Portada :: Europa :: De la Constitucin Europea al Tratado de Lisboa...
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-10-2009

Referndum sobre el Tratado de Lisboa
Los irlandeses deciden el futuro de la UE con la crisis econmica en mente

Soledad Galiana
Gara

Si con la votacin sobre el Tratado de Lisboa Irlanda decide el futuro de la Unin Europea, no lo hace desde la visin europesta sino desde la oscuridad de la crisis econmica interna. Los votantes irlandeses acudieron a las urnas en este segundo referndum con ms resignacin que emocin, en un da en el que hasta los medios lo relegaban en sus titulares. La votacin se espera tan ajustada e impredecible que nadie se atreve a especular con el posible resultado.


Alrededor de tres millones de votantes irlandeses protagonizaron ayer la segunda votacin del referndum sobre el Tratado de Lisboa un ao despus de que mostraran su rechazo a este documento. Los colegios electorales permanecieron abiertos desde las 7.00 hasta las 22.00, aunque el resultado oficial de la votacin no se espera hasta el medioda de hoy, ya que el recuento manual de votos no se inicia hasta las nueve de la maana de hoy.

As las cosas, muchas de las claves de hace un ao se repiten: protagonistas, argumentos, texto... Incluso parece que los ndices de participacin sern similares. Pero lo que verdaderamente se echa en falta en este segundo referndum es la pasin, inters y debate que se vivi en el primero. Los votantes estn aburridos ya de la repeticin de argumentos, de las dificultades econmicas, de las huelgas y protestas en todos los sectores -en los dos ltimos das les ha tocado el turno a los taxistas, que han mantenido bloqueado el centro de Dubln durante ms de 35 horas- y de de los escndalos de corrupcin que copan los principales titulares, relegando la consulta a un tercer o cuarto lugar.

Por supuesto, los lderes polticos acudieron a las urnas. La primera en hacerlo fue la presidenta irlandesa, Mary McAleese, en un colegio electoral situado cerca de su residencia oficial. El primer ministro, Brian Cowen, vot en compaa de su esposa en el condado de Offaly, de donde es originario, mientras que el lder de Fine Gael, el principal partido en la oposicin, Enda Kenny, hizo lo propio en Castlebar, en el condado de Mayo. El lder laborista vot en Shankill, en el sur de Dubln.

Los presidentes de las mesas electorales coincidieron al admitir que a los votantes les estaba costando llegar a las urnas. Incluso el tiempo pareca haberse aliado contra el referndum, ya que la lluvia hizo su aparicin tras unas semanas de tiempo soleado. Como ancdota, muchos votantes tiraron a la basura su tarjeta electoral creyendo que era propaganda, ya que se haba integrado en un folleto explicativo sobre el Tratado de Lisboa. Al final, pudieron ejercer su derecho al voto presentando su identificacin.

Al cierre de la edicin, los ndices de participacin en la capital irlandesa, Dubln, y en la segunda ciudad de la Repblica, Cork, eran mayores que en la anterior jornada electoral, mientras que en el resto del estado los votantes se lo tomaron con calma, con los colegios electorales de Kildare, Meath, Louth y Wicklow a la espera de un mayor nmero de votantes a partir de las siete de la tarde, cuando los residentes vuelven de sus puestos de trabajo en la capital u otras zonas urbanas, tal y como ocurri en Galway. En el sur del Estado, los colegios electorales informaron que alrededor de un 30% haba votado para las seis de la tarde. Los medios de comunicacin y analistas polticos auguraban una participacin similar a la del primer referndum, de ms de un 53%.

http://www.gara.net/paperezkoa/20091003/159737/es/Los-irlandeses-deciden-futuro-UE-crisis-economica-mente



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter