Portada :: Opinin :: H. Dieterich
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-08-2009

China neutraliza la subversin de Washington en Xinjiang

Heinz Dieterich
Rebelin


1. Golpe propagandstico-separatista de la CIA causa tragedia humana

Alrededor de 190 muertos caus el ltimo intento subversivo de Washington en China (Urumqui, Xinjiang, 5.7.09); mucho ms que su golpe de Estado en Honduras, pero una fraccin marginal de sus repetidas matanzas en Irak, Afganistn y Palestina. Cerca del 25% de las vctimas fueron del pueblo Uyghur (turco-persa), el 75% del pueblo chino (Han).

Aprovechando una protesta local en Urumqui por la muerte de dos trabajadores Uyghur en la provincia de Guandong, los disturbios fueron alentados y coordinados por el Congreso Mundial Uighur (CMU) y la Radio Free Asia (RFA), desde Estados Unidos, Alemania, Turqua y Kazajstn. El Congreso Mundial Uyghur es financiado, segn su presidenta Rebiya Kadeer, por la agencia gubernamental estadounidense National Endowment for Democracy (NED): Con el generoso apoyo financiero de la NED pudimos abrir una oficina en Washington y operar globalmente. (In These Times, 7.12.06). Radio Free Asia fue fundada en 1950 por la CIA (Central Intelligence Agency). Desde 1996 figura como una organizacin privada, financiada por el Congreso estadounidense, que se autodefine como organizacin hermana (sister organization) de Radio Mart y Televisin Mart (OCB).

La capitalizacin poltica del golpe separatista-propagandstico de la CIA fracas debido a la rapidez con que el gobierno chino neutraliz la operacin de Washington. A diferencia de su actuacin en Tibet, permiti que ms de 300 periodistas de unos cien medios internacionales viajaran a Urumqui para investigar libremente in situ los trgicos acontecimientos. Esta transparencia termin en lo inmediato con la cbala occidental.

2. Autodeterminacin de los pueblos, naciones pluritnicas y subversin imperial

En el debate de los disturbios hay tres aspectos diferentes que son necesarios distinguir: 1. el derecho a la autodeterminacin de los pueblos; 2. la subversiva poltica de contencin y destruccin (contain and destroy) de Washington contra Rusia y China, a fin de desmembrarlos y, 3. la composicin pluritnica de muchas naciones.

El primer aspecto se refiere a una tendencia mundial, transhistrica y legtima, resultante de las identidades tnico-culturales, las migraciones de los pueblos y la gnesis de los Estados nacionales contemporneos a travs de conquistas poltico-territoriales de etnias locales dominantes. Aun siendo legtimo, el derecho a la autodeterminacin ha servido en la historia tanto a fines progresistas como reaccionarios.

El segundo aspecto, la poltica del divide et impera (divide y domina), es tan antigua como la sociedad de clase. A nivel mundial existe desde la invasin europea a Amrica, frica y Asia. Hoy da es occidental-imperialista e ilegitima. El tercer aspecto, la problemtica pluritnica de las naciones resulta de los factores antes mencionados. Su solucin institucional solo es posible mediante negociaciones realistas dentro de las correlaciones de fuerza actuales, no como restitucin de un status quo histrico como tal (el Eretz Yisrael-Gran Israel, el Tawuantinsuyu, Al Andalus, los khanatos de Asia Central o el Gran Turkestn), que cada uno de los actores en pugna reclama segn su visin particular.

China es ejemplo de esta plurietnicidad con alrededor del 8% de la poblacin compuesta por minoras tnicas nacionales, entre ellos los Zhuangzu (16.8 millones), Manju (10.7), Miaozu (9.1), Uyghur (8.4), Mongol (5.8), Tibetanos (5.4), Coreanos (1.92), dentro de una poblacin total de 1.3 mil millones, en su absoluta mayora Han. En Xinjiang, los Uyghur representan el 46% del total de la poblacin.

Ante esta compleja situacin de las tres tendencias, agravada por diferencias socioeconmicas regionales e idiosincracias culturales y religiosas, Qu posicin debe asumir el gobierno chino?

3. China debe dar la mayor autonoma posible, pero evitar Estados separatistas

El nacionalismo de los pueblos sin Estado propio es una fuerza legtima y poderosa, hecho por el cual el gobierno debera dar el mayor grado de autonoma histricamente posible a las minoras nacionales que as lo reclamen. A tal fin debera estudiarse pormenorizadamente las experiencias de los movimientos de autodeterminacin en los cinco continentes, por ejemplo, la demanda de Estados multitnicos y pluriculturales de los pueblos indgenas americanos y las experiencias en el Estado espaol, Escocia y la exYugoslavia.

Lo que no debe aceptar China es la constitucin de Estados autnomos separatistas, por ejemplo, en Xinjiang o Tibet, porque esto significara, entre otras razones, entregar una parte sustancial del poder geoestratgico de Euroasia al imperialismo occidental ---por la inevitable transnacionalizacin satelital de esos mini-Estados---, lo que inclinara an ms la correlacin de poder mundial a favor del imperialismo.

Washington trat de lograr tal fin en los aos cincuenta cuando la CIA organiz y financi durante largo tiempo una guerrilla tibetana. Sin embargo, la poltica de Mao derrot a la subversin estadounidense. Tres dcadas despus, Ronald Reagan y su operador de la guerra sucia, Bill Casey (Jefe de la CIA), emplearon la misma estrategia con mayor xito para derrotar a la URSS en Afganistn; dentro del plan maestro, de desmembrar posteriormente a Rusia y China mediante el paramilitarismo islmico reaccionario.

En Amrica Latina, Reagan us la misma poltica del paramilitarismo reaccionario con los miskitos en Nicaragua, para destruir al gobierno sandinista, y Clinton, Bush y la Unin Europea la usaron en Yugoslavia. El ltimo intento de balcanizacin fue el de George W. Bush en Bolivia (Santa Cruz), de 2006 a 2008. Sera iluso e irresponsable desde cualquier punto de vista antiimperialista, abstraer de este factor esencial de la poltica mundial en el debate de la poltica china, rusa o del bolivarianismo latinoamericano.

4. China debe negar la constitucin de cualquier Estado teocrtico

La burguesa ha creado dos condiciones polticas que son imprescindibles para la democracia del futuro: el Estado de derecho y la separacin de Estado e Iglesia. El Estado secular es el nico baluarte que nos separa del oscurantismo terrorista de las teocracias, sean estas cristianas, musulmanas, judas o de cualquier otra ndole. A nivel mundial, el Estado secular chino es un contrapeso fundamental en la higiene mental de la humanidad, ante el creciente avance y peligro del clerical-fascismo monotesta de diverso tipo.

5. China debe resolver los desequilibrios regionales y sociales

La situacin socio-econmica de Xinjiang, y tambin de Tibet, sufre de dos problemas estructurales que generan inestabilidad social y que han sido conceptualizados desde los aos noventa por el gobierno central como la doble diferencia: a) la disparidad del ingreso y de las condiciones de vida entre las ciudades y el campo y, b) las diferencias regionales del desarrollo entre el interior y las costas.

En cuanto a las disparidades ciudad-campo, alrededor del 81% de los Uyghures vive en el campo y trabaja en pequeas extensiones de agricultura, cuya productividad y potencial de produccin son muy limitadas. Slo el 6% labora con equipo industrial o de transporte y el 5% est empleado en los servicios. Como toda poblacin de campo, sta tambin es tradicional, con fuertes vnculos a la cultura islmica-rabe-turco, y con bajo nivel educativo.

Las diferencias regionales fueron diagnosticados por el gobierno chino a inicios de los noventa, y en el ao 2000 y se institucionaliz la estrategia del desarrollo occidental para combatirlas, con medidas preferenciales financieras, productivas, comerciales, de apoyo social y de educacin, por ejemplo, una enseanza especial para minoras de Xingjiang que se ha extendido a 50 universidades en 28 ciudades, y ventajas para las minoras nacionales en los exmenes de admisin universitarios. Tambin es ms liberal la poltica de planeacin familiar para las minoras nacionales. Para los Han la poltica demogrfica prev un solo hijo por pareja; para los Uyghur, dos a tres hijos, y para los tibetanos en el campo no hay limitacin alguna.

6. La guerra sigue

Aunque Washington haya sido derrotado por ahora en Xinjiang y antes en Georgia, por Putin, la guerra de desgaste y desmembramiento contra cualquier potencial rival mundial se intensificar. La doctrina de contener y destruir (containment), como axioma de la poltica exterior estadounidense, fue formulada por la clase poltica estadounidense a fines del siglo XIX, para evitar el ascenso de la Rusia zarista. Desde entonces, como dijo el gran historiador estadounidense, William Appleman Williams, se ha convertido en la razn de Estado de su sistema capitalista: Empire as a way of life el Imperio como razn de la vida.

Xinjiang, Georgia y Honduras lo comprueban una vez ms.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter