Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-09-2009

Entrevista con el escritor palestino Khalid Amayreh
El paisaje mental de cada hombre, mujer y nio palestinos est abrumado por la pesadilla de Israel

Palistine Think Tank

Traducido para Rebelin por Loles Olivn


Quienes buscan informacin sobre Palestina tienden a ser atraidos por escritores y periodistas particulares, debido a las especiales percepciones y talentos que parecen ser exclusivamente suyos. "La crisis de Oriente Prximo" es una cuestin que tiene una dimensin interpretativa profunda, compleja y multifactica que, a pesar del tiempo que hace que es una crisis (y peor), y a pesar de la gran abundancia de material escrito del que se dispone ms del que realmente podemos registrar lleva al lector a buscar las voces que puedan analizar cualquier aspecto de la situacin con claridad. Realmente hay bastantes menos [analistas] con talento de los que uno esperara. La caracterstica de este tipo de escritores es que tienen una voz o un estilo distintivo; ms que eso, transmiten una profunda sensacin de que la tica coherente y autntica de estas personas forma parte del mensaje. No se trata slo de informar sobre los hechos y de hacer un anlisis inteligente, sino de crear conciencia en nosotros sobre la situacin moral que subyace en los hechos. Khalid Amayreh es una de esas "fuentes".

Se trata de un autor muy prolfico, capaz de analizar a menudo correctamente la noticia del da y situarla en su contexto general. Eso convierte su trabajo casi enun diario de los acontecimientos de Palestina. Sin embargo, aunque seguira siendo til si solo se limitara a informar, Khalid Amayreh es mucho ms importante como escritor. Est comprometido con la condicin humana y sabe que al lector no se le debe ofrecer nicamente un fro reportaje, porque ello sera contar slo la mitad de la historia, y la mitad menos importante adems. Su voz habla al corazn humano, al lector que ve la opresin bajo la que viven los palestinos y que est desconcertado porque el final de su sufrimiento no est cerca. Khalid no habla de "masas indiscriminadas"; su trabajo es una obra apasionada en la que detrs de todos los acontecimientos narrados hay nombres, identidades e historias humanas. En esta entrevista para Palestine Think Tank, aborda muchas cuestiones con su inimitable estilo.

Podra decirnos brevemente a qu se dedica?

Soy un periodista que se halla desde hace mucho tiempo, primero como ser humano y despus como periodista, justo en medio del combate de la difcil situacin palestina. Por ejemplo, recuerdo que conoca todos los detalles de las operaciones militares israeles y las masacres cuando contaba con slo 7 aos de edad.

Cuando fui a EEUU en 1976, quera estudiar Informtica y despus Administracin de Empresas. Sin embargo, cuando vi los crculos sionistas en el campus de la Universidad de Oklahoma tratando con cierto xito de cambiar lo blanco en negro y la gran mentira en una verdad, decid estudiar periodismo.

Eso fue lo que hice. Ahora estoy totalmente comprometido con mi trabajo, escribiendo columnas casi a diario para una serie de medios de comunicacin de tres continentes. Finalmente, Internet se ha convertido en un medio fundamental, porque en ltima instancia lo que digo y siempre tengo mucho que decir no gusta especialmente a los medios de comunicacin polticamente correctos. Por lo tanto, puedo decir que, en cierto sentido, Internet nos ha liberado sustancialmente del colonialismo de los medios de comunicacin tradicionales.

Estoy bastante satisfecho con lo que he estado haciendo. Mis artculos se publican y se difunden en todo el mundo en varios idiomas, incluidos el rabe, el ingls, el francs, el castellano y otras lenguas europeas. Muchos de mis artculos se publican en mi pgina web que es sta: ww.xpis.ps.

En los ltimos aos, ha hecho frente a algunas situaciones difciles. Dos de las que conocemos tienen que ver con la negativa a concederle un visado para salir de Cisjordania para dar conferencias en Europa, y la otra se refiere a su detencin y breve periodo de encarcelamiento. Ambas fueron practicadas por la Autoridad Palestina (AP). Por qu cree que le han impuesto tales restricciones?

S, mi xito como periodista, particularmente mi capacidad de comunicar la narrativa palestina a audiencias occidentales, ha producido reacciones negativas por parte de las autoridades de la seguridad israel. Ya se sabe que el Shin Beth, la agencia ms importante de seguridad interior de Israel, controla casi todos los aspectos de nuestra vida a pesar de la existencia de la AP. Por lo tanto, el Shin Beth ha intentado constantemente perseguirme y hostigarme con la esperanza de que rebajase el tono de mi crtica abierta contra la ocupacin israel y su a menudo brutal tratamiento a nuestro pueblo. En este contexto, se han negado a concederme una acreditacin de prensa, se han negado a permitir mi acceso a Jerusaln. Y, por ltimo, me han impuesto una prohibicin de viajar. De hecho, todava tengo prohibido salir de Cisjordania. ste es el comportamiento de un pas que pretende ser una democracia.

En cuanto a la AP, es muy esclava de Israel. Esta es la razn por la que tambin estoy constantemente acosado por el aparato de seguridad de la AP. A la AP no le gustan mis escritos, y viendo que no me detendrn ni con la zanahoria ni con el palo, me encarcelan de vez en cuando durante un breve perodo de tiempo hasta que los medios de comunicacin protestan y, en ese caso, me dejan libre con la esperanza de que la prxima vez me autocontenga o, ms correctamente, me autocensure.

Usted vive en una de las zonas donde los colonos han hecho imposible cualquier tipo de coexistencia en el mismo territorio con la poblacin indgena. En su opinin, es la experiencia de Hebrn el caso tpico que se reproducira donde quiera que hubiera contacto prximo entre judos y palestinos?, o es de algn modo diferente?

Los colonos, en su mayora, son genocidas fanticos que llegaran a cualquier extremo, incluido el asesinato a sangre fra, para alcanzar sus metas. Y sus metas se pueden sintetizar en una frase: la aniquilacin del pueblo palestino.

He conocido a numerosos colonos, y por mis conversaciones con ellos puedo decir que la mayora de estas personas representan a los nazis de nuestro tiempo. Qu ms se puede decir de un pueblo que te dice que, o ests de acuerdo en ser esclavizado por ellos o sers deportado y expulsado de tu propio pas, y si dices no, sers xterminado fsicamente? Estas personas son depravados y estn realmente enfermos. Citan extraas frases de una serie de libros religiosos para justificar su ideologa genocida. La repulsin brutal de su mentalidad no tiene lmites.

Lo que resulta ms peligroso es que no se detienen en los aspectos tericos e ideolgicos. Con frecuencia traducen sus opiniones venenosas y virulentas en el asesinato a sangre fra de inocentes palestinos. Y en la mayora de los casos, el sistema judicial israel favorable a los colonos cierra los ojos ante su comportamiento asesino y les permite salirse [con la suya] con impunidad.

Usted se refiere a menudo a las acciones israeles de hoy en da como algo similar a las de los nazis, y presenta con detalles muchos de esos crmenes y abusos cometidos especialmente contra civiles desarmados que de hecho son sorprendentemente similares. Cree que es peligroso o arriesgado utilizar esta analoga?

Bien, esta es una buena pregunta. En primer lugar, tenemos que recordar que el Holocausto no empez con Auschwitz, Bergen Belsen u otros campos de concentracin. Todo comenz mucho antes, con hechos relativamente inocuos como la promulgacin de leyes antijudas en la dcada de 1930. Anteriormente, surgi el infame libro de Hitler, Mein Kampf. Finalmente, estaba el Kristalnacht, y ya conocemos el resto de la historia.

Hoy en da, cualquier observador serio que analice la psicologa y el comportamiento colectivo de la sociedad juda israel seguramente encontrar muchas similitudes importantes entre el Estado judo y el Tercer Reich. En Alemania, tenan el mantra de la raza superior, aqu, en Israel, tienen el del pueblo elegido.

En Alemania, tenan el concepto expansionista conocido como Lebensraum [espacio vital] y aqu, en Israel, tienen el programa de la colonizacin. En Alemania tenan la clasificacin racista de las personas en bermenschen y Untermenschen [humanos e infrahumanos], mientras que aqu en Israel, casi todo se define a travs del prisma de ser judo o Goy. La lista sigue y sigue. Sabe usted que hay rabinos de Israel que ensean abiertamente que los no-judos son animales y que el Todopoderoso cre una forma humana slo en deferencia a los judos? No estoy hablando de figuras marginales o raras. Estoy hablando de rabinos que tienen miles de seguidores y estn respaldados por poderosos partidos polticos representados en el gobierno y en la Knesset.

Pregunte a cualquier colono o colona cmo ve a los palestinos o a los no judos en general, y le dirn que son animales y que sus vidas no tienen absolutamente ninguna santidad. En resumen, la analoga nazi-sionista es ms que legtima. Es una realidad objetiva.

Es posible que exista el peligro de un nuevo genocidio palestino comparable al de 1948 tras el debate en torno al traslado de poblacin palestina que vive en Israel y que se est escuchando en varios movimientos polticos actualmente en el poder en Israel, o est protegida esta poblacin y quienes corren ms peligro son los palestinos de los Territorios Ocupados?

La respuesta es absolutamente s. Lo digo porque los palestinos siempre han confiado para su supervivencia en la buena voluntad de la comunidad internacional y la opinin pblica mundial. Por lo tanto, si la comunidad mundial se relaja no tengo ninguna duda de que Israel aprovechar la oportunidad y se embarcar en lo impensable. Ms en concreto, hay que ver el ataque criminal de Israel contra el pueblo de Gaza de hace nueve meses como un precedente que podra repetirse una y otra vez.

Por ltimo, est claro que la sociedad juda-israel est tomando una amenazadora deriva hacia el fascismo. Por ejemplo, hoy en da, la misma supervivencia del gobierno de Benyamin Netanyahu depende en gran medida del apoyo de los tres partidos polticos manifiestamente racistas que representan la extrema derecha religiosa. Estos son Habayt ha'Yahudi, Echud Leumi, y el Shas, anteriormente un moderado partido de la Caridad que ha avanzado continuamente hacia el chauvinismo religioso.

Estoy hablando de partidos religiosos que no ven nada malo en el asesinato en masa de personas inocentes. Siempre pueden citar los libros antiguos para justificar su ideologa mrbida. Adems, imaginemos cmo ser el mundo cuando estos grupos racistas alcancen el poder en Israel y tomen el control del enorme arsenal nuclear israel. Y esto no es una cuestin de si va a suceder sino de cundo va a suceder, porque es slo una cuestin de tiempo que los fanticos de Gush Emunim y otros elementos judeo-nazis lleguen al poder en Israel.

Los palestinos en Israel constituyen el 20% de la poblacin oficial. Por qu, aparte de Azmi Bishara, cuyo destino est ahora en el exilio, y de algunos pocos ms, este gran sector de la poblacin no est suficientemente representado en el Parlamento de su pas? No sera til tener ms representacin?

La comunidad rabe en Israel se encuentra sin representacin por una serie de factores. Pero el factor principal es que el sistema israel est diseado para mantener a la comunidad rabe marginada. Hoy en da, los dirigentes israeles de "derecha" e "izquierda" defienden cada vez ms descaradamente la limpieza tnica en ltima instancia de los ciudadanos rabes de Israel. Tzipi Livni, la dirigente de Kadima, ha declarado en numerosas ocasiones que los rabes israeles tendran que buscar su nacionalidad en el futuro Estado palestino. Sus comentarios son nada ms que un eufemismo para la expulsin y limpieza tnica. Si este es el punto de vista de una poltica liberal y de centro", imagnese el tipo de actitudes que tendr la derecha, con sus sectores religiosos y laicos, hacia los ciudadanos rabes de Israel.

Usted ha documentado muchos de los actos contra el pueblo palestino. Si pudiera enumerar qu debe resolverse antes entre la siguiente seleccin, qu propondra y por qu?: el fin del asedio de Gaza, el desmantelamiento de los puestos de control, el desmantelamiento del muro, el reconocimiento internacional de Hams como representante legtimamente elegido por los palestinos en las elecciones legislativas de 2006, la liberacin de prisioneros palestinos de las crceles israeles, la liberacin de prisioneros palestinos de las crceles palestinas, la congelacin de la expansin de asentamientos en Cisjordania y Jerusaln.

Creo que todos los aspectos de la difcil situacin de Palestina estn inextricablemente entrelazados. Por ejemplo, los problemas internos palestinos se derivan principalmente de la ocupacin israel. Fue Israel despus de todo quien tom medidas draconianas contra nuestro pueblo tras las elecciones de 2006, cuando Hams gan los comicios. Esto llev a la disputa entre Al Fatah y Hams que culmin con la expulsin por parte de Hams de las milicias de Fatah de Gaza tras un fallido golpe de Estado contra el gobierno elegido por parte de las fuerzas de Fatah, apoyadas y armadas por EEUU.

Pero, es cierto, pero nosotros no podemos solucionar y resolver todos los problemas que enfrenta nuestro pueblo de un solo golpe. La situacin en Gaza sigue siendo muy dura y la supervivencia de nuestro pueblo se debe, ante todo, a su tenacidad, a su resistencia y a su constancia, no a la magnanimidad israel.

La cuestin de los presos palestinos es tambin una pesadilla persistente que constantemente atormenta a nuestra gente. Estamos hablando de casi 10.000 presos, muchos de los cuales estn recluidos sin cargos ni juicio a causa de su oposicin no violenta a la ocupacin israel. Su detencin es, sin duda, un reflejo repulsivo de la repugnante brutalidad de la mentalidad sionista.

Cree usted que los palestinos deberan tratar de establecer un nuevo levantamiento popular, o deben esperar y ver si la AP puede encontrar un gobierno de unidad o de poner fin a la ocupacin israel por s mismos?

Normalmente, los levantamientos, especialmente en el contexto palestino, no son planificados. Simplemente tienen lugar cuando el barril de plvora llega al punto de ebullicin. Pero me inclino a aceptar la hiptesis de que otra Intifada es slo cuestin de tiempo debido a la ocupacin y a la represin sin paliativos, as como al fracaso escandaloso del proceso de paz.

En cuanto a la formacin de un nuevo gobierno de unidad, resulta muy difcil conceder a este tema una gran importancia. Despus de todo, para qu sirve formar un gobierno que no tiene soberana y est sujeto a las restricciones draconianas de la ocupacin israel?

Tiene la esperanza de que la administracin Obama pueda lograr al menos algunas mejoras para los palestinos, o est igualmente sometido al lobby israel?

No, ya no. Hasta hace poco, pensaba, probablemente de manera ingenua, que Obama podra demostrar ser un hombre de palabra. Sin embargo, su fracaso absoluto al [no] hacer frente a la arrogancia del Primer Ministro israel Benjamn Netanyahu ha mostrado al Presidente de EEUU tal como cualquier otro funcionario del stablishment.

Por otra parte, de lo que muchos en Occidente no se dan cuenta es que para que Israel renunciase al botn de la guerra de 1967, el Estado judo tendra que ser forzado, incluso fsicamente, a hacerlo. Sin embargo, a la luz del obsequioso discurso de Obama vis--vis Netanyahu, especialmente con respecto a la cuestin de los asentamientos, cada vez es ms evidente que el lder de EEUU no es capaz mental o polticamente de hacer lo necesario para obligar a Israel a poner fin a los 42 aos de ocupacin de Cisjordania, Jerusaln Este y la Franja de Gaza.

La tarea de obligar a Israel a poner fin a la odiosa ocupacin requerira una transformacin radical, incluso una revolucin en el pensamiento poltico estadounidense. Y yo no veo que esto vaya a ocurrir en un futuro previsible.

En su opinin, por qu los partidos islamistas palestinos, especialmente Hams, no han tenido un fuerte apoyo de los Ijwan [Hermanos Musulmanes] en otros estados rabes, particularmente a raz de la postura de rechazo de la llamada Comunidad Internacional tras las elecciones democrticas?, es porque el proyecto de Hams tiene un carcter ms nacionalista o podra haber otras razones sobre las que usted haya reflexionado?

Creo que lo tienen [el apoyo] segn se ha mostrado en las grandes manifestaciones convocadas por las organizaciones islmicas de todo el mundo musulmn durante el bombardeo israel contra la Franja de Gaza. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que la mayora de los partidos y organizaciones islamistas se encuentran en estados despticos y autoritarios. Por lo tanto, las restricciones impuestas a menudo al activismo islamista tienen un impacto perjudicial en la medida en que los islamistas pueden prestar apoyo material tangible a Hams.

Pero los islamistas estn dando un apoyo financiero muy viable a los islamistas palestinos de Hams, sin el cual [el gobierno de Hams] lo habra pasado mucho peor frente a las sanciones internacionales.

Tambin tenemos que recordar que Hams es sobre todo un activo y no un pasivo para el activismo islmico en todo el mundo, lo que significa que el apoyo a Hams por parte de grupos islmicos en el mundo rabe-musulmn no es exactamente altruista en su naturaleza, sino que tambin est motivado por un cierto grado de conveniencia.

La divisin del pueblo palestino en muchas facciones, siendo un problema interno, impide una oposicin ms firme contra la ocupacin militar de Palestina. Cree que existe algn modo de superar las divisiones o estn destinadas a aumentar con la introduccin de medidas de fuerzas de seguridad tipo Dayton en Cisjordania, por ejemplo?

Bien, en el anlisis final, las divisiones palestinas son un sntoma de la ocupacin israel. No son una enfermedad de cosecha propia, sino ms bien un fenmeno inducido por el extranjero, sostenido a travs de la manipulacin poltica y econmica de ciertas necesidades objetivas de Palestina. Despus de todo, somos en mucho una poblacin prisionera que ha sido utilizada sin cesar por los israeles como un campo de experimentacin durante ms de 40 aos.

Creo que la razn de ser ltima de las fuerzas de Dayton" es aplastar la oposicin pblica a cualquier perspectiva de acuerdo de paz que pudiera imponerse al pueblo palestino. Huelga decir que tal acuerdo sera equivalente a una liquidacin real de la causa palestina. Sin embargo, dudo mucho de que estas fuerzas tengan xito en su misin a largo plazo.

La causa palestina simplemente est tan profundamente arraigada en la conciencia colectiva y en la psique de nuestro pueblo, tanto, que es inconcebible que esos muchachos tengan xito en transformar a nuestro pueblo a la sumisin. Eso sera antihistrico y antitico respecto a la naturaleza de las cosas en Palestina.

Recientemente, el primer grupo de refugiados palestinos de los campamentos de Iraq en Al-Tanaf, Al-Walid y Al-Hol han sido "realojados en EEUU Qu piensa de este tipo de programas?

Por supuesto, sospechamos mucho de cualquier reasentamiento de refugiados palestinos en cualquier parte del mundo. Pero estoy seguro de una cosa, que la difcil situacin de los refugiados y el derecho al retorno seguirn definiendo la cuestin de Palestina. Lo digo as porque el problema de los refugiados es el problema palestino.

Qu tipo de experiencias personales tiene la media de palestinos que viven en Cisjordania con los israeles?

Bien, es cierto afirmar que el paisaje mental de cada hombre, mujer y nio palestino se siente abrumado por la pesadilla de Israel. El nuestro es un paisaje formado por la demolicin de viviendas, la confiscacin de tierras, los endiablados bloqueos de carreteras y los puestos de control con soldados de gatillo alegre; el tratamiento humillante e inhumano, la crueldad, el terror y la criminalidad implacables. El nuestro es un verdadero holocausto salvo por las cmaras de gas. Somos, despus de todo, el pueblo que durante ms tiempo ha sufrido en la tierra y seguimos sufriendo a diario.

Hoy en da, en cada escuela de secundaria de EEUU los estudiantes leen Anna Frank, mientras que en cada instituto se exige leer Night, de Elie Wiesel. El hombre que dice descaradamente que se identifica fcilmente con los crmenes israeles y que no se atrevera a hablar mal de Israel. Las vctimas de la primera Kristalnacht disfrutan de la simpata y aprobacin del mundo mientras que al mismo tiempo, han logrado demonizar a todo un pueblo para quienes Kristalnacht sigue siendo una noche sin fin.

Parece que el acceso a la informacin sobre la realidad de Palestina, sobre todo de las dificultades provocadas por la guerra, los puestos de control y el bloqueo de Gaza, deberan ilustrar al pblico sobre la existencia de una emergencia humanitaria. En su opinin, qu es lo que est impidiendo que la comunidad internacional y las naciones rabes expresen su indignacin moral y exijan a sus lderes que hagan a Israel responsable de esta situacin?

Creo que las masas rabes quieren ayudar a los palestinos, y en realidad estn ayudando. Sin embargo, para la mayor parte de los rabes ayudar a los palestinos, especialmente a Hams, implica un cierto riesgo porque la mayora de los regmenes ven en la identificacin con Hams una connotacin de oposicin a los propios regmenes. Es as en los estados aliados de EEUU como Egipto y Jordania. .

En cuanto a las personas de todo el mundo, creo que el panorama general es positivo. Creo que un nmero creciente de personas estn dispuestas en la actualidad a tomar las calles para expresar su solidaridad con nuestro pueblo. Pero lo que tenemos que hacer es mantener el buen trabajo e intentar tanto como sea posible aislar a la entidad del mal.

Cree usted que existe algn temor en el pueblo palestino que impide expresar la denuncia de la corrupcin de la AP y anteriormente de la OLP? O podra deberse a que la asignacin de fondos se filtra a travs de esos rganos y la gente necesita ganarse la vida?

Por supuesto que hay [temor]. La AP es, efectivamente, un estado policial sin Estado, y la gente corrupta y sus partidarios, amigos y seguidores ocupan posiciones de poder en la jerarqua de la AP. Tomemos como ejemplo los millones de dlares destinados a la viuda de Yasser Arafat, Suha. Muchos creen que la primera "Primera Dama" recibi millones de dlares de la OLP como parte de un acuerdo financiero que muy pocos palestinos conocen. En cuanto al sistema de justicia, est muy subordinado al nivel poltico y al aparato de seguridad. As es como los pases donantes, por ejemplo, EEUU, estn dando forma a la "democracia" palestina.

Qu pueden hacer los exiliados palestinos o la Dispora palestina por sus hermanos y hermanas en Palestina?

Los palestinos en la dispora tienen una gran responsabilidad. Deben informar constantemente sobre nuestra situacin al mundo, deben ser siempre elocuentes portavoces de su pueblo y de su causa. Pero para ser exitoso y eficaz tienen que organizarse y tratar de obtener el apoyo local a las reclamaciones palestinas en sus respectivos lugares de residencia. Mi consejo final para los expatriados palestinos es: hacer tantos amigos como sea posible para nuestra justa causa. No os dejis desviar del objetivo central, que consiste en crear y ejercer presin sobre el rgimen sionista. Y no os dejis relacionar con actividades que pudieran ser interpretadas como "antisemitas." El judasmo no es nuestro enemigo.

Qu pueden hacer los "internacionales" para ayudar?

Los "internacionales" y otros activistas de la solidaridad tienen un trabajo muy importante que llevar a cabo. Son testigos de lo que el sionismo satnico ha estado haciendo a los palestinos. Israel quiere conspirar contra nosotros mientras se cierran los ojos del mundo. Es muy parecido al modo en que se comportan un asesino o un ladrn. No quieren ser vistos cometiendo sus crmenes. De hecho, puedo afirmar con seguridad que si no hubiera sido por estos valientes hombres y mujeres, el nivel de terror israel contra los palestinos podra haber sido mucho peor.

Por lo tanto, me gustara saludar a todos y cada uno de estos hroes que han sacrificado su tiempo, su energa y sus carreras en la proteccin de un pueblo sin proteccin. Ustedes son los buenos samaritanos de nuestro tiempo. As que vengan aqu, traigan a sus amigos, y no se olviden de sus cmaras. Que Dios los bendiga a todos.

A usted se le considera a menudo especialmente sensible y cercano a las posiciones de los partidos islamistas; con frecuencia no hay ms que unas pocas representaciones falsas de ellos, incluyendo por ejemplo, que Hams recibi ayuda de Israel en su fundacin; algunos afirman incluso que el Mossad estuvo involucrado; que gan las elecciones slo porque representa el voto de la "protesta", y ms importante, que sus operaciones no son resistencia, sino actos de terrorismo. La evidencia apunta lejos de todas estas posiciones, sin embargo, forman parte de una tendencia de interpretacin tanto en "la izquierda" como en los "moderados" y en los "neoconservadores". Por qu cree que a pesar de la evidencia por ejemplo, Hams siempre ha mantenido sus treguas unilaterales, mientras que Israel se ha empeado en los asesinatos selectivos de dirigentes de alto rango de Hams, la gente en general se apresura a aceptar estas falsas representaciones como legtimas?

No estoy afiliado a ningn grupo poltico. Yes debido a que hace mucho tiempo que me di cuenta de que la afiliacin a un partido ideolgico o poltico podra interferir con y ser perjudicial para mi trabajo como periodista. Adems, el pequeo filsofo que llevo dentro de m me dice siempre que me mantenga constantemente libre de pensamiento.

Recuerdo aquel el poeta que describa la adhesin fantica a un partido poltico. Deca: Siempre vot a la llamada de mi partido y nunca pens en m en absoluto. [I always voted at my partys call, and never thought for myself at all].

Dicho esto, tambin me doy cuenta de que es imperativo que la gente apoye las causas justas y diga la verdad, incluso en la presencia del poder. Por ello, es de suma importancia para mi salud mental y psicolgica estar en contra de vicios tales como la opresin, la prepotencia, la inmoralidad, la mentira, el egosmo, la hipocresa, la codicia y el racismo. S que no es fcil nadar contra corriente. Sin embargo, tambin es cierto que el silencio, la indiferencia o la inaccin frente al mal son moralmente desastrosos a largo plazo. Nosotros, los mortales, vivimos unas pocas dcadas en esta vida. Es esencial, pues, que llevemos una vida digna definida por nuestra preocupacin por la libertad y por la justicia y el sublime espritu humano.

Respecto a que Hams haya sido ayudado por Israel, creo que esta es un modo de desinformar por parte del campo anti-islamista que tiene como fin en primer lugar mancillar Hams. La forma en que Hamas ha estado actuando y comportndose desde su fundacin hace ms de 20 aos constituye la refutacin de todas esas mentiras e insinuaciones.

Esto no quiere decir sin embargo que Israel no haya tratado y siga tratando de enfrentar a los palestinos unos contra otros. Pero esto no es lo mismo que decir que Hams fue creado por Israel, o que su crecimiento se vio favorecido por los israeles. Despus de todo, los grupos fundamentalistas islamistas son un fenmeno global y no se limitan a la Palestina ocupada.

Cul le parece que ser el estatuto final en trminos de estatalidad y qu calendario prev para ello?

Es muy difcil imaginarse cmo y cundo terminar este conflicto. Lo que est claro es que no llegar a su fin en un futuro previsible. Estoy convencido de que el creciente conflicto religioso continuar durante varios decenios ms. Sin embargo, para que el conflicto alcance su final, el sionismo tiene que desaparecer.

Un punto para terminar: creo firmemente que el tiempo no est trabajando a favor de Israel, porque Israel va a hallar cada vez ms difcil vivir normalmente en un entorno hostil. En cincuenta aos a partir de ahora, Israel se ver rodeado por ms de 700 millones de rabes y musulmanes. Y los judos sern una pequea minora menguante en la Palestina del Mandato. Y al igual que Albert Camus dijo "en un mundo donde todo se puede negar, hay fuerzas innegables, y en la tierra donde nada es seguro, nosotros tenemos la certeza". Y creo que el desmantelamiento del sionismo es una certeza histrica.

Fuente: http://www.uruknet.info/index.php?p=m58268&hd=&size=1&l=e



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter