Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-07-2009

Vietnam, China y la bauxita

Jean-Claude Pomonti
Le Monde diplomatique

Traducido para Rebelin por Caty R.


La bauxita? Parece que los vietnamitas tienen una fijacin. El asunto se abord varias veces en la sesin de junio de la Asamblea Nacional. Alto a la bauxita!. Hay que recuperar la vegetacin en nuestros altiplanos!, se poda leer en las pancartas el 16 de junio, en Hanoi, durante una manifestacin de catlicos cuyo objetivo, sin embargo, era la recuperacin de un terreno parroquial. El general Vo Nguyen Giap, hroe de las guerras de Vietnam e Indochina, tom la pluma en dos ocasiones para expresar sus reservas a las autoridades, mensajes de los que el Primer Ministro, Nguyen Tan Dung, acus recibo cuando visit al viejo general que acaba de celebrar su 89 cumpleaos- durante la celebracin, el 7 de mayo, del trigsimo quinto aniversario de la victoria de Dien Bien Phu.

De qu se trata? Vietnam posee la tercera reserva mundial de bauxita, el mineral a partir del cual se fabrica el aluminio. Conocidos desde hace decenios, los yacimiento son de excelente calidad. Se encuentran en los altiplanos de las provincias de Dak Nong y Lam Dong, un poco al sur de la ciudad de Ban Me Thuot. Pero, aunque sali del cajn a principios de los aos 90, el proyecto de explotarlos se ha aplazado varias veces. Por una parte, la inversin global se ha evaluado, incluido el refinamiento, en la suma fabulosa de 15.000 millones de dlares durante quince aos, con una rentabilidad dependiente de la evolucin de los precios en el mercado internacional. Por otro lado, la explotacin de la bauxita es un quebradero de cabeza ecolgico, porque se hace en minas a cielo abierto y el tratamiento del mineral produce grandes cantidades de barros rojos muy txicos que hay que almacenar con el fin de proteger lo suelos y las corrientes de agua.

Despus de muchas vacilaciones, las autoridades vietnamitas decidieron dar el paso en 2007, con la firma de un acuerdo de cooperacin con China relativo a dos lugares, Nhan Co y Tan Rai. La participacin de los chinos en la explotacin de los yacimientos ha dado una nueva dimensin al debate. Los expertos, incluidos los de la administracin, han expresado sus preocupaciones: Pekn ha cerrado sus propias minas debido a los daos que causaban en el medio ambiente. As, las garantas que se ofrecen son dudosas. Sobre todo, las presiones chinas sobre Vietnam continan siendo muy fuertes desde la breve pero sangrienta guerra que enfrent a ambos pases, en 1979, en su frontera comn.

Pekn y Hanoi, relaciones turbulentas

Una docena de aos despus, Pekn y Hanoi normalizaron sus relaciones. Actualmente, China se ha convertido en el primer socio comercial de Vietnam. Hanoi tiene dos buenas razones para desear un refuerzo de las inversiones chinas: reducir un fuerte dficit comercial bilateral y una bajada muy sensible un 40% durante el primer trimestre de este ao- de las inversiones extranjeras directas, relacionada con las repercusiones de la crisis econmica mundial. En una visita a China en abril, Nguyen Tan Dung estim, tras entrevistarse con su homlogo Wen Jibao, que el objetivo era incrementar, de 20.000 millones de dlares en 2008 a 25.000 millones en 2010, el comercio bilateral, reduciendo el dficit vietnamita.

El auge de China en los dos ltimos decenios, la llevan cada vez ms a considerar el sudeste asitico como su patio trasero. Vietnam, a quien Pekn jams ha perdonado su intervencin militar en Camboya (1978-1989), es el primer afectado. Considerablemente reforzada, la marina de guerra china cada vez est ms presente en el Mar de China del Sur el Mar del Este, segn los vietnamitas- del cual Pekn y Hanoi se disputan los dos archipilagos, las islas Paracel y las Spratley (leer La Chine affirme sus ambitions navales de Olivier Zajec, Le Monde diplomatique, septiembre de 2008). Las patrullas de la marina china confiscan las capturas de los pescadores vietnamitas en las zonas que Pekn considera bajo soberana china, es decir el 80% de las aguas de este mar meridional. Ya ha habido manifestaciones contra China en Vietnam durante los ltimos aos, especialmente relacionadas con la delimitacin de la frontera terrestre entre ambos vecinos.

As, la participacin china en la explotacin del mineral en Vietnam aparece en un contexto delicado. El gobierno ha tenido que defender ante la Asamblea Nacional su claudicacin a las presiones chinas, el hecho de haber descuidado el impacto ecolgico e incluso el asunto de haber ajustado el contrato, para eludir la votacin de los diputados, con una filial de la empresa pblica Chinalco. El ministerio de Comercio e Industria organiz un seminario en Hanoi, en mayo, para dar explicaciones e intentar calmar los temores de una cincuentena de especialistas de la administracin y del sector privado.

Las dos explotaciones debern producir 1,2 millones de toneladas de aluminio al ao. La construccin de una refinera en Nhan Co, por importe de 735 millones de dlares, debera crear dos mil puestos de trabajo. Sin embargo, la rentabilidad del conjunto de la operacin es discutible. Una bajada del precio del aluminio, que lleva cayendo desde 2007, podra poner el proyecto en nmeros rojos. Si las necesidades de aluminio de Vietnam aumentan, sus importaciones actuales se limitaran nicamente a unas cien mil toneladas. Los expertos advierten del riesgo de un precipicio financiero.

Graves daos al medio ambiente

La apertura de la primera mina, en Tan Rai, ya suscita inquietudes. En una regin ms bien seca, los agricultores utilizan el agua de un lago para regar el t y el caf. Ese lago podra transformarse en un depsito de barro rojo con un 70% de hidrxido de sodio. Los riesgos de contaminacin del suelo son importantes. En una carta divulgada durante el seminario oficial reunido en mayo en Hanoi, el general Giap record que, hace un cuarto de siglo, los expertos soviticos aconsejaron que se renunciases al proyecto de explotacin por el riesgo de serios daos ecolgicos. En una carta pastoral del 28 de mayo, el cardenal arzobispo de Saign consideraba que el proyecto causara graves daos al medio ambiente y representara una amenaza para la seguridad de las poblaciones. Sin embargo, hace dos aos se autoriz a la empresa estatal Vinacomin para que formara una empresa mixta con los chinos para la explotacin de los yacimientos. La explotacin de Tan Rai ya ha empezado, con la participacin de China.

Este es el aspecto ms controvertido del proyecto. Ya hay all medio milln de chinos, declar a finales de mayo un vicepresidente del Comit Popular de la provincia de Lam Dong. Algunos son simples trabajadores que slo disponen de un visado turstico. La contratacin de obreros extranjeros no cualificados est prohibida en Vietnam. El 12 de mayo, un gerente de Vinacomin declar que los subcontratistas chinos haban recibido amenazas por haber trado a Vietnam a los obreros y haberlos apalabrado sin permiso de trabajo. En trminos de intereses nacionales y de desarrollo sostenible y a largo plazo, la explotacin de la bauxita tendr consecuencias crticas en los mbitos ecolgico, social y de la seguridad, resumi el general Giap en su carta.

Aqu es donde aprieta el zapato. A la defensiva, el gobierno se ha comprometido a tomar todas las precauciones necesarias, incluido recurrir a las tecnologas de explotacin ms eficientes, para prevenir cualquier patinazo. Pero nada indica que est dispuesto a renunciar al proyecto. El debate no tiene perspectivas de cerrarse

Nota:

Este artculo se publico en Cambogde-Soir Hebdo n 89, el 2 de julio de 2009.

Texto original en francs: http://blog.mondediplo.net/2009-07-03-Le-Vietnam-la-Chine-et-la-bauxite




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter