Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2009

La contabilidad con Espaa

Editorial de El Nacional
El Nacional de Tarija




Quin condona a quin? Esa es la pregunta que salta luego de conocida la supuesta "condonacin" del 60% de la presunta deuda boliviana a Espaa. Y decimos presunta deuda porque consideramos que el balance general emergente de una adecuada contabilidad an no se lo ha hecho. El balance debe partir de una apropiacin contable correcta de las relaciones entre Bolivia y Espaa. Entre tanto esta tarea histrica est pendiente, no podemos calificar la "condonacin" informada por el Gobierno como tal. Para confirmar si fuimos nosotros o ellos los que condonaron algo empecemos por los primeros apuntes contables partiendo por lo ms reciente.

Las notas de prensa calculan que Espaa desembols en calidad de "ayuda" la suma de 220 millones de dlares entre 2006 y 2008. En un perodo previo, entre 2001 y 2003, la espaola Repsol YPF, de propiedad mayoritaria del Reino de Espaa, administradora de la empresa Andina S.A., en la que los bolivianos tenamos el 48% de propiedad accionaria, rebaj unilateralmente el precio de venta de gas a la empresa Petrobras (contrato Hedging), a la que le envi un total de 300 millones de dlares de dineros percibidos por Andina S.A. por concepto de exportacin de gas en el marco del contrato Gas Supply Agreement (GSA), suscrito entre YPFB y Petrobras.

El ao 2006 se denunci e investig a ejecutivos de Repsol YPF como presuntos autores de contrabando en la venta de gas a Cuiab, Brasil. El monto del contrabando presunto nunca fue contabilizado porque YPFB y la Aduana Nacional no pudieron demostrar los volmenes salidos de nuestras fronteras. Ninguna de las dos instituciones tenan un slo medidor de gas propio para contrastar las declaraciones de la empresa espaola.

Sigue sin contabilizar el efecto del "precio solidario" del gas exportado a Argentina en un perodo del gobierno de Carlos Mesa. Esta "solidaridad" fue, en los hechos, de Repsol YPF (Bolivia) a Repsol YPF (Argentina). Mientras Brasil pagaba ms de 3 dlares el milln de BTU, la espaola slo pag 0.98 dlares por esa misma cantidad de energa. Analistas calculan que la "solidaridad" sum cerca a 100 millones de dlares.

Al anotar esto vale la pena hacer un contabilidad especial: un ex dirigente cvico ahora parlamentario de "oposicin" y que prefiri en los ltimos meses apoyar al actual rgimen de Gobierno, fue encarnizado defensor del "precio solidario" de 0.98 dlares a favor de Repsol-Repsol. Fundament su defensa afirmando que ese precio era el verdadero precio de mercado del gas y que los ms de tres dlares que pagaba entonces Brasil era un "precio poltico". Este ex dirigente "cvico" mantuvo profundas diferencias con el Gobierno masista mientras en ste no se hablaba de vender gas a Chile. Hoy, cuando en las filas de algunos gobernantes masistas hablan de negociar la venta de gas al vecino pas, el otrora opositor decidi volverse oficialista hasta incluso hacer campaa por la frmula electoral del MAS.

Pero sigamos con la contabilidad de nmeros. Las auditoras petroleras del ao 2006 dieron cuenta de que Repsol YPF incurri en falsedad en la declaracin de inversiones en Andina S.A. por un monto cercano a los 200 millones de dlares. Este hallazgo de auditora no fue an contabilizado por el extrao ocultamiento que hace el Gobierno de los resultados que arrojaron las auditoras recordadas, que coincidieron con la firma de nuevos contratos petroleros con Repsol YPF para que contine explotando los ms ricos campos de gas y petrleo de Bolivia. Por todo ello est muy bien fundamentada la afirmacin de Roberto Mallea, ejecutivo de Repsol YPF, en su exposicin en el III Congreso Latinoamericano y del Caribe de Gas y Electricidad, reportando que la rentabilidad en la industria del gas en Bolivia es sumamente alta; por cada dlar invertido, la empresa petrolera gana 10 dlares. En el sector hidrocarburfero, la rentabilidad es buena cuando es tres a uno, qu decir entonces de una rentabilidad de diez a uno dentro de la industria petrolera que se da en Bolivia (a confesin de parte relevo de prueba. Lo que extraa es que el actual Gobierno se resiste a hacer estas contabilizaciones).

Y la gestin de los bancos espaoles Santander Central Hispano (BSCH) y Bilbao Vizcaya del ahorro previsional va las AFP Previsin y Futuro? stas dispusieron del destino de 5.000 millones de dlares de ahorro previsonal. Importantes cantidades de estos recursos fueron "invertidos" (prestados) a empresas espaolas. Por esta gestin de captacin y "prstamos" cobraron millonarias comisiones.

Pero transnacionales de Espaa tambin estn presentes en el rea de la energa elctrica. Unin Fenosa se hizo de la mayora de Transportadora de Electricidad (TDE), luego vendida a Grupo Red Elctrica de Espaa. Su gestin en la red de transporte de energa elctrica provoc un gigantesco apagn de luz el ao 2003 que afect a La Paz, El Alto, Cochabamba, Oruro, Sucre y Potos. Pese a la multa de 360 mil dlares impuesta por la "falla", sta se volvi a repetir en septiembre de 2005 y caus perjuicios importantes a la poblacin.

Abertis y AENA Internacional, otras dos transnacionales espaolas controlan los principales y nicos aeropuertos bolivianos rentables. Siguen en cuestin el cumplimiento de inversiones a las que estaban obligados los concesionarios para ampliar las facilidades aeroportuarias.

As, est el presidente Evo Morales en condiciones de afirmar que ha conseguido una "condonacin" del Reino de Espaa a Bolivia? Est muy bien exigir el pago de la deuda climtica, la legalizacin de los migrantes y el genrico reclamo de la "explotacin de nuestros recursos naturales". Eso, sin embargo, no sirve para nada si no se hace la contabilizacin precisa de las deudas de Espaa a Bolivia y de su cobro puntual y exacto de las mismas, ms an sabiendo que estas tienen una data histrica de ms de quinientos aos, cosa que cuando Evo est en Espaa, casualmente se olvida, pero la recuerda diariamente cuando discursea aqu.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter