Portada :: Ecologa social :: Veinte aos de Bhopal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-12-2004

De Bhopal al 11/9: No todas las vctimas son creadas iguales

Max J. Castro
Progreso Semanal


Fue un da en que unas 3 000 personas inocentes murieron en unos minutos o unas pocas horas, de manera incomprensible y horrible.

No me refiero al 11/9. Hablo de otro da hizo veinte aos la semana pasada cuando en Bhopal, India, 3 500 habitantes de barrios bajos los primeros de cientos de miles de bajas que incluyendo hasta 15 a 20 mil muertos perecieron a consecuencia de un escape de gases venenosos de una planta de la Union Carbide.

Se dice y se repite ad nauseam que el 11/9 lo cambi todo. Qu cambi Bhopal, la muerte masiva del 3/12/84, una tragedia con una tasa de muertes y sufrimiento que empequeece la del World Trade Center Se lanz inmediatamente una guerra contra la criminalidad corporativa y el terror medioambientalista Fueron identificados, insultados, cazados, atrapados y castigados los culpables de la catstrofe y sus cmplices Confisc el gobierno de Estados Unidos los fondos de los responsables de tal calamidad humana o junt una alianza internacional para combatir a los culpables y evitar otras depredaciones.

La magnitud del desastre de Bhopal indiscutiblemente que merecera una reaccin tan fuerte. Los hechos hablan por s mismos. Cuando hace 20 aos en una fbrica de pesticidas mal manejada y con inadecuadas medidas de seguridad, propiedad de la Union Carbide, escaparon toneladas del mortfero gas isocianato de metilo, 3 500 personas en Bhopal, India murieron instantneamente, y enfermedades terminales afectaron a 12 000 o ms personas en los siguientes semanas, meses y aos. Medio milln de personas adicionales han sufrido enfermedades en los veinte aos posteriores. La cuenta final de vctimas puede que llegue a millones mientras enfermedades de lento desarrollo y defectos de nacimiento siguen apareciendo dcadas despus del incidente.

Sin embargo, Bhopal no cambi todo. Bhopal no cambi nada. La fecha no pas a la historia. Nadie lanz una guerra contra una fechora corporativa. Es ms, las dos dcadas posteriores a Bhopal han sido una era dorada del laissez faire corporativo a medida que pases, en especial Estados Unidos, han abandonado la responsabilidad de proteger a sus ciudadanos en deferencia a la magia de la deidad del mercado. La predominancia republicana durante doce de los ltimos veinte aos ha contribuido en este pas a un marcado debilitamiento del medio ambiente y de las normas de seguridad del lugar de trabajo, un ejemplo que no ha pasado inadvertido en el resto del mundo.

Veinte aos despus de Bhopal no ha habido detenciones en masa, juicios ni suspensiones de los derechos de la propiedad para las compaas que ponen en peligro al pblico y a sus empleados. Nadie ha sido hecho responsable; ningn funcionario de corporacin ha sido ejecutado, torturado, ni encarcelado tan siquiera por un da debido a Bhopal. En su lugar, Union Carbide fue vendida a Dow Chemical, pag al gobierno indio $470 millones de dlares, una miseria si se piensa en le nmero de vctimas, y qued libre. Muchos de los afectados han recibido poca compensacin o no han recibido ninguna. Muchos siguen sufriendo en la actualidad, y muchos ms sufrirn en el futuro. Los venenos de la planta no han sido limpiados o eliminados; continan envenenando el agua, el aire y la tierra del rea, enfermando y matando lentamente a una nueva generacin. Cambi Bhopal la cultura de criminalidad corporativa A fines de los 80 y principios de los 90, los Directores Generales que manipularon el mercado, violaron la ley y despidieron a miles de empleados mientras se llenaban los bolsillos fueron agasajados, no demonizados o siquiera mirados por encima del hombro. Slo mucho ms tarde comenzaron a emerger los grandes crmenes y delitos menores de los Amos del Universo en Wall Street y los delincuentes que dirigen las megacorporaciones como Enron. Aparentemente ajeno ante las fechoras de los capitanes de industria y la complicidad de sus aliados polticos, el pasado mes el pueblo norteamericano reeligi a un presidente y un vicepresidente profundamente afincados en el mismo entorno que dio origen a los gigantescos delitos corporativos.

Por qu el contraste entre la reaccin moral y material del 11/9 y Bhopal Sin duda el hecho de que el 11/9 fue un acto deliberado de terrorismo, mientras que Bhopal fue definido como un accidente, tiene que ver con parte de la diferencia en la reaccin del mundo. Pero tambin una tragedia tuvo lugar en la capital mundial del poder y del dinero y a la luz de los medios masivos, y el otro en un rincn olvidado de Dios en Utter Pradesh.

Sin embargo, debido a la naturaleza mucho mayor y ms duradera de Bhopal, ni la geografa ni el mayor nivel de culpabilidad criminal de los perpetradores del 11/9 justifica la enorme indiferencia hacia el devastador 3/12/84. Al igual que la crisis del SIDA, la leccin de Bhopal es que la cuestin no es de la magnitud de la muerte y del sufrimiento. La cuestin es el poder de aquel cuyo buey es sacrificado. Algunas vctimas son ms iguales que otra; convocan mayores recursos, movilizan mayor energa y justicia. La cuestin tambin es la conveniencia ideolgica de iniciar una guerra para castigar un crimen, y eso depende de quin es el culpable, del status poltico y poder del perpetrador, de si est con nosotros o contra nosotros, de si es uno de nosotros o uno de ellos.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter