Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-12-2004

La difamacin neoconservadora contra Kofi Annan
Qu escndalo de Alimentos por Petrleo?

Jude Wanniski
CounterPunch

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Una vez que qued en claro hace algunos meses que Sadam Husein dijo la verdad sobre la no posesin de armas de destruccin masiva o la no existencia de conexiones con al Qaeda, los neoconservadores que convencieron al presidente George Bush para que iniciara la guerra contra Irak deberan haber sentido algn tipo de vergenza.

Pero no la sintieron en lo ms mnimo porque saban perfectamente ya antes de la invasin que Sadam haba hecho todo lo humanamente posible por demostrar a todo el globo que no constitua una amenaza para la regin, EE.UU. y el mundo.

Su intencin nunca fue un secreto. Queran un cambio de rgimen que conviniera a sus planes para un imperio estadounidense, con un puesto de avanzada permanente en Bagdad.

Para lograrlo, tenan que sacar del camino todos los obstculos lo que implicaba realizar ataques abiertos contra las instituciones internacionales formadas para impedir la guerra a travs de medios diplomticos respaldados por la amenaza de sanciones.

Implicaba descalificar a Naciones Unidas, a los inspectores de armas qumicas y biolgicas de la Comisin de las Naciones Unidas de Vigilancia, Verificacin e Inspeccin (UNMOVIC) dirigidos por Hans Blix, y a la Agencia Internacional de Energa Atmica bajo Muhammad al-Baradai.

Francia, Alemania, Rusia y China se haban convertido en obstculos al cambio de rgimen en Bagdad, en el Consejo de Seguridad de la ONU o en la OTAN, o en ambos.

Para neutralizarlos ante la opinin pblica estadounidense, los neoconservadores utilizaron sus contactos en los medios noticiosos para difundir el argumento de que esos pases perseguan intereses egostas relacionados con el petrleo de Irak.

De este embrollo surgi el escndalo de Petrleo por Alimentos que ahora amenaza con derribar al Secretario General de la ONU Kofi Annan y mancillar a la ONU y a sus instituciones afiliadas.

Un titular en el New York Times del 4 de diciembre advierte: El puesto de Annan en la ONU podra estar en peligro, temen los funcionarios.

Ha quedado suficientemente claro que los neoconservadores y los medios de comunicacin que hacen su juego se encuentran al origen de esta historia de escndalo.

En el artculo del Times, Richard Holbrooke, embajador ante Naciones Unidas bajo el presidente Bill Clinton y partidario de Annan, dijo: El peligro que existe ahora es que un grupo de personas que quiere destruir o paralizar a la ONU est comenzando a recibir apoyo de aquellos cuyo objetivo es reformarla.

S, pero qu pasa? Cul es el escndalo?

A primera vista, an no se ha hallado a una sola persona con las manos en la masa en la ONU. Todo lo que ha aparecido hasta la fecha son afirmaciones de que varias personas asociadas con la administracin del programa Alimentos por Petrleo en Irak y en la ONU se beneficiaron econmicamente a travs de transacciones sospechosas.

Adems se afirma que funcionarios de la ONU miraron a otro lado cuando Sadam Husein organiz coimas de miles de millones de dlares que ingresaron a cuentas bancarias extranjeras, e implican que estaba utilizando el dinero para financiar su mquina militar y el terrorismo internacional, construyendo palacios para glorificarse, mientras desviaba el dinero del destinatario deseado el pobre pueblo iraqu.

Para colocar el asunto en perspectiva, hay que recordar que Sadam era jefe del estado legalmente constituido de Irak, que su gobierno no slo fue reconocido oficialmente por EE.UU. durante la guerra Irn/Irak, sino que incluso recibi apoyo concreto en la guerra.

El motivo que le condujo a invadir Kuwait in 1990 es otra historia, pero ahora est perfectamente claro que su disputa se refera slo al emir de Kuwait y a ningn otro pas en Medio Oriente.

Tambin ha sido demostrado que Irak haba cumplido las condiciones de la resolucin del Consejo de Seguridad de la ONU despus de la Guerra del Golfo que exiga que destruyera sus armas no convencionales antes de que se pudieran levantar las sanciones econmicas y que el gobierno iraqu pudiera reiniciar la venta de petrleo.

Desde este punto de vista, fue la ONU la que tom posesin de los recursos petroleros del pueblo iraqu.

Haciendo un clculo somero llego a la conclusin de que si las sanciones hubieran sido levantadas en 1991(cuando deberan haber sido eliminadas), Irak hubiera ganado enormes sumas de dinero con la venta de su petrleo. A un promedio de 10 dlares por barril (bbl) durante 14 aos, hubiera cobrado 126.000 millones de dlares.

A un promedio ms razonable para ese perodo de 15 a 20 dlares, el gobierno iraqu hubiera podido pagar a todos sus acreedores y al mismo tiempo posibilitado que el pueblo iraqu volviera a los altos niveles de vida que tena antes de la guerra Irn-Irak (durante la cual, repito, EE.UU. apoy a Irak).

El programa de Petrleo por Alimentos fue introducido en 1996 debido a las sanciones econmicas de la ONU que persistieron por insistencia de EE.UU. y Gran Bretaa.

Fue en parte el resultado de informes de la ONU de que 1,5 millones de civiles iraques haban muerto debido a la desnutricin y la enfermedad generadas por las sanciones.

Ms directamente, fue porque el presidente Clinton bombarde Irak a comienzos de septiembre de 1996 durante su campaa por la reeleccin de ese ao, basndose en la informacin de que Bagdad haba violado la zona de no vuelo sobre el Kurdistn iraqu.

Result que Sadam no haba violado la zona de no vuelo sino que haba enviado tropas terrestres a Kurdistn a pedido del gobierno provincial, que haba sido atacado por kurdos respaldados por los iranes.

El motivo? La tribulacin econmica, porque la regin sufra la misma desnutricin y enfermedad que afliga a todo Irak

Los kurdos son amigos de los neoconservadores. Haba que ayudarles a salir de esa tribulacin. De ah el programa de Petrleo por Alimentos, elaborado para ayudar a todos los ciudadanos iraques, pero sobre todo a los kurdos, que recibiran la parte del len de la ayuda proveniente de los ingresos del petrleo.

No estoy seguro de todos los detalles de cmo el programa fue administrado en los aos desde entonces. Pero cuando los neoconservadores presentaron el tema de la corrupcin en la ONU a travs de sus amigos en los medios de comunicacin, Annan termin por ver que tena que reaccionar.

Dijo que investigara las afirmaciones y persuadi al antiguo presidente de la Reserva Federal Paul Volcker posiblemente la personalidad poltica ms respetada, limpsima, de EE.UU. para que emprendiera la investigacin e hiciera un informe, que se espera para el prximo mes.

Annan ha rechazado los pedidos de que renuncie proveniente de un senador republicano de EE.UU., Norman Coleman de Minnesota.

Sin nombrarlo, se refiri evidentemente a Coleman en una conferencia de prensa el fin de semana pasado cuando dijo: Esperaba que una vez que se hubiese establecido el comit independiente de investigacin [bajo Volcker], todos esperaramos hasta que hicieran su trabajo y sacaramos luego nuestras conclusiones y juicios. No ha sido as.

Por qu Coleman, un senador novicio que preside el subcomit permanente de investigaciones, destruy las esperanzas de Annan?

Me atrevera a decir que los neoconservadores que continan teniendo considerable influencia en la administracin Bush a travs de la oficina del vicepresidente Dick Cheney, saban perfectamente que si la comisin Volcker realizaba honestamente su trabajo, podra informar que el programa de Petrleo por Alimentos funcion tal como haba sido planeado.

Habra establecido que no se hizo nada criminal o corrupto y que incluso Sadam no haba hecho nada que ningn otro jefe de estado en su situacin no hubiese hecho bajo circunstancias parecidas.

Es perfectamente obvio que Coleman vio la oportunidad de destacarse con afirmaciones de que la corrupcin en la ONU ya era un hecho conocido.

Su prueba del delito fue la noticia de que el hijo de Kofi Annan recibi pagos de 150.000 dlares repartidos durante varios aos de una compaa que fue contratista del programa de Petrleo por Alimentos.

De dnde provena la noticia? Del New York Sun, un minsculo peridico fundado por el potentado canadiense Conrad Black hace cuatro aos como vocero de los neoconservadores.

Richard Perle, el ms destacado de los intelectuales neoconservadores, que indujo a error a Bush para llevarlo a la guerra contra Irak, ha sido desde hace tiempo asociado de Conrad Black y director del Jerusalem Post, una de las numerosas propiedades de Black en los medios de comunicacin.

Perle es tambin la luz de gua del imperio meditico Fox News de Rupert Murdoch, adems de National Review, y de una galaxia de miembros de los equipos de ambos partidos polticos en el Congreso de EE.UU.

Claudia Rosette, que escribe para la pgina editorial del Wall Street Journal, recibi la tarea de atacar a Volcker y en varios artculos lo ha presentado prcticamente como un perro faldero de Kofi Annan, en el mejor de los casos como un remoln que ya debera haber podido condenar a la ONU por corrupcin.

El plan de juego es, desde luego, obligar a Volcker a preparar un informe que difame a la ONU y la amenace con un corte de los fondos de EE.UU. a menos que haga una limpieza general.

Pero qu suceder si Volcker descubre que el nico entuerto fue el cometido por el gobierno de Bagdad al vender el propio petrleo de Irak a sus vecinos, en particular a Turqua y Jordania, y que los ingresos fueron depositados en cuentas bancarias del Estado y utilizados para objetivos estatales legtimos?

Tambin sabemos que hubo petrleo que pas por las manos de la agencia de la ONU establecida para asegurar que los ingresos lleguen al pueblo, no al gobierno iraqu, que tambin tuvo que contar con la cooperacin de Bagdad en la extraccin y entrega del petrleo.

Una comisin de un 2,5% como ha sido bautizada por Rosett, Coleman y el cuerpo de prensa neoconservador, podra ser calificada de modo ms adecuado como un honorario por facilitar el proceso.

Si estos honorarios fueron pagados al gobierno, no a cuentas bancarias numeradas, la actuacin del rgimen tendra que ser considerada correcta por Volcker. Se encuentra en un aprieto.

Y qu pasa con el informe condenatorio de Charles Duelfer y de su Grupo de Investigacin Iraqu, que anunci el mes pasado que Sadam Husein destruy todas sus armas de destruccin masiva y sus programas en 1991?

En su informe tambin mencion el programa de Petrleo por Alimentos, que nunca form parte de su misin cuando fue nombrado por Bush para seguir investigando las intenciones de Irak con las ADM.

Duelfer, que no pudo pretender que haba encontrado ADM ya que no exista ninguna, utiliz evidentemente el programa de Petrleo por Alimentos para distraer la atencin de su resultado principal.

El informe contiene gratuitamente la tesis de que si Sadam hubiera querido reconstruir algn da sus capacidades de ADM, podra estar utilizando el programa con ese objetivo, con la complicidad de franceses, rusos, chinos, Naciones Unidas y las principales compaas petroleras.

La lgica debera decirnos, sin embargo, que los neoconservadores han estado detrs de este engao desde el comienzo, que nunca tuvieron la intencin de levantar las sanciones contra Irak a pesar de que ya saban en 1991 que era casi seguro que Sadam haba cumplido con esa primera resolucin de la ONU.

Los iraques que estn en condiciones de aclarar todo esto y demostrar que aunque en apariencia ciertas transacciones podrn parecer sospechosas, pero que pueden ser perfectamente explicadas, no estn disponibles para testimoniar.

El rgimen est encerrado y no est a disposicin de Rosette o Coleman. Volcker tiene presumiblemente acceso a ellos, pero no comparte sus resultados con el Congreso de EE.UU., a lo que no est obligado.

Su informe a la ONU ser hecho pblico y entonces se podr opinar. Puede que no haya ningn escndalo. Ser slo un truco ms de los neoconservadores para eliminar a todo el que sea un obstculo para sus planes de un imperio global.

----------------

Jude Wanniski es un antiguo editor asociado de The Wall Street Journal, experto en la economa desde el aspecto de los suministros y fundador de Polyconomics, que ayuda a interpretar el impacto de los eventos polticos en los mercados financieros.

http://www.counterpunch.org/wanniski12112004.html




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter