Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-12-2004

Comunicado ntegro
Se presume complicidad de agentes de cuerpos policiales de Venezuela en el secuestro del dirigente poltico colombiano Rodrigo Granda Escobar

Colectivo de Organizaciones Populares de Catia


El vil mtodo del secuestro, violando todas las normas legales venezolanas y del Derecho Internacional y la posterior entrega ilegal al Gobierno Fascista de Colombia, es una "prueba de fuego" que tiene que superar la Revolucin Bolivariana de Venezuela

Con profunda indignacin tenemos que denunciar el secuestro del dirigente poltico colombiano Rodrigo Granda Escobar, quien radicado en Venezuela, particip activamente en el reciente Segundo Congreso Bolivariano de los Pueblos, en el que se reuni con importantes dirigentes del continente y de Europa, entre otros con: el premio Nbel de literatura, Jos Saramago, el premio Nbel de la Paz Adolfo Prez Esquivel, con los dirigentes nicaragenses Tomas Borjes y Daniel Ortega, con el dirigente salvadoreo Shafick Handall y con la Diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela Amarelis Prez Marcano, miembro del Comit Organizador del Congreso y Fernando Bossi, Coordinador General del evento. En dicho Congreso, inclusive, intervino de manera pblica en la ciudad de Maturn, del estado Monagas.

Sorprendentemente, a das de finalizado el Congreso, el da 13 de diciembre a las 03:55 pm., en ocasin de una entrevista periodstica que se realizaba en el caf de la Clnica Razzeti, en la Ciudad de Caracas, fue raptado por cuatro personas e introducido en la maleta de un vehculo, y durante 14 horas trasladado a la ciudad de Ccuta. Hoy se encuentra detenido ilegalmente en la crcel de Mxima seguridad de Cmbita, en el Departamento de Boyac, Colombia.

Se presume complicidad de agentes de cuerpos policiales de Venezuela. Esto no es de extraar, si vemos el reciente asesinato del Fiscal Danilo Anderson, en el que participaron como autores materiales del crimen exfuncionarios policiales venezolanos.

El vil mtodo del secuestro, violando todas las normas legales venezolanas y del Derecho Internacional y la posterior entrega ilegal al Gobierno Fascista de Colombia, es una "prueba de fuego" que tiene que superar la Revolucin Bolivariana de Venezuela.

Si el Estado patrocina y auspicia un Congreso Bolivariano de los Pueblos, debe garantizar la seguridad de los dirigentes polticos y populares que en l participan. Y en este caso, garantizar la solidaridad como valor esencial para la liberacin de los pueblos. Si no, de qu Revolucin estamos hablando.

Este canalla hecho es sumamente grave como precedente, que se repite luego de mtodos similares aplicados a exilados vascos que fueron entregados al Gobierno fascista de Aznar. Y el hecho es doblemente grave en el caso de Venezuela, cuando sabemos de las implicaciones del Plan Colombia para el continente y especialmente para una de las reservas estratgicas ms grande de petrleo en el mundo, que se encuentra en nuestro pas, y que hoy pretende reafirmar su autodeterminacin.

La detencin, secuestro y entrega del dirigente Granda es una "mala jugada" y un reto que se le hace al pueblo Bolivariano del continente.

Exigimos de la Fiscala General de la Repblica, de la Defensora del Pueblo y de los rganos de inteligencia del Estado, la ms exhaustiva investigacin a objeto de establecer responsabilidades en torno este criminal hecho; y a la cancillera venezolana, que le exija una explicacin a las autoridades colombianas, quienes obviamente estn implicadas en los hechos denunciados, al sealar que lo detuvieron en Ccuta, sabiendo sus amigos y familiares en Venezuela, que una hora antes de ir a la entrevista periodstica, lo haban dejado cerca de la estacin del metro de Bellas Artes, dnde queda la cafetera en la que se realiz el secuestro.

Igualmente, solicitamos a los participantes en el Segundo Congreso Bolivariano de los Pueblo, y a los partidos polticos y organizaciones populares progresistas, a expresar su repudio frente a estos hechos.

Caracas, 19 de diciembre de 2004



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter