Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-07-2009

Disculpen la molestia: armados contra los pobres

Eduardo Galeano
Cubadebate


Si la justicia internacional de veras existe, por qu nunca juzga a los poderosos? No van presos los autores de las ms feroces carniceras. Ser porque son ellos quienes tienen las llaves de las crceles?

Por qu son intocables las cinco potencias que tienen derecho de veto en Naciones Unidas? Ese derecho tiene origen divino? Velan por la paz los que hacen el negocio de la guerra? Es justo que la paz mundial est a cargo de las cinco potencias que son las principales productoras de armas? Sin despreciar a los narcotraficantes, no es ste tambin un caso de crimen organizado?

Pero no demandan castigo contra los amos del mundo los clamores de quienes exigen, en todas partes, la pena de muerte. Faltaba ms. Los clamores claman contra los asesinos que usan navajas, no contra los que usan misiles.

Y uno se pregunta: ya que esos justicieros estn tan locos de ganas de matar, por qu no exigen la pena de muerte contra la injusticia social? Es justo un mundo que cada minuto destina 3 millones de dlares a los gastos militares, mientras cada minuto mueren 15 nios por hambre o enfermedad curable? Contra quin se arma, hasta los dientes, la llamada comunidad internacional? Contra la pobreza o contra los pobres?

Por qu los fervorosos de la pena capital no exigen la pena de muerte contra los valores de la sociedad de consumo, que cotidianamente atentan contra la seguridad pblica? O acaso no invita al crimen el bombardeo de la publicidad que aturde a millones y millones de jvenes desempleados, o mal pagados, repitindoles noche y da que ser es tener, tener un automvil, tener zapatos de marca, tener, tener, y quien no tiene, no es?

Y por qu no se implanta la pena de muerte contra la muerte? El mundo est organizado al servicio de la muerte. O no fabrica muerte la industria militar, que devora la mayor parte de nuestros recursos y buena parte de nuestras energas? Los amos del mundo slo condenan la violencia cuando la ejercen otros. Y este monopolio de la violencia se traduce en un hecho inexplicable para los extraterrestres, y tambin insoportable para los terrestres que todava queremos, contra toda evidencia, sobrevivir: los humanos somos los nicos animales especializados en el exterminio mutuo, y hemos desarrollado una tecnologa de la destruccin que est aniquilando, de paso, al planeta y a todos sus habitantes.

Esa tecnologa se alimenta del miedo. Es el miedo quien fabrica los enemigos que justifican el derroche militar y policial. Y en tren de implantar la pena de muerte, qu tal si condenamos a muerte al miedo? No sera sano acabar con esta dictadura universal de los asustadores profesionales? Los sembradores de pnicos nos condenan a la soledad, nos prohben la solidaridad: slvese quien pueda, aplastaos los unos a los otros, el prjimo es siempre un peligro que acecha, ojo, mucho cuidado, ste te robar, aqul te violar, ese cochecito de beb esconde una bomba musulmana y si esa mujer te mira, esa vecina de aspecto inocente, es seguro que te contagia la peste porcina.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter