y de intelectuales. Fue entonces cuando el presidente me dijo: Quiero que vengas para ac, porque quiero tener gente crtica a mi lado Qu quiero decir con esto, que hay de parte de l la voluntad de recibir crticas y lo que yo he hecho todos estos aos es mandarle papeles. Ustedes saben que el presidente no es una persona que trabaje con un equipo de asesores, yo aparentemente soy asesora, pero de hecho no lo soy. Yo solamente mando papeles y anda a saber t si los lee y anda a saber t si los toma en consideracin.

Quiero decirles que hay una gran coincidencia entre lo que ustedes han planteado aqu y lo que yo he ido transmitiendo. Por supuesto que lo he hecho en forma personal, no he participado en la prensa y creo que no debera hacerlo porque, en primer lugar yo soy una chilena apasionada de este proceso y creo que son los venezolanos y venezolanas los que los que lo estn construyendo y yo soy como registradora de lo que ocurre. Esa es mi vocacin y por eso escribo tantos libros testimonio porque recojo lo que se hace en distintos pases.

4. 2. Los gobiernos pueden potenciar enormemente la participacin popular

Yo quera solamente decir dos cosas. Una cosa sobre la cual ya Carmen Bohrquez intervino: yo no estoy de acuerdo y me meto en este tema, porque es mi tema fuerte,  con la intervencin de la compaera Iraida. Es comn que nosotros encontremos en Amrica latina un rechazo en los sectores ms radicales de izquierda al estado. Todo lo que es estado, lo que es  gobierno, es de partida malo y yo creo que tenemos que distinguir entre los gobiernos que quieren apoyar a sus pueblos en la lucha por su liberacin y gobiernos que son un freno para esos procesos.

Todos los gobiernos de izquierda de Amrica latina, como ustedes han sealado, estn trabajando con un aparato burocrtico terrible que heredan pero eso no quiere decir que desde el estado, desde el gobierno, no se puedan hacer cosas y yo creo que este proceso ha avanzado tanto porque ha habido un gobernante que ha querido crear dos cosas: espacios de participacin y poder popular.
Yo digo que la participacin no se decreta desde arriba, la participacin en un proceso de transformacin cultural y por eso es que es tan fundamental y ha sido un estmulo muy grande en Amrica Latina cuando hemos tenido gobernantes locales o nacionales que asumen que es necesario crear espacios de participacin para lograr eso y crear equipos que colaboren facilitando esa participacin, porque as como no se decreta la participacin tampoco nace espontneamente en la mayor parte de los casos,  requiere de facilitadores. Por desgracia muchas veces se considera importante dedicar recursos para obras de infraestructura, y no para pagar el salario de los facilitadores.

5. 3. Papel facilitador, no suplantador

Ahora, para m el gobierno, el estado, debe tener un papel de facilitador de la participacin popular, no de suplantador, no de director. Por eso yo quiero hacer un reconocimiento al Ministerio de las Comunas que ha planteado escuchar las experiencias de comunas ya existentes, aprender de ellas. Y que ha planteado que las comunas no se decretan y hay que respetar los procesos de construccin de la gente. Pero hay contradicciones en su propuesta porque, al mismo tiempo que se dice eso, est el Frente Francisco de Miranda conformando las Salas de Batalla Social y ah tendramos que discutir y tendramos que aclarar qu papel juega ese Frente y si esas Salas de Batalla Social que se imponen en las comunidades con la idea de que hay que facilitar los procesos en las comunidades no estn ejerciendo una funcin de tutelaje en lugar de simple facilitadores de los procesos.

6. 4. No confundir poder popular con militancia poltica

Por otra parte, Vladimir Acosta dijo algo en lo que yo siempre he insistido mucho: no podemos confundir el popular con la militancia poltica. El partido es una cosa y el poder popular es otra. Yo digo que el rojo puede ser el color del partido pero no puede ser el color del poder popular ni debera ser el color de los ministerios. Una de las cosa que a nosotros nos extraa y a los extranjeros supongo que les chocar muchsimo, especialmente en Europa, es que el estado sea el instrumento con el cual se construye el partido. Eso es algo absolutamente contradictorio con nuestra visin de partido.

7. 5. metas y tiempos impiden necesaria maduracin de los procesos

Hay una cosa que me parece no se ha tocado salvo que se haya tocado ayer en la maana, que es el gran problema de las metas y los tiempos. Yo creo que los procesos democrticos requieren maduracin, requieren tiempo, pero aqu lo que pasa es que nos ponemos metas enormes y tiempos escasos,  entonces tenemos a toda la gente corriendo para cumplir esas metas. Hay un taresmo terrible y no hay posibilidad de pensar estratgicamente y de ir permitiendo que maduren las cosas. Cuando t ests trabajando en un proceso de transformacin viene la intervencin del estado que, muchas veces, rompe ese ritmo de maduracin, apresura el proceso.

Y respecto a eso djeme decirles que yo creo que la idea de los consejos comunales es una idea excelente y que el Presidente tiene clarsimo que tiene que construir fuerza social construyendo poltica, porque algunos piensan que construir fuerza es tener cargos, ganar cargos. Pero para construir esa fuerza social, ella tiene que construirse a travs de un determinado tiempo de maduracin, y es all donde vienen las metas que rompen esa maduracin. Llegan, por ejemplo, los gabinetes mviles, haba que elaborar proyectos  en cinco das, en lugar de que el proceso de conformacin de los consejos comunales fuese un proceso de al menos tres meses como pensbamos algunos que participamos de la idea inicial se reduce a dos asambleas y listo: una para instalar la comisin promotora y otra para elegir a las voceras y voceros. A ello se debe el que  se vayan deformando los procesos, van muriendo experiencias extraordinarias.

8. 6. Un abismo entre las maravillosas ideas y la realidad

Yo digo que aqu ustedes, que el presidente,  han tenido tantas ideas extraordinarias, pero al examinar las ideas y ver la realidad, es decir, la aplicacin de esa idea, ves que  hay un abismo entre una y otra.

9. 7. El culto a la improvisacin

Y hay una ltima cuestin: yo digo que ustedes tienen el culto de la improvisacin. Yo vine ac al primer evento de solidaridad despus del golpe y me acuerdo que fue organizado en 15 das, y result, vinieron bastantes intelectuales y aqu me decan: Ves como  aqu en Venezuela nosotros organizamos las cosas as, en 15 das, cuando en otras partes del mundo con Amrica Latina los eventos se preparan con seis meses de antelacin. Pero no se piensan cunto mejores hubiesen sido esos resultados si se hubiesen hecho las cosas en forma ms planificada.

Y yo siento una gran tristeza de ver cuntas ideas maravillosas se frustran por este tipo de cuestiones porque aqu hay un potencial tan grande, hay un presidente que tiene unas ideas extraordinarias, pero falta el tiempo para madurarlas, el tiempo para concretarlas.

10. 8. Educadores populares y no suplantadores del protagonismo popular 

Yo creo que el papel de los intelectuales ac es muy importante para apoyar esos procesos de maduracin y en cuanto al papel del partido, yo digo que el papel del partido del siglo XXI tiene que ser el de facilitador del proceso de participacin y tiene que ser el de educador popular y no el de suplantador del protagonismo popular y tampoco el de dueo de la verdad, ideas que tuvimos en dcadas pasadas sobre la militancia poltica. Y que ya superamos. Muchas gracias.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter