Portada :: Ecologa social :: Crisis de gripe porcina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2009

Una reflexin y una propuesta en relacin a la nueva gripe

Teresa Forcades i Vila
www.catalunyareligio.cat

Este documento es una traduccin del original cataln que puede encontrarse en el bloc de Teresa Forcades


1. DATOS CIENTFICOS

2. IRREGULARIDADES QUE HAY QUE EXPLICAR

3. CONSECUENCIAS POLTICAS DE LA DECLARACIN DE PANDEMIA"

UNA REFLEXIN

Si el envo de material contaminado que fabric la casa Baxter en enero no hubiese sido casualmente descubierto, se habra producido efectivamente la gravsima pandemia con el potencial de causar la muerte de millones de personas que algunos estn anunciando. Es inexplicable la falta de resonancia poltica y meditica de lo que ocurri en febrero en el laboratorio checo. An es ms inexplicable el grado de irresponsabilidad demostrado por la OMS, por los gobiernos y por las agencias de control y prevencin de enfermedades en declarar una pandemia y promover un nivel de alerta sanitaria mxima sin base real. Es irresponsable e inexplicable hasta extremos inconcebibles la billonaria inversin de euros obtenidos del erario pblico destinados a fabricar millones y millones de dosis de vacuna contra una pandemia inexistente, mientras no hay suficiente dinero para ayudar a millones de personas (ms de 5 millones slo en los EEUU) que a causa de la crisis han perdido su trabajo y su casa.

Mientras no se aclaren estos hechos, el riesgo de que puedan distribuirse vacunas contaminadas este invierno y el riesgo de que puedan llegar a adoptarse medidas legales coercitivas para forzar la vacunacin, son riesgos reales que en ningn caso hay que infravalorar.

En caso de que la gripe siga tan benigna como hasta ahora, no tiene ningn sentido exponerse al riesgo de recibir una vacuna contaminada o de sufrir una parlisis de Guillain-Barr.

En caso de que la gripe se agrave de forma inesperada, como ya hace meses que anuncian sin tener ninguna base cientfica un nmero sorprendente de altos cargos entre ellos la directora general de la OMS, y de repente empiecen a morir a causa de la gripe muchas ms personas de lo que es habitual, an tendr menos sentido dejarse presionar para vacunarse, porque una sorpresa as slo podr significar dos cosas: 1. que el virus de la gripe A que ahora circula ha sufrido una mutacin; 2.- que est circulando otro (u otros) virus. En ambos casos la vacuna que se est preparando ahora no servira para nada y, teniendo en cuenta lo que ocurri en enero con la casa Baxter, pudiera ser que incluso fuera la va de transmisin de la enfermedad.

UNA PROPUESTA

Mi propuesta es clara:

- Adems de mantener la calma, tomar precauciones sensatas para evitar el contagio y no dejarse vacunar, cosa que ya proponen muchas personas con sentido comn en nuestro pas

- Hago un llamamiento a activar con carcter urgente los mecanismos legales y de participacin ciudadana necesarios para asegurar de forma rotunda que no se podr forzar a nadie en nuestro pas a ser vacunado en contra de su voluntad, y que los que decidan libremente vacunarse no sern privados del derecho a exigir responsabilidades ni del derecho a ser compensados econmicamente (ellos o sus familiares) en caso que la vacuna les cause una enfermedad grave o la muerte.

Teresa Forcades i Vila, mdica, doctora en salud pblica

 www.catalunyareligio.cat



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter