Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-07-2009

Se analizan todos los pases en el Indice de Planeta Feliz
Un estudio londinense muestra a los cubanos mucho ms felices que los estadounidenses

Pascual Serrano
Rebelin


La New Economics Foundation (NEF), con sede en Londres, ha presentado el 4 de julio el denominado Indice del Planeta Feliz (IPF), un indicador del bienestar humano alternativo a los tradicionales cnones desarrollistas. El estudio se basa en datos de 143 pases que representan el 99 por ciento de la poblacin mundial. Para realizar la clasificacin recurre a tres parmetros: la esperanza de vida, la satisfaccin vital que expresan los ciudadanos de cada pas y la huella ecolgica que dejan para obtener el nivel de vida que consideran necesario para ser felices.

Y es que, segn destacan los analistas, ningn pas mencionado en el informe logra los tres objetivos, pero las diferencias entre las naciones muestran que es posible vivir vidas prolongadas y felices con huellas ecolgicas mucho ms pequeas que las de las naciones con mayor consumo. Para muchos en occidente, la lucha por incrementar nuestros ingresos se ha dado a expensas de nuestro capital social y de nuestra salud mental. El desafo para occidente, dice el informe, no es el de no continuar aumentando nuestros ingresos monetarios sino asegurar vidas significativas y fuertes lazos sociales. A menudo, lograr estos propsitos significa reducir el enfoque en el consumo y dedicar ms tiempo a otros intereses. El IPF muestra que de verdad es posible tener buenas vidas que no cuesten un mundo.

El estudio pretende dar base cientfica a una muy antigua sospecha: el dinero no trae la felicidad, menos an si est desigualmente repartido. Los pases ricos no son los ms felices, as vemos que Amrica Latina es la regin ms feliz y ecolgica del mundo. Un vistazo al ranking nos descubre muchas ms sorpresas. Una de ellas es que Estados Unidos se encuentra en el puesto 114, mientras que Cuba alcanza el 7.

Quizs el modo de entender la vida explica la abismal distancia entre el alto ndice de felicidad detectado en Cuba y el bajo aparecido en Estados Unidos. Las comparaciones muestran que se pueden lograr vidas largas y felices con niveles mucho ms bajos de consumo de recursos. Por ejemplo, los habitantes de los Pases Bajos vive en promedio un ao ms que los de Estados Unidos y tienen niveles similares de bienestar pero su huella ecolgica per cpita es menos de la mitad (4.4 hectreas globales frente a 9.4 hectreas globales). Los Pases Bajos son ecolgicamente dos veces ms eficientes en lograr buenas vidas que los Estados Unidos. Igualmente, los costarricenses tambin viven un poco ms tiempo que los norteamericanos, reportan niveles de bienestar mucho ms altos y an as tienen una huella de menos de un cuarto.

No faltar quien plantee la siguiente pregunta: Si tan felices son los cubanos, por qu tantos desean a emigrar a Estados Unidos y no sucede el inters contrario? Ahora ser yo quien intente dar respuesta a ello. En primer lugar, no es verdad que la mayora de los cubanos deseen ir a vivir a Estados Unidos, se trata de un patrn informativo explotado desde el norte. Evidentemente el estudio londinense no dice que todos los cubanos sean felices y ninguno quiera emigrar a otro pas, pero una consulta del francs Salim Lamrani a la Oficina Estadstica de Inmigracin de Estados Unidos demostr que era antes de la revolucin cuando ms cubanos emigraban al pas del norte y que en la actualidad, pases como Canad, Mxico, Jamaica o El Salvador generan ms emigracin a Estados Unidos que Cuba.

Existen tambin razones de mentalidad entre la ciudadana estadounidense que les hacen pensar que, aunque no sean felices, podrn serlo alguna vez gracias a la magnfica operacin de conformacin ideolgica del modo de vida americano. El mensaje dominante en esa sociedad hacia las clases bajas es que ellas tambin podrn alguna vez ser ricas y opulentas, que viven en el pas de las oportunidades aunque las estadsticas muestren que los ciudadanos suelen terminar sus das perteneciendo a la misma clase social de la que procedan sus padres. Todo ello les paraliza, no solamente para intentar subvertir el orden establecido, sino tambin para pensar en buscar un futuro en otra sociedad con otros valores.

Como ha sealado Nic Marks, fundador del centro para el bienestar de  New Economics Foundation: "Mientras el mundo enfrenta la triple dificultad de una profunda crisis financiera, la aceleracin del cambio climtico y el tope inminente en la produccin de petrleo necesitamos desesperadamente una nueva brjula que nos gue. El hecho de dejarnos conquistar por la meloda del crecimiento econmico slo ha producido beneficios marginales para los ms pobres del mundo, no ha mejorado notablemente el bienestar de aquellos que ya eran ricos y ni siquiera produjo estabilidad econmica. Ahora tenemos que usar el ndice del Planeta Feliz para romper el encanto y trazar un nuevo camino hacia una economa de alto bienestar con bajas emisiones de carbono, antes de que nuestros estilos de vida de alto consumo nos arrojen en el caos de un cambio climtico irreversible ".

www.pascualserrano.net



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter