Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-08-2009

Vida y muerte en Bagdad mientras los estadounidenses se van

Patrick Cockburn
Counterpunch

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


La vida en Iraq est mejorando. Un ejemplo: hace dos o tres aos, los tatuadores en Bagdad trabajaban horas extra creando tatuajes distintivos para los hombres que teman morir en la matanza entre sunnes y chies.

Sabiendo que se mutilaban las caras de muchos de los que moran, las vctimas potenciales deseaban que sus familias pudieran identificar sus cuerpos por medio de una marca especial que slo conocan sus familiares ms cercanos. Un hombre tena un olivo tatuado porque su padre haba plantado uno el da que l naci.

Este ritual truculento ya no se lleva a cabo porque Iraq es ahora un lugar ms seguro de lo que era en el peor momento del bao de sangre sectario de 2005-7, cuando en las morgues se amontonaban 3.000 cadveres al mes. Los tatuadores afirman que sus clientes prefieren hoy que se les tate un halcn, un tigre o un dragn nicamente por razones decorativas.

La cuestin es que la seguridad en Iraq est mejorando, pero muy poco. Bagdad es ms segura que antes, pero sigue siendo extremadamente peligrosa, claramente peor que Kabul, quiz slo detrs de Mogadisco en Somalia.

Iraq sigue sufriendo un terrible nivel de violencia y a pesar de la propaganda que elogia los logros de la oleada militar estadounidenses que supuestamente trajo paz a la mayora del pas, la violencia nunca ha sido vencida verdaderamente. Los medios de comunicacin, tanto extranjeros como iraques, se vieron de pronto llenos de noticias positivas, como el retorno de cinco millones de refugiados a sus casas a pesar de que en la prctica hayan vuelto pocos.

Exagerando hasta qu punto Iraq ha vuelto a la paz desde 2007, los gobiernos iraques y estadounidense han querido dar la impresin de que el aumento de atentados en el pasado mes significa que el pas est volviendo a la guerra. El ministro iraqu del interior afirma que en junio murieron 450 civiles, el doble que el mes anterior, y que otros 566 civiles murieron en julio despus de que las tropas estadounidenses se retiraran de las ciudades iraques el 1 de junio.

Cuando volv de Iraq la gente me sola preguntar con esperanza si las cosas iban mejor despus de la oleada. De manera rutinaria les explicaba que pudiera ser que Bagdad estuviera mejor, pero sigue estando muy mal. Una pregunta ms comn estos das concierne a si la seguridad se est desintegrando ahora que los estadounidenses se han ido de las ciudades o no. Desde luego, ha habido explosiones de bomba ms devastadores y ms personas han resultado muertas o heridas*. Pero cuando los estadounidenses tenan ms poder en Iraq nunca fueron capaces de detenerlo.

Independientemente de quin se encargue de la seguridad, es imposible impedir que camiones abarrotados de explosivos o suicidas se estallen en mercados, mezquitas o estaciones de autobs donde causan el mximo de vctimas civiles

El objeto de los ataques son casi invariablemente la mayora chi de Iraq y el objetivo es provocar a los chies a tomar represalias contra la minora sunn, que a su vez puede volver a apoyar a al-Qaeda en Iraq o a buscar apoyo en un Estado extranjero. Has el momento los chies iraques no han picado el anzuelo.

Los espectaculares atentados recientes desvan la atencin del hecho de que las dos guerras que convulsionaron Iraq tras el derrocamiento de Sadam Husein por el ejrcito estadounidense en 2003 han acabado completamente. La primera fue la de los rabes sunnes (20% de la poblacin) contra la ocupacin estadounidense y dur desde 2003 hasta mediados de 2007. Acab provocando un segundo conflicto, esta vez una guerra civil extraordinariamente sangrienta entre sunnes o chies (el 60% de la poblacin). La guerra acab con la victoria chi y se luch principalmente en Bagdad y el centro de Iraq, lo que oblig a los insurgentes sunnes a acabar su guerra de guerrillas contra los estadounidenses.

Ninguna de las dos guerras parece que vaya a volver a empezar o a volver a los antiguos niveles de violencia. Las tropas estadounidenses se estn yendo. Sus fuerzas de combate estarn fuera de Iraq en un ao. Todas las tropas se irn para finales de 2011.

El gobierno iraqu est interpretando estrictamente el Acuerdo sobre el Estatuto de la Fuerzas (SOFA, en sus siglas en ingls) firmado entre Estados Unidos e Iraq el ao pasado que limita y controla las acciones militares estadounidenses. Algunos oficiales estadounidenses han sugerido retirarse antes de lo planeado en vez de ver a sus tropas confinadas en bases como si fueran prisioneros.

La retirada militar estadounidense estabiliza Iraq hasta un grado nunca admitido por los protagonistas de la invasin original. La ocupacin extranjera hizo que se profundizaran los odios sectarios y tnicos porque las tres principales comunidades iraques adoptaron actitudes radicalmente diferentes hacia ella. Los kurdos la apoyaron (aunque Kurdistn no estaba ocupado), los sunnes lucharon contra ella y los chies cooperaron con ella, slo mientras necesitaron hacerlo para adquirir poder ganando las elecciones y formando gobierno.

La ocupacin estadounidense desestabiliz Iraq de una segunda manera porque asust a los vecinos de Iraq. Esto apenas sorprende ya que los neo-cons de Washington buscaban abiertamente un cambio de rgimen tanto en Tehern y Damasco como en Bagdad. Mientras permanezca en Iraq un ejrcito de tierra estadounidense, siempre van a animar a los grupos de guerrilla sunnes y chies a atacar a las tropas estadounidenses.

Mientras se van los estadounidenses varios peligros acechan a Iraq. Uno es que los Estados sunnes se nieguen a aceptar al primer gobierno dominado por chies en el mundo rabe desde que Saladino derroc a los fatamidas y alienten a la resistencia sunn contra de l. El segundo peligro es que los victoriosos, en este caso rabes y kurdos que son los que forman la actual coalicin de gobierno en Bagdad, se peleen y lleguen a las manos.

La pelea de los kurdos con el ministro iraqu Nouri al-Maliki es por el control por territorios que se disputan y que fueron capturados por los kurdos en 2003. Dos fuerzas armadas diferentes, leales a Bagdad y a los kurdos respectivamente, estn tratando de dominar esta tierra de nadie. Cada parte est amenazando seriamente, pero puede que en ltima instancia ambos anden con pies de plomo porque tienen mucho que perder en una guerra real en la que ninguno podra lograr una victoria decisiva.

--------------------------------------

*N. de la t.: En el momento de traducir este artculo, 19 de agosto, se han producido seis atentados seguidos con una diferencia de escasos minutos cerca de la llamada Zona Verde en el centro de Bagdad que, por el momento, han causado 95 muertos y 562 heridos. Recordemos que el gobierno iraqu ha decidido consultar prximamente en referendum a los iraques si desean continuar el SOFA. Para muchos observadores estos atentados que se viene produciendo desde junio son una forma de intimidar a la poblacin y de hacer ver que siguen necesitando la presencia estadounidense. Como es habitual, ni el gobierno ni las autoridades de ocupacin investigan estos atentados o cuando lo hacen no dan a conocer los resultados de la investigacin.

Patrick Cockburn es autor de Muqtada: Muqtada Al-Sadr, the Shia Revival, and the Struggle for Iraq

Enlace con el original: http://www.counterpunch.org/patrick08172009.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter