Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2009

Entrevista a Alberto Acosta
El proyecto ITT: dejar el crudo en tierra o el camino hacia otro modelo de desarrollo

Matthieu Le Quang
Rebelin


El proyecto ITT (siglas tomadas del nombre de los tres pozos de exploracin perforados en la zona: Ishpingo-Tambococha-Tiputini) es una de las iniciativas del gobierno ecuatoriano para luchar contra el calentamiento climtico. Se trata de no explotar unos 850 millones de barriles de petrleo situados en el Parque Yasun, que constituye una reserva natural con una de las biodiversidades ms importantes en el mundo. La explotacin de este petrleo pesado, de 14 grados API, podra significar para el Estado un ingreso que fluctuara entre 5 000 y 6 000 millones de dlares (con un precio cercano a 70 dlares el barril).

El Ecuador tiene una economa basada principalmente en la renta petrolera. Recurdese que el petrleo represent el 22,2% del PIB, el 63,1% de las exportaciones y el 46,6% del Presupuesto General del Estado, en el ao 2008.

Las reservas del ITT representan cerca del 20% de las reservas totales conocidas en el pas. Entonces, es una fuente financiera que un pas tan pobre como el Ecuador no puede dejar. Sin embargo, la propuesta del gobierno ecuatoriano es de no explotar esas reservas, por diversas razones, no slo ambientales.

En cambio, el Ecuador, partiendo del principio de corresponsabilidad por los problemas ambientales globales, pide a la comunidad internacional una contribucin cercana al 50% de los ingresos que se podran disponer si explotara ese petrleo. Es una propuesta que tiene como meta luchar contra del calentamiento climtico y contra la prdida sin posibilidad de retorno de una muy rica biodiversidad, impedir la emisin de unas 410 millones toneladas de CO2, frenar la deforestacin y la contaminacin de los suelos, as como el deterioro de las condiciones de vida de los habitantes de la regin. Adems, esta es una manera efectiva para prevenir la transformacin de la selva amaznica en una sabana, lo que provocara una disminucin sustancial de la cantidad de agua en todo el continente.

En diciembre prximo, durante la cumbre mundial de Copenhague que tiene que reflexionar sobre los alcances y limitaciones del Acuerdo de Kioto, destinado a mitigar e incluso frenar los perniciosos efectos de los cambios climticos, el Ecuador espera que este proyecto sirva como modelo. El proyecto ITT representa una revolucin ecolgica que debe desembocar en un modelo alternativo de desarrollo a partir de una economa post-petrolera para el Ecuador y el mundo. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos del gobierno ecuatoriano y del presidente Rafael Correa, as como de algunas personas en Ecuador y en otras regiones del planeta, la comunidad internacional se tarda en reaccionar y en apoyar este proyecto. Por el momento, slo Alemania, a travs de su Parlamento y su gobierno, se ha comprometido a financiar este proyecto con unos 50 millones de euros al ao, por trece aos, que es el tiempo que durara el beneficio que producira la explotacin y exportacin del crudo del ITT. Hay otros pases, como Noruega, en donde esta iniciativa ha encontrado un eco inicial positivo, as como algunas organizaciones, como la comunidad de Madrid, a ms, por cierto, de varias decenas de personalidades a nivel mundial.

Alberto Acosta es uno de los iniciadores de este proyecto. Es economista y profesor-investigador de la FLACSO, sede Ecuador. Fue presidente de la Asamblea Constituyente, desde noviembre de 2007 hasta junio de 2008; y ministro de Energa y Minas, de enero hasta junio de 2007, posicin desde la que por primera vez propuso pblicamente esta iniciativa. Tambin es uno de los fundadores de Movimiento Pas, el movimiento poltico del presidente de la Repblica Rafael Correa.

Cmo vino la idea del proyecto ITT y cmo se desarrollaron los primeros pasos?

Este proyecto surge como resultado de un esfuerzo colectivo que tiene ya una larga historia y muchos procesos que fueron convergiendo en un punto dado. Cuando yo present esta idea pblicamente por primera vez al principio de 2007, haba transcurrido ya mucho tiempo desde que por primera vez se comenz a trabajar en una propuesta que buscaba la moratoria de la actividad petrolera en la Amazona ecuatoriana. Esto emergi en primer lugar de las luchas de resistencia de los pueblos indgenas, particularmente en el centro sur de la Amazona orientadas a impedir que la actividad petrolera se expanda hacia sus territorios, as como de los grupos de colonos mestizos en la Amazona norte y de los pueblos indgenas afectados por la actividad de la compaa Chevron antes Texaco. Eso es un primer punto que hay que tener muy claro. Haba un proceso de lucha en contra de ese atropello que se plasma en el juicio contra la Texaco en Ecuador y que constituye un hito en la resistencia de la sociedad amaznica y nacional contra las prcticas depredadoras de las empresas petroleras.

Desde estos procesos sociales, en los que intervinieron otros grupos, particularmente el de Accin ecolgica, se comienza a discutir la posibilidad de una moratoria petrolera. Ya hace muchos aos, casi 10 aos, se plasm esta idea en un librito que se llamaba Ecuador post-petrolero. Entonces se habl sobre la posibilidad de una moratoria petrolera. Paulatinamente fuimos concentrando nuestra atencin no solo en impedir la ampliacin de la frontera petrolera sino en reforzar las propuestas de conservacin y de respeto a los territorios indgenas. Es muy conocido que el Ecuador es privilegiado en trminos de biodiversidad; en la zona en donde se pretenda impulsar la actividad petrolera ligada al ITT hay dos reas de proteccin especialmente importantes: el Cuyabeno y el Yasun. Son zonas que tienen una enorme biodiversidad como producto de no haber sido afectadas por la glaciacin. Son reservas del Pleistoceno que las hacen especialmente ricas en trminos de vida. Cuando se produce la glaciacin, las partes norte y sur del planeta, se ven copadas por el hielo hasta ms de la mitad de Europa, todo Estados Unidos. Entonces, en esta zona central del planeta, se concentr la vida. No fue afectada la vida. Es ms desde all repobl lo que actualmente conocemos como la Amazona. Por eso se explica esta enorme biodiversidad.

Pero lo que me interesa recordar como idea es que formulamos una estrategia especfica para esta regin, apenas fui nominado como ministro de Energa y Minas en enero del 2007. Antes de posicionarme como ministro trabaj esta iniciativa, particularmente con Esperanza Martnez. Ella me present una ayuda-memoria donde se discuta esta posibilidad. Luego, ya en el Ministerio, pulimos esta propuesta. As surge esta idea en una primera fase.

Hay que anotar que inicialmente esta propuesta revolucionaria, sin duda alguna, provoc un enfrentamiento dentro del gobierno del presidente Correa, quien inicialmente tuvo algunos reparos derivados de las urgencias econmicas que tiene un pas empobrecido como Ecuador. Por un lado, la iniciativa la lideraba yo como ministro de Energa y Minas. Era una decisin poco entendida, ni comprendida por la lgica tradicional. Resultaba inconcebible que el propio ministro del ramo proponga dejar el petrleo en el suelo, no explotar el petrleo. Por otro lado, el presidente de la empresa estatal Petroecuador quien quera sacar el petrleo del lugar, presionaba dentro y fuera del gobierno para acelerar su explotacin. Recurdese que yo era el presidente del directorio de Petroecuador, el otro era presidente ejecutivo de dicha empresa. Tenamos una posicin enfrentada. Mientras yo buscaba consolidar la no extraccin de crudo, el presidente de la empresa estatal aceleraba los trmites para entregar este yacimiento hidrocarburfera a varias empresas petroleras. Tan es as, que l, sin informarme, negociaba con las empresas estatales de Chile (Enap), China (Sinopec) y Brasil (Petrobras). Conversaba tambin con la empresa estatal venezolana (PDVSA) para extraer el petrleo. Su meta era llegar a firmar un convenio para extraer rpidamente el petrleo.

La situacin era tensa. Tanto que fuimos a un directorio de Petroecuador, en el que nos reunamos normalmente muy temprano por la maana (a las seis de la maana ya empezaban las sesiones), en la que particip el propio presidente de la Repblica. El escuch los argumentos de una y otra parte. Luego opt por apoyar la tesis de dejar el petrleo en tierra, siempre que se tenga una compensacin financiera internacional, porque en esa poca hablbamos de compensacin... Si no haba la compensacin financiera, se explotara el petrleo, dijo del presidente. El tema financiero, hay que reconocerlo estuvo en el centro del debate desde entonces, y sirvi para bajar las tensiones alrededor de que el pas perdera mucho si no se extraa el crudo.

As comienza a cristalizarse esta idea en el mbito gubernamental, que hasta su aprobacin hacia medidos del 2009 atraves por un complejo y muy contradictorio proceso de acercamientos y distanciamientos. En varias oportunidades, sobre todo en el exterior, el presidente Correa apoy decididamente esta iniciativa, mientras que, en otras ocasiones, puso reparos y dio marcha atrs, frenando el avance del proyecto.

Normalmente el Ecuador necesita este dinero de este petrleo. Las exportaciones del petrleo representan casi la mitad de los recursos del Estado. Cules fueron los argumentos para convencer a Rafael Correa y a los otros?

Dentro de este proceso de lucha y de aprendizaje, en el que se combinan la resistencia y la construccin de alternativas, nosotros comprendimos claramente, incluso durante las discusiones llevadas con Rafael Correa antes de ser candidato presidencial, que la extraccin de petrleo por s sola no era suficiente para desarrollar el pas.

El Ecuador ya tiene una larga tradicin de explotacin petrolera en la Amazona, y no se ha desarrollado. Comenzamos a exportar el petrleo amaznico desde 1972; aunque ya mucho antes, a partir de la segunda dcada del siglo XX, en menor cantidad, habamos exportado petrleo desde la pennsula de Santa Elena.

Desde que fluy por primera vez el crudo el 23 de marzo de 1967, y ms concretamente desde agosto de 1972, cuando zarp el primer cargamento de petrleo al mercado internacional, se han extrado ms de 4.000 millones de barriles de petrleo. El pas ha recibido en trminos nominales cerca de 90.000 millones de dlares. Y no nos hemos desarrollado.

Entonces, ah surge una pregunta: conviene seguir haciendo lo mismo? La respuesta es no. La extraccin de petrleo en la Amazona, directa y tambin indirectamente, condujo a deteriorar las condiciones ambientales y sociales de la poblacin amaznica. Tenemos una tremenda deforestacin, erosin, contaminacin del suelo, del agua y del aire. El nororiente de la Amazona ecuatoriana es totalmente diferente de lo que era antes. Yo tuve la oportunidad de estar en esta regin en el ao 1969. Entonces haba selva, ahora ya no hay selva, hay mucho deterioro ambiental y tambin humano. Las provincias amaznicas registran la mayor pobreza de todo el Ecuador, pero son las provincias petroleras las ms pobres de dicha regin.

Adems, una continuada deforestacin amaznica provoca prdidas de agua en la Sierra ecuatoriana y en el resto del pas. Las nubes amaznicas son cada vez menos compactas y esto conduce a una reduccin del caudal de agua lluvia.

Adicionalmente le hicimos comprender al presidente la importancia que tiene la enorme biodiversidad existente en esa regin de la Amazona. En un solo rbol del Yasun, puede haber un mayor nmero de especies de escarabajos nativos que en toda Europa. En una hectrea del Yasun, hay un mayor nmero de especies de rboles nativos que en toda Amrica del Norte. Durante la glaciacin del planeta, tal como seal antes, se concentr la vida ah.

Adems, le presentamos razones ticas indiscutibles. Ah viven pueblos no contactados, pueblos libres en aislamiento voluntario: los Tagaeri, los Taromenane y los Oamenane [que forman parte de la nacionalidad Waorani]. Por lo tanto tenemos un reto humano enorme. En este punto vale mencionar que desde el Ministerio de Energa y Minas, trabaj con el Ministerio de Ambiente para elaborar una propuesta de poltica pblica para pueblos en aislamiento voluntario.

Anotemos un hecho que no puede quedar al margen: la actividad petrolera de la compaa Chevron-Texaco, entre los aos sesenta y los noventa en el siglo XX, provoc la desaparicin de dos pueblos enteros, los Tetetes y los Sansahauris. Las voces, las risas, los comentarios, los juegos, los cantos, los lloros de esos pobladores nunca ms los vamos a volver a or. Desaparecieron todos. Fue un choque con la cultura occidental y cristiana, que liquid a estos pueblos. Para completar esta tragedia, de manera irnica, los nombres de estos dos pueblos desaparecidos sirven para denominar dos campos petroleros en el norte de la Amazona ecuatoriana, donde habitaban estos pueblos...

Es ms, sobre Texaco pesa tambin todos los daos econmicos, sociales y culturales causados a los indgenas siona, secoya, cofn, kichwa y waorani, adems de perjuicio a los colonos blanco-mestizos. En el mbito psicosocial las denuncias son mltiples: violencia sexual por parte de los operadores de compaa en contra mujeres adultas y menores de edad mestizas e indgenas, abortos espontneos, discriminacin y racismo, desplazamientos forzados, nocivo impacto cultural y ruptura de la cohesin social.

Y por ltimo, extraer ese petrleo no solo que afectara la biodiversidad y la vida que ya es motivo suficiente para no hacerlo sino que provocara una emisin de unas 410 toneladas de CO 2 . Es un petrleo pesado, que tiene mucho azufre, que tiene que ser descontaminado. Eso costara a la humanidad mucho dinero, porque eso no le cuesta al Ecuador. Va a costar sobre todo a los pases ricos que son los que ms han contaminado y que estn este rato preocupados en mitigar dicha contaminacin.

Entonces todos esos elementos, sumados a la necesidad de pensar en una economa postpetrolera, considerando que las reservas petroleras se acaban en el pas, fueron configurando un escenario para exigir la no-explotacin del ITT.

Todo lo anterior se complement con reflexiones tendientes a plantear una nueva modalidad de acumulacin, orientada a construir un esquema postpetrolero, es decir una economa postextractivista. Ecuador, como casi todos los pases que han pretendido desarrollarse en base a la exportacin de petrleo y tambin recursos minerales, han transitado por una senda muy compleja. Han consolidado economas rentistas, sociedades clientelares y gobiernos de tinte autoritario. Una cuestin que todava est en disputa dentro del gobierno del presidente Correa y, tambin, en los gobiernos considerados como progresistas en la regin.

Este proyecto se sirve de los mecanismos creados por el protocolo de Kioto. Pero lo que es interesante es que va ms all de los objetivos de este acuerdo internacional porque la meta no solo es hacer pagar a los que contaminan sino tambin proteger la biodiversidad, en una parte importante de la Amazona, etc. Puedes explicar los objetivos y los mecanismos de este proyecto?

El proyecto supera la visin y mecanismos del Protocolo de Kioto, si bien surge con una propuesta de compensacin. Al menos la mitad de los ingresos que corresponderan a una factura de una posible explotacin, se situaran por fuera de los mecanismos de Kioto, porque entre otras cosas, esos mecanismos estn orientados a la absorcin de emisiones. En este caso no hablamos de absorber emisiones, sino de evitarlas. Aun cuando hubo intenciones de vincular totalmente el proyecto al mercado existente del carbono, esta pretensin no prosper.

Adems, nosotros creemos que proteger la vida no puede hacerse recurriendo a relaciones mercantiles. Ponerle un valor monetario a la naturaleza, en otras palabras a la vida, no nos parece que es lo ms adecuado. Entonces, la propuesta ITT ya de por s rebasa la esencia del mercado de carbono, la esencia del Convenio de Kioto. Por eso, ste proyecto se enmarca en una lgica post-Kioto. Nosotros creemos que eso tiene que ser uno de los elementos consustanciales, fundamentales para avanzar en la construccin de respuestas realmente efectivas a las demandas que se derivan de los cambios climticos que afectan a la humanidad.

Con esta propuesta de no explotacin de crudo pretendamos, adems, replantear una agenda internacional sobre cambios climticos: hablar del petrleo y su excesivo consumo como principal agente de estos fenmenos, impulsar acciones prcticas en donde se pongan en juego las responsabilidades comunes pero diferenciadas, posicionar en la agenda internacional global la importancia de la conservacin de biodiversidad y del respeto a los derechos de los pueblos indgenas.

Entonces nosotros, me refiero sobre todo al trabajo que hemos realizado en este ao con Eduardo Gudynas (uruguayo), Joseph Vogel (norteamericano), Esperanza Martnez y yo (ecuatorianos), hemos desarrollado una lnea diferente. Hablamos de co-responsabilidad y de poltica de Estado. No creemos que se pueda solicitar una compensacin por la compensacin. Aqu hay una co-responsabilidad compartida, sobre todo, por las sociedades ms ricas que son las que ms han destrozado el planeta. El gobierno ecuatoriano, adems, tiene que transformar esta decisin en una poltica estatal, independiente haya o no el financiamiento que se busca.

Insisto, la compensacin, en realidad, no es una compensacin si no una contribucin a partir del principio de co-responsabilidad de los pases que han deteriorado el medio ambiente Estado Unidos, Europa, Japn. Esa es la idea medular.

El gobierno nacional en su propuesta ha recogido muchos de estos criterios presentados por el grupo mencionado, no todos. Todava mantiene la opcin del mercado de carbono para los recursos adicionales que se obtengan. Se colocaran Certificados de Garanta Yasun y eso generara unos rditos. Adems, Ecuador, con esos rditos, financiara proyectos de reforestacin, proyectos para el desarrollo de energas alternativas renovables y otros proyectos ms. Y a cuenta de estos proyectos, aspirara a conseguir recursos en el mercado de carbono. Es decir se busca obtener los recursos para mantener el crudo en tierra y no emitir el CO2, al tiempo que los rditos que estos recursos generen serviran para hacer inversiones que le permitiran operar en el mercado de carbono, una cuestin con la que no estamos totalmente convencidos.

De qu servir el fondo econmico que el Ecuador tendra y sobre todo quin decidir cmo se podra utilizar?

La definicin de quien usa el fondo est muy clara: tiene que ser el Estado ecuatoriano. Eso es indudable. Y el manejo del fondo, en qu se usan los recursos, decide el Estado ecuatoriano. Cmo se maneja el fondo? Eso es un tema de discusin, que debe ser llevada a cabo por el gobierno nacional y la sociedad ecuatoriana, particularmente con las poblaciones afectadas por las actividades petroleras, y los pueblos del Yasun, de tal manera de avanzar colectivamente en la construccin de un Ecuador post petrolero, que fue la idea fundacional del proyecto.

La administracin de la cuenta, es decir del fideicomiso, debe estar a cargo de alguna instancia de Naciones Unidas. No puede ser un banco multilateral, como el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), tal como se pretenda desde el equipo gubernamental encargado de llevar adelante este proyecto. Queremos que sea Naciones Unidas porque este proyecto puede ser reproducido, replicado en otras partes.

El destino de los recursos tema en discusin sera para reforestacin; para fuentes alternativas de energa; para proyectos sociales en educacin, salud; para la restauracin ambiental; sobre todo para mejorar las condiciones de vida de la poblacin amaznica. Ese es el gran debate. La propuesta oficial est en los primeros puntos y va perdiendo prioridad hacia abajo. Nosotros queremos que estos recursos prioritariamente deban servir para la restauracin de la naturaleza en la Amazona, sin que eso implique que a la Chevron-Texaco se le exime de pagar lo que destruy.

Una opcin inteligente de inversin de los recursos obtenidos dentro de esta iniciativa podra ser la recuperacin y desarrollo de tecnologas alternativas propias por ejemplo en temas agua, de agricultura, de energas limpias, descentralizadas y de bajo impacto. Solo superando la dependencia del patrn tecnolgico, podremos realmente construir un camino distinto, el camino del buen vivir o Sumak Kawsay. Recordemos que gran parte de esas tecnologas propias se encuentra en los saberes ancestrales o en el ejercicio de la creatividad de las comunidades marginalizadas; a las que, en lugar de rescatarlas, se los condena al poner en riesgo sus territorios con grandes proyectos extractivistas.

Con esa iniciativa, no hay un riesgo de que Ecuador siga siendo dependiente de la comunidad internacional para financiar su modelo alternativo de desarrollo?

No veo ese riesgo si se parte del principio de co-responsabilidad, y de justicia ambiental. No se trata de una tradicional ayuda al desarrollo. No es una inversin extranjera directa. Adems, el manejo soberano de los recursos est en manos del Estado ecuatoriano. Lo que requerimos es un mecanismo para viabilizar el fideicomiso de los recursos que se obtengan y luego su manejo adecuado y eficiente, controlado por la sociedad civil ecuatoriana e internacional. Esta propuesta no es un proyecto de desarrollo aislado.

Esta iniciativa ITT conlleva un mensaje muy fuerte, de que hay que cambiar radicalmente las formas de relacionarnos con la naturaleza. Basta de los discursos sobre los impactos derivados del calentamiento global y el cambio climtico, el mundo requiere acciones concretas. Esta es una oportunidad que tiene el Ecuador y el mundo entero para encontrar respuestas creativas, audaces, revolucionarias. Entonces, a m no me preocupa la supuesta dependencia financiera si estamos partiendo de una base de co-responsabilidad. Todos somos co-responsables del planeta. Pero unos pases lo son mucho ms porque han provocado mayores distorsiones y destrozos; y esos son los pases industrializados.

Si hay un cambio de gobierno, un cambio de mayora y que el nuevo gobierno quiere extraer el petrleo, cules son los mecanismos que le impediran esto?

Hay para comenzar una base constitucional que impide actividades petroleras en reas protegidas y en territorios de pueblos aislados. Para hacerlo se requerira de una autorizacin de la Asamblea Nacional y eventualmente de una consulta popular. Si ese fuera el caso habra que trabajar desde la sociedad para garantizar que esto no suceda.

Una garanta radica en los Certificados de Garanta Yasun. Se ha previsto que Ecuador venda dichos Certificados de Garanta Yasun, que podran generar entre 5.000 a 6.000 millones de dlares. Si Ecuador empieza con las actividades para extraer el petrleo del ITT, automticamente pierde este fondo y se queda sin los ingresos que generara el mismo. Ese fondo revertira a los pases, a las personas que dieron el dinero. Eso es una garanta.

Adems, el gobierno que tome esa desacertada decisin deber considerar que desde que empiezan las actividades de exploracin hasta que fluya el primer barril de petrleo pasan varios aos. En concreto, en ese lapso Ecuador no tendra los ingresos de dicho fideicomiso, ni los que se generaran por la exportacin de crudo.

Otra garanta: si se extrae el petrleo, ese petrleo extrado debera, a mi criterio, pasar a ser propiedad de las personas naturales y jurdicas que aportaron para financiar el fondo. Pero aqu hay dos problemas. Uno: el gobierno ecuatoriano puede decir yo no estoy exportando este petrleo. Este petrleo, lo estoy usando adentro, el que exporto es de otro campo, es de empresas privadas, por ejemplo. Puede llegarse a una situacin en la que ya no exportamos petrleo, somos importadores de petrleo. Entonces no habra el petrleo para embargar. Adems, en Ecuador hay un problema constitucional. Nosotros no podemos disponer de las reservas porque el petrleo es un bien del Estado, un recurso inembargable, inejecutable, inalienable.

Entonces, hay que buscar un mecanismo para que ese crudo se quede en el subsuelo para siempre. Por eso es importante el compromiso de la comunidad internacional y, por cierto, de la sociedad ecuatoriana.

Debe haber una garanta adicional. Nosotros proponemos una veedura internacional para que se use adecuadamente el dinero obtenido, de ninguna manera para la compra de armas o para actividades extractivas, minera por ejemplo, porque sera irracional.

Cmo se podra extender este ejemplo a los otros pases del Sur?

En el convenio de Kioto, hay lo que se llama el anexo 1: los pases ricos que tienen que bajar las emisiones Europa, Estados Unidos (aunque no lo haya ratificado), Japn. Luego, en el anexo 2 estn los otros pases que no tienen obligaciones. Un tema pendiente son las responsabilidades que las economas emergentes debern asumir, como es el caso de China, Brasil, Rusia, Corea del Sur, que estn contaminando mucho.

Nosotros estamos planteando la constitucin del anexo 0. Es decir pases que llevan adelante enormes esfuerzos para proteger la atmsfera, como Ecuador al dejar el crudo en tierra en el ITT. Estos pases deberan tener un tratamiento preferencial en trminos de comercio internacional, de finanzas internacionales.

Habra que ver cmo se da paso a una multiplicacin de este tipo de proyectos. Yo creo que es un ejercicio muy interesante.

A dnde vamos llegando con todo esto? Claro que puede generar algunos problemas. Por ejemplo, desde la lgica de una persona en la Unin Europea, ante la posibilidad de que se generalice este tipo de proyectos, se podra preguntar con qu hago funcionar mi automvil?, qu quem para hacer funcionar la calefaccin de mi casa?, quin sostiene mi bienestar? Aqu surge el meollo de la iniciativa ITT. No se trata slo de dejar el crudo en suelo y conseguir todos los objetivos planteados anteriormente, muy vlidos por cierto. Lo que se busca es cambiar el estilo de vida de todos los habitantes en el planeta. No sern necesarios tantos automviles, se requerir ms transporte pblico, menos contaminante. Se requerirn vehculos de transporte pblico que funcionan con electricidad, que no sea generada con petrleo, ni carbono o energa nuclear. A dnde vamos llegando? A pensar en un mundo diferente, donde el respeto a la vida est en el centro.

Justamente, en los pases occidentales, hablamos del bienestar. Aqu se habla de Sumak Kawsay o Buen vivir, conceptos que vienen principalmente del movimiento indgena y que estn reconocidos en la Constitucin ecuatoriana. Puedes explicar estos conceptos y cul es la diferencia entre bienestar y buen vivir?

El bienestar y el buen vivir son conceptos diferentes. Son conceptos que merecen ser aclarados. Nosotros, en la Constituyente de Montecristi, hace ya ms de un ao, discutimos estos temas e impulsamos cambios abriendo la puerta al debate. Del punto de partida fue reconocer los aportes culturales de los pueblos y nacionalidades indgenas. En Ecuador, los Kichwas hablan del Sumak Kawsay. En Bolivia, los Aymaras hablan de Suma Qamaa. Son visiones del mundo que buscan una mayor armona del ser humano consigo mismo, del ser humano con sus congneres y del ser humano con la naturaleza. Esa es una visin que surge de estas propuestas indgenas.

Dicho lo anterior, entendamos que en la comprensin del sentido que tiene y debe tener la vida de las personas, en las sociedades indgenas no existe el concepto de desarrollo. Es decir, no hay la concepcin de un proceso lineal que establezca un estado anterior o posterior. No hay aquella visin de un estado de subdesarrollo a ser superado. Y tampoco un estado de desarrollo a ser alcanzado. No existe, como en la visin occidental, est dicotoma que explica y diferencia gran parte de los procesos en marcha. Para los pueblos indgenas tampoco hay la concepcin tradicional de pobreza asociada a la carencia de bienes materiales o de riqueza vinculada a su abundancia.

Desde la cosmovisin indgena el mejoramiento social su desarrollo? es una categora en permanente construccin y reproduccin. En ella est en juego la vida misma. Siguiendo con este planteamiento holstico, por la diversidad de elementos a los que estn condicionadas las acciones humanas que propician el Buen Vivir, los bienes materiales no son los nicos determinantes. Hay otros valores en juego: el conocimiento, el reconocimiento social y cultural, los comportamientos ticos e incluso espirituales en la relacin con la sociedad y la Naturaleza, los valores humanos, la visin de futuro, entre otros. El Buen Vivir aparece como una categora en la filosofa de vida de las sociedades indgenas ancestrales, que ha perdiendo terreno por efecto de las prcticas y mensajes de la modernidad occidental. Su aporte, sin embargo, sin llegar a una equivocada idealizacin, nos invita a asumir otros saberes y otras prcticas.

Pero la visin andina no es la nica fuente de inspiracin para impulsar el Buen Vivir. Incluso desde crculos de la cultura occidental se levantan cada vez ms voces que podran estar de alguna manera en sintona con esta visin indgena y viceversa. En el mundo se comprende, paulatinamente, la inviabilidad global del estilo de desarrollo dominante.

Frente a los devastadores efectos de los cambios climticos, se plantean transformaciones profundas para que la humanidad pueda escapar con vida de los graves riesgos ecolgicos y sociales en ciernes. El crecimiento material sin fin podra culminar en un suicidio colectivo, tal como parece augurar el mayor recalentamiento de la atmsfera o el deterioro de la capa de ozono, la prdida de fuentes de agua dulce, la erosin de la biodiversidad agrcola y silvestre, la degradacin de suelos o la propia desaparicin de espacios de vida de las comunidades locales...

Para empezar, el concepto mismo de crecimiento econmico debe ser reubicado en una dimensin adecuada. Crecimiento econmico no es sinnimo de desarrollo.

Desde esas perspectivas mltiples planteamos la idea del buen vivir o Sumak Kawsay, como una oportunidad a ser construida. En definitiva no hay una definicin rgida del buen vivir. La estamos construyendo en el mundo, no slo en Ecuador.

Lo que si sabemos es que aqu no nos interesa el bienestar tradicional entendido como la acumulacin de bienes materiales. Tampoco buscamos el bienestar dominando a la naturaleza, imponindonos a nosotros sobre la naturaleza. Esa lgica del bienestar, para nosotros, no existe. Entonces, aqu, incluso, tendremos que comenzar a elaborar nuevos indicadores para leer como avanzamos en esta idea del buen vivir.

Este proyecto no es la nica iniciativa a nivel internacional que tom el gobierno de Correa sino que es parte de una multitud de medidas para luchar contra la pobreza, el cambio climtico y para intentar cambiar el sistema de desarrollo. Cules son estas otras medidas?

Ecuador ha asumido un liderazgo internacional en varios temas, muchos de ellos relacionados con la soberana. Somos, por ejemplo, un territorio de paz, sin bases militares extranjeras. Hemos promovido una agenda de visibilizacin de las deudas ilegtimas. Desconocimos al CIADI, aquel sistema de arbitraje dependiente del Banco Mundial, como instancia de arbitraje internacional que protege a las inversiones de las transnacionales. Hemos sido importantes promotores de una nueva integracin regional. Somos pioneros en el reconocimiento de los derechos de la naturaleza.

Ha habido otras seales muy importantes. Por ejemplo, en la OPEP el presidente Correan plante la necesidad de introducir un impuesto a cada barril de petrleo que salga del subsuelo. Eso ya lo haba propuesto conceptualmente Herman Daly , un economista ecolgico que trabaj muchos aos en el Banco Mundial. Correa tuvo el mrito de plantearlo polticamente. Lamentablemente, hasta ahora ha quedado como una propuesta interesante y no ha prosperado. Este impuesto permitira tener un fondo al nivel mundial para financiar el uso de energas alternativas, renovables, para transitar hacia una economa pos-petrolera, indispensable en el planeta. Recordemos que ese es uno de los objetivos del proyecto ITT: caminar hacia una economa post-petrolera, una economa que no dependa tanto del petrleo .

Y luego tambin, el gobierno del presidente Correa est apoyando la iniciativa del Banco del Sur, est apoyando la iniciativa del fondo de reservas latinoamericano, est apoyando la iniciativa del SUCRE (Sistema nico de Compensacin Regional).

Apoy tambin la iniciativa del Tribunal Internacional de Arbitraje de Deuda Soberana.

Pero sinteticemos estos esfuerzos son resultado de las luchas de resistencia y de construccin colectiva desde la sociedad ecuatoriana. Se avanza en algunos aspectos. El gobierno, recogiendo esas iniciativas colectivas, abre puertas. Pero, por igual hay que lamentar, que este mismo gobierno es incapaz de abrir el debate sobre el futuro de la economa extractivista, que al parecer se reproducira si se sostiene la posibilidad para inversiones en el mbito de la minera metlica a gran escala y a cielo abierto, tal como plantea la ley de minera aprobada a inicios de este ao [2009], por este gobierno que alienta la iniciativa ITT.-


1 Candidato al doctorado en ciencia poltica en el Instituto de Estudios Polticos de Aix-en-Provence. Investigador asociado a la FLACSO sede Ecuador.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter