Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-08-2009

Proponen una vuelta a la normalidad irracional
Lo peor ya pas?

Pablo Ramos
APM

Como siempre, Estados Unidos y su sistema corporativo superarn los inconvenientes en forma mucho ms acelerada que el resto de las naciones, obligadas a ser que espectadoras y vctimas de lujo.


Del mismo modo que nadie pudo predecir con precisin cundo estallara la actual crisis econmica internacional, tampoco nadie puede aseverar con certeza cundo sta va a finalizar. No obstante, pareciera que los paquetes multimillonarios que las potencias aplicaron para salvar primero al sistema financiero y luego al productivo comienzan a dar sus resultados.

En este contexto, algunos indicadores macroeconmicos nos muestran un horizonte a mediano plazo no tan alarmista. Al menos, para las variables macro. Las materias primas bsicas, como el petrleo, han aumentado su precio en las ltimas semanas. Misma suerte han corrido otras commodities, como la soja. China, que cumpla el rol de segunda locomotora del crecimiento global -detrs de Estados Unidos- ahora parece encaminada a ser la nica economa con capacidad de impulsar al orbe.

Adems, por las caractersticas del gigante asitico, su crecimiento tiende a arrastrar principalmente a las economas del Tercer Mundo. Su voracidad por materias primas o commodities -petrleo del Medio Oriente y Venezuela, soja de Argentina y Brasil, hierro de Australia, cobre de Chile- impulsa las economas que basan sus exportaciones en bienes poco elaborados.

Las cifras indican que China redujo su tasa de expansin de 11 por ciento promedio de las ltimas dos dcadas, a un 7 por ciento; la envidia de todas las naciones, con excepcin de un minsculo grupo para el que sobran los dedos de una mano para enumerar.

Las buenas noticias no vienen slo del Lejano Oriente. Tambin Brasil parece haber superado lo peor del temporal. La nacin liderada por Lula da Silva espera volver a tasas de crecimiento positivas antes de que finalice 2009 y continuar con su expansin moderada, en torno al cuatro por ciento anual.

Adems, los datos que llegan desde Wall Street sobre el desempeo de las corporaciones confirman que los peores diagnsticos fueron exagerados. Cabe la aclaracin de que las empresas no muestran balances con ganancias extraordinarias, sino que las prdidas son menores de las esperadas. No obstante, los inversores se permiten arriesgar en activos reales, situacin muy distinta a la ocurrida tras el crac de la bolsa neoyorquina en 1929 y que diera origen a la crisis del 30.

A pesar de la discusin justificada sobre la fiabilidad de las cifras oficiales, Argentina tambin exhibe indicadores que muestran un aterrizaje moderado del alto crecimiento sostenido durante el ltimo lustro.

Al respecto, el propio secretario de Programacin Econmica -una suerte de viceministro de Economa-, Roberto Feletti, sostuvo en una entrevista con la prensa en Buenos Aires que los responsables de Hacienda aguardan una recuperacin a partir del ltimo trimestre de este ao, la que va a acentuarse el ao que viene. Y que a partir del segundo y tercer trimestre de 2010 va a estar consolidado el proceso de recuperacin.

Ms all del aparente carcter optimista de este artculo, no deben olvidarse las nefastas consecuencias de la actual crisis originada en el sector financiero estadounidense.

La Organizacin Internacional del Trabajo (OIT) sostiene que cincuenta millones de personas van a perder el trabajo en todo el mundo. Los sistemas de seguridad social, en aquellos pases en los que existe, se ven sobrepasados por la coyuntura. Pases como Espaa exhiben los peores indicadores en dcadas. Estados Unidos ha visto caer sus mercados inmobiliarios y automotrices a valores anteriores a la dcada de los 70. Y Japn no logra superar su anemia productiva, a pesar de su liderazgo tecnolgico indiscutible.

Si los pronsticos favorables se convierten en hechos, slo el tiempo lo dir. Pero resulta evidente que, en lo esencial, no se aguardan cambios de fondo en el esquema de poder internacional.

El propio presidente estadounidense, Barak Obama, admiti la semana pasada que el futuro va a tener a su nacin, junto a China, como los grandes decisores sobre el futuro de todos. Quizs entonces se acelere el proceso irrefrenable para que el pas asitico se convierta en la segunda economa mundial (an debe superar a su vecino Japn).

Muchas de las empresas que impulsan el crecimiento chino son filiales de corporaciones estadounidenses, europeas o japonesas. El gigantesco supervit comercial de Beijing se invierte en bonos del Tesoro de Estados Unidos, lo que sostiene el insostenible gasto de ese pas. Al convertirse en el principal prestamista de Washington, las autoridades comunistas lo ltimo que desean es una cada del dlar.

Por los motivos enunciados, son demasiadas las voluntades a favor de una vuelta a la normalidad irracional que prim fundamentalmente desde la mitad de los 70. Lo que parece fcil de advertir es que el pas donde se gener este caos va a superar ms rpidamente los inconvenientes que muchas naciones que slo fueron espectadoras y vctimas de lujo.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter