Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-12-2004

Entrevista con Dahr Jamail, periodista independiente destacado en Irak
Barriendo mitos: la autntica realidad de la guerra de Irak

Charles Shaw

Traducido para Rebelin por L.B.


Charles Shaw: Cunto tiempo llevas informando sobre Irak y qu es lo que te llev hasta all?

Dahr Jamail: Durante los ltimos 12 meses he pasado seis en Irak. Como ya indiqu, lo que me hizo venir aqu es la incapacidad prcticamente absoluta demostrada por los grandes medios de comunicacin estadounidenses para mostrar la verdad de esta invasin y ocupacin ilegales, la verdad sobre cmo ha afectado a los irakes y a los soldados estadounidenses. En trminos generales, simplemente no estaban haciendo su trabajo, y con el tiempo la cosa no ha hecho sino empeorar.

Emprend todas las acciones que habitualmente se realizan para intentar alzar la voz y provocar un cambio en casa: llam y escrib a senadores y congresistas, asist a charlas, divulgu informacin. Tras ver cmo desdearon las manifestaciones mundiales del 15 de febrero del 2003 tildndolas de grupos puntuales, supe que las mentes del pblico estadounidense haban sido engaadas por las grandes empresas de comunicacin que apoyaban de forma irresponsable los objetivos del rgimen de Bush, as que sent que deba informar sobre las autnticas consecuencias que la invasin/ocupacin est trayendo al pueblo irak y a los soldados estadounidenses.

CS: Qu supone ser uno de los pocos periodistas no empotrados que trabajan en Irak? Temes por tu seguridad? Qu medidas de proteccin has adoptado? A quin temes ms, a los impredecibles secuestradores o a los militares estadounidenses? Cmo te las arreglas para moverte en medio de la sociedad irak ahora que parece que, despus del asesinato de Margaret Hassan, todos los occidentales se han convertido en blanco legtimo? Y, en la misma lnea, qu piensan los irakes sobre los secuestros, asesinatos y decapitaciones?

DJ: Es duro. Trabajar en un ambiente de represin meditica y de peligro es una ardua lucha. Los cortes de energa elctrica, los coches bomba, los secuestros son el pan nuestro de cada da. Evalo permanentemente los riesgos a los que nos exponemos yo y quienes trabajan conmigo. Me dej crecer la barba, visto como los irakes y slo viajo de incgnito acompaado por un intrprete en un automvil desvencijado. Permanezco en la calle el menor tiempo posible, aunque trato de patearla lo suficiente como para captar las reacciones de los irakes ante lo que sucede aqu cada da.

Lo que ms me preocupa es la reaccin de mi gobierno. Estoy difundiendo informacin que el rgimen de Bush quiere mantener amordazada. Le temo ms --mucho ms-- a las represalias del gobierno y de los militares que a la posibilidad de ser secuestrado o despedazado por un coche bomba.

Naturalmente, los irakes estn aturdidos e indignados por las decapitaciones y los secuestros de personas como Margaret Hassan. Muchos creen que [en el caso de Margaret Hassan] se trat de un complot de la CIA y el Mossad destinado a mantener fuera de Irak a las organizaciones de ayuda y a los periodistas y dar as a los militares y a las empresas va libre para que continen desmantelando y vendiendo el pas.

CS: El 18 de noviembre escribiste lo siguiente en una de tus crnicas. El gobierno provisional irak instalado por los EEUU est deteniendo y amenazando a los periodistas de forma cada vez ms intensa. En especial, los medios de comunicacin han cesado de cubrir los recientes horribles acontecimientos de Faluya. Cules son las principales diferencias que existen entre tus crnicas y las que difunden las empresas de comunicacin y los reporteros empotrados, o las que producen los periodistas irakes y musulmanes? En otras palabras, qu tratamiento le da a una misma noticia cada uno de esos grupos de informadores? Tienes la sensacin de que gozas de ms libertad por no estar empotrado? Has sufrido t o alguien a quien conozcas algn tipo de intimidacin o acoso?

DJ: Yo y la mayora de los periodistas occidentales independientes que estamos aqu estamos haciendo visibles los costes de la guerra. Informamos sobre las masacres, la carnicera, los nios muertos y heridos, el desastre que esta ocupacin significa realmente para los irakes. Informamos sobre la baja moral de la mayora de los soldados desplegados aqu, informamos sobre cmo ahora los mdicos manifiestan abiertamente que en su opinin la falta de fondos y ayudas por parte del Ministerio de Sanidad sostenido por los EEUU ha hecho que la situacin sea hoy peor que durante la poca de las sanciones.

Opino sinceramente que tengo ms libertad porque no estoy empotrado. Yo vuelo por debajo del radar de la censura de los grandes medios de comunicacin.

He recibido ataques por parte de algunas fuentes y gurs de los grandes medios. La cadena propagandstica Fox me invit a salir al aire despus de que informara con veracidad de que francotiradores estadounidenses estaban disparando contra ambulancias, personal sanitario y poblacin civil en Faluya el pasado mes de mayo... Declin la emboscada porque no tena el menor deseo de que me asesinaran.

Los hackers han atacado varias veces mi sitio web... pero hasta ahora me las he arreglado para resistir. Recibo algunos mensajes de odio en mi pgina web, y he recibido tambin una amenaza de muerte... de momento.

CS: Los grandes medios de comunicacin estadounidenses describen sistemticamente a la resistencia irak como terroristas extranjeros y antiguos Baathistas insurgentes. A la luz de tu experiencia, se trata de una descripcin correcta? De no ser as, por qu?

DJ: Se trata de propaganda de la peor especie. La mayora de los irakes consideran a la Resistencia Irak como patriotas. Naturalmente, la mayora de sus miembros lo son, especialmente en Faluya, donde la resistencia est integrada fundamentalmente por gente que se limita a resistir la ocupacin de su pas por una potencia extranjera. Son gente en cuyas familias hay personas que han sido muertas, detenidas, torturadas y humilladas por los ocupantes ilegales de su destrozado pas.

Llamarles terroristas extranjeros e insurgentes Baathistas es sencillamente mentir. Aunque existen algunos pocos elementos de esa clase, se diferencian claramente de la Resistencia Irak, la cual, en una estimacin muy conservadora, recibe hoy el apoyo de al menos el 80% de la poblacin irak.

Hay algunos elementos terroristas por aqu, pero ello se debe a que las fronteras de Irak se han abierto de par en par desde la invasin. Esa gente no exista en Irak antes.

Al rgimen de Bush le gusta llamar terrorista a cualquiera que no apoye su ideologa y sus planes de dominacin global.

Aqu, a esos combatientes de la Resistencia Irak se les llama combatientes por la libertad, guerreros santos y patriotas.

CS: Estamos viendo muy pocas imgenes de Irak en los grandes medios de comunicacin estadounidenses. Qu aspecto presenta hoy Irak? Qu es lo que no est viendo la gente de los EEUU y qu crees que debera estar viendo?

DJ: La devastacin. El sufrimiento y la devastacin masivas de la poblacin y de su pas. Bagdad sigue estando en ruinas cuando ya han pasado 19 meses desde que se inici esta ocupacin ilegal. Los edificios bombardeados siguen ah como recordatorios insultantes de las promesas incumplidas de reconstruccin.

Mezquitas acribilladas a tiros en cuyo interior hay alfombras manchadas de sangre en sitios donde creyentes desarmados han sido masacrados por los soldados.

Familias enteras viviendo en la calle, un ndice de desempleo del 70% y ninguna esperanza de que la situacin vaya a cambiar. Calles de Bagdad caticas y asfixiadas por los embotellamientos y colas de hasta 8 kilmetros en las gasolineras en un pas que nada en petrleo.

Ingenieros y doctores en paro que conducen taxis para alimentar a sus familias.

La clera que hierve en la mirada de la gente de la calle al ver pasar en medio de un estruendo a las patrullas estadounidenses.

Irakes que lanzan ovaciones cuando otra base o patrulla estadounidense es atacada. Gente bailando de jbilo sobre equipos militares estadounidense en llamas.

Soldados estadounidenses muertos o heridos. Los heridos gritando y retorcindose en su agona. Sus familias destrozadas.

Las fosas comunes de faluyanos inocentes tras el arrasamiento total de su ciudad.

Nios deformados por su exposicin al uranio empobrecido yaciendo en hospitales destrozados, sufriendo por causa de atencin mdica insuficiente o incluso por falta de anestsicos.

Cadveres putrefactos en las calles de Faluya de mujeres y nios devorados por perros y gatos porque durante cerca de dos semanas los militares estadounidenses impidieron a los equipos de salvamento entrar en la ciudad.

CS: Qu sentimientos expresan sobre los estadounidenses los irakes con los que has hablado? Queda todava algn vestigio de benevolencia? Abrigaron alguna en algn momento? Qu piensan de Alawi, de las inminentes elecciones, de la continua ocupacin, de las fuerzas de seguridad irakes entrenadas por los estadounidenses? Tienen alguna esperanza o idea de que los estadounidenses se marchen, o piensan por el contrario que esta ocupacin se alargar durante toda una generacin?

DJ: La mayora de los irakes apoyaron el derrocamiento de Sadam Husein. Pero ese apoyo comenz a desvanecerse rpidamente con la ocupacin a medida que la gente iba viendo a miembros de su familia muertos, detenidos, torturados y humillados por las fuerzas de ocupacin.

Luego vino Abu Ghraib. Apenas puedo enfatizar suficientemente hasta qu punto esa crcel afect a la credibilidad de los EEUU en Irak y en todo el Oriente Medio.

Aade a eso el asedio de Faluya del mes de abril, la reconstruccin prcticamente nula, la importacin de trabajadores extranjeros para realizar trabajos para los que los irakes estn mucho mejor capacitados, la instalacin de un gobierno provisional ilegal, y tienes organizado un descomunal desastre de relaciones pblicas para los EEUU en este pas.

Cualquier credibilidad que hubieran podido tener los ocupantes y dudo mucho que tuvieran mucha en ningn momento la perdieron despus de la destruccin de Faluya. Los irakes con los que hablo estn furiosos contra el gobierno estadounidense. Aunque son conscientes de que probablemente la mayora de la poblacin estadounidense se opone al rgimen de Bush, creen que el gobierno estadounidense y quienes lo apoyan son culpables de crmenes de guerra de la peor especie. Lo que veo aqu todos los das es rabia, dolor y ansias de venganza.

Odian a Allawi. No sienten ningn respeto por l ni por ninguno de los otros monigotes del gobierno provisional montado por los EEUU, pues no alcanzan a ver cmo nadie que se respete podra consentir en convertirse en una marioneta al servicio de los EEUU en esta empresa ilegal y brutal.

Son perfectamente conscientes de que Allawi es un exiliado vinculado durante mucho, mucho tiempo, a la CIA y a los servicios de inteligencia britnicos. l y el resto de los miembros del gobierno provisional son considerados ladrones, violadores y lacayos de los estadounidenses. Les odian a muerte, pues todo el mundo sabe aqu que no estn ah para velar por los intereses del pueblo irak.

La gente piensa que las elecciones son un chiste. La mayora de la gente cree que no hay forma de celebrarlas de forma honesta, transparente y completamente democrtica. Muchos tambin tienen miedo de votar. He odo a varias personas decir cosas como: Si los estadounidenses ni siquiera permiten que se celebren elecciones limpias en su pas, por qu habran de desear que se celebren aqu?

Las fuerzas de seguridad irakes, entendiendo por tales la polica y la guardia nacional, son consideradas por la mayora de la poblacin como esbirros del ejrcito estadounidense. La mayora de los irakes los consideran colaboradores y traidores. Aunque la gente comprende que muchos de los integrantes de esas fuerzas se han enrolado en ellas por pura desesperacin debido a la falta de puestos de trabajo, los siguen odiando igual que odian a las tropas de ocupacin extranjeras. No ayuda mucho a mejorar su imagen saber que muchos policas estn involucrados en el crimen organizado.

Finalmente, la gente ve la ocupacin como una historia interminable. Los irakes saben que existen en este momento cuatro bases militares permanentes y que estn llegando ms soldados. Aquellos con los que hablo sobre este tema abrigan pocas esperanzas de que la ocupacin se vaya a acabar.

CS: Hemos ledo ltimamente informes serios que hablan de ms de 100.000 civiles irakes muertos desde el inicio de la guerra. Qu opinas de esos informes y qu cosas has podido ver que corroboren o desmientan su contenido? El ejrcito estadounidense est atacando de forma deliberada a la poblacin civil, son solamente unos ineptos descomunales, o ms bien se trata de una combinacin de ambos factores?

DJ: Pienso que ese informe ha subestimado la cifra de bajas. A juzgar por lo que he podido ver durante los seis meses que llevo aqu, es cada vez ms difcil encontrar una familia irak que no haya perdido al menos a uno de sus miembros a manos de soldados o de criminales. Barriadas enteras en Faluya han sido bombardeadas hasta quedar reducidas a escombros. Edificios con familias enteras han sido incinerados y reducidos a polvo.

Los disparos indiscriminados con los que los soldados riegan las calles cada vez que una patrulla es atacada provocan casi siempre la muerte de civiles. Y ten en cuenta que actualmente se producen cada da ms de 100 ataques contra el ejrcito estadounidense en el Irak ocupado.

Luego tenemos la cuestin de las infraestructuras: gente que muere por falta de alimentos, por enfermedades provocadas por el agua insalubre, por la deficitaria atencin mdica... la lista es ms larga de lo que ninguno de nosotros puede imaginarse.

Pienso que el ejrcito est matando a tantos civiles por varias razones. En primer lugar, porque su Comandante en Jefe ha colocado a los soldados en una situacin insostenible, es decir, en medio de una guerra de guerrillas imposible de ganar y librada contra un enemigo que cuenta al da de hoy con el apoyo masivo de la poblacin. En esas condiciones, cualquier persona puede ser un atacante, de modo que los soldados disparan primero y preguntan despus, simplemente porque estn muertos de miedo.

Estn empleando un ejrcito convencional para librar una guerra de guerrillas y, al igual que pas en Vietnam, se trata de un desastre y un fracaso completo.

Estn adems los soldados que han deshumanizado completamente a los irakes. Yo he podido hablar con algunos que realmente disfrutan matndolos.

Desde luego, no ayuda a mejorar la situacin el hecho de que el gobierno de los EEUU apruebe y aliente este estado de cosas y que aparentemente una ideologa religiosa cegadora se haya filtrado desde arriba hasta los soldados desplegados sobre el terreno. O ests con nosotros o ests contra nosotros. Al da de hoy Irak est repleto de campos de la muerte. Todos los das se producen carniceras en las calles de Bagdad y de otras ciudades en la mayor parte del pas.

CS : Se ha especulado mucho sobre el papel que ha jugado el petrleo en la ocupacin. A los estadounidenses se les dijo que los beneficios del petrleo se destinaran a pagar la guerra y la reconstruccin, pero hace ya ms de 18 meses que no sale petrleo de Irak. Algunos periodistas y activistas, que van desde Jim Marrs hasta Mike Ruppert pasando por Peter Camejo, han manifestado de una forma u otra que el propsito nunca fue se, que la idea era sacar del mercado mundial el petrleo irak y provocar un alza de precios (cuyos beneficiarios principales seran los saudes) y eventualmente gestionar conjuntamente el suministro de petrleo para vendrselo a la India y a China, cuyas demandas energticas se han disparado. Qu has podido ver con respecto a la actividad petrolfera? Por otro lado, el sitio web de Bajas de la Coalicin Irak (http://icasualties.org/oif/default.aspx) fue la nica va por donde se difundieron las noticias relativas a los ataques coordinados realizados durante toda esta semana contra la infraestructura petrolfera irak. Los grandes medios de comunicacin estadounidenses han silenciados completamente estos hechos. Crees que esta falta de cobertura informativa es deliberada y quin crees que est saboteando la infraestructura petrolfera irak?

DJ: Irak est importando an toda la gasolina que consume. Y, por lo que yo s, estn exportando todo el petrleo que extraen aqu, adems del que refinan en Irak, que no debe de ser mucho.

Creo que el silencio que los medios de comunicacin estn manteniendo sobre los actos de sabotaje es comparable al silencio que mantienen sobre el dato de que se estn produciendo aqu cerca de 100 ataques diarios contra los soldados estadounidenses, o sobre la falta de infraestructuras, etc. Pienso que todo se explica como parte de los exitosos esfuerzos que estn realizando los grandes medios de comunicacin para encubrir el desastre de la ocupacin en beneficio de la Administracin Bush.

Da la impresin de que los actos de sabotaje son obra de la Resistencia. Sin embargo, sigue siendo una incgnita por qu no se protege ms la infraestructura petrolfera.

CS : A los EEUU llegan informaciones contradictorias en el sentido de que chitas y sunitas estn arrinconando sus diferencias histricas para hacer una pia contra los estadounidenses. Constatas que tal cosa efectivamente se est produciendo, y cul crees que ser el posible desenlace de ese proceso? Los estrategas de la poltica estadounidense sostienen que retirar las tropas estadounidenses de Irak desencadenara una guerra civil abierta entre esas dos facciones y los kurdos del norte. Ests de acuerdo con esa apreciacin? Se encuentran los irakes en una situacin en la que, hagan lo que hagan, siempre saldrn perdiendo?

DJ: S constato que se est produciendo ese acercamiento. Durante el asedio de Najaf las mezquitas sunitas organizaron colectas de alimentos, y hubo tambin combatientes de la resistencia de Faluya que suministraron armas y municiones al ejrcito del Mahdi en Najaf. Durante el asedio de Faluya del pasado mes de abril los chitas contribuyeron decisivamente a donar ayuda y participaron en una accin pacfica que logr que algunos suministros pudieran atravesar un cordn estadounidense y llegar hasta Faluya.

La fisura entre chitas y sunitas es en gran medida un mito fabricado por la CIA. Existen innumerables tribus y matrimonios mixtos que son tanto chitas como sunitas. Aqu hay algunas mezquitas en las que oran juntos.

Existe la posibilidad de que estalle una guerra si los kurdos proclaman su independencia, pero lo ms probable es que en tal supuesto la guerra estallara porque Turqua invadira el Kurdistn antes incluso de que chiitas y sunitas tomaran ninguna medida al respecto.

Recuerda el proverbio rabe: Yo, contra mi hermano. Yo y mi hermano, contra mi primo. Yo, mi hermano y mi primo, contra el extranjero.

Los irakes continuarn atrapados en un callejn sin salida mientras que los EEUU sigan ocupando y subvirtiendo su pas como han hecho hasta ahora.

CS: Tiene una importancia crtica que los estadounidenses comiencen a comprender la psicologa de la resistencia irak. Qu es lo que est ocurriendo realmente en Faluya, Ramadi, Mosul y Bagdad? Estamos ante un levantamiento legtimo y coordinado en contra de la ocupacin, o ante una respuesta defensiva contra la escalada militar estadounidense? O ante ambas cosas a la vez? Teniendo en cuenta que los EEUU declaran haber abierto un frente para llevar la guerra hasta Al Kaeda, ves alguna evidencia que indique la presencia de Al Kaeda, o la presencia de combatientes extranjeros que se infiltran a travs de la frontera siria, tal como tambin se est informando aqu?

DJ: La resistencia es compleja porque tiene muchas facetas. Parte de ella est formada por irakes normales y corrientes que no desean ver su pas ocupado. Irakes en cuyas familias ha habido muertos, torturados o humillados por el ejrcito... de modo que reclaman venganza. Otros sectores de la resistencia estn ms organizados, y en su seno clulas individuales se coordinan con otras clulas para ejecutar ataques, aunque permaneciendo en gran medida descentralizadas. Por eso el ejrcito convencional de los EEUU nunca conseguir derrotarles. Porque la resistencia no tiene rostro, no tiene lder, no tiene organizacin fija.

En realidad, se trata de una reaccin defensiva contra los ocupantes que, a medida que la ocupacin se alarga, est pasando progresivamente a la ofensiva. Como me dijo en cierta ocasin un irak: La invasin fue la guerra de los EEUU contra Irak. Ahora estamos viendo la guerra de Irak contra los estadounidenses.

Todava no he visto ninguna evidencia que demuestre la presencia de Al Kaeda aqu, ni he encontrado a ningn irak que la haya visto. Es cierto que hay otros combatientes que estn entrando en Irak desde diferentes pases, pero su nmero es relativamente escaso. Cuando decimos combatientes extranjeros debemos recordar que todos los irakes con los que he hablado piensan que los nicos combatientes extranjeros aqu son los ocupantes, y no ningn rabe que acuda a luchar en las filas de la resistencia. La mayora de los irakes con los que he hablado consideran a esos combatientes rabes como hermanos y a los ocupantes como combatientes extranjeros.

CS: Ha mantenido usted muchos contactos con las tropas estadounidenses y, si as fuera, qu es lo que dicen y qu impresin tiene usted de ellos? Apoya usted la decisin tomada por el reportero de la NBC Kevis Sites de filmar y divulgar las imgenes del asesinato de un prisionero irak herido y desarmado perpetrado esta semana? Cree usted que se trata de un incidente relativamente aislado o que, simplemente, pillaron a esos tipos con las manos en la masa?

DJ: He tenido bastantes contactos [con los soldados estadounidenses], pero no tantos en este viaje. Ahora me he impuesto a m mismo evitarlos, porque son unos blancos permanentes. ltimamente estn sufriendo un mnimo de 100 ataques diarios. Pero cuando tena contactos con ellos en mis dos ltimos viajes descubr que la mayora de ellos estaban muy asustados y que su moral dependa del tiempo que llevaran aqu. Los recin llegados se mostraban arrogantes y seguan las consignas. Los tos que llevaban aqu 6, 9 o 12 meses estaban enfadados, apuntaban sus armas contra cualquiera y a veces estaban colocados. No quiero generalizar y no digo que todos lo estuvieran. Pero vi a muchos que s lo estaban, y me hicieron recordar todo lo que he ledo sobre lo que ocurri con la psique de los soldados estadounidenses en Vietnam.

Apoyo la decisin de Kevin Sites de filmar la ejecucin en la mezquita del anciano irak desarmado. Apoyo eso al cien por cien. La gente tiene que ver que eso es lo que est ocurriendo aqu y NO se trata de un incidente aislado. Prcticamente cada refugiado de Faluya al que he entrevistado me ha hablado de ejecuciones masivas, de tanques aplastando a los heridos en las calles, de cuerpos arrojados al ufrates por los soldados y de otras atrocidades.

La pelcula de la ejecucin en la mezquita es similar a las fotos que salieron de Abu Ghraib. Son slo la punta del iceberg de las atrocidades que han estado ocurriendo aqu desde el principio. Atrocidades que siguen ocurriendo en estos mismos instantes.

De hecho, el error de esos soldados fue que se dejaron pillar. Sin embargo, estas cosas no son noticia, porque hemos tenido incluso comandantes militares que se han plantado ante los medios de comunicacin para decir que han ordenado a sus soldados disparar contra todo lo que se mova en Faluya. Lo que veremos en Faluya es que all se ha perpetrado un genocidio.

CS: Por ltimo, qu piensas que pasar en Irak tanto en el futuro inmediato como a ms largo plazo? Cmo piensas seguir en Irak? Crees que podrs seguir informndonos sin peligro de la verdad cuando la mayor parte de tus informaciones desmienten los llamados despachos oficiales y desafan el apagn informativo? Vaticinas un incremento de la censura informativa o piensas que los periodistas independientes se convertirn en una fuerza cuyo peso ir aumentando a medida que los EEUU se vayan enterrando ms y ms en un agujero cada vez mayor?

DJ: Preveo ms derramamiento de sangre y ms caos. Enviar ms tropas solamente servir para acelerar la espiral de violencia, para incrementar la lucha. Preveo una degradacin ininterrumpida de las infraestructuras y el fracaso de la ocupacin. De hecho, ya ha fracasado. Fracas incluso antes del asedio de Faluya del pasado mes de abril y antes del escndalo de la crcel de Abu Ghraib (que no ha terminado an). La verdadera cuestin es saber cuntos irakes y cuntos soldados tendrn que morir todava antes de que los EEUU reconozcan su colosal fracaso, resarzan a los irakes por los innumerables crmenes de guerra que han cometido y abandonen el pas.

A largo plazo, depende de cunto tiempo se queden los EEUU aqu. Es muy raro que me encuentre con un irak que me diga que desea que los EEUU se queden. Lo que me dicen es: Guerra civil? Imposible que sea peor que esto. As que los EEUU se tienen que marchar. Entonces al menos tendremos la oportunidad de gobernar nuestro pas.

Otro hombre me dijo que aunque estallara una guerra civil ningn ataque chita o kurdo contra Faluya llegara jams a causar el grado de devastacin que el ejrcito estadounidense ha provocado aqu. Me parece un buen argumento.

Me preocupa mi seguridad, por supuesto. Este es el lugar ms peligroso de la tierra para un periodista, especialmente para quienes estamos informando sobre la realidad de lo que est pasando aqu. Me preocupan las represalias que el ejrcito y el gobierno de mi pas pueden tomar contra m, pues no quieren que los hechos se conozcan. He sido permanentemente una voz minoritaria con mis informaciones sobre Irak, lo que ha llevado a muchos a descartar mis crnicas y a tildarme de parcial.

Sin embargo, siempre he demostrado que he informado con veracidad, como lo han hecho los otros periodistas independientes que estn aqu. Un ejemplo de lo que digo es que varios de nosotros ya estbamos informando sobre Abu Ghraib meses antes de que los grandes medios de comunicacin se decidieran a cumplir con su obligacin y a publicar la historia. Y, al fin y al cabo, aquellos de nosotros que hemos estado informando que esta ocupacin fracas hace meses y que la inmensa, la inmenssima mayora de irakes se oponen a la ocupacin y apoyan la resistencia, veremos de nuevo corroboradas nuestras informaciones. Aunque me temo que frente a la asombrosa eficacia demostrada en trminos generales por el apagn informativo que aplican los grandes medios de comunicacin de los EEUU pasar mucho tiempo antes de que la verdad emerja. Pero lo har.

Preveo un aumento de las restricciones informativas que estamos sufriendo ahora. Lo podemos ver hoy mismo en los medios de comunicacin estadounidenses, donde hasta la Radio Nacional Pblica se ha subido al carro de la propaganda.

A pesar de todo, como ocurre con cualquier tipo de represin, cuanto ms se esfuerzan los poderes establecidos en silenciar a los medios de comunicacin independientes y a la verdad, tanto ms vigor estn inyectando a una entidad creciente, poderosa y plural que halla nuevas y creativas formas de trabajar aqu.

Por ejemplo, lo nico que han conseguido cerrando las oficinas de Al Jazeera aqu ha sido obligar a sus periodistas a pasar a la clandestinidad y a descentralizar su actividad, haciendo imposible que el gobierno los pueda controlar de ninguna manera. De esa forma, la represin crea de forma natural una resistencia ms astuta, ms diversa y ms creativa en forma de una mayor cobertura informativa independiente.

Al final, la gente conoce la verdad cuando la ve. Lo constato a travs del correo que me envan mis lectores lectores que leen noticias procedentes de muchas fuentes y que me agradecen por informar con veracidad, y lectores que apoyan la ocupacin y me envan mensajes de odio y tratan de decirme que estoy informando desde Idaho e inventndomelo todo. Sus feas reacciones indican que prefieren no conocer la verdad a saber que su Gobierno ha engaado a un elevado porcentaje de la poblacin estadounidense para que apoyen una invasin ilegal que ha costado al menos 100.000 vidas irakes y ms de 1.200 vidas de soldados estadounidenses. Mucha gente prefiere arremeter a golpes para proteger su rechazo a conocer la verdad, antes que aceptar la responsabilidad que les toca por apoyar semejantes atrocidades.

Al final la verdad emerger, por muy fuerte que sea la presin para impedirlo. Y, al final, aquellas personas que en los EEUU apoyan esta ocupacin acabarn por ver que prcticamente la mayora de la gente en todos los dems pases de la tierra se oponen a la agenda estadounidense en Irak.

Es slo cuestin de tiempo.

Dahr Jamail es corresponsal en Bagdad del diario The New Standard. Natural de Alaska, se dedica a informar sobre las historias del Irak ocupado que los grandes medios de comunicacin no cuentan. Se pueden leer las informaciones que Dahr Jamail enva desde Irak en la siguiente direccin: http://dahrjamailiraq.com. Ms informacin sobre su trabajo en htpp://newstandardnews.net/iraqdispatches.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter