Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-07-2009

Carta abierta sobre las detenciones de jvenes en el G8
Que despierte la conciencia civil. Hay que defender la libertad de disentir

Franca Rame e Dario Fo, Gianni Vattimo, et al.
La Haine


Seales alarmantes del estado de salud de las garantias democraticas y de los derechos de libertad en Italia se han sumado con rapidez en estos dias. Quien ha sufrido por esto son los y las jovenes que han sido afectadas por las medidas de privacin de la libertad personal en un contexto que debe ser uno de los ms protegidos en un Estado de derecho: la expresin del disenso, incluso la ms radical. Con perfecta sincronizacin, en la semana del segundo G8 presidido por Silvio Berlusconi, despus de aquello tristemente clebre de hace ocho aos, en Gnova, se llevaron a cabo rdenes de detencin contra 21 estudiantes que han partecipado a la contestacion en el movimiento estudiantil la Onda (Ola) contra el "G-8 de los rectores" en Turn, que se remonta a dos meses antes.

Al da siguiente, durante las primeras contestaciones a la reunin de los Jefes de Estado y de Gobierno, en la ocasin del transito de las delegaciones internacionales hacia el lugar de la cumbre en Coppito - en la region Abruzzo damnificada por un terremoto, las rdenes de detencin han afectado a 8 de los 36 jvenes identificados durante una manifestacin convocada en la Universit pblica de la capital. Una manifestacin atacada por la policia sin ningn motivo, cuando los manifestantes estaban a punto de derretirse y llegar a la demostracin que tuvo lugar en la Universidad la Sapienza en contra de las detenciones del da anterior. Nada habia hecho la manifestacin hacia cosas y personas, y no parece, ni se cuestion sospechosas, lesiones alguna a la incolumidad de alguien. Entre los identificados, quien fue detenido en la crcel, en un estado de detencin, e incluso en un regime de semi-incomunicacin, es conocido por estar involucrados en cotidianas y transparentes actividades polticas y sociales.

Lo mismo fue en el caso de las detenciones de miembros del Onda y de los movimientos que la apoyan, llevadas a cabo el dia anterior en varia partes de Italia. No es una democracia real aquella en la cual la actividad politica organizada y la expresin abierta de opiniones propias, tambien aquellas dirigidas al cambiamento ms profundo del orden costituido, se hacen motivo de represin y resctriccin de la libertad personal. Tampoco se pueden considerar integras, llenas y efectivamente protegidas las garantias de agibilidad democratica en un Pas, cuando en ello la autoridad acta formas de represin generalizada da las contestacines colectivas de disensin, especialmente en ocasiones tan sensibles como una cumbre internacional de gobiernos. La expresin del disenso es de hecho parte de la normal dialctica de una sociedad democrtica.

Si la represin de las posiciones radicales se hace sistematica y continua, si quien la expresa es de la misma manera sistematicamente y continuamente sometido a medidas ms extremas de restriccin de su libertad, las conciencias de aquellos que se preocupan por la democracia deben alarmarse. Deben alarmarse por el destino de la democracia y de la libertad de todos: se inicia desde posiciones radicales, pero no podemos predecir donde se detendr.

Si la autoridad se transforma en actividad de represin politica, cada conciencia democratica tiene que hablar, porque la vigilancia civil no puede ser a tiempo determinado: si cierra los ojos, se resigna a perder una parte de democracia, un trozo de libertad. Y a pagar por eso son todos y todas, ya que la democracia y la libertad son indivisibles.

Reaccionamos con una convencida e intensa mobilitacin politica, social y cultural a las lesiones que democracia y libertad han sufrido con los acontecimientos represivos de estos dias. No dejamos solas y solos estos jovenes.

Denunciamos, en cada lugar, la grave responsabilidad asumida por quien estos acontecimientos ha querido, dispuesto y realizados.

Que despierte la conciencia civil, ahora.

Firmantes:
Franca Rame e Dario Fo, Gianni Vattimo, Giacomo Marramao, Luisa Capelli, Giovanni Cerri Alessandra Tibaldi (assessora al Lavoro della Regione Lazio), Massimiliano Smeriglio (assessore al Lavoro della Provincia di Roma), Jacopo Di Cesare, Stefania Donelli, Elena Spadin, Anna Simone, Sergio Falcone, Adriani Epifani, Andrea Fumagalli, Lorenzo Santinell, Claudio Panella, Maria Isabella D'Autilia, Mariangela Spera, Angela Baldi, Michele Vollaro, Clara Fasol, Erica Giannelli, Giancarlo Venturi, Carlo Effe, Piera Mango, Sara Speranza, Emidio Speranza, Sabina Donelli

Adesiones de colectivos y movimientos:
Rdb-Cub, Confederazione Cobas, Coordinamento cittadino di Lotta per la Casa - Roma, Action - Roma, Blocchi Precari Metropolitani - Roma, Rete delle/degli Indipendenti, Comitato madri per Roma citt aperta, HorusLiberato2.0 - Roma, LOA Acrobax - Roma, Esc Atelier Occupato - Roma, CoMUniA - Roma, Sapienza in Onda, Studentesse e Studenti Roma 3 in lotta contro il G8 - Infoxoa - USI AIT - Circolo Arci Island PG - Associazione Sindacale BioS/S.Precario - ChainWorkers - Valverde Social Forum

peticin original en italiano: http://petizionearrestig8.noblogs.org/

http://www.lahaine.org/index.php?p=23299



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter