Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-09-2009

Comentario a una entrevista a Santiago Alba Rico
Sujeto de la historia y desastre cultural

Joaqun Miras
Espai Marx


Queridsimos amigos: hoy es el ltimo da de vacaciones para m, y deseaba haber dedicado la tarde a poner mi libro de Lukacs sobre Hegel en las 350 pginas ( es denso y me quedaran entonces solo 150 por leer). Os explico esto porque deseara poder transmitiros toda la importancia que a mi juicio a mi juicio, luego, de su importancia e inters, todos juzgareis-tiene el asunto que deseo tratar con vosotros en privado. Versa sobre la entrevista, que es muy interesante, que se le ha hecho a Santiago Alba y que me haba enviado Alexandre y que os remit ayer mismo (http://www.fabrica.cat/index.php?option=com_content&task=view&id=512&Itemid=38). El asunto de la entrevista los diversos asuntos- creo, son importantes en grado mximo. Santiago trata sobre ellos con particular agudeza, con penetracin, con saber. El tema axial, a saber, el anlisis sobre la penetracin de la vida cotidiana y de las culturas materiales por parte del capitalismo para el consumo es para nuestro pequeo grupo saber compartido plenamente; somos un pequeo grupo que hemos hecho todo lo posible hasta grado inimaginable por heredar lo mejor de nuestra traditio, la KOMINTERN, y donde otros saldaban en baratillo, se deshacan de ello a escondidas, como si nunca lo hubiesen conocido ni tenido ni sabido, nosotros, hemos logrado para nosotros estas y otras magnficas granjeras. Bueno.

El asunto que me interesa tratar aqu es el mismo que llama la atencin y sorprende al entrevistador, y que en realidad es el que hace a la posicin reflexiva, dubitativa, vacilante en un aspecto muy importante, de Santiago, cuya agudeza inteligencia y vastsimo saber estn claros. Y tambin la claridad expresiva; Lo uno y lo otro es lo que precisamente permiten al entrevistador percatarse de un problema. Para enunciarlo de una forma que haga referencia al texto dir que la argumentacin va de una reflexin sobre el cierre categorial, sobre la sociedad que ha llegado a un punto de no retorno y cierre sobre s misma, a la posibilidad de hacer pequeas cosas que la cambien.

Vuelvo un poco atrs. El texto de la entrevista trata sobre la crisis antropolgica que padecemos en Europa , y sus consecencias en el primer mundo, si me es lcito simplificar y resumir -. Santiago deja de lado, como mnimo, el mundo rabe y el Cono Sur. Considera Santiago que en Europa y EEUU estamos en una situacin de transformacin antropolgica. El individuo humano de las zonas tecnolgicamente ms poderosas de la tierra ha mutado de ser. Esto es completamente plausible desde el plano conceptual, pues el ser humano no posee una forma de comportamiento de raz natural instintiva, un ethos biolgicamente determinado; sino que es un ser cultural, un bios cuyo programa de vida debe ser culturalmente formado e interiorizado, sin lo cual no es un ser individualmente viable. Un ser por tanto social al que la sociedad le proporciona la cultura que le permite sobrevivir. Sabemos que hemos intercambiado sobre esto. Pero lo dejo aqu (captatio benivoletiae,)

Por tanto, para mutar nuestras caractersticas definitorias como ser homo no es menester mudar el cdigo gentico. Basta con cambiar de forma radical nuestra antropologa transformado nuestra axiologa de valor civilizatoria. Los valores , principios etc que alimentan las ideas que usamos para reproducir y producir la vida el pensamiento vivido-.

Si muta el proyecto antropolgico, las ideas que han hecho curso durante siglos y milenios, la libertad, la dejaran de ser copertinentes a ese nuevo antrops. Las ideas que han dado pie a la traditio revolucionaria pasaran a ser pasado, arqueologa, como el culto solar, y otras ideas humanas ya desaparecidas de la humanidad. Si esto ocurre en la parte de la poblacin humana ms dotada tecnolgicamente, en cuyas sociedades se acumulan la mayor cantidad de recursos materiales, etc podemos suponer que se abre un negro futuro para la especie en su totalidadcomo mnimo un colapso por choque sin salida entre los civilizados tecnolgicos y los menos dotados(puede cambiar la composicin de los pases avanzados y de los retrasados pero si no cambia el modelo de aspiracin de sus habitantes). Estoy pensado en el Manifiesto y su recuerdo del derrumbe del Imperio Romano.

El tema que Santiago somete a nuestra consideracin es muy grave, muy serio. A lo largo de la entrevista Santiago se abre a la posibilidad de la iniciativa humana, a la posibilidad de la praxis que se empee en la creacin de nuevas formas de vida y cultura. Al comienzo del artculo Santiago plantea un anlisis segn el cual esta nueva civilizacin se interioriza en los individuos y se extienda en esos mundos de forma activa, reproducindose de forma cada vez ms extensa, ms amplia, ms multiforme, funcionalizando todas las demandas humanas y creando otras nuevas que surgen de forma ineluctable en los individuos sumergidos en esas sociedades. Los imperativos del capitalismo, doblados por las tecnologas productivas hoy existentes desarrollaran una produccin que sera la forma activa que moldeara los sujetos. Al penetrar en sus vidas cotidianas moldeara sin resto la naturaleza del ser humano.

La teora del estructural funcionalismo y Teora del sujeto

Del desastre cultural que vivimos no cabe duda: La cultura de la izquierda, la base cultural de la izquierda est disgregada.

Pero es aqu, ahora donde creo que se plantea el punto de debate. Y que se puede formular segn el rtulo que le he puesto a este apartado. Ambas teoras son inconmesurables. Antes de ponernos a deliberar sobre lo que es posible etc, debemos elegir una u otra. Y es posible que para poder hacerlo, para optar por una u otra la dirimente, el elemento discriminante sea algo tan personal como la esperanza, la confianza, el socratismo (esto es el escepticismo irnico activo); que sea una posicin existencial ante la vida la que nos incline a optar por una o por otra. O quiz nuestra propia experiencia personal, vital, lo que hemos vivido y la experiencia que tenemos de qu somos; tanto nosotros como nuestros amigos

La teora del estructural funcionalismo como explicacin humana pone la clave de todo en la estructura. Una estructura en un conjunto de elementos interrelacionados entre s, cada uno de los cuales desarrolla propiedades emergentes como resultado de su interrelacin con los dems. Las propiedades emergentes no son consecuencia de una autoactivacin del agente, elemento o unidad discreta que entra en la relacin, sino de la totalidad. Una viga de p.e. 30 toneladas, por s sola no puede sostener nada sobre ella ni tan siquiera a 5 cm. del suelo. Es ms, por s sola, aislada, no puede sostenerse ni ella misma a 5 cm. del suelo. Es la trabazn con otras vigas la que organiza un sistema o estructura capaz de soportar pesos enormes y darles orden etc

La aplicacin de esta teora a la sociedad cuando se trata de explicar con ella el cambio histrico se basa en la eleccin de una item al que se convierte en fuerza independiente ,p e la actividad productiva, a la que se denomina de forma naturalizadora fuerzas productivas para desnaturalizarla bastara aadir: del ser humano, del individuo humano; o del individuo humano socialmente organizado- . Este tem funcionaliza todos los tems formantes de la estructura. Su desarrollo o cambio arrastra todos los otros formantes de la sociedad. Funcionaliza unos, aniquila otros y crea otros nuevos, para su autorreproductibilidad ampliada. Esta teora haba sido creada por Kautsky, que trataba de emular a Darwin y construir un modelo de diseo inteligente sin dios ni hombre-. Y se impuso luego con su aceptacin por Stalin. Su xito con todo , su cenit, su cima la alcanz en los aos sesenta e irradi desde Pars. Althusser fue el hbil aplicador de las teoras estructuralistas imperantes en Pars Levy Strauss, etc- al marxismo. Hubiera podido ser otro cualquiera de los aventajados discpulos estructuralistas el que se adelantase y lo enraizase al marxismo. El caldo estaba preparado: con decir que hasta Parry Anderson tuvo su brote est todo dicho.

Queda por dar cuenta y razn del por qu del auge de estas teora, tanto en el seno del movimiento democrtico post 1871 como en los aos sesenta del siglo XX cuando el auge econmico de la Europa capitalista comienza a darle la vuelta al prestigio del bloque del este. Un filsofo que leo ltimamente, el padre de la historia de la filosofa era de la idea de que toda contradiccin o dificultad que se daba en la filosofa del cualquier periodo es resultado, recoge y expresa un contradiccin del mundo real; pero yo no he comido tantas sopas como l para dar cuenta y razn de nada menos que eso mismo. Bueno, sigo

La teora estructural funcionalista, como toda teora humana pero esto es ya sin quererlo una crtica, pues se basa en una afirmacin que no se fundamenta en su antropologa- tiene la singularidad de autocumplirse si se comparte o se cree. Si, con el ejemplo clsico clsico de 30 aos- las gentes, los corredores del bolsa creyeran que las manchas solares producen crisis econmicas, cada vez que hubiese manchas solares cada 11 aos si mal no recuerdo- habra pnicos burstiles, desinversin, quiebras y crisis. Si creemos que el desarrollo de las fuerzas productivas es el autobs a la Parusa o como mnimo, a Lourdes- pues la apoyaremos, consideraremos que lo que se opone a eso es provincianismo, caspa, miseria moral, tontera, no saber vivir, cosa de acomplejaos, algo propio de pringaos sin saboir fairee nada como tener un dromedario musical que revele que hemos estado en el fotomatn de Keops y Micerino, (viaje con nosotros en una postal; conocer mundo en diez das) un coche de 1800 caballos en el que podamos sentarnos para poder or msica y que nos vean los vecinos, baarnos en las paradisacas playas (las 500 mejores playas azules espaolas suman 368 Kms de longitud, y cada playa tiene menos de 100 metros de anchura: es un hacinamiento propio de campo de concentracinperdonad las mordacidades; pero tiene su finalidad, no es lo mismo estar enganchado a la coca que a esta porquera. El prestigio, es muy importante, pero esto es ya otra clave explicativa).

La izquierda interioriz este modelo. No lo enfrent; representaba perder grosor en sus filas, tener desafeccin entre sus votantes slo una vez desde 1960 se plante el debate sobre la vida austera, lo hizo Harich con los informes del club de Roma; solo una fuerza poltica hizo ademn de abrir debate pblico en PCI de Berlinguer (o, Berlinguer, que. me parece, fue dejado solo por el PCIpero esto habra que estudiarlo..)

La otra teora, la matriz intelectual opuesta es la Teora del Sujeto. Es la matriz de la que surge el marxismo: la teora del sujeto, del yo, del yo y su experiencia. Es la teora la que surge como filosofar de la experiencia de la Revolucin Francesa. Es la escuela de idealismo alemn. Y parte del yo, de la experiencia del yo, y de la reflexin sobre la propia experiencia. A su vez la experiencia surge como consecuencia este es el eslabn fundamental- de la actividad del sujeto. La actividad se objetiva crea, produce ; y la actividad, para poder efectuarse exige que el sujeto se haya socializado previamente interiorizando los saberes que le permiten objetivarla , vivir: usos costumbres, etc-. La experiencia del yo es irredutible. Marx le llama conciencia. De clase, pero no como algo inherente a un colectivo masa, sino como conjunto de experiencias individuales de vida, culturalmente formadas: Somos felices? La gente se siente feliz? Hay satisfaccin vital en el hacer lo que se hace? O hay altsimos grados de agresividad y violencia que sealan malestar, rencor? se puede vivir 24 de cada 24horas en el paraso?, pe, en una discoteca o solo unas pocas horas por semana?

Los seres humanos somos portadores de la cultura, y somos sus creadores. No la podemos controlar por entero, porque nadie puede abarcarla por entero. La cultura es la hominizadora: es el conjunto de saberes que orientan la actividad que produce y reproduce la vida. Desde saber cruzar una calle a saber usar un cuchillo, a saber cmo se saca un billete de tren a saber cmo se hace ese cuchillo o cmo se conduce ese tren o cmo se hace ese tren. Saberes, ideas, -el maestro de marx le llam, por ser ideas, espritu ;y por ser concretas, fruto de la produccin mental y prctica humana anterior: objetivo: Espritu objetivo- La cultura y sus contradicciones se nos impone, nos forma. Pero nosotros la experimentamos, somos los seres conscientes de esa totalidad de saberes intelectivos que objetivamos mediante nuestros actos. Y que experimentamos como agentes y como pacientes en nuestra experiencia, en nuestro fuero interno. Qu nos dice este fuero interno. Creo que la gente no est contenta consigo misma, con su vida, ni con los dems: el mundo est lleno de borregos si deseas mucho algo lo obtendrs el Secreto,libro de autoayuda: mas deseo de cosas, eso s-. La conciencia de la cultura es nuestra consciencia de sujetos, la experiencia que hacemos con ella. Ella no tiene conciencia. La conciencia est en los sujetos vivos. No la bajarn de la cultura, del espritu objetivo los grandes sabios, los grandes crticos, los grandes economistas mire usted, si yo sabr que yo creo que esto que vivo es una puetera mierda, lo mismo que mire usted, si yo sabr si me gusta o no me gusta el jam serrano-. Somos los muchos pobres en nuestra humilde experiencia de pobres y muchos los que tenemos la AUTOCONCIENCIA DE LA HUMANIDAD -tremendol! que dira chiquito de la Calzada-, pues porque la conciencia es eso, conciencia de la experiencia y no ciencia o arte o religin ..ni filosofar, el filosofar parte de la experiencia

Una pequea muestra emprica. La busco en Engels, en su ltimo prlogo -el alemn?- a la edicin de La clase obrera en Inglaterra. Habla all del East End londinense. Todos los conocemos por las pelculas, es el lugar de Londres del siglo XlX en el que ocurran las cosas ms horribles. Durante el Xlx haba acogido a todos los sujetos arrojados de sus aldeas, de sus pueblos, por el capitalismo, y que no haban podido rehacer sus vidas tratando de crear una nueva forma de cultura y de vida a partir de su trabajo en una fbrica. Era un lugar de alcoholismo, droga , prostitucin, enfermedad y feroz violencia. Pues Engels deca pasmado que ese mundo sin luz, todo barbarie haba pasado a ser en el gran reducto de la clase obrera trade unionista organizadaEs un ejemplo histrico, y vale lo que nuestro optimismo decida que valga

Si seguimos con la teora del sujeto, los individuos, experimentan su vida y en consecuencia, actan y se movilizan, luchan, cambian situaciones, a esto los historiadores le llaman cambio de correlaciones de fuerza. .. El capitalismo no es algo al margen de la historia, de esas luchas de esas correlaciones de fuerza; podemos utilizar el concepto capitalismo para un sinnmero de correlaciones de fuerzas muy diversas, si estipulamos lo hacemos- que se denomina capitalismo a todo el inmenso conjunto de situaciones histricas dadas e hipotticas imaginables, en las que se d la concentracin de la propiedad de los medios de produccin en unas manos y en la que stos se enfrentan a los que no los poseen, pero en cada correlacin de fuerzas esto vara y vara de forma muy decisiva. Las sociedades son histricas, cada relacin de fuerzas es distinta el capitalismo es un nombre comn a muy diversas situaciones histricas, de vida y experiencia de la gente. Paris 1943 y Paris 1973.. ., que dependen de la gente y de su actividad Quiero decir que capitalismo no es el nombre de una Esencia, del Mal metafisico, no es "La Peste" la de Bergman en el sptimo sello o la de Camus. Y si el capitalismo es el nombre del orden que ahorma nuestra forma de vida, si nuestra forma de vida es el capitalismo, si el capitalismo es nosotros, es de sentido comn, que podemos comenzar a cambiar las cosas y a combatir el capitalismo en una lucha con nosotros, desde nuestras propias vidas diarias. Desde la butaca de nuestra casa, incluso,si nos ponemos a abrigar una esperanza un poco excesiva, un poco loca de la casa

Es importante una cosa. Santiago Alba ve las cosas que vemos nosotros. Es una pequea seal. Aqu y all comenzamos a ver las cosas del mismo modo diversas personas. El espritu objetivo, la civilizacin y la experiencia de civilizacin, la experiencia que aquella crea comienza a ir por aqu no es importante?Os acordais de 1989?. quin dice que el mundo no cambia, que la gente no tiene experiencia, que su experiencia no tiene repercusiones, que sus actos no llevan a ninguna parte, que en Europa todo estaba decidido? Bueno, a lo mejor lo dijimos nosotros. A lo mejor, a pesar de creer que aquello era una dictadura no creamos posible que aquello se fuera abajo, que la historia retrocediese que no nos vuelva ahora a pasar el mateix



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter