Portada :: Mundo :: Elecciones en Irn 2009
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-07-2009

Diferentes perspectivas de accin para Mousavi despus de la crisis a raz de las elecciones en Irn.
Para Mousavi: tres caminos por delante

Amir Taheri
Asharq al Awsat

Traducido para Rebelin por Andrs Prado.


Y a dnde vamos desde aqu? sta debe ser la pregunta que Mir Hossein Mousavi Khameneh, el candidato derrotado en las elecciones presidenciales de Irn, debe estar preguntndose.

Encontrar una respuesta no ser fcil.

Desde el comienzo de su candidatura, el antiguo primer ministro se enmarc en una posicin minimalista que le deja muy poco espacio para maniobrar. No ofreci un programa claro a parte de postularse como el candidato anti- Ahmadinejad. Incluso aquellos de sus seguidores que le adjudicaron la etiqueta de reformista no podan decir exactamente qu era eso que quera reformar y cmo.

Con las elecciones terminadas, Mousavi adopt otra postura minimalista pidiendo primero un recuento de votos y luego una nueva celebracin de las elecciones.

No consigui ni lo uno ni lo otro.

Todo lo que el gobierno estaba dispuesto a ofrecer era un recuento aleatorio de un 10 por ciento de los votos. Sin embargo, tambin eso acab en ms humillacin para Mousavi. El recuento redujo su porcentaje de votos y aument el del presidente Mahmoud Ahmadinejad.
La estrategia de Mousavi es difcil de entender.

Si cree que las autoridades amaaron las elecciones para asegurar la victoria de Ahmadinejad, por qu esperaba que un recuento o una nueva celebracin de las elecciones dara un resultado diferente?

Mousavi tiene tres opciones.

Podra seguir cuestionando los resultados electorales y afirmndose como ganador. Hace una generacin no habra podido asumir tal posicin porque el rgimen de Jomeini habra dado la orden para liquidarle fsicamente. Ahora sin embargo, es improbable que el actual rgimen apaase para l una cada bajo las ruedas de un autobs. Sus lazos familiares con el Gua Supremo Ali Khameini pueden ser una garanta aadida.

Una posicin tal no le dara resultados inmediatos a Mousavi.

Sin embargo, seguira arrojando una sombra sobre la legitimidad de Ahmadinejad.

As, Mousavi se convertira en una versin iran de Aung San Suu Kyi, el lder democrtico birmano que, despus de perder las elecciones por robo de la junta militar en Rangn, ha estado bajo arresto domiciliario ms de una dcada.

La segunda opcin de Mousavi es organizar a sus seguidores, o al menos a algunos de ellos, bajo un partido o grupo poltico y presentarse a las elecciones para los Majlis islmicos (Asamblea Islmica Consultiva), el sucedneo del parlamento iran, dentro de dos aos.

Apaar los resultados a los Majlis es ms difcil que hacer trampa en una eleccin presidencial. As que el grupo de Mousavi podra asegurarse bien un pequeo punto de agarre en esta legislatura.

Sin embargo, para que esa estrategia tenga xito, Mousavi necesitara restablecer sus relaciones con el Gua Supremo a la vez que ofrece una plataforma para una oposicin leal dentro del rgimen.

Una estrategia as podra asegurar su integridad fsica y, con el tiempo, habilitarle para un nuevo asalto a la presidencia.

Sin embargo puede que est preguntndose sobre la utilidad de una lnea de accin as.

Como lder de una oposicin leal a un rgimen totalitario, tendra muy pocas oportunidades de alterar mnimamente los fundamentos del sistema a la vez que correra el riesgo de otorgarle legitimidad.

Cualquier intento de vender Jomeinismo con cara humana estara tan condenado como lo estuvieron los intentos de invocar Comunismo con cara humana en el siglo pasado.

Lo mximo que Mousavi podra conseguir con esa estrategia sera convertirse en una versin iran de trgicos aspirantes a reformistas tales como Edward Ochab, Wladyslaw Gomulka, Imre Nagy, Janos Kadar y Alexander Dubcek.

La tercera opcin de Mousavi es decirle a sus seguidores que el sistema implantado no puede ser reformado y tiene que ser sustituido por otro nuevo basado en el pricipio de soberana popular.

Gracias a la decisin de contraatacar de Mousavi, la actual crisis ha producido ya, al menos, un resultado positivo. Ha clarificado la situacin mostrando el nombre compuesto Repblica Islmica como un oxmoron. El espacio destinado para la repblica ha ido encogiendo hasta su mnima acepcin desde el comienzo del rgimen de Jomeini.

El martes, la (oficial) Agencia Islmica de Noticias (IRNA) public el texto de un largo sermn del Gua Supremo en la provincia del Kurdistn para los miembros de la 27 Divisin de lite, explicando al detalle la naturaleza del rgimen.

Esto es lo que dijo Khameini: La sociedad islmica es la sociedad del Imanato. Esto significa que el Imn es la cabeza del sistema. (El Imn es) un hombre que ejerce el poder porque la gente le sigue como lder, desde su corazn y porque tienen completa fe en l.

Khameini no hizo mencin alguna a la Presidencia o a cualquier otro rgano del Estado porque el sistema que l defiende es una institucin nica que lo abarca todo: el Imanato.

Con las pretensiones democrticas y la voluntad popular esfumadas, el actual sistema en Irn est ms cerca de modelos como el Imanato de Yemen o el Emirato Islmico en Afganistn bajo los talibanes, que de una repblica en la que Mousavi, o cualquier otro, pudiera reivindicar un mandato basado en una victoria electoral.

El sermn de Khameini tambin incluye una clara advertencia de que el rgimen est preparado para provocar un bao de sangre para mantener su control del poder. Khameini dijo tambin que si el Shah hubiera matado a medio milln de personas no habra sido depuesto.

Tambin critica al Frente Argelino de Salvacin Islmico (FIS) por no haber incitado a las masas a llenar las calles y haber provocado un bao de sangre al enfrentarse al ejrcito. Si hubieran llevado a las multitudes a las calles, hoy habra un gobierno islmico en Argelia, dijo. Pero tuvieron miedo y mostraron debilidad.

El Gua Supremo recuerda con admiracin la masacre de un milln de comunistas en Indonesia bajo el mando del general Suharto que l alega salv el sistema en aquel pas.

Mousavi, un hroe rehacio, ha conseguido trazar las verdaderas lneas de batalla en la poltica iran. Si l quiere estar presente en esas lneas, durante cunto tiempo y con cunta determinacin, est todava por ver.


http://www.asharq-e.com/news.asp?section=2&id=17281


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter