Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-07-2009

El guin de Washington: el golpe se repite, ahora Honduras

Eva Golinger
Rebelin

Revisado por Caty R.


Todos los que vivimos los sucesos del 11 abril 2002 en Venezuela hemos revivido los acontecimientos en Honduras durante los ltimos das. Un presidente secuestrado a punta de armas de fuego, unos medios de comunicacin que manipulan los sucesos y luego un empresario que se autoproclama presidente en una ceremonia aplaudida por la llamada sociedad civil. Pero mucho ms all de los obvios puntos en comn entre el golpe de Estado en Venezuela en 2002 y el golpe de Honduras del pasado 28 de junio, hay profundos paralelismos que evidencian sin duda la reactivacin del manual del golpe made in USA.

Tanto como en el caso de Venezuela, detrs del golpe en Honduras hay una serie de actores que han estado creando las condiciones para ejecutar el acto final y lograr el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya. Vemos que el guin se repite casi al detalle:

El embajador de Estados Unidos:

La sociedad civil:

El Departamento de Estado:

Aunque en el caso de Venezuela, la Casa Blanca sali de inmediato a reconocer a los golpistas como un gobierno legtimo y en el caso de Honduras, el presidente Obama ha dicho que las acciones contra el presidente Zelaya constituyen un golpe ilegal, sin embargo, existen similitudes en la reaccin oficial del Departamento de Estado.

Una gua de prensa del Departamento de Estado, de fecha 16 de abril de 2002, dos das despus del retorno al poder del presidente Chvez, deca lo siguiente:

Los funcionarios estadounidenses se han reunido con un amplio espectro de venezolanos durante los ltimos meses, tanto en Caracas, como en Washington Nuestro mensaje a todos los venezolanos con los que nos reunimos ha sido consecuente. La situacin poltica en Venezuela es algo que compete a los venezolanos resolver por medios pacficos, democrticos y constitucionales. Hemos afirmado categricamente a todos nuestros interlocutores venezolanos en varias ocasiones y en muchos niveles, que bajo ningn concepto Estados Unidos apoyara una accin antidemocrtica y anticonstitucional, como es un golpe de Estado.

Luego, el mismo documento instruye a los voceros del Departamento de Estado para que si los periodistas preguntan, Particip Estados Unidos en el intento de derrocar al presidente venezolano Chvez del poder? La respuesta sea: De ninguna manera.

 

El mircoles 1 de julio de 2009, tres das despus del golpe de Estado contra el presidente Zelaya, los voceros del Departamento de Estado declararon lo siguiente:

Han sido semanas muy difciles y tensas, con mucha desconfianza entre los actores polticos, y la creciente confrontacin poltica haba encendido un fuego en Honduras que era extremadamente peligroso. Nuestra propuesta y la de nuestros socios con quienes estbamos trabajando era intentar reducir las tensiones, facilitar la comunicacin y asegurar que las instituciones hondureas encontraran una manera pacfica y constitucional para resolver el conflicto. Estbamos obviamente preocupados por las posibles actividades extra-constitucionales, y por eso, fuimos muy claros en nuestra comunicacin con todos los actores polticos, Estados Unidos no apoyara ninguna accin extra-constitucional.

En declaraciones a la prensa, el asesor presidencial para Amrica Latina, Dan Restrepo, dijo que algunas personas han querido vincular al gobierno de Estados Unidos con la situacin actual en Honduras, pero el diplomtico aclar que estos hechos pertenecen a un pasado que ahora est congelado.

O sea, lo mismo que decir, de ninguna manera.

Parecen similares las declaraciones del Departamento de Estado de abril de 2002 y junio 2009? Mientras que en abril, Washington precipit su aceptacin pblica del golpe de Estado contra el Presidente Chvez, esta vez el gobierno de Obama est respondiendo con ms cautela, ms mesurado. Pero no existe duda ninguna de que hasta los voceros estadounidenses siguen el mismo guin al pie de la letra.

En fin, las evidencias demuestran que el plan golpista perpetrado en Honduras esta semana se ha fabricado y financiado desde Washington. Cuando el golpe de Estado contra el presidente Chvez fue derrotado por el pueblo venezolano y las fuerzas armadas leales, Estados Unidos declar a la prensa que Nuestra respuesta a la situacin en Venezuela el 12 de abril fue exponer los hechos a medida que los conocimos, en un momento de mucha confusin Nuestra posicin fue que esta situacin deba resolverse pacfica y democrticamente, y de conformidad con la Carta Democrtica Interamericana Con ese objetivo, nuestro representante ante la OEA expres claramente que el llamado gobierno provisional todava tena que demostrar que ellos eran la autoridad civil legalmente constituida. Pero eso fue una gran mentira. Los voceros de Washington simplemente estaban buscando la forma de salvar su imagen pblica luego de haber avalado el golpe y reconocido al gobierno golpista apenas se instal.

Esta vez, Washington sigue mintiendo, pero con ms inteligencia. La primera respuesta del Departamento de Estado el da del golpe fue emitida en una declaracin de la Secretaria de Estado, Hilliary Clinton, que deca: Esta accin perpetrada contra el presidente hondureo Mel Zelaya viola los principios de la Carta Democrtica Interamericana y por lo tanto debe ser condenada por todos. Llamamos a todas las partes en Honduras a respetar el orden constitucional y el Estado de derecho, a reafirmar su vocacin democrtica y comprometerse a resolver las disputas polticas de manera pacfica y a travs del dilogo.

Primero, la nota hace referencia a todas las partes, implicando que el presidente Zelaya haba violado de alguna forma el orden constitucional. Y segundo, no hace ninguna referencia a que haya ocurrido un golpe de Estado. Durante los das siguientes, comienzan a hacer referencia a los sucesos del 28 de junio como un golpe pero que no haba sido determinado legalmente por los abogados del Departamento de Estado como un golpe militar. El mircoles 1 de julio, los voceros de Washington declararon sobre el asunto: En referencia al golpe mismo, lo mejor sera decir que fue un esfuerzo coordinado entre los militares y algunos actores polticos civiles. Obviamente, los militares fueron quienes condujeron la remocin forzosa del presidente y han actuado para asegurar el orden pblico durante este proceso. Pero para que el golpe sea ms que una insurreccin o una rebelin, hay que ver una transferencia del poder a los militares. Y en ese sentido, el congreso la decisin del congreso de juramentar a su presidente Micheletti, como presidente de Honduras-, indican que el congreso y miembros claves del mismo han jugado un papel importante en esta situacin.

Lo que significa esa declaracin es que Washington no va a clasificar lo que sucedi en Honduras como un golpe de Estado bajo sus conceptos legales, porque el poder no lo retuvieron los militares sino que lo asumieron los civiles. Esto permite a Estados Unidos continuar con su relacin diplomtica en Honduras y no suspender su importante paquete de millones de dlares en ayuda econmica y militar al pas centroamericano. Tampoco obliga al Pentgono a retirar su inmensa y estratgica presencia militar en el pas.

Obviamente, los medios de comunicacin jugaron un papel fundamental en este golpe, y el cerco meditico y la censura que han impuesto desde que se perpetr el golpe contra el presidente Zelaya, han sido fundamentales para mantener al pueblo hondureo sin informacin veraz y oportuna. Tambin, la falsa carta de renuncia que present el congreso hondureo a la prensa el da del golpe, mintiendo descaradamente y diciendo que fue enviada va correo por el presidente Zelaya, nunca se ha explicado. Lo mismo sucedi en Venezuela, cuando el canal de televisin Venevisin present una supuesta carta de renuncia del presidente Chvez, que luego fue desmentida por ste mismo, y nunca fue explicada por los golpistas. En los dos golpes, acosaron a los embajadores y sedes diplomticas de los pases amigos, como en Venezuela fue el acoso contra la embajada de Cuba en Caracas, y en Honduras fue el secuestro y la violencia fsica contra los embajadores de Cuba, Nicaragua y Venezuela. En ambos casos, tambin han culpado al presidente de las razones subyacentes del golpe para intentar justificarlo. Por eso, en Honduras, dicen que fue el presidente Zelaya quien viol la constitucin por insistir en convocar una encuesta no vinculante para que el pueblo expresara su voz. Los golpistas hondureos tambin utilizan la relacin con Venezuela y Cuba para justificar sus acciones, diciendo que Zelaya quera implementar el castro-comunismo en el pas. En Venezuela, los golpistas decan que el presidente Chvez era responsable por todas las divisiones y problemas en el pas y que estaba intentando cubanizarlo. Sus acciones, segn ellos, eran para recuperar la democracia.

En Venezuela, el pueblo y las fuerzas armadas revolucionarias resistieron y derrotaron el golpe de Estado en un tiempo breve, rescatando su democracia, su constitucin y a su presidente. En Honduras, hoy, el pueblo est resistiendo al estado dictatorial que estn imponiendo los golpistas con su brutalidad y violencia. El pueblo est en las calles, no solamente en Honduras, sino en toda Amrica Latina, para derrotar al guin golpista de Washington y demostrar no solamente la unin del pueblo hondureo, sino la fuerza de la integracin latinoamericana y el poder de la solidaridad internacional.

*Eva Golinger, estadounidense-venezolana, es Doctora en Derecho Internacional, escritora e investigadora, y autora de los libros El Cdigo Chvez; Bush vs. Chvez: La Guerra de Washington Contra Venezuela; La Telaraa Imperial: Enciclopedia de Injerencia y Subversin; y La Mirada del Imperio Sobre el 4F: Los Documentos Desclasificados de Washington Sobre la Rebelin Militar del 4 de Febrero de 1992.

Artculos anteriores sobre el golpe de estado en Honduras:

La base militar de EEUU en Honduras en el centro del golpe http://www.rebelion.org/noticia.php?id=87944

Obama no conden ni reconoci que hubo un golpe de Estado en Honduras http://www.aporrea.org/internacionales/a81004.html

La prueba para Obama: El Pentgono esta detrs del golpe de estado en Honduras, con o sin la aprobacin de la Casa Blanca?

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=87834



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter